¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

eledendo · Gonzalo de Berceo s.XIII

DEL  NUEVO SER HUMANO ... si todo dolor, toda tristeza, ira y furia del mundo cayeran de repente sobre mí, ¿ podría, podría contenerlos, resistirlos, y, con sólo el ápice del corazón, concluir el poema...? pues qué estruendo, qué desorden y revolución, qué golpe sufrirían la luz y voz que quedasen, cómo, cómo serían el escalofrío sentido y el hito vivo de la muerte, en qué se convertirían los fuegos álmicos, en qué, y por dónde, por dónde, me pregunto, huiría la piedad herida, con qué gesto o temblor, bajo qué recuerdo, y cómo, cómo y hacia dónde, hacia quién... ... porque si con ello el mundo resultase instruido y puro y en paz, y libre... ... hay, hay noches con simas o cumbres que saben a consciencia y a intuición infinita, y el oro de las horas se acrisola en pensar tan sólo en el simple y mero tiemblo de vivir; [... por tanto, aquí y ahora, contra mi antiguo ADN y esta indolencia de hoy, densa y mía, contra el aún presente e inmemorial carbono, contra este ajuar de conducciones inútiles con sus caducas e infructuosas réplicas, contra mi cuerpo, digo, sí, contra mi viejo y querido caballo trotón, contra él, con amor,  y contra mi tea-antorcha con pábilo ancestral, agraz e inservible ya para el arte de fulgir] ... quiero ser del 3000, del 7000 y el 20000: me construiré de oxígeno, de sílice y cristal.     http://www.oriondepanthoseas.com

Acerca de

Nombre Usuario
eledendo
Se unió el
Visitas
15
Último Activo
Roles
Registered Users

Actividad

  • DEL  NUEVO SER HUMANO

    ... si todo dolor, toda tristeza, ira y furia del mundo cayeran de repente sobre mí,

    ¿ podría, podría contenerlos, resistirlos, y, con sólo el ápice del corazón, concluir el poema...?

    pues qué estruendo, qué desorden y revolución, qué golpe sufrirían la luz y voz que quedasen,

    cómo, cómo serían el escalofrío sentido y el hito vivo de la muerte,

    en qué se convertirían los fuegos álmicos, en qué,

    y por dónde, por dónde, me pregunto, huiría la piedad herida,

    con qué gesto o temblor,

    bajo qué recuerdo,

    y cómo, cómo y hacia dónde, hacia quién...

    ... porque si con ello el mundo resultase instruido y puro

    y en paz,

    y libre...

    ... hay, hay noches con simas o cumbres que saben a consciencia y a intuición infinita,

    y el oro de las horas se acrisola en pensar tan sólo en el simple y mero tiemblo de vivir;

    [... por tanto, aquí y ahora, contra mi antiguo ADN y esta indolencia de hoy, densa y mía,

    contra el aún presente e inmemorial carbono,

    contra este ajuar de conducciones inútiles con sus caducas e infructuosas réplicas,

    contra mi cuerpo, digo, sí, contra mi viejo y querido caballo trotón, contra él, con amor,

     y contra mi tea-antorcha con pábilo ancestral, agraz e inservible ya para el arte de fulgir]

    ... quiero ser del 3000, del 7000 y el 20000: me construiré de oxígeno, de sílice y cristal.

     

     

    http://www.oriondepanthoseas.com

    31 de agosto
  • S. XXI: rasgos capitales de un

     

     

    ... útil

     cuántico y genial

    auténtico

    y siendo, y discurriendo;

    ...  puede semejar un océano sutil e inabarcable

    un sol majestuoso orlando el oriente y el poniente

    un hito álgido y divino

    la nomenclatura ardiendo cual fuego cósmico de inexpresable vida

    el niño o niña que crea y besa la partícula más pura, más dulce y cálida de amor;

    ... cual pieza del XXI,

    podríamos urgir con este instante un giro y traer a ser cualquier don gentil e inesperado,

    el más veloz e improvisado, el más fungible, y ah, tal vez el más afín, sí, el más líquido

    o bien romper y abrir con él el stand del tiempo y expandir la amplitud máxima del ángulo,

    pues podríamos fundar nuevos conceptos, nuevos números y nuevas geometrías y volver atrás

    reparar conscientemente los yerros de mente y corazón

    ungirlos con pálpito exquisito y ponerlos a latir;

    ... fe, fe, fe

    clausura y extinción de lo quimérico, de lo irreal o utópico, de lo imposible

    ábranse, por tanto y pues, las celosías, las puertas, los techos, las ventanas míticas

    derríbenlo todo:

    lo tradicional, lo atávico, los muros, lo inservible y caduco con que instruir el futuro

    acríbenlo y abran luego para expulsar de sí la tristeza,  la angustia, la agonía y el miedo 

    como asimismo este instante pide que rompan sus lanzas en favor de la imaginación y la intención,

    de los puentes abisales y del vuelo sideral sin fin

    el excelso

    el infinito

    aquel

    el omnisciente e íntimo, el valiente y poderoso, el adalid eterno, el heroico y nuestro

    el del genio indestructible de la luz;

    ... éste, éste ha sido el hálito: la fuerza y el destello de este instante.

    ***

     

    http://www.oriondepanthoseas.com

    instante

    4 de agosto
  • Canto íntimo de

     

    ... oh excelsísima flor, oh, oh  luz del olivo:

    oh esperanza, oh verdad, oh alegría,

    oh, oh tú, cumbre y cima de intensísima belleza;

    ... pues que te miro y estoy con mi cuerpo y ambos necesitamos llorar,

    verter y sentir rodar nuestras lágrimas:

    cariño,

    paz,

    voz y calor,

    humedad y piedad del alma;

    únicamente llorar, llorar a solas y en silencio, uno junto al otro, cual ciprés junto a sus muertos,

    u oír cantar al jilguero íntimo, abrazarlo,

    y verlo zigzaguear después entre sangres encendidas y ramas luminosas,

    o bajar con él al manantial,

    beber,

    y alzar el vuelo desde el brocal cansado del espíritu y el pecho;

    ... oh excelsísima flor, oh, oh luz del olivo:

    oh esperanza, oh verdad, oh alegría,

    oh, oh tú, cumbre y cima de intensísima belleza.

     

     

    http://www.oriondepanthoseas.com

    29 de junio
  • Utopía-lumbre

     

    ... un signo, un golpe insólito,

    un estallido sideral y enorme, extraordinario,

    un consciente y magnífico relámpago con un álgido esplendor, afín e inteligente,

    y los electrones y núcleos de la energía del mundo acercándose,

    viéndose y mirándose por primera vez, reconociéndose, intuyéndose y abrazándose;

    ah la utopía-lumbre de tal invicto instante,

    [un pálpito divino enunciándose, llorando, y, cósmicamente, emocionándose]

    porque ah, ah cuando el amor se expresa sin cofres, sin muros ni candados y esplende y fulge,

    dado que tanta y tanta es la alegría, tanto y tanto el júbilo, digo, tanto y tanto, y, aún, desconocido...

    ... en el fragor de la matrix - aquí dentro y aquí abajo - entre esta densa y mineral frecuencia,

    por hogares y deshogares se hacina el aire entre cuerpos, muertes y almas,

    exigiendo leyes o furias para maldecir o reír, o sólo y sólo para toser o llorar,

      pues que así nos tunde aún la oscuridad con sus profundos trances de inconsciencia,

    - así nos doblega y ata, y así, así nos atrae y ciñe a ella -

    cual polvo de ira y saña en tosca sombra, tan en cruda y densa suspensión;

    ... y, sin embargo, y a pesar de todo, contra el ímpetu y yugo de esta escuela de estrépito y agraz,

    entre el agua que fluye serena, entre el tenue silbo del viento y el canto ingente del mar,

    por entre tú y yo - cual utopía/lumbre de ínsita deidad, purísima y viva, digo y digo -

     está la luz;

    ... una señal o signo,

    un golpe o tañido sideral,

    un relámpago consciente con nueva ley y su esplendor,

    un algoritmo civil, un gesto, una voz, un cuántico grito prístino en rebato,

    un enigma esclarecido al fin - al fin y aquí - bajo un universal y embriagador estruendo,

    una voz con prez de compasión o amor, un sonido nostálgico y sublime, un timbre, su don,

     un retumbe o ser veraz e inteligente.

     

     

     

    http://www.oriondepanthoseas.com

    1 de marzo
  • DE LA LID DEL CORAZÓN

    ...  oh tú, oh tú,

    zodíaco rojo, hélice cuántica, sangre en lucha, mi fuerza, mi voz, mi campo de Agramante:

    hemos de abrir todas las puertas,

    hollar todos los puentes,

    unir el universo;

    ... ah, quién vendrá al esplendor de esta íntima espada y guerra:

    a la de heridos y sanados,

    a la de morir,

     a la de ser...

    ... porque está la soledad tan sola, tanto y tanto y tan mortalmente sola,

    que instarla y esgrimirla es fuego helado,

    desafío veraz e indescriptible,

    pero, a su vez, su unción es ungimiento de ímpetu y vida,

    cual protección y poder,

    cual luz y pálpito del dios;

    ... pero tú, corazón mío, caído y con tus muchas llagas, tus muchos puses por tus muchas leproserías,

    ¿ a dónde, a dónde irás y a qué, dime y dime en este instante, a qué...? 

    y una vez más, respondes "iré contigo";

    ... oh tú, oh tú,

    zodíaco rojo, hélice cuántica, sangre en lucha, mi fuerza, mi voz, mi campo de Agramante.

     

     

    http://www.oriondepanthoseas.com



    18 de enero
  • MÍMESIS DEL VUELO

    ... cual si fuesen insólitas en tierras desconocidas u olvidadas, áridas y yertas,


    por mi pecho van brotando humildísimas flores amarillas;


    y si de entre rojos y púrpuras, el fuego sacro surge, trasciende y brilla tras purísimos naranjas,


    del fulgor de amapolas y sol vivo, cojo y bebo,


    y asimismo del rosa-lumbre y el grana-verde del mundo,


    y del añil y oro,


    de aquél, del dulcísimo y hondo, del que es tan casto y fiel al corazón;


    [¿ pero debiera advertir de que al alzar el vuelo, los azules me extasían y entre violetas soy libre...?]


     


    ... este arco iris,


    esta serpiente o cobra divina,


    este fluir poderoso, vital e incandescente,


    esta fuerza-energía que anega y prende, que alumbra y quema,


    esta hoguera deísta de hombre,


    esta lumbre mía y vuestra,


    este eximio honor,


    esta luz,


    esta miel.

    http://www.oriondepanthoseas.com

     


    octubre 2017
    • Bruderlin
      Bruderlin
      Riqueza de vocabulario; me gusta. Me pierdo un poco en las frases tan elaboradas, pierdo el ritmo del poema... Pero sólo es culpa de mis gustos, no del poema en sí. Saludos.
  • LEYES DEL ALMA

    ...un ser humano puede emerger de la cima y son de una montaña,
    puede echar a correr su sangre ladera abajo para ser convertida en río, en mar, en océano,
    y puede, puede transformar en panes, tanto hachas, segures y cuchillos,
    como los dientes-leznas de las quijadas del diablo;
    ... pero ¿ y la rosa...? ah, bellísima, bellísima y única, y, aun así, siempre, siempre efímera,
    aunque también es cierto que cualquier plano, brizna u orbe es efímero y bello al filo de lo eterno,
    pero nada, nada como un alma cuando instruye, asume y bebe su luz y brevedad;
    ... acudan, pues, aquí los nodos y clámides de tiempo,
    la esbeltez u oropeles de cada caz o instante,
    vanaglóriese un prez de mariposa,
    resuciten los muertos,
    agítese la llama,
    dobléguese,
    siéntase,
    vívase;
    ... un alma puede ungir los dominios del cielo y de la tierra y de la vida y de la muerte,
    o instruir su aliento - cual éter divino y sinovial - en las células vivas y sinápticas del mundo.
     
    http://www.oriondepanthoseas.com


    julio 2017
  • ANTE LA HOJA EN BLANCO - Elegía

     

     

    ... ese pánico, ese terror a la hoja o página en blanco, ya de papel, ya de ordenador, tableta o móvil,

    esa pieza íntima de alma que busca asir una hebra mítica y sublime de belleza,

    ese escalofrío inusitado con que indaga, tiembla y sufre el ser ante su secreto ser,

    ah, pensad y decidme ¿ será, será humano...?

    ... porque uno rompe y sale, intuye y busca con qué instar a un canto insigne, a una lluvia de oro,

    a un allegro de infinito y cuántico instante, o simplemente a la ley del verdor, a la del aire,

    o de pronto, y por qué no, a la eternidad imprevista, indolente y radiante, sin protección y ardiendo...;

    ¡... y nada, y nada, y nada !

    y son y cruzan en crisol - y cayendo y rodando - los instantes trágicos y tensos:

    las horas,

    los minutos,

    los segundos,

    las desolaciones,

    los desamparados brillos de acentos y vocales, desérticos y muertos,

    el ajado y desmembrado arribo de un aroma de rosas cercanas,

    la inconcreción de la vida,

    el mar oscuro,

    la extenuación álgida y extrema del dolor:

    roto un dios que fue intrépido y carnal,

    su afecto,

    su paz,

    su luz,

    su página de honor,

    su fe.

     

    http://.www.oriondepanthoseas.com

    mayo 2017


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com