¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

(LISTA) Elementorum - Capítulo 2 (III) y Capítulo 3 (I)

Como ha pasado bastante tiempo de la última publicación de Elementorum, les dejo en enlace de la entrega anterior para el que desee refrescar la memoria: https://www.forodeliteratura.com/f/discussion/37207/lista-elementorum-capitulo-2-ii#latest

Me hubiese gustado tener una lista de personajes y armar un breve resumen de lo que ha sucedido hasta ahora para aquellas personas que no han leído desde el inicio, pero realmente no pude hacerlo.

Decidí recortar una parte del capítulo 3 (era solamente descripción de la ciudad) para que la escena de Demetrius no se viera interrumpida.

Bueno, a lo que vamos:

*******************************************************************************

Viktor dio media vuelta para retirarse, creando alrededor suyo una circunferencia con el movimiento de su túnica. Rick esperó a que él desapareciera. Luego, se quedó parado allí mismo durante unos minutos, con la mirada perdida en los granos de arena. El tiempo pareció detenerse por unos instantes. Por las venas ya no le corría sangre, sino hielo. Hielo frío y sólido. ¿Qué tendría su padrastro que hablar con él? Sin duda no podía ser nada bueno, casi nunca lo era. Pero, ¿qué había hecho esta vez? Últimamente se estaba portando correctamente, estaba cumpliendo con sus deberes y no le había causado molestias a nadie.

Logró despejar su mente de todo interrogante y comenzó a encaminarse hacia el interior de la ciudad. Cruzó la costa arenosa y caminó sin cesar, hasta toparse con el majestuoso muro que marcaba los límites de Antrum. Era una pared descomunal, tan alta que parecía no tener fin. A lo largo de sus cientos de kilómetros de extensión se observaban, sobre su superficie irregular, incontables cantidades de dibujos y símbolos a un tiempo ya extinto, símbolos fabricados con Precium, aquel diamante de color esmeralda brillante, tan famoso y deseado por propios y ajenos.

Una vez que lo hubo atravesado, cruzó Antrum de punta a punta, caminando por la siempre transitada avenida de Viltarem, calle principal de la localidad. Entró apresuradamente al palacio principal, corrió a través del salón de los eventos, subió la primera escalera de mármol y entró en su habitación. Como lo había anticipado, Carl estaba allí. Se encontraba echado en el suelo, aparentemente dormido, tapado por una manta de cuadros tejida a mano. Rick se agachó para zamarrearlo y así poder despertarlo.

—Ey, aquí estoy, ya he llegado. ¿Todavía tienes ganas de jugar o quieres que te deje dormir?

El niño se limpió las lagañas con el puño, miró a su hermano y los ojos se le iluminaron al instante.

—¡Por fin! ¡Cuánto has tardado! Mira, acá está el nuevo tablero que quería mostrarte, te va a encantar.

Tomó una caja con sus dos pequeñas manos y de allí sacó una gran tabla de madera, la cual procedió a extender en el suelo. El juego estaba compuesto por un tablero dividido en dos mitades iguales, a las cuales ellos llamaban «zonas de guerra». Cada zona le pertenecía a un jugador, quien debía defenderla de los ataques del contrincante. Además, cada uno contaba con una gran variedad de piezas, hechas en madera, que debían ser ubicadas en puntos estratégicos a lo largo del mapa. La pieza en forma de caballo representaba a la caballería, lo mismo sucedía con la infantería, con los arqueros y con el asedio. Una vez que se elegía el bando y se disponían los objetos, era cuando finalmente comenzaba la guerra.

Carl solía jugar con la facción de los héroes, representados en el juego por las piezas azules, mientras que Rick acostumbraba comandar el ejército de las bestias y criaturas, compuestos por las figuras pintadas de rojo. Ambos amaban este juego. Les gustaba imaginar que eran parte de una batalla real, lo cual le agregaba más emoción al asunto. Sin embargo, la parte favorita para ambos era cuando buscaban revivir algunas de las guerras más legendarias de la historia de Grecia. Enfrentamientos ocurridos hace cientos de años atrás, pertenecientes ya al imaginario popular de varias generaciones anteriores a ellos y que habían sido parte de sus infancias también. Hoy le tocaba el turno al conflicto bélico entre Troya y Grecia.

 Jugaron durante horas sin cesar. Las peleas fueron sanguinarias, los combates fabulosos, hasta que finalmente fue Carl quien resultó vencedor. El niño no escatimó en festejos. Corrió en círculos alrededor de su hermano, haciéndole muecas y gritándole «perdedor» en la cara. A Rick no le gustaba perder, aunque, al ver la alegría que tenía el pequeño, no pudo sentir más que felicidad. Le era imposible enojarse con aquella criatura, tan reservada y tosca con aquellos que no conocía, pero tan cariñosa y demostrativa con aquellos que realmente quería.

En una de las tantas vueltas que el niño dio alrededor del cuarto, el muchacho lo tomó de los pies y lo hizo caer al suelo. Aprovechó el momento para tirarse encima de él y llevar a cabo su venganza en forma de cosquillas. En medio de las risas y los empujones, Carl le recordó a Rick la apuesta que debía cumplir al haber resultado perdedor.

—Hoy tendrás que hacer todo lo que yo quiera, no lo olvides. Gané, así son las reglas, no quiero escuchar que pongas excusas.

—¿Sabes que? Ahora que lo dices, tengo algunas horas libres antes de que el sol comience a ocultarse. ¿Por qué no vamos a visitar el museo? Sé que me lo has pedido mucho últimamente y llevamos meses sin ir.

Al niño se le iluminó la cara de satisfacción. —¿¡Cómo has adivinado!? ¡Era exactamente lo que estaba pensando!

A lo que el muchacho contestó —Te conozco demasiado hermanito, demasiado.

Comentarios

  • editado 17 de abril
    Capítulo 3: Avenida Viltarem

    Salieron al aire libre y comenzaron a caminar por la avenida principal. Eran una calle ancha, repleta de espacios verdes y toldos de campaña. Allí era habitual que la actividad popular durante las horas vespertinas fuese abrumadora y, aquel día, no era la excepción.

    —¡Mira! ¡La gente está viendo el show de Demetrius! ¿Podemos ir a escucharlo, aunque sea un momento? Por favor, solo un instante.

    Rick suspiró profundamente, pero tuvo que rendirse ante aquel pedido.


    Fueron abriéndose paso entre la multitud y, luego de algunos empujones, codazos y malas miradas, lograron posicionarse cerca de la tarima.

    Demetrius era un muchacho medianamente joven, delgado hasta los huesos, a quien solían conocer como «el bufón del pueblo». Se había ganado ese apodo, en parte, por sus atuendos coloridos y estrafalarios, aunque principalmente por el hecho de que se ganaba la vida recitando poemas y canciones para su siempre numeroso público. Su voz era temblorosa, pero dulce y potente a la vez, lo que la convertía en una voz especial para aquel que la oía por primera vez. El hombrecillo, a punto de iniciar su espectáculo, se había parado sobre un pequeño banco de madera e invitaba a todos a que se acercaran a su estrado.

    —¡Sean bienvenidos, vecinos y vecinas! ¡Les agradezco, una vez más, por acompañarme en esta hermosa velada! —Hizo una reverencia exagerada, mientras el público reunido lo vitoreaba extasiado—. Hoy no será un día cualquiera. No señores, hoy es un día especial. Vengo a deleitarnos con una nueva canción, una canción dedicada al único y poderoso, a un ser tan omnipotente como omnipresente, una canción traída desde lo más profundo de mi alma, dedicada a, nada más ni nada menos, que al majestuoso Ghursuthur.
    El asombro generalizado del gentío se sintió de extremo a extremo.

    —¡Sí, han escuchado bien! —Continuó. —Habrá quienes lo llamen «el caído», otros «el señor de las tinieblas», yo prefiero llamarlo «el hacedor de desgracias». Y dice algo así.

    »En una guarida aguarda, paciente y taciturno

    preguntándose cuándo será su próximo turno.

    Unas puertas lo separan de su inevitable destino

    aunque los años y las épocas le han sido esquivos.

    Los fieles seguidores hacen ecos de la profecía sagrada

    enunciando el porvenir de las estrellas ensangrentadas.

    Su favorito aguarda entre noches y desiertos

    preparando un nuevo despertar para el señor de los muertos.

     
    En ese momento, el muchacho, haciendo gala de su puesta en escena, alzó las manos hacia el cielo y aumentó el volumen de su voz, transformando su tonada, antes melodiosa, en un aullido fuerte y desgarrador.

    »Los cuatro grandes lo conocen y en mismas proporciones le temen

    aguardan, se esconden, preocupados porque sus palacios quemen.

    Inevitable es su advenimiento entre cenizas y desgracias

    bajo sus pies yacerán humanos, animales y burocracias.

    Ni el muro más alto podrás esconder su temor

    ni los océanos enteros podrán absorber el dolor.

    Los traidores pagarán caro la traición

    mientras que el mundo se arrodillará en suma devoción.

     
    De repente, Demetrius bajo la cabeza bruscamente y clavó su mirada en Rick. Su rostro, antes alegre e inocente, pasó a configurar una composición atroz. Sus ojos, ahora enfurecidos, parecían supurar sangre e irradiar fuego. Las venas que le recorrían la sien estaban hinchadas como lombrices a punto de estallar. Su boca, ennegrecida como el carbón, escondía entre sus dientes podridos, una larga y filosa lengua de lagarto. Sin detenerse ni disminuir la intensidad del discurso, continuó.
     

    »Los adoradores de la noche seremos bendecidos

    con cabezas, cuerpos y huesos de los vencidos.

    Monstruosidades deformes de poder imbatible

    traerán a la tierra nuevos dolores indescriptibles.

    No habrá lugar para el refugio, ni espacio a la esperanza

    no quedará luz sin apagar, ni alma sin venganza.

    Un nuevo comienzo para los que su alma ofrecen

    porque el pasado, presente y futuro le pertenecen.


    Cuando hubo finalizado, todo volvió a la normalidad. El cantante volvió a parecerse a aquel muchacho flacucho e indefenso que ya conocían. Rick, sin darse cuenta, había estado apretujado la mano de Carl con demasiado vigor. Ante las quejas del niño, la soltó inmediatamente.
  • antonio chavezantonio chavez Miguel de Cervantes s.XVII


    "Las peripecias de Viktor", podría ser un título complementario de tu "Elementorum". Detallas y te explayas em matices extraordinariamente ornamentales que hacen que tu obra resulte, además de proporcionar conocimientos, atractiva, hasta el punto de enganchar al lector.

    He dicho ya varias veces en este foro que no soy adicto a relatos largos, pero, aparte de que las normas de la LISTA me exigen leerlos e interpretarlos, yo pongo de mi parte ese interés necesario que necesita todo libro o novela. 

    Vengo observando, en todo lo que escribes y no solo en tus relatos, sino también en los comentarios que haces en este foro, que estás perfeccionando grandemente la sintaxis en tus frases, así como la ortografía. Pienso que esto de la LISTA te está sirviendo de mucho en tu devenir como escritor.

    Para que todo no sean halagos...

    —Hoy tendrás que hacer todo lo que yo quiera, no lo olvides. Gané, así son las reglas, no quiero escuchar que pongas excusas.

    Lo veo mejor así...

    Es que ni siquiera quiero escuchar que pongas excusas.


    Me han gustado estas tres estrofas en pareados

    »En una guarida aguarda, paciente y taciturno
    preguntándose cuándo será su próximo turno.
    Unas puertas lo separan de su inevitable destino
    aunque los años y las épocas le han sido esquivos.
    Los fieles seguidores hacen ecos de la profecía sagrada
    enunciando el porvenir de las estrellas ensangrentadas.
    Su favorito aguarda entre noches y desiertos
    preparando un nuevo despertar para el señor de los muertos.

    »Los cuatro grandes lo conocen y en mismas proporciones le temen
    aguardan, se esconden, preocupados porque sus palacios quemen.
    Inevitable es su advenimiento entre cenizas y desgracias
    bajo sus pies yacerán humanos, animales y burocracias.
    Ni el muro más alto podrás esconder su temor
    ni los océanos enteros podrán absorber el dolor.
    Los traidores pagarán caro la traición
    mientras que el mundo se arrodillará en suma devoción.

    »Los adoradores de la noche seremos bendecidos
    con cabezas, cuerpos y huesos de los vencidos.
    Monstruosidades deformes de poder imbatible
    traerán a la tierra nuevos dolores indescriptibles.
    No habrá lugar para el refugio, ni espacio a la esperanza
    no quedará luz sin apagar, ni alma sin venganza.
    Un nuevo comienzo para los que su alma ofrecen
    porque el pasado, presente y futuro le pertenecen.



    Misión cumplida: un capítulo más, para avanzar; y un capítulo menos, para terminar.

    Felicitaciones

     :) 


  • editado 17 de abril
    Pues que te voy a decir yo a ti Kantos... me ha encantado y te voy a decir porqué:

    —Los diálogos me parecen perfectos, entrando a jugar en el momento oportuno para refrescar la lectura
    —La descripciones en su gran mayoría son buenas y ricas en metáforas
    —Los personajes sin conocerlos mucho pues me transmiten cosas y parecen estar vivos
    —Le has metido unos buenos versos qué a mi forma de ver me parecen correctos

    Y bueno podría decirte alguna errata tonta de letras ausentes o algún acento nimio, pero ni es necesario...

    Felicidades porque pinta para una buena novela, y me alegro de no haber encontrado nada malo para mencionar. 
  • cehi dijo:


    Vengo observando, en todo lo que escribes y no solo en tus relatos, sino también en los comentarios que haces en este foro, que estás perfeccionando grandemente la sintaxis en tus frases, así como la ortografía. Pienso que esto de la LISTA te está sirviendo de mucho en tu devenir como escritor.


    Sin ninguna duda, LA LISTA me ha ayudado muchisimo con esto. Yo mismo he notado como he ido progresando, aunque es cierto que aún me queda un largo camino por recorrer.

    Gracias Antonio por leerme y por tu comentario.

    Pues que te voy a decir yo a ti Kantos... me ha encantado y te voy a decir porqué:

    —Los diálogos me parecen perfectos, entrando a jugar en el momento oportuno para refrescar la lectura
    —La descripciones en su gran mayoría son buenas y ricas en metáforas
    —Los personajes sin conocerlos mucho pues me transmiten cosas y parecen estar vivos
    —Le has metido unos buenos versos qué a mi forma de ver me parecen correctos

    Y bueno podría decirte alguna errata tonta de letras ausentes o algún acento nimio, pero ni es necesario...

    Felicidades porque pinta para una buena novela, y me alegro de no haber encontrado nada malo para mencionar. 
    Gracias Ferreiro por tus halagos, me pone contento que te haya gustado de esa manera. No se si has leído las entregas anteriores, así que en caso de que estés interesado, te puedo brindar los enlaces por privado. No es obligación, por supuesto, solo como propuesta.

    Saludos.
  • Kantos dijo:
    cehi dijo:


    Vengo observando, en todo lo que escribes y no solo en tus relatos, sino también en los comentarios que haces en este foro, que estás perfeccionando grandemente la sintaxis en tus frases, así como la ortografía. Pienso que esto de la LISTA te está sirviendo de mucho en tu devenir como escritor.


    Sin ninguna duda, LA LISTA me ha ayudado muchisimo con esto. Yo mismo he notado como he ido progresando, aunque es cierto que aún me queda un largo camino por recorrer.

    Gracias Antonio por leerme y por tu comentario.

    Pues que te voy a decir yo a ti Kantos... me ha encantado y te voy a decir porqué:

    —Los diálogos me parecen perfectos, entrando a jugar en el momento oportuno para refrescar la lectura
    —La descripciones en su gran mayoría son buenas y ricas en metáforas
    —Los personajes sin conocerlos mucho pues me transmiten cosas y parecen estar vivos
    —Le has metido unos buenos versos qué a mi forma de ver me parecen correctos

    Y bueno podría decirte alguna errata tonta de letras ausentes o algún acento nimio, pero ni es necesario...

    Felicidades porque pinta para una buena novela, y me alegro de no haber encontrado nada malo para mencionar. 
    Gracias Ferreiro por tus halagos, me pone contento que te haya gustado de esa manera. No se si has leído las entregas anteriores, así que en caso de que estés interesado, te puedo brindar los enlaces por privado. No es obligación, por supuesto, solo como propuesta.

    Saludos.
    Mándamelos compañero, de hecho  los leeré encantado y te comentaré mis impresiones por privado.
    😁
  • Fíjate que he estado esperando tu relato @Kantos, porque ciertamente me encanta tu historia, como éste mundo que has creado va tomando vida y como los personajes que viven en él se desenvuelven e interactúan. Incluso veo que hay una mitología muy propia dentro del mismo, con dioses aparte del panteón griego. Por lo que veo, hay una especie de amalgama entre unos y otros, configurando un canon religioso único y original. 

    La canción que Demetrius le dedica a Ghursuthur me hace pensar que él es de hecho, un adorador de dicho dios. Por un momento, me hizo recordar a los cantantes que mencionan a Satanás en sus canciones; es como si Demetrius fuese la versión post apocalíptica de uno de éstos artistas.

    He notado que has mejorado mucho en la escritura, ya que no noté errores en tu relato. No obstante, si esperaba que aquí Rick hablara con su padre el cónsul. 
  • editado 20 de abril
    Hola, me ha gustado mucho el relato, es entretenido y atrapa.

    Una pequeñas observación:

    "incontables cantidades de dibujos y símbolos a un tiempo ya extinto"

    no debería ser 'de' en lugar de 'a' ?

    Dos reflexiones.

    Si los muros están incrustados de piedras preciosas muy codiciadas, habrían sobrevivido allí el paso del tiempo o habría muchos agujeros que contarían que gran parte de ellas fueron robadas a lo largo de los milenios?

    Y si la ciudad tiene un muro que la rodea de cientos de kilómetros, como pudo haber recorrido Rick su avenida principal, de punta a punta? Es una travesía que le habría llevado como mínimo un día entero...
  • antonio chavezantonio chavez Miguel de Cervantes s.XVII


    Si los muros están incrustados de piedras preciosas muy codiciadas, habrían sobrevivido allí el paso del tiempo o habría muchos agujeros que contarían que gran parte de ellas fueron robadas a lo largo de los milenios?

    Y si la ciudad tiene un muro que la rodea de cientos de kilómetros, como pudo haber recorrido Rick su avenida principal, de punta a punta? Es una travesía que le habría llevado como mínimo un día entero..


    Esos son trucos de la casa y no te los va a aclarar  :)


  • @gary_d_crowley me gratifica enormemente que te esté gustando la historia de esa manera. También veo que tus conclusiones son muy acertadas, lo cual quiere decir que vas siguiendo la historia muy de cerca. 


    He notado que has mejorado mucho en la escritura, ya que no noté errores en tu relato. No obstante, si esperaba que aquí Rick hablara con su padre el cónsul. 
    Como también le comentaba a Antonio, el foro me ha ayudado muchisimo en este aspecto, ya sea de forma directa, es decir, mostrándome los errores que cometo, o de manera indirecta, incentivándome a buscar la respuesta por mi cuenta.

    Con respecto a la charla de Rick con Viktor, es un momento que yo también quiero que llegue, ya que aquí se produce una de las revelaciones más importantes para el futuro de la trama, aunque debo decir que falta un poco más todavía. No estoy seguro si podré incluirla en la próxima entrega por el tema del límite de 1500 palabras, pero está cerca.

    chclau dijo:
    Hola, me ha gustado mucho el relato, es entretenido y atrapa.

    Una pequeñas observación:

    "incontables cantidades de dibujos y símbolos a un tiempo ya extinto"

    no debería ser 'de' en lugar de 'a' ?

    Dos reflexiones.

    Si los muros están incrustados de piedras preciosas muy codiciadas, habrían sobrevivido allí el paso del tiempo o habría muchos agujeros que contarían que gran parte de ellas fueron robadas a lo largo de los milenios?

    Y si la ciudad tiene un muro que la rodea de cientos de kilómetros, como pudo haber recorrido Rick su avenida principal, de punta a punta? Es una travesía que le habría llevado como mínimo un día entero...
    Gracias por tu comentario, @chlau, realmente me alegra que te haya gustado y te haya entretenido.

    Con respecto a las dos reflexiones:

    1) El muro cuenta con una protección colocada por Viktor que impide que esas cosas sucedan. Podríamos decir que Viktor tiene el control de todo lo que entra y sale de la ciudad (aunque hay excepciones). Esto es mencionado más adelante, sin embargo, tal vez debería mencionarlo aquí para que no genere esa duda. 

    2) Ahora que lo leo de nuevo, la expresión de "punta a punta" por ahí resulta algo exagerada. En realidad, hay parte de la ciudad que está cubierta por montañas, otra cubierta por bosques, otra por lagos, por ende, la avenida solo cubre parte de la isla. Es algo que voy a tener que modificar.

    ¡Gracias por las observaciónes, ayudan muchisimo!
  • GadesGades Garcilaso de la Vega XVI

    “Viktor dio media vuelta para retirarse, creando alrededor suyo una circunferencia con el movimiento de su túnica. Rick esperó a que él desapareciera. Luego, se quedó parado allí mismo durante unos minutos, con la mirada perdida en los granos de arena. El tiempo pareció detenerse por (Si eliminas este “por” está igual de bien escrito y no repites preposición) unos instantes. Por las venas ya no le corría sangre, sino hielo. Hielo frío y sólido. ¿Qué tendría su padrastro que hablar con él? Sin duda no podía ser nada bueno, casi nunca lo era. (Demasiada negación en tan pocas palabras. Yo pondría “No podía ser bueno, casi nunca lo era”) Pero, ¿qué había hecho esta vez? Últimamente se estaba portando correctamente, (Dos adverbios en mente casi seguidos suena repetitivo) estaba cumpliendo con sus deberes y no le había causado molestias a nadie.

    Tomó una caja con sus dos (Salvo que fuese anormal tener dos manos, se sobreentiende que son dos y por tanto sobra) pequeñas manos y de allí sacó una gran tabla de madera, la cual procedió a extender en el suelo. El juego estaba compuesto por un tablero dividido en dos mitades iguales, a las cuales ellos llamaban «zonas de guerra». Cada zona le pertenecía a un jugador, quien debía defenderla de los ataques del contrincante. Además, cada uno contaba con una gran variedad de piezas, hechas en madera, que debían ser ubicadas en puntos estratégicos a lo largo del mapa. La pieza en forma de caballo representaba a la caballería, lo mismo sucedía con la infantería, con los arqueros y con el asedio. Una vez que se elegía el bando y se disponían los objetos, era cuando finalmente comenzaba la guerra.

    Carl solía jugar con la facción de los héroes, representados en el juego por las piezas azules, mientras que Rick acostumbraba comandar el ejército de las bestias y criaturas, compuestos por las figuras pintadas de rojo. Ambos amaban este juego. Les gustaba imaginar que eran parte de una batalla real, lo cual le agregaba más emoción al asunto. Sin embargo, la parte favorita para ambos era cuando buscaban revivir algunas de las guerras más legendarias de la historia de Grecia. Enfrentamientos ocurridos hace cientos de años atrás, pertenecientes ya al imaginario popular de varias generaciones anteriores a ellos y que habían sido parte de sus infancias también. Hoy le tocaba el turno al conflicto bélico entre Troya y Grecia.  (Me gusta esta parte de descripción del juego. Los dos párrafos)


    Demetrius era un muchacho medianamente joven, delgado hasta los huesos, a quien solían conocer como «el bufón del pueblo». Se había ganado ese apodo, en parte, por sus atuendos coloridos y estrafalarios, aunque principalmente por el hecho de que se ganaba la vida recitando poemas y canciones para su siempre numeroso público. Su voz era temblorosa, pero dulce y potente a la vez, lo que la convertía en una voz especial para aquel que la oía por primera vez. El hombrecillo, a punto de iniciar su espectáculo, se había parado sobre un pequeño banco de madera e invitaba a todos a que se acercaran a su estrado.

    De repente, Demetrius bajo la cabeza bruscamente y clavó su mirada en Rick. Su rostro, antes alegre e inocente, pasó a configurar una composición atroz. Sus ojos, ahora enfurecidos, parecían supurar sangre e irradiar fuego. Las venas que le recorrían la sien estaban hinchadas como lombrices a punto de estallar. Su boca, ennegrecida como el carbón, escondía entre sus dientes podridos, una larga y filosa lengua de lagarto. Sin detenerse ni disminuir la intensidad del discurso, continuó. (Tremenda transformación. Muy bueno)

    Cuando hubo finalizado, todo volvió a la normalidad. El cantante volvió a parecerse a aquel muchacho flacucho e indefenso que ya conocían. Rick, sin darse cuenta, había estado apretujado la mano de Carl con demasiado vigor. Ante las quejas del niño, la soltó inmediatamente.” (Muy bueno también este detalle final)

     

    Me ahorro algunos detalles que errores menores que ya te habían comentado y lo de la longitud del muro y tal, en lo que coincido con lo que te dicen.

    Me parece muy bien escrito, muy bien hilado y vas captando cada vez más mi interés por esta historia.

    Creo que la personalidad de Rick la tienes muy bien cogida. El personaje está bien montado.

    Pendiente del siguiente capítulo.
  • Gracias por tu comentario tan valioso, @Gades. Al igual que les comente a los demás compañeros, me alegro que te haya gustado este capítulo. Mi principal objetivo con esta novela es entretener al lector y, cuando eso sucede, me puedo dar por satisfecho. Luego, quedará corregir los errores que bien me has señalado y de los cuales he tomado nota.

    ¡Saludos!
  • Pues que te voy a decir yo a ti Kantos... me ha encantado y te voy a decir porqué:

    —Los diálogos me parecen perfectos, entrando a jugar en el momento oportuno para refrescar la lectura
    —La descripciones en su gran mayoría son buenas y ricas en metáforas
    —Los personajes sin conocerlos mucho pues me transmiten cosas y parecen estar vivos
    —Le has metido unos buenos versos qué a mi forma de ver me parecen correctos

    Y bueno podría decirte alguna errata tonta de letras ausentes o algún acento nimio, pero ni es necesario...

    Felicidades porque pinta para una buena novela, y me alegro de no haber encontrado nada malo para mencionar. 
     Parece que no ha gustado mi comentario, mas sigo diciendo lo mismo: me ha parecido un capítulo de novela prácticamente perfecto. 
     La he releído con gusto, y ahora te digo lo que pienso:

    —Los diálogos me siguen pareciendo perfectos y refrescantes.

    — Me gusta tu forma de describir, por ejemplo:
      A lo largo de sus cientos de kilómetros de extensión se observaban, sobre su superficie irregular, incontables cantidades de dibujos y símbolos a —yo aquí pondría de —un tiempo ya extinto, símbolos fabricados con Precium, aquel diamante de color esmeralda brillante, tan famoso y deseado por propios y ajenos.

    —Apoyo el buen apunte de @chclau, ya que das a entender que cruza la avenida principal rápidamente, cuando son cientos de kilometros de muralla...

    —Los personajes me trasmiten mucho y sus acciones me parecen estar vivas, por ejemplo esta me gustó mucho:

     Carl solía jugar con la facción de los héroes, representados en el juego por las piezas azules, mientras que Rick acostumbraba comandar el ejército de las bestias y criaturas, compuestos por las figuras pintadas de rojo. Ambos amaban este juego. Les gustaba imaginar que eran parte de una batalla real, lo cual le agregaba más emoción al asunto. Sin embargo, la parte favorita para ambos era cuando buscaban revivir algunas de las guerras más legendarias de la historia de Grecia. Enfrentamientos ocurridos hace cientos de años atrás, pertenecientes ya al imaginario popular de varias generaciones anteriores a ellos y que habían sido parte de sus infancias también. Hoy le tocaba el turno al conflicto bélico entre Troya y Grecia.

    —En los poemas te has lucido y me han encantado, no obstante creo que deberías revisar la puntuación entre cada verso. Las metáforas a las que me refería en el otro comentario, son algo evidente tratándose un capítulo que introduce poemas.

    Y por último y para finalizar, pues apoyo muchas de las cosas que dicen mis compañeros, ya que ellos llevan mucho más tiempo que yo en esto, y como no podía ser de otra forma, su ojo clínico para detecta los errores está mucho más desarrollado que el mío.

    Aún así te doy la enhorabuena, y te sigo diciendo que escribes de lujo. Por cierto tengo pendiente comentarte los capítulos que me pasaste por privado, que se sepas que no me he olvidado. 
    Un saludo crack 👋🏻  
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com