RUSIA TRAS LA GUERRA DE LOS HUÉRFANOS

Antes de publicar el siguiente capitulo de "El Precio de la Libertad", quisiera deleitarlos con una pequeña pieza del "lore" de la misma.

Este hecho fue discutido previamente y de manera muy somera por Enric Ferrer y Laia Prats en el capítulo "Encrucijada", que si no lo has visto, el enlace está en mi perfil, y así sabrás un poco más del contexto de esta historia:



Tras el asesinato de Vladimir Putin en 2024 por envenenamiento (nótese la ironía), los movimientos separatistas que habían estado reprimidos durante su largo gobierno, resurgieron con mayor fuerza que nunca. Armados y financiados desde Brasil, se levantaron contra el gobierno de Moscú, esgrimiendo motivos tan diversos como las facciones que surgieron tras la muerte de Putin, pero todas tenían tres motivos en común:

  1. El abandono del gobierno central a las regiones más alejadas de Moscú (la capital rusa constituía el 25% de la economía del país más grande del mundo). Incluso en regiones pobladas por rusos étnicos como Kaliningrado y el Lejano Oriente, este abandono era evidente, ya que su infraestructura llevaba décadas de atraso con respecto a las regiones cercanas a la capital.
  2. La corrupción endémica del gobierno ruso, que llevó a regiones ricas como San Petersburgo (antigua segunda ciudad de Rusia, ahora capital de Ingria) y Oremburgo (ahora parte de Idel-Ural) a separarse de un régimen que veían como corrupto e ineficiente.
  3. La deriva ultraconservadora y la creciente discriminación de los rusos étnicos contra los pueblos no rusos como los circasianos y los chechenos, principalmente por no ser cristiano-ortodoxos y no tener al ruso como su primera lengua.
Debido a estos motivos, el conflicto bélico que enfrentó al ejército ruso contra la miríada de grupos separatistas que duró entre 2025 y 2040 es conocido como la "Guerra de los Huérfanos".

Aunque el ejército ruso era poderoso, su desempeño estuvo mermado por la ineficiencia de sus generales, cuyas tácticas causaron muertes innecesarias entre sus tropas, quienes gradualmente empezaron a desmoralizarse, mientras que la de sus enemigos separatistas iba en aumento. Por último, la maquinaria militar rusa evidenció su atraso en comparación con el armamento de alta tecnología proveniente del Brasil.

Tras el fin de la guerra, quince nuevos países surgieron de las entrañas de la Madre Rusia, que pasó a convertirse en un poder de segunda categoría y su estatus de potencia mundial, hecho trizas, quedando el país reducido a su mínima expresión y arruinado por la larga guerra contra los separatistas.

En cuanto a los vencedores, no solo obtuvieron su independencia, sino que esta fue reconocida por Brasil y sus aliados (entre ellos España y los países del sur de Europa, alineados con el gobierno de Brasilia). 2040 fue el año en que el mundo cambió para siempre y el mapa mundial fue redibujado, siendo este el primer golpe de poder que ejerció el país sudamericano como superpotencia mundial.

Posdata: Crimea no aparece en el mapa, ya que esta no se independizó, sino que regresó a Ucrania durante la guerra.
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com