¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

[LISTA] Autómata

Año 2045.

Para los que no me conocen, soy Soledad Fariñas y tengo veinte años. Aunque soy de Madrid, he vivido media vida en Manaos, la capital de la Federación Amazónica, una ciudad que no tiene nada que envidiar a las grandes urbes del planeta. Es que acá hay de todo: ¿Rascacielos altos? Los hay por centenares. ¿Grandes vistas? Les recomiendo pasar por el puente sobre el río Negro, ¡que tiene una vista alucinante! Y claro, ver la ciudad de noche, es un espectáculo de luces que no verán en ninguna otra parte ¿Sitios de esparcimiento? Tenemos museos, estadios de fútbol, discotecas…No por nada esta ciudad la llaman la París de los trópicos.

Mirad que me he emocionado… En fin, al grano: Yo era lo que en tiempos pasados llamaban una «nini», o sea, una tía que ni estudiaba ni trabajaba, así que pasaba mis días de juerga con mis amigos, eso sí, nada de andar con tíos pringados porque eso ni de coña; me liaba con chicos de todos los tamaños, edades y colores; nunca me perdía una fiesta de fin de semana; y claro está, he viajado a los sitios más exclusivos que el dinero puede comprar. Es que cuando tus papás están forrados en pasta hasta para regalar, te complacen todos los caprichos y eso molaba bastante.

Ahora bien, mis padres, más madrileños que el Entierro de la Sardina, son muy amigos de Natalia Figuereido, la presidenta de la Federación Amazónica, de quién han recibido miles de contratos para el fortalecimiento de las fuerzas armadas del país, específicamente, la producción masiva de unidades cibernéticas. De hecho, fue gracias a estas unidades que el país logró vencer al Brasil y sostener su independencia. Por eso, mis padres son héroes nacionales en la federación y yo tengo pasaporte, tanto amazónico como español.

Ahora bien ¿por qué os narro en tiempo pasado? y ¿por qué les estoy contando todo esto? Quédense y verán.

Resulta que mis padres presentaron ante la presidenta un plan para crear asesinos cibernéticos, con implantes ocultos y programados para cumplir su función, igual que una máquina. No hay que ser adivino para darse cuenta cual fue la respuesta de Figuereido. Solo había un problema:

¿Quién sería el conejillo de indias?

______________________________________

Al día siguiente de esa reunión, como todos los viernes en la tarde, el chofer de mi coche me recogió en casa de una amiga para llevarme a casa, cambiarme, cenar y salir de farra hasta el amanecer.

Sin embargo, noté que él no me estaba llevando hasta mi casa.

Mi mamá siempre me dijo que «una dama no lanza improperios a la gente». ¡Pero es que este puto gilipollas de los mil cojones se estaba haciendo el listillo conmigo! Así que le lancé las palabras más vulgares que el humilde vocabulario de una tía de mundo conoce.

Pero el tío solo sonrío, mientras aislaba la parte trasera del coche. Yo estaba nerviosa. Traté de salir de ahí, pero las puertas estaban cerradas. Cuando ese gas empezó a salir por debajo del asiento, yo traté de abrir la puerta con las piernas, pero empecé a sentir tanto sueño…que me quedé dormida.

______________________________________

Ahora bien, de vuelta al presente, si hasta este punto no habéis pillado qué me ha pasado, es que sois más tontos que un terraplanista antivacuna. Pero, como soy muy maja, les diré que me han secuestrado.

Sin saber cuánto tiempo he estado dormida, me despierto…en medio de la oscuridad total. ¡Es que no veo nada de nada!

Pero, si puedo sentir que estoy de pie y semidesnuda. No siento grilletes ni cadenas, pero estoy inmóvil. Aun puedo mover mis ojos y boca, pero no importa cuánto lo intente, ni siquiera puedo mover mis dedos. Empiezo a sentirme desesperada, pero no les daré el gusto de verme sufrir.

No todavía.

Pienso en mis padres, cuando me insistían hasta el cansancio que usara mi tiempo para algo productivo, ya sea que estudiara, trabajara, me dedicara a ser artista, o incluso, si solo hubiese gastado mi tiempo en algo que ayudara a la sociedad y a mí misma a crecer…

O quizás estoy pensando demasiado.

Sin previo aviso, algo, muy largo, como una especie de jeringa, ha perforado de golpe mi columna vertebral. Pero, por extraño que parezca, no siento dolor alguno, ni siquiera cuando puedo sentir esa cosa rechinando entre mis vértebras. Pero, si percibo un molesto hormigueo, que se va extendiendo rápidamente y sin control desde mi columna hacia todo mi sistema nervioso, mis músculos e incluso mis huesos.

Sé que es inútil pedir ayuda, pero… ¡no puedo resistirlo! ¡Que alguien pare esta locura! ¡Haré lo que sea, pero por favor, que alguien me saque de aquí!

De a poco voy sintiendo que el hormigueo va cediendo. Pero no es para nada un consuelo, ya que lentamente, me voy sintiendo…diferente.

Para explicarlo en detalle, sigo siendo yo, pero mi cuerpo está perdiendo sensibilidad. Mi cuerpo se siente frio como el metal. Siento que mis órganos comienzan a funcionar distinto, e incluso como mi piel está transformándose en algo que no logro explicar.

O tal vez si…


Comentarios

  • ¿Con que así se siente como eres transformada en una máquina?

    ¡Me estoy transformando en una máquina! ¡Es aterrador!, pero ¡aun sigo siendo yo! Supongo que, si consigo recordar que soy Soledad Fariñas, me mantendré cuerda.

    El hormigueo finalmente llega hasta mi cabeza y repentinamente, soy atacada por una espantosa migraña que hace que empiece a llorar del dolor. Quiero agarrarme la cabeza y tratar de aliviar la tortura, pero estoy completamente inmóvil.

    ¡AAAGGHH! ¡Me cago en Dios! ¡¿Por qué tengo que pasar por esto?!

    Siento como una idea, más poderosa que el instinto de supervivencia, se abre paso por mi mente, obligándome a abandonar todo lo que soy y aceptar la realidad: ahora soy solo una autómata, una máquina de guerra que solo existe para matar a los enemigos de mis amos…

    ¡Pero no quiero! ¡Quiero seguir siendo Soledad… A quién engaño. Quise ser fuerte y afrontar lo que viniera, ¡pero esto es demasiado! Quiero gritar, quiero que pare. ¡Solo quiero volver a casa y olvidarme de todo esto!

    Olvidarme de todo y de mí misma.

    ¡NO! ¡NO QUIERO OLVIDARME DE QUIÉN SOY!

    He desperdiciado mi vida. Yo podría servir a un propósito más gran…

    ¡MENTIRA!

    Un propósito más grande: salvar a la patria.

    ¡QUE SE JODAN!

    No. Yo he estado pasándolo de lo lindo, mientras mi país es amenazado. He sido una cría irresponsable que malgastó su tiempo en trivialidades. Ha llegado el momento de contribuir a mi deber como ciudadana de la Federación Amazónica.

    ¡A TOMAR POR C…

    Debo aceptarlo.

    ¡NO QUIERO!

    Si debo. Debo olvidar mi identidad y contribuir a la supervivencia de mi patria. Debo aplastar, matar y destruir a todos los enemigos de la federación.

    ¡No, por favor!

    Ya no tiene caso pelear. La transformación es…inevitable.

    ¿Qué debo hacer?

    Soledad Fariñas es una identidad que ha caducado. Debe ser eliminada.

    ¿Es necesario?

    Ya no soy humana. Soy una autómata. Las máquinas no tienen nombres. Solo existo como una pieza más del sistema…

    ¿Por qué?

    Porque mi propósito es servir a nuestros líderes, aquellos que salvaguardan la supervivencia de la humanidad…

    Porque es la hora de que cumpla con la función para la cual he sido creada: obedecer.

    ______________________________________

    El tiempo que pasé dentro del portal es irrelevante. Al salir, se me asignó la misión de asesinar a Diego Zavoli, un traficante de información argentino que había robado información confidencial.

    Lo encontré, tras buscarlo por todo el mundo durante semanas, en un apartamento en Barcelona, España. Era media noche y estaba dormido, así que fue fácil golpearlo hasta desfigurar su rostro. Entonces salí del apartamento, encontré una vara metálica y fui a una plaza cercana a clavarlo. Él suplicó muchas veces por su vida, pero la orden era hacerlo sufrir antes de matarlo.

    Y así hice.

    Luego de ejecutar mi misión, me comuniqué con mi superior en Manaos para avisar que había cumplido la misión. Me felicitó por mi labor, acción que considero irrelevante, así que pedí nuevas instrucciones, las cuales me comunicó al instante:

    «Quédate en Barcelona, que Alejandra Anaya y Zora Melkonian llegarán allá en cualquier momento. Localízalas y asesínalas. Haz lo que tenga que hacerse, hija mía».


  • cehicehi Miguel de Cervantes s.XVII


    Podría decirse que la "niña de papá" Soledad Fariñas era una joya. Esta historia es ficción, pero puede darse, de hecho se da en la vida real, si no con la misma temática, similar o parecida, lógicamente cambiado lugares, personajes y otros datos. 

    "El ocio viaja lento, para todos los vicios lo alcancen".

    Me ha gustado casi todo el texto, menos eso de torturas y muerte. El vocabulario es a veces expeditivo, sin escrúpulos.

    ¡Bien por tu mente, currambero Gary! Eres un tipo ingenioso, hasta el punto de que puedo calificar tu escrito de singular.

    He usado ese gentilicio en lugar de barranquillero, porque viene a propósito con que te "curras" lo que escribes  :)

    Nos seguimos viendo


  • cehicehi Miguel de Cervantes s.XVII



    "El ocio viaja lento, para QUE todos los vicios lo alcancen".

  • cehicehi Miguel de Cervantes s.XVII
    cehi dijo:



    "El ocio viaja lento, para QUE todos los vicios lo alcancen".


    Es mejor así...

    El ocio camina lento, intencionadamente, para que todos los vicios lo alcancen


  • Muy buen texto. Muy bien escrito y en general has conseguido plasmar correctamente el español coloquial de España, lo que tiene mérito siendo de Colombia.

    Es aterrador cuando finalmente Soledad pierde su voluntad. Si es lo qué querías, lo has conseguido (también resulta sorprendente que sea cosa de sus padres, pero lo más terrorífico es el diálogo interno que tiene hasta que pierde su personalidad). El hecho de que cuente cómo era ella antes de ser una androide, y ver que era una joven con una personalidad típica, a la que han convertido en máquina, aún enfatiza más lo aterrador (si cabe, que la idea de destruir una voluntad humana es muy siniestro)

    Por lo que recuerdo es el primer capítulo en primera persona. Es extraño, ya que las protagonistas parecen ser Zora y Alexandra, y su historia la cuentas en 3ª persona, pero la de Soledad en 1ª, pese a que es un personaje secundario.

    La redacción, gramática y ortografía impecables salvo el “sonrío” cuando toca “sonrió”.
  • editado junio 2020
    @cehi
    Hombre Antonio, ¡muchas gracias! Me alegra un montón que te haya gustado. Es verdad, Soledad era una joyita a más no poder, pero siempre impacta el cambio tan brutal que tuvo. Pero esa era la idea. En la Federación Amazónica no se van de juegos.

    @Iramesoj
    ¡Igualmente! ¡gracias por tu opinión! La razón por la cual este capítulo está en primera persona es para mostrar el contraste entre las protagonistas y Soledad: mientras Alejandra y Zora, sabiendo lo complicado de su objetivo, van tras el sin que nadie se los diga; Soledad ha sido forzada a hacer algo que nunca haría. Y de paso, sirve para dejar claro que la Federación Amazónica no se va por las ramas. Y con respecto a ese pequeño fallo gramatical, la verdad es que es una manía que tengo al escribir esa palabra y tengo siempre que revisar para darme cuenta que no se me haya pasado; y esta vez, se me pasó  :|

    A ambos, de nuevo lo escribo ¡muchas gracias por sus opiniones! Lo valoro un montón.
  • editado junio 2020
    Bueno, soy nuevo en esto. Sin embargo, como ya dije en un comentario por ahí continuando esta historia: no soy muy fan de los generos estilo "cyberpunk" futuristas, pero este me ha enganchado bastante. Esa constante lucha de la protagonista por conservar su humanidad entre medio de la tecnología que la invade, me hace pensar en mi mismo, y en cada uno de los seres humanos de este planeta. Muchos de nosotros luchamos a diario con un monstruo interno, y no pude evitar sentirme muy identificado (metafóricamente hablando)

    Buen texto! (No sé como ubicar el siguiente para continuar con la trama ni para publicar yo, pero supongo que el último hilo en [LISTA], si es Iramesoj, luego tengo que publicar yo. Era así, verdad? Nunca participé en cosas como esta, pido disculpas por mi novatada.

    EDIT: veo que Iramesoj publicó su capítulo antes que este hilo. He llegado tarde? supongo que si entendí bien, debo esperar a que la ronda se complete y cuando sea mi turno, publicar doble. No?
  • editado junio 2020
    Oh, es genial que dicho texto te haya tocado de esa forma, Sebastian. Gracias por tu opinión.

    Ya que estás interesado por leer más, aquí te paso los capítulos anteriores:

    Capítulo 1: El precio de la libertad https://www.forodeliteratura.com/f/discussion/36619/el-precio-de-la-libertad (este, creo que ya lo leíste)

    Capítulo 2: Rebeldía https://www.forodeliteratura.com/f/discussion/36687/lista-rebeldia

    Capítulo 3: Vínculos https://www.forodeliteratura.com/f/discussion/36746/lista-vinculos

    Capítulo 4: Encrucijada https://www.forodeliteratura.com/f/discussion/36818/lista-encrucijada/p1?new=1

  • Hola Gary. Reconozco que al principio se me atragantan a un poco tu estilo algo brusco. Pero pensándolo detenidamente he llegado a la conclusión que esa es tu voz narrativa. No solo se trata de que los personajes se diferencien por su aspecto físico, sino también por su forma de expresarse que ayuda mucho a crear un personaje distinto e interesante. Cosa que has logrado a la perfección.

    La parte en qué es transformada en un cyborg y su lucha interna por detener el proceso me ha parecido simplemente brillante. Tras ese momento la personalidad "sin personalidad" está bien plasmada así como el asesinato frio y efectivo.

    Todo muy bien escrito y transmitiendo bien las escenas. No tengo ningún pero. Muy bueno en general. 
  • @Sinuhe

    Jejeje, bueno, es verdad. A veces mi forma de escribir es...fuerte, pero eso hace parte del estilo que he ido manejando. Te cuento una confidencia: es la primera vez, en toda mi vida, que escribo un cuento en primera persona. Tenía algo de miedo de que me saliera bien, pero felizmente, ha gustado. Gracias por tus opiniones. 
  • Muy buen texto, enhorabuena.
  • editado 4 de febrero
    Como ya te respondí a tu comentario sobre mi relato "Regresó con la lluvia", aquí te doy mi opinión sobre tu "Autómata". Primero, he de avisarte que soy de esa clase de gente que, por lo general, no le gustan las historias narradas en primera persona. No sé de donde me ha salido el prejuicio, pero lo tengo. Ojo, sí que he escrito alguna que otra, pero no abundo en el estilo. Dicho esto, voy al grano.

    Lo siento, pero no me ha gustado tu historia. Supongo que, en parte, es por lo que he indicado antes, pero creo que también es por el estilo desenfadado que has elegido para contarlo: simplemente no me ha convencido, no me ha hecho creer en el relato. 

    El texto me ha parecido correctamente escrito desde un punto de vista técnico, es decir sin faltas y cosas así. Sin embargo, por el lado narrativo le he encontrado fallos graves. Te detallaré los cuatro que creo son más destacables:
    • Narrador inverosímil: quien narra la historia es la propia Soledad, y lo hace en pasado (como ella misma indica). Pero eso sería imposible que lo hiciera tras pasar por el procedimiento "robotizador", y mucho menos en esa forma de narrar tan desenfadada y frívola. No hay nada en el texto que indique que pudiera resistir de forma alguna la conversión, o que retuviera algo de su anterior personalidad. Si, por otra parte, Soledad está contando esta historia mucho tiempo después y tras haber superado de algún modo la conversión, desde luego no contaría la historia de una forma tan ligera. Se debieran notar las cicatrices emocionales en el texto, y habría poco de la frivolidad de la personalidad original: Soledad tiene que haber cambiado y mucho, no sólo por el proceso, sino por todo lo que ha rodeado al hecho. ¡Es que sus propios padres la han convertido en una máquina de matar!
    • La transformación como castigo: me resulta muy poco creíble que una familia de élite recurra a algo tan drástico simplemente para castigar el carácter de una hija díscola. Les hubiese resultado mucho más práctico y rentable mandarla a trabajar una larga temporada en ONGs, haciéndola viajar en turista y forzándola a sobrevivir y a hacerse valer. Además, la transformación es como una muerte en vida, y si resulta que es la única hija de la familia... No sería una decisión inteligente cargarte a tu única heredera. Y otra cosa a tener en cuenta es que, aunque los hijos de ricos parezcan todos cortados por el mismo patrón derrochador y fiestero, realmente muchos están muy bien formados y tienen redes sociales de muy alto valor que establecen, precisamente, por rondar entornos de clase alta, lo cual puede incluir fiestas y similares. Y ahí es donde se forjan las élites del futuro.
    • La terminator fatale: el auténtico valor de una persona aumentada (por nanotecnología, si lo he supuesto bien en tu relato) no es poder matar simple y llanamente. De hecho, eso es lo menos interesante. Alguien como Soledad, con acceso a gente de la clase alta por sus contactos familiares y sociales, sería una agente infiltrada excelente. La información otorga mucho poder, y conseguirla es algo costoso que puede explicar la necesidad de tener a personas modificadas como Soledad. Para matar a cualquier informante, puedes subcontratar a través de terceras y cuartas personas a cualquier sicario con un mínimo de reputación, al que pagas con criptomonedas o cualquier otra forma indirecta y no tienes que arriesgar a tus agentes más valiosos. Eso o usar directamente drones, como ya se está haciendo actualmente. Esto es especialmente importante en países más avanzados, donde la policía tiene más recursos y mejores técnicas para resolver crímenes. Ah, y desde luego no es nada práctico que tus agentes se comporten de forma robótica: quieres que sean humanos, que pasen desapercibidos, que no se les note rasgo alguno de lo que realmente son.
    • El procedimiento de transformación: desde el momento en que Soledad cae inconsciente, ella no se hubiera enterado de nada en absoluto. Para hacer las modificaciones que necesitan aplicar a su cerebro, seguro que la hubiesen dejado completamente sedada para reducir su actividad cerebral al mínimo imprescindible y evitar errores en el procedimiento. No habría vocecilla contra la que ella pudiera resistirse, aunque entiendo que quisiste así simbolizar la resistencia del espíritu humano frente a la transformación. Lo siento, pero no sería así en absoluto. El cerebro no tiene forma de defenderse frente a una tecnología específicamente diseñada para modificarlo, ¡es que ni siente dolor cuando lo pinchan o lo cortan! En resumen, el procedimiento para ella sería como dormir sin soñar o, como mucho, teniendo quizá algunos "destellos" abstractos y sin sentido. Y luego, por supuesto, quedaría todo el proceso de rehabilitación y adaptación a los cambios cerebrales, principalmente para que el cuerpo y el cerebro volvieran a estar en sintonía.
    Ahí lo dejo, creo que ha quedado clara mi postura. Ten presente que mi opinión se basa exclusivamente en lo que hay en este relato, no he leído nada de lo que has ido publicando posteriormente relacionado con este texto.

    Por cierto, una última nota curiosa. ¿Sabías que existe una película de ciencia ficción llamada Autómata protagonizada por Antonio Banderas? No es una maravilla, pero se deja ver.
  • editado 4 de febrero
    @Eduardo_Letavia, toda opinión es válida, por cuanto las criticas nos ayudan a mejorar. Por otro lado, me veo en la obligación de aclarar tus observaciones.

    Narrador inverosímil: Si te das cuenta, ya cuando dice "Ahora bien, de vuelta al presente" el tiempo de la narrativa, ha cambiado, ya que a partir de ese punto, Soledad está narrando en tiempo presente. En cuanto a las secuelas, no necesariamente tiene que ser así. En este relato no he tenido tiempo de explicarlo, pero conforme esta historia va avanzando, se verán los cambios que ella tuvo, de ser una chica frívola, a una máquina de matar sin emociones.

    Te haré una pequeña revelación sin animo de spoilers: Soledad conoce a uno de los personajes principales de esta historia, quien la conoce muy bien.

    La transformación como castigo: Su padre no la transformó solamente porque era una chica que se la pasaba de juerga a cada rato; Soledad fue culpable de otras cosas más, es solo que, como mencioné antes, no quise mencionarlo todo de una vez. De hecho, más adelante, explico de manera implícita, la verdadera razón por la cual fue elegida como el conejillo de indias de su padre. 

    La terminator fatale: Parte del factor terrorífico de la Soledad Fariñas autómata, es que parece y puede actuar como una persona normal cuando la situación lo requiere. Si te pasas por uno de los capítulos (creo que es "Barcelona II") verás de lo que estoy escribiendo. Ella no perdió esas cualidades; solo las usa cuando las necesita.

    El procedimiento de transformación: Para serte honesto, sabemos más de la superficie de la Luna que de nuestro propio cerebro, ya que realmente no tenemos una idea 100% clara de como funciona. Dicho esto, la transformación está hecha de tal forma para efectos del drama y, hasta donde tengo entendido, no sabemos realmente como reaccionaría, aunque ciertamente, escribí el procedimiento de tal forma que las nanomáquinas se asemjejasen a un virus que va devorando cada parte de la humanidad de Soledad, hasta finalmente, convertirla en algo totalmente distinto, esto es, matar a la Soledad humana, para convertirla en la autómata.

    ¿Conoces algún trabajo donde se explique este tipo de procedimiento? Reconozco que no conozco ninguno y lo descrito aquí, lo imaginé por completo.

    Y sí, conozco esa película. La protagoniza Antonio Banderas y muestra como las máquinas van ganando consciencia de sí mismas, y los humanos van creyendo que se trata de desperfectos. El concepto en sí es muy interesante.

    PS: Este es de hecho, el primer relato que escribo en primera persona. La mayoría de las personas que lo leyeron les gustó, pero bueno, entre gustos no hay disgustos :)

    Espero haber respondido tus dudas. Muchas gracias por opinar.
  • texastexas Garcilaso de la Vega XVI
    Yo he leído un poco, lo confieso. Sólo diré que "el entierro de la sardina" es algo español, de todo el país, no sólo madrileño. Puedes decir, por ejemplo, "más madrileños que un chotis", que es una música de Madrid.
  • texas dijo:
    Yo he leído un poco, lo confieso. Sólo diré que "el entierro de la sardina" es algo español, de todo el país, no sólo madrileño. Puedes decir, por ejemplo, "más madrileños que un chotis", que es una música de Madrid.
    Vaya, yo tenía entendido que eso solo lo hacían en Madrid. Gracias por la aclaración, Isabel.
  • editado 4 de febrero
    La principal defensa que esgrimes respecto a mis puntualizaciones (que no eran dudas, ojo) es que me lea otras cosas supuestamente relacionadas. Mira no, un relato corto debe ser autoconclusivo y autocontenido, no dejar sus arcos argumentales dependiendo de otros arcos argumentales contados en otra parte. ¿Puede formar parte de un universo compartido y tener elementos extraidos de ahí? Por supuesto, pero la historia en sí debe entenderse dentro del contexto del propio relato. Y con lo que hay en el texto es con lo el lector tiene que hacerse a la idea de lo que el escritor quería contar.

    Respecto al giro que haces "de vuelta al presente" en la narración, admito que me había olvidado esa parte. Sin embargo, me da más que pensar aún. Dado que es Soledad la que está contando lo que a ella le está pasando, hace raro su punto de vista como narradora. ¿A quién le está contando la historia? ¿No debiera mostrar miedo y angustia desde el principio de la narración? Y el final del relato lo hace aún más extraño, ¿pues qué necesidad tiene una máquina de matar de seguir narrando esta historia si no ha recibido ninguna orden para hacerlo? Es decir, no tienes bien definida la voz de la narradora y no traduces su estado emocional correctamente al texto.

    Sobre investigación neurológica te puedo decir que se lleva años investigando como manipular la memoria del cerebro. Por supuesto, la experimentación es, en general, en animales de laboratorio como ratones o insectos. Y creo recordar que se logró alterar la memoria reciente (un cambio minúsculo, pero significativo) a una persona sólo mediante estímulos electromagnéticos dirigidos. Aparte, está la investigación para conseguir leer la mente de forma no intrusiva (sin implantes quirúrgicos en la cabeza, como podría ser el neuralink de Elon Musk), algo que permitiría escribir con la mente en vez de usar teclado, jugar a videojuegos sin usar mando, o manejar cualquier dispositivo como un robot o un dron. Y dada la posibilidad cada vez más real de que se pueda leer la mente incluso a distancia, ya hay incluso gente que se está moviendo para que se proteja la privacidad de la mente humana, vistos los progresos que se están dando en tecnología neurológica. 
  • @Eduardo_Letavia

    Ahí está el asunto. Esto no es un relato corto; es un capítulo de una historia más grande. Lamento no haberlo dejado claro en un principio.

    Con respecto a si debe mostrar miedo o no, date cuenta de que ella intenta no mostrar miedo, pero conforme la historia pasa, se va quebrando hasta que finalmente, la carga emocional es demasiado fuerte y ya no puede mas. Se desespera, pide ayuda, pero nadie responde.

    La parte final quise dejarla para dar a entender a todos los lectores que la persona que estaba narrando esa historia, ha cambiado, ya no es la misma que empieza a narrar. La Soledad Fariñas risueña y frívola del principio del relato, ha sido reemplazada por una máquina sin emociones. Tiene que entenderse que es como si estuviese hablando para sí misma. Si no es correcto hacerlo de esa manera, ¿tienes alguna sugerencia?
  • editado 5 de febrero
    Te copio debajo lo que me escribiste en uno de tus comentarios en el hilo del relato que me comentaste:

    Me hizo recordar un relato que yo compartí para esta lista (su nombre es "Autómata" y si pinchas en mi perfil, lo encontrarás). 

    Como ves, me indicaste específicamente que era un relato. Tampoco indicas en el título de este hilo que sea un prólogo o un capítulo de una historia más larga, cosa que sí has hecho con otros capitulos, ¿verdad?

    Sobre su evolución emocional, una chica que nunca ha estado expuesta a una situación tan tensa no creo que tenga en la cabeza ganas de repasar su vida con el desparpajo que muestra en la primera parte del texto. Fíjate en cómo empieza:
    Para los que no me conocen, soy Soledad Fariñas y tengo veinte años.
    ¿A quién se refiere con ese los? ¿Acaso está escribiendo tranquilamente en un blog? Obviamente no, y lo que es peor, ella vuelve a la consciencia justo cuando la van a operar, así que, ¿cuándo ha tenido tiempo para ponerse a rememorar todo lo que ha contado antes? Como ves, te cargas la inmersión en la historia porque, simplemente, no tiene sentido tal y como la estás contando, tanto situacional como emocionalmente.

    Más que decirte lo "correcto", sólo te puedo indicar cómo lo haría yo, aproximadamente. Suponiendo que quieres mantener la primera persona, eso ya me delimita quién cuenta la historia, que es Soledad. Si quiero que ella cuente la historia, hay que tener claro en qué situación se encuentra:
    • ¿Antes de su transformación? Esto implicaría que, entre que la raptan y la operan, está un tiempo encerrada en algún sitio. Si te interesa esta opción, tendrás que tener claro que ella, en ese momento, no tendrá ni idea de lo que la van a hacer ni quien es el responsable. Emocionalmente la chica estaría extremadamente asustada y con un bloqueo mental importante. No la creo capaz de rememorar con tanta claridad y desparpajo su vida hasta ese punto. Otra cosa sería que la hicieras especular de forma fragmentada, investigando en su propia memoria y atando cabos hasta que la operan. Eso sí, la transformación sería el punto de cambio en la narración. Tras la transformación tendrías que cambiar el narrador a uno en tercera persona, ya que Soledad ha perdido su voz, no puede narrar (o pensar) su historia si no se lo ordena alguien.
    • ¿Tiempo después de su vida como terminator? Es la que creo tiene más sentido. Ya es más mayor, más madura, y logró liberar su mente. No obstante, tendrá importantes cicatrices emocionales por sanar que debieran sentirse en su relato. Además, ya habrá podido atar cabos y saber las razones de por qué acabo convertida en ciberasesina. Con esta ruta narrativa, podrías montar un buen prólogo para el resto de historias asociadas a esta.
    Con lo anterior determinado, creo que ya podrías tener claro el tono emocional apropiado para el relato. Acertar con el tono ayuda a crear anticipación en el lector, que ya puede intuir así el misterio, el terror, o el "aroma" que quieras que desprenda el relato. Y desde aquí, ya sólo te queda escribir el texto de forma que encaje con todos los parámetros que te hayas establecido antes.

    Espero que todas estas consideraciones te ayuden, aunque ten en cuenta que sólo soy otro escritor amateur y no me las quiero dar de entendido, aunque sí que tengo algunas ideas más o menos claras sobre cómo escribir ficción.
  • @Eduardo_Letavia

    Esa es una manía que tengo, de no aclarar apropiadamente que yo escribo capítulos de una historia, no relatos sueltos. Una manía que se me tiene que quitar.

    Con respecto a todo lo demás, recuerda que es la primera vez que escribo en primera persona y ciertamente, son observaciones que voy a tener muy en cuenta, ya que esta historia ( su nombre es "El Precio de la Libertad", y su hilo está en mi perfil), tengo ganas de hacer algo con ella, pero necesito saber qué está bien y qué está mal. Escribo desde hace poco y siempre ando aprendiendo cosas nuevas. ¿Qué sería de nosotros si nos negáramos a aprender algo nuevo? ¡Nos estancaríamos y nunca podríamos progresar!

    Gracias por tomarte tu tiempo en leer esto. De verdad lo agradezco.

    Por cierto, ¿tú participas en otro foro?
  • Por cierto, ¿tú participas en otro foro?
    Sí, estoy activo en el foro de MythicScribes. Aparte, tengo cuenta en otros pero no hago nada en ellos ahora mismo.
     
  • Realmente no me esperaba leer algo en primera persona dentro de tu novela, Gary. Comencé el texto un poco confundido, intentando descubrir que conexión había con tu anterior entrega, hasta que entendí como era la cuestión. Debo decir que me ha encantado. 
    La forma que está presentado me ha parecido la más acertada que podrías encontrar: hablar brevemente sobre el pasado de Soledad para que la podamos conocer, luego, mostrar su transformación y, finalmente, darnos a entender en lo que se ha convertido. 
    La descripción del proceso de transformación ha sido muy bueno, al igual que esa lucha interna que sucede entra la conciencia de Soledad y la "conciencia" de la robot.

    No he encontrado fallos prácticamente, solo unos pocos "peros".

    "Pero, si puedo sentir que estoy de pie y semidesnuda."

    Esta frase la encuentro un poco extraña. Tal vez, quedaría mejor algo como "Aunque puedo sentir que estoy de pie y semidesnuda" o "Solo siento que estoy de pie y semidesnuda". 

    "Aun puedo mover mis ojos y boca, pero no importa cuánto lo intente, ni siquiera puedo mover mis dedos."

    No entorpece para nada la lectura, pero te lo remarco en caso de que quieras evitar repetir el verbo.

    "Sé que es inútil pedir ayuda, pero… ¡no puedo resistirlo! ¡Que alguien pare esta locura! ¡Haré lo que sea, pero por favor, que alguien me saque de aquí!"

    Por lo que logro entender, esa parte que señalé en negrita es algo que ella está enunciando en voz alta. Debería estar separado del resto de la oración, que forma parte de sus pensamientos, así se diferencia entre lo que está diciendo y lo que está pensando.

    "«Quédate en Barcelona, que Alejandra Anaya y Zora Melkonian llegarán allá en cualquier momento. Localízalas y asesínalas. Haz lo que tenga que hacerse, hija mía»"

    Me ha parecido la mejor forma para cerrar este capítulo. Logra unir ambas arcos y nos prepara para lo que, presumo, está por venir.

Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com