La Voz de la Muerte

FilocratesFilocrates Fernando de Rojas s.XV
editado octubre 2013 en Terror
La Voz de la Muerte


“Todos van a morir” dijo la tenebrosa voz ronca y diabólica que resonó en la oscuridad mientras caminaba hacia a mi casa. La angustia inundo mi alma, pensé en Vero, mi mujer y mis pequeños, Thomi de quince y Chiara de trece. Pensé: ¿porque? No por favor, no, no, no, yo no hice nada malo para que me los quites! En eso la vos replico: tu me diste sus vidas ¿te acuerdas? Yo suplique: ¡No! Por favor no, ellos no, llévame a mi. La voz de la muerte respondió: jaja, ¿a ti para que te quiero? Jaja, tu alma ya me pertenece, jaja, vive tu no vida jajajaaah, ahora me llevare a tu esposa y a tus hijos, es un alto precio que debes pagar por todo lo que te di, tu lo pides, tu lo pagas. Y la voz se callo, se disipo como si ya no estuviese y espese a pensar que ahora estaría con ellos, matándolos, ¿que podía hacer yo? ¡Era yo contra la muerte! Me apresure para llegar a casa y ver a mis hijos y mi esposa antes de que se lo llevara. Cuando llegue ya estaban muertos, en la mesa, con los platos de comida, luego el forense dijo que había sido veneno para ratas, seguro se abría caído accidentalmente. Ahí recordé el primer cuento de terror exitoso que entegué después de hacer el pacto con la Santa Muerte, se titulaba, “Gusanos y Ratas”. Que ironía, pensar que había hecho el pacto para tener algo que darle de comer a mis hijos. Me largue a llorar desconsoladamente y cerré los ojos, ahora me tocaba a mi, pensé, es decir, mi vida ya no tenia sentido, lo que había hecho era terrible, creí que la muerte tardaría un poco mas, o que el tiempo seria eterno, no creí que fuera tan puntual, pero diez años, son diez años, y pasaron rápido, muy rápido y ahora ellos no estaban mas con migo. Fui a la cocina y busque la cuchilla, me quitaría la vida. Fui a la habitación de mis hijos y me recosté en la cama de mi pequeña, pero no pude, fui un cobarde, ahora fui un cobarde, no pude matarme después de haberlos matado a ellos. Me quede dormido en mis lágrimas y mi miseria con la cuchilla en la mano. Cuando desperté tenia en la mano el mortal texto “Gusanos y Ratas” que se había llevado la vida de mis hijos y mi esposa, la casa era otra, mi pobre casa de hace diez años y el almanaque decía 22 de octubre de 2003, ¿porque? Pensé, ¿porque otra oportunidad? Ese día tenia que llevar el texto a la editora. Fui y le lleve dos textos, “La Voz de la Muerte” y “Gusanos y Ratas” pero en ves de pasar por el altar de la santa muerte y hacer el pacto, pase por la iglesia. Ninguno tubo ningún éxito en absoluto y trabajo de albañil, pero tengo a mi esposa y mis hijos.

Comentarios

  • Al menos tuviste una segunda oportunidad:eek::)
  • FilocratesFilocrates Fernando de Rojas s.XV
    editado octubre 2013
    absolutamente, jaja, tengo debilidad por las historias bonitas y por los finales felices, jaja, no puede evitarlo, tenia que terminar bien! :D y seguro que de terror no tuvo nada, y si lo tuvo se disipo velozmente, :D saludos amparo, gracias por su comentario. Che este foro esta re muerto, jaja, como puede ser que nadie me comente con lo bien que escribo! jaja :D

    besos :cool:
  • La única que visita a los difuntos soy yo:eek:
  • FilocratesFilocrates Fernando de Rojas s.XV
    editado octubre 2013
    jaja XD muy buena! :)
  • >:) muy bueno, me gusto
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com