¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

19 - Preparativos

Brasilia, mayo del año 2049.

La capital brasileña es conocida por ser una de las ciudades más avanzadas del mundo. Fundada en 1960 como un símbolo de esperanza y de un futuro más prometedor —representado en su particular forma de ave en vuelo—, solo llegó a cumplir sus expectativas tras el golpe de estado del 2021, en el que Protogion de Eta Efevrétis y la Orden del Libro Verdadero, convirtieron la ciudad en uno de sus principales centros de operaciones.

De hecho, las principales empresas del Brasil, la estatal Petrobras, la segunda petrolera más grande del mundo; Electrobras, la empresa pública de energía que, con sus numerosas filiales ubicadas en cincuenta países, otorga energía a más de mil millones de personas en todo el mundo; y el complejo bancario brasileño, compuesto por treinta y tres bancos —todos bajo control de empresarios libaneses—, cuyos capitales suman algo más de veinte mil millones de reales[1], tienen sedes en la capital brasileña, lo cual ha motivado un aumento explosivo de la población de la ciudad, que antes del golpe tenía tres millones de habitantes, pero actualmente es el hogar de más de diez millones de almas, convirtiéndola en la segunda ciudad más poblada del Brasil.

Debido a esto, y para evitar extenderse sobre la sabana o desecar el lago Paranoá, ubicado en el centro de la ciudad y que constituye su principal fuente de agua, Brasilia se ha convertido en una ciudad pionera en el ahorro de espacio en todo el mundo. No solo posee cientos de rascacielos residenciales con más de 200 metros de alto —que hacen juego con los que sirven de sedes corporativas—, sino también hay diez islas de 100 kilómetros cuadrados que flotan a más de 2000 metros sobre la urbe. Éstas tienen forma de montaña invertida y fueron construidas entre 2026 y 2037, usando a más de 30 mil hechiceros, que apilaron incontables toneladas de tierra hasta darles su forma actual. Dichas islas actualmente son el hogar de tres cuartas partes de la población de la capital brasileña.

Sin embargo, el principal exponente del poderío brasileño sobre el mundo es su influyente complejo industrial cívico-militar. Compuesto por veintitrés empresas, entre públicas y privadas —todas con presencia de capitales libaneses—, son las que otorgan al Brasil todas las maquinarias de alta tecnología, desde los autos de motores de hidrógeno que se venden como pan caliente por todo el mundo, hasta sus avanzados equipos militares, que le han permitido al país sudamericano tener al ejército más poderoso de América.

De hecho, el presidente del Brasil, Protogion de Eta Efevrétis, junto a su primera dama, Hanayoru Kuraikame, se hallan reunidos con los líderes de este conglomerado, en una de las salas de reuniones del Palacio de Planalto[2], sede del poder ejecutivo brasileño. Llama la atención de que dicha sala tiene vista a la plaza de los Tres Poderes, en cuyos extremos se hallan las sedes de los poderes del estado brasileño, y ellos se hallan sentados en cómodos sillones alrededor de una mesa redonda de luz sólida, casi transparente, simbolizando que los presentes son iguales entre sí y que no hay secretos entre ellos.

—Antes de discutir los temas que nos trajeron aquí, permítanme expresar mi más sincero agradecimiento hacia ustedes. Sin su ayuda, Hanayoru y yo no habríamos sabido que hacer con este país. Confieso que hasta el día en que ustedes acudieron a mí, no teníamos idea de como gobernar una nación entera —Protogion expresa el enorme agradecimiento que tiene con sus asociados.

—Es verdad. Pero usted tiene crédito por habernos proporcionado su intelecto para la causa. Sin él, no habríamos podido crear los inventos que ahora son fundamentales para la materialización de nuestros objetivos —indica sonriente La Princesa, sentada a la derecha del nephilim, con las piernas cruzadas y presente como un holograma.

—Y claro, el dinero. El cochino dinero que todos desprecian, pero sin él, nada de esto sería posible —revela Nasir Lusinyan, entre la queja y la ironía, quien se halla adyacente al presidente brasileño.

Si bien tiene la apariencia de un adulto recién llegado a los cuarenta, Nasir Lusinyan tiene muchos más años de los que aparenta. De contextura delgada y ojos escarlata, su vestimenta, compuesta por un elegante traje blanco y sombrero fedora, lo denota como una persona calmada que gusta del buen vestir, además que sus prendas vienen muy bien en el ambiente tropical de Brasilia y son una pista de que, a pesar de ser oriundo de Baalbek, Líbano, se halla radicado en la capital brasileña desde hace al menos una década. Sus largos cabellos plateados que llegan hasta la nuca y ojos escarlatas lo delatan como hechicero.

Y aunque no es un maestro como lo son El Barón y el Zar Carmesí debido a que su poder mágico es muy inferior al de ellos, al igual que Xäphía Niö’sänhi, es un mariscal intendente, rango otorgado a miembros con voz, pero sin voto en las reuniones de los maestros y La Princesa, gran maestre de la Orden del Libro Verdadero. Contrario a la antigua gran maestre, degradada por su fracaso en la Primera Guerra Mundial, Nasir es ascendido debido a su posición como patriarca de la rica e influyente Casa Lusinyan.

—En efecto, mariscal Lusinyan —recalca Hanayoru, sentada a la izquierda de Protogion—. El dinero de su familia ha ayudado muchísimo a nuestros planes. Además, siempre he admirado la lealtad que ustedes han profesado a la Orden del Libro Verdadero. El poder de sus hechiceros, el intelecto de mi marido y el capital de su familia, han hecho una alianza muy poderosa.

—Tal vez voy a sonar algo estúpido al hacer esta pregunta, pero ¿por qué no pusiste en marcha todos estos proyectos cuando tú aún servías a la Atlántida, Protogion? —pregunta el Zar Carmesí, quien está al lado de La Princesa y al igual que ella, está presente como un holograma.

—Permítame responder esta pregunta. El...

¿Quieres saber más? Pasa por acá y continúa la lectura: https://gary-d-crowley.blogspot.com/2021/01/19-preparativos.html

Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com