¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

Un tipo con suerte

2»

Comentarios

  • GadesGades Garcilaso de la Vega XVI
    Eso me joroba mucho, que este puñetero interrogatorio no me deja ver qué es cierto y qué no. O me intriga. Y lo de un tipo con "suerte" es irónico ¿verdad? No sé, es otra cosa que anoche cuando me iba a la cama me daba vueltas, ese título para el que aún no tengo explicación. Aunque a veces se me pasa por la cabeza un tipo de vida así, sin ataduras que te lleva de un lado a otro (pero sin sus miedos claro).
  • Hasta ahora no le he visto la suerte por ningún lado, pero sorpresas te da la vida.
  • Terminado y ya si se vio donde tenia la suerte de no haberse topado con la pelona.
    Que cosa mas enredada con esta chica que si quería con el papa si, con él no, luego que resulta que los dos estaban de acuerdo para acabar con su vida, pero que se arrepintió y mejor le dio mate rile al viejo.

    Lo de la niña es otro cabo suelto, como es que si se esta huyendo se quiere uno encartar con una niña y tan vispado el detective, pillarla por este lado.

    La historia en si me pareció un poco sosa, me falto como mas acción, mas intriga, muy pasivo el interrogatorio y poco animo de estos policías.

    Algunas situaciones quedaron inconclusas, como todo a la imaginación del lector.




  • Enrique VidalEnrique Vidal Pedro Abad s.XII
    Siempre, como lector, me ha gustado que me dejaran los finales abiertos para poder darle margen a los personajes a que jueguen en mi cabeza. En realidad, en este libro, tampoco hay tanto abierto. Se sabe por qué tenemos un tipo con suerte entre manos, y que pasa con la niña, que al final es la auténtica protagonista, pues consigue hacer que una auténtica "escapista" se deje coger. Al final, cada cual elige cuándo descubre Velasco la verdad de todo, si antes o durante los interrogatorios, que más son entrevistas para ganarle tiempo al mundo. 
    Lo de la pareja que sigue a Julia...eso está en la imaginación de cada cual. Veremos que le dijo esa pareja a Gades.
    Un saludo enorme, Amparo!
  • GadesGades Garcilaso de la Vega XVI
    Gades se encuentra reescribiendo la novela  :p

    Acabo de terminarla, aprovechando que la concentración para estudiar hoy estaba perdida.

    Yo no sé si el sargento ya lo tenía todo más o menos atado, quizá menos lo de la niña, pero escucha al suertudo por afición. Le tienen más que vigilado desde el principio, protegido tal vez, pero seguro que esperando que ella volviese a su lado, porque lo que sabían es que volvería a él. Ahí la cazarían, por él. 

    Suertudo él y suertuda la nena aunque la mala suerte les rondase de otra manera. 

    Yo sí creo que dejas mucho para la cabeza del lector, pero no me desagrada. Si me lo dan todito mascado ¿Qué hace mi cabeza? Aquí tengo que deducir que ella le quiere y por eso no es capaz de matarle, por eso vuelve a él una y otra vez. Que el padre de él es el que era muy hijo de mala madre. 

    Ella por una lado añoraba estar en ese espacio protegido que sería su hogar familiar, pero no podía salir del mundo en que se había metido huyendo constantemente de la policía o de vaya usted a saber quien, quizá de sí misma, eso me encaja más en el tipo de personajes que has creado. Pero sobre todo la siguen sus padres. Sí, sigo creyendo que esa pareja son sus padres, unos padres coraje que se han arruinado a base de seguir a su hija por acá y por allá intentando salvarla de si misma y que vuelva a su cobijo.

    Deduzco, no es muy difícil, que tras años en prisión, recibiendo las correspondientes visitas de ellos y leyendo la Biblia (que quizá ya eligió con mucha intención) por fin regresa con ellos a casa, a la casa de la que no debió escapar cuando era jovencita y alocada (tal vez loca). ¿Por qué la niña? También le cogió cariño en la residencia y ella añoraba estar en familia, formar una familia normal, tener algo parecido a lo que tenían otras personas...

    Al final quien lo consigue es él, y bien que me alegro.

    En una historia normal de intriga policial sí hubiera echado en falta acción o tal, pero no en esta, porque es atípica desde el inicio. Una historia policial quizá normal pero contada para nosotros desde dos puntos peculiares, dos mentes peculiares. Tenemos un interrogatorio diferente porque no es realmente en busca de culpables; y en ese interrogatorio coinciden un sargento al que le encanta escuchar la historia interna del chico, un sargento que preferiría dedicarse a escribirla; y un hombre emocionalmente herido desde niño que no consigue librarse de ese dolor, de esas cuentas pendientes desde la infancia. Y entre ellos, la chica. Por eso la historia no termina con una detención, termina con un trabajo estable, un hogar, una familia, un temblor que ha desaparecido y una biblia devuelta.
  • GadesGades Garcilaso de la Vega XVI
    Ahora que lo veo... jo, casi que de veras escribo otra novela. ¡Qué tocho de comentario!  :D
  • Eso es lo que me gusta de estas lecturas conjuntas, el punto de vista que no capto pero que ustedes si, genial me parece tu comentario, bien desmenuzado y con argumentos.
  • Enrique VidalEnrique Vidal Pedro Abad s.XII
    ¡Bingo! Aunque siempre digo que cada quien escriba su libro, que para eso el lector es como el cliente y el público: siempre tiene la razón. Pero mi planteamiento como autor es ese: 
    Julia escapa por algo (que el motivo, como en la vida, suele ser lo de menos). Sus padres, esos padres protectores que siempre perdonan, son quienes le siguen. Y después de todo, siguen allí, a su lado, como todos lo estaremos de nuestros hijos, pase lo que pase.
     Velasco escucha al prota por protegerle, por atar cabos, porque la información es poder, porque le gusta también...y porque sabe que ella va a volver a él. Quizás no tiene claro porqué, y su labor como agente, además, no es planteárselo (si no, estaría contaminado de sentimientos, y ya bastante le cuesta al buen hombre), pero sabe que Julia necesita el entorno de paz que el prota le aporta. Mientras siga citándole, él irá,y allí será donde encuentra a la chica.
     La niña: lo cambia todo; tanto que Julia estaría dispuesta a todo por ella. Porque en realidad, lo que ha transformado a Julia, aunque suene cursi, es el amor. Adora a esa niña y da lo más valioso que tiene por ella: la libertad. Y no mata al protagonista por una cuestión: haría daño a la niña. Y por no hacérselo, desaparece de la residencia de mayores (si se quedase, tendría que matarlo a él). Por eso sabe Velasco que, como se ve con los pasaportes y demás, Julia sólo desea una cosa: irse con ella y con el prota, porque sólo así los tres serían felices.
     Y sí...yo también creo que, quizás ya hoy, Julia haya vuelto a esa librería y los tres estén leyendo y escuchando música juntos.
    Por último, respecto a la acción, es cierto que falta acción, pero en mi cabeza, la acción era algo "interno", era ese temblor de las manos del prota, y eran los sueños de Julia... Pero me anoto con cariño la apreciación, que uno está empezando y sólo quiere eso: aprender.
    Por último: mil y mil gracias más por leerme. Es un lujo la atención que le habéis prestado a la obra. Tener lectores cuando se está empezando es difícil y por eso se aprecia tanto.
    Muak!
  • Enrique VidalEnrique Vidal Pedro Abad s.XII
    Pd: yo también me he marcado un tocho que...¡cosa fina!
  • GadesGades Garcilaso de la Vega XVI
    Apuntate lo de las repeticiones  :p
    Y de nada, nos has tenido intrigadas unos cuantos días metiditas en las cabezas de tus personajes y por ende en la tuya. 
  • Espero que se repita, deberíamos de coger entre los tres a otra victima entre el publico presente.
  • Enrique VidalEnrique Vidal Pedro Abad s.XII
    Si no, yo tengo alguno pendiente que me encantaría leer y comentar. ¿Tenéis alguna preferencia por género?
    Ahora estoy con uno de terror, pero tengo el problema de que miedo, lo que se dice miedo no me da.
     - Mi siguiente lectura creo que será "El bar de las grandes esperanzas". Os dejo la sinopsis:

    La conmovedora historia de un niño sin padre que busca darle voz su propio destino. Del autor, premio Pulitzer, que escribió el fenómeno editorial OPEN.

    J.R. creció con su madre, pues su padre lo abandonó antes de que pronunciara su primera palabra. Pero J.R. sabe quién es: un DJ de Nueva York que tiene un programa de radio que él escucha con devoción, hasta el día en que su voz sale del aire y J.R. se queda sin nadie a quien escuchar.

    Encontrará entonces refugio en el amor de su madre y en el Dickens, el bar de su barrio, un sitio donde poetas, policías, apostadores, boxeadores y estrellas de cine tienen una historia que contar. Conmovedor y emocionante, firmado por un premio Pulitzer, El bar de las grandes esperanzas es un libro hermoso que puede leerse como una novela de aprendizaje o como una historia apasionadamente sincera y real.
  • Pues me gustaría que fuera de los chicos del foro a ser posible, pero la verdad no hay con quien contar, así que lo que ustedes digan, me parecería bien.
  • GadesGades Garcilaso de la Vega XVI
    Tenemos voluntario!!!! tenemos voluntario!!!! Pasad por el aviso para escritores del foro. 
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com