¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

La seducción del diablo

pessoapessoa Gonzalo de Berceo s.XIII
editado junio 2015 en Mundo literario
Ese es el título de mi primera novela. Está en amazon pero no he vendido más que tres ejemplares. La novela es entretenida, hay mucha acción y es breve. Trata de una monja a la que el diablo seduce. Recuerdo que lo pasé muy bien escribiéndola y que sólo tardé un año en hacerlo. Bueno. Estoy escribiendo otras pero voy muy demorado.

Comentarios

  • Pues ponte de rojo o amarillo:D:)

    Seduce el titulo, cuando volvamos a leer en el grupo de lectura, me gustaría leerte:)
  • PipelinePipeline Pedro Abad s.XII
    editado junio 2015
    Mucha suerte con tu novela, Pessoa. A ver si nos obsequias con algún fragmento.
  • pessoapessoa Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado junio 2015
    El empedrado era el espejo opaco en el que morían todas sus esperanzas. En aquella ciudad ya nada era posible. El ambiente gris que había vivido durante todo el mes de octubre ahora llegaba en forma de arcadas repugnantes a su recuerdo. Entendía que debía irse de allí si no quería que su enfermedad aflorase de nuevo. Decidió escribir a su madre diciéndole que volvería otra vez a Madrid. Apuró el paso con el único pensamiento de comunicarse con su madre, compartir con alguien la angustia que empezaba a germinar en su espíritu tornándolo todo esquivo y difícil. También quería conseguir, gracias a esa carta, ordenar sus postrimeros pensamientos en torno a sus circunstancias. Querida Madre, empezó, y luego puso dos puntos detrás de los que derramaría su pena razonada:
    Mi vida aquí se está haciendo imposible. En estas condiciones no puedo consolar al pobre, ni al enfermo, ni puedo avivar el fuego del tibio de corazón pues ni yo misma encuentro consuelo entre estas paredes. Recuerde la última vez que estuve presa de delirios que me apartaron de la fe de Dios. Casi mato a una hermana por negarse a aceptar que la virgen, al parir, se manchó. Usted sabe que yo ya no dudo de la pureza de Nuestra Señora. Me porté muy heréticamente. Pero usted supo entender que yo estaba poseída por una endemoniada fuerza que desfiguraba mi fe y el amor que debo a su reverendísima. Me enfrenté a mi expulsión de la orden. Gracias a su eterna bondad pude continuar en ella. Me recuperé y he seguido sirviendo a la Virgen como Dios me encomendó. Pero en esta ciudad tan antigua y tan humanamente prieta se me hacen tan estrechos los caminos hacia Dios que flaqueo ya en todos los pasos que doy.
    Empiezo a sentirme como marras y le pido de corazón que me devuelva a Madrid. Salamanca me mata.
    Después de escrita la carta se sintió más aliviada.
    Como para despejar toda la cargazón que acababa de desembargar por escrito, abrió la ventanuca de la celda en la que se coló un aire gélido. Esta ráfaga de aire mesetario no impidió que María, nuestra singular monja atribulada, empezase a oler un efluvio que le era nefastamente familiar. Empezó a oler a azufre.
    Ya sabía María que en la casa se estaban llevando a cabo unas mejoras en su arquitectura y precisamente esta mañana se llamaba al arquitecto. Estaban en el claustro del convento dos monjas y el profesional en cuestión observando por dónde podían atacar la obra. María abrió la puerta de su celda y vio en aquel hombre la encarnación del diablo.¡Otra vez! Luchó denodadamente por no sentir su llamada pero la verdad era que ya le flaqueaban las fuerzas. Vio ante sí un hombre elegantísimo portando una sonrisa que las tenía todas consigo en compañía de unos ojos grises punzantes como alfileres y, a modo de puente entre la expresión imponente de una tiránica voluntad y los ojos domeñadores, una nariz recta, que dulcificaba aviesamente un rostro decidido a derrocar su flaca virtud. El último aliento antes de caer lo emplearía en que aquella carta llegase a su destinatario. Antes de meter el escrito en el sobre, añadió:
    Pienso que el maligno ya está obrando, Madre. ¡Actúe lo antes posible! Salió disparada hacia su
  • alexxandraalexxandra Anónimo s.XI
    editado junio 2015
    que buen fragmento me quede intrigada
  • PipelinePipeline Pedro Abad s.XII
    editado junio 2015
    Muy bueno, me gusta el recurso de la carta intercalada con los hechos. Todo envuelto en un ambiente muy misterioso. Llama la atención también lo insólito del tema, ¿quién dedica hoy día tiempo a pensar en el deseo sexual reprimido de una monja? Pero desde luego que tuvo que dar lugar en el pasado a muchas historias como esta. Es aterrador todas esas privaciones a las que se sometían hombre y mujeres por "servir" a Dios.
  • La historia esta intrigosa, caerá en la tentación?
  • EduArdoREduArdoR San juan de la Cruz XVI
    editado junio 2015
    Qué fragmento. A ver si nos haces una buena oferta por Amazon.

    Carlos, autor de "Desconexión", la ha ofrecido gratuita estos días ;) Aprende de él :rolleyes: Tal vez sea una buena promoción que permita llegar a más de a tres personas :-O
  • pessoapessoa Gonzalo de Berceo s.XIII
    Yo es que hice un contrato con una editorial mallorquina muy liosa y no gané ni un euro. El contrato ya ha vencido pero no tengo ni puta idea de los derechos que tengo sobre la obra esta. Ni cobré de mi sobrino ni de mi prima que la compraron. Está en amazon y creo que es buena pero breve.
  • pessoapessoa Gonzalo de Berceo s.XIII
    ¿Alguien mepuede explicar un poquito el personaje MIskin del El idiota de Dostovieski?
    He leído el libro y no lo he entendido.

  • pessoa dijo:
    Yo es que hice un contrato con una editorial mallorquina muy liosa y no gané ni un euro. El contrato ya ha vencido pero no tengo ni puta idea de los derechos que tengo sobre la obra esta. Ni cobré de mi sobrino ni de mi prima que la compraron. Está en amazon y creo que es buena pero breve.
    Si el contrato venció, todos los derechos regresaran al autor, por lo que la editorial debe dejar de vender ejemplares en cualquier medio, en cualquier formato, y sobre todo, liquidar los derechos de autor en un plazo que puede variar.
    Hay muchos tramposos en el mundo literario, es una pena porque, encima, hablamos de un oficio que da poco dinero.
    Pero para eso hay algo maravilloso que es presentar una denuncia por impago de tus derechos de autor, y, por supuesto, si siguen vendiendo tu novela en algún sitio, un aviso primero y una denuncia después.
    Tenemos que terminar con las ratas del barco antes de que se coman las velas.
    Yo he trabajado con dos editoriales, una cerró debido a unas malas decisiones de su propietaria, pero liquidaron lo que me debían y dejaron de vender el libro. La otra me engañó en mucho y me pagó poco, siguió el libro a la venta después de recuperar los derechos, y con un "Perdona, pero estoy viendo que en diferentes canales de promoción mi novela aparece aún en venta, con sus enlaces de compra funcionales. ¿Podríais corregir el error?, hace ya un mes que acabó nuestro contrato y se expresó mi deseo de no renovación claramente".
    Considero que, a día de hoy, resulta más cómodo publicar en Amazon o diferentes plataformas de autopublicación gratuitas, luego las editoriales te buscarán si quieren.
    Un saludo.

Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com