¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

La juventud..lee o no lee?

2

Comentarios

  • mariaelenamariaelena Francisco de Quevedo s. XVII
    editado octubre 2008
    Catulo escribió : »
    En este sentido, por lo menos a mí me interesaría saber, más si la juventud lee o no lee, qué lee y cómo lo hace, si los jóvenes ya se introducen en el mundo de la lectura desde los hábitos del hiperconsumidor; si, para ellos, un libro es otra opción personal de entretenimiento, en "igualdad ofertada" a las vídeoconsolas o a irse a hacer rafting. Es decir, productos y servicios del mercado del ocio colocados al mismo nivel y en el mismo escaparate de la individualidad hedonista, desvertebrada, irrelevante, que promociona y alimenta en cada uno de nosotros el universo-consumo en el que ya todos vivimos, nos guste o no.

    Un saludo,

    Catulo.

    :)

    No se si decirte que eres un poco alarmante..
    Es que me asustas..y no tengo las estadisticas para contestar..
    pero como tu dices es la realidad nos guste o no.


    un abrazo,
  • tecladoteclado Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado octubre 2008
    Castellorizon escribió : »
    ¿Los jóvenes leen mucho más que los adultos? Pero qué desperdicio de tiempo. Tengo entendido que la juventud es la edad para hacer boludeces, decir disparates y, en fin, para cagarla de lo lindo. ¿Para qué desperdiciar la juventud leyendo?

    Estoy de acuerdo con roberto carlos hasta cierto punto. El modo de vida literario —ese que consiste en rodearse de libros, matar palabras con la pluma y ser refinados con el lenguaje— no es el último escalón de la evolución espiritual o intelectual. Es más bien uno de tantos caminos posibles. Decir lo contrario sería dar rienda suelta a la vanidad, y la vanidad, ya se sabe, es ese espejito que nos hace sentir importantes.

    Saludos :eek:

    Hola Castellorizon,

    Antes que nada, decirte que me gusta tu forma de escribir: ordenada, correcta y estructurada.

    Dejando de lado este pequeño preámbulo, me gustaría hacer una pequeña mención. Que los jóvenes leen mucho más que los adultos, pero la mayoría lo hacen por obligación, no por placer.

    Y por acabar: ¿Cómo consigues hacer el guión largo - en el foro? Con el Word me funciona la combinación, pero aquí no.

    Saludos,
  • tecladoteclado Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado octubre 2008
    mariaelena escribió : »
    Anoche..vi en el noticiero TV3..(canal de españa), que una ñiña de 8 años se ha consagrado como la gran lectora de libros..lee 4 libros al mes..y le han dado un premio 60 euro para que siga comprando libros.

    Además ha dicho que cuando sea grande querra ser escritora...

    Felicidades!! que amorosa ñiña...!!!

    Hola mariaelena,

    ¿También ves TV3? Me habría gustado ver este programa, jeje. Hay cada niño que me deja flipado al ver lo que llega a leer.

    Saludos,
  • UlrichUlrich Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado octubre 2008
    (This message was left blank)
  • CatuloCatulo Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado octubre 2008
    Oh, no había leído al contertulio Castellorizon. Gracias a él acabo de descubrir que eché a perder mi juventud leyendo. O quizá no, pues hice tantas "boludeces" como libros leí. Incluso alguna boludez hice que, para empatarla con una lectura, hubiera tenido que leer la Divina Comedia.

    Yo no sé qué se persigue diciendo que leer no beneficia a la persona, que alguien que lee no es mejor que un analfabeto o que alguien que sólo ve la televisión. Pero de qué me extraño: si ya se dice por ahí que la civilización es sólo la perfección de la barbarie. Afirmación que se cae sola porque implica una valoración absolutamente negativa de la barbarie para que la civilización pueda serlo también, concluyendo en una especie de misantropía nihilista y universal.

    Del mismo modo, si aceptamos que quizás los analfabetos y los ignorantes no sean tan despreciables, en la medida en que el analfabetismo y la ignorancia nunca se dan en términos absolutos (un campesino o un furgolero que jamás leyó un libro desarrollarán su propia sabiduría, si quieren sobrevivir, seducir a una chica para poder reproducirse, lograr la aceptación social y alcanzar ciertos premios y satisfacciones en la vida, etc.) también debemos admitir que la cultura tampoco podrá ser insoportablemente fatua si, como decía Bertrand Russel, todos somos iguales en nuestra infinita ignorancia, y el problema de la cultura no es la cultura, sino que ésta estropee la humildad. Y desde luego más vale un ignorante humilde que un sabio soberbio, porque su soberbia, antes o después, echará a perder su sabiduría, mientras que el ignorante humilde siempre podrá aprender de sus batacazos y de lo que vea por ahí.

    Pero si hay algo malo, si hay algo verdaderamente lamentable, éstos son los ignorantes soberbios, los que se sienten orgullosos de su ignorancia, y la pregonan, y se jactan de ella, quemando los libros en una nueva hoguera, como ya hubo otras en el pasado: la de Savonarola, la de los nazis y los fascistas, la del comunismo brutal de Pol Pot... y hoy, la hoguera de los que dicen que los libros no sirven para nada, los que arrancan todas las palabras de sus páginas para arrojarlas al fuego de su desprecio.

    Y no me vale que sean "chavales irresponsables". No lo son para meterse a hablar sobre asuntos de personas adultas.

    Pero buen rollito.

    Un saludo,

    Catulo.

    :)
  • UlrichUlrich Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado octubre 2008
    (This message was left blank)
  • CatuloCatulo Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado octubre 2008
    Amigo Castellorizon, en Salamanca, donde estudié, hay un dicho en latín macarrónico: Quod Natura non dat, Salmantica non prestat: lo que la Naturaleza no da, Salamanca no lo presta, y esto no sólo vale para lección de estudiantes zopencos que esperan que el título universitario les confiera la inteligencia y la agudeza mental con las cuales no nacieron, roborando así cuán necios son, sino también, a otro nivel, sirve para comprender que la cultura no cambia al humano hasta el punto de lavarlo de toda su mísera hominidad. A veces nos parece que todo lo que ha inventado, pensado, avanzado, todo lo que nos hemos dado a nosotros mismos para ennoblecer nuestra condición a lo largo de milenios, es sólo un frágil castillo de naipes.

    Por eso mismo había también, en Salamanca, uno que decía que debían derribarlo todo en la ciudad, del puente romano a la Catedral, pasando por la vieja Universidad y la Plaza Mayor y el Palacio de Monterrey, y dejar solamente el tosco verraco celta que aún puede verse junto al río Tormes.

    Yo, sinceramente, y aunque a veces también considero lo poco que puede llegar a valer toda la cultura y el refinamiento del mundo, cuando al lado, un buen día, te montan un Mathausen los mismos vecinos que otro día admiraron a Hölderlin o a Mozart, la verdad no llego al paroxismo pesimista y autodestructivo que se apoderaba de aquel señor que pedía la demolición de Salamanca sentado a lomos del primitivo verraco, como extraño Quijote de un nihilismo del fin del mundo.

    No obstante, quizá el pesimismo antilibresco, rendirse al lúgubre pensamiento de lo poco que puede llegar a servir el libro, sea resultado de una ingenuidad, la de haber llegado a esperar demasiado de la cultura, y me consta que muchos pesimistas de este tipo fueron antes arrebatados soñadores que ponían todas sus esperanzas en la educación del Ser humano. Y el Ser humano, efectivamente, podrá educarse, pero esto nunca le convertirá en un ángel, jamás le redimirá de su propia biología, nunca cambiará su carne por almíbar celestial. Creer que a base de lecturas podremos borrar nuestros instintos, equivale a creer lo que le dijo una vez un psicólogo a cierto paciente que había tenido un ataque de pánico, a causa de un temor absurdo que lo aterrorizaba:

    -Doctor -decía el paciente-, soy consciente de lo ridículo de este miedo, trato de decirme a mí mismo, lógicamente, que eso no me va a suceder, pero no puedo evitar aterrorizarme.

    -En efecto, nunca podrás curarte de ese pánico razonando. Es como tratar de arreglar un hueso roto empleando la fuerza de la razón.

    Pues las bases de nuestra conducta son tan físicas como nuestros huesos, y no hay libro que modifique nuestro esqueleto, por bueno que sea. ¿Tal vez una mutación genética?

    Y entre esas bases elementales de nuestra conducta, está la que nos impulsa a sacar egoístamente buen provecho y beneficio de cualquier cosa que sirva para ello. Y hete aquí que, en efecto, amigo Castellorizon, los hay que emplean la cultura para sentirse superiores a los demás.

    Pura fisiología.

    Un abrazo,

    Catulo.

    :)
  • MebsajerodepazMebsajerodepaz Pedro Abad s.XII
    editado octubre 2008
    Gerchu escribió : »
    Pasa que para leer se necesita tiempo, y en esta generación en la que andamos a mil no hay.

    Creo que los tiempos han cambiado mucho. Los jóvenes se pasan mucho tiempo delante del ordenador, de las consolas y de la televisión. Un papel es menos atractivo que una imagen o un juego de diversión que entretenga mucho. Pero el que lleva la vocación de la lectura, al final termina en sus redes. Se trata de vocación más que de tiempo.
  • MebsajerodepazMebsajerodepaz Pedro Abad s.XII
    editado octubre 2008
    Añado también que para leer hace falta concentración y tiempo para poder asimilar con tranquilidad lo que el escritor nos quiere transmitar por medio de su escrito. Es un trabajo aparte de ser un hobby.
  • CatuloCatulo Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado octubre 2008
    ¡Hombreee...! Alguien que se da cuenta de que la lectura requiere un esfuerzo, que no es como ver la tele, que no es algo pasivo. Igual que con los vídeojuegos, pero a otro nivel: nadie llega al final de un vídeojuego con sólo mirar los gráficos, ¿no? Hay que hacer un cierto esfuerzo, desarrollar una cierta habilidad de reflejos, con los mandos... Pues con los libros pasa algo parecido. Hay que concentrarse y poner a funcionar las neuronas, o no sacas nada.

    Más que la velocidad de la vida joven, la razón yo la veo en la facilidad de la vida joven que continuamente venden por ahí. Lo fácil es un valor, lo difícil es un coñazo, un tostón, un rollo. El tinglado del consumo te vende la vida fácil, porque tú lo mereces por tu linda carita. Pero ojo con el que viene a darte jabón sin conocerte de nada. Y sin darnos cuenta nos van convirtiendo a todos en unos inútiles, incapaces de afrontar las dificultades, pero lo que algo vale, algo cuesta, o no vale nada. Un libro que cuesta cierto esfuerzo entender acaba enseñándote algo. Y de paso has ejercitado tus neuronas, lo que no viene mal.

    Un saludo,

    Catulo.
  • tecladoteclado Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado octubre 2008
    Querer es poder :D

    Yo opino que una cosa es no tener tiempo, es decir, cero minutos, mas raramente se da el caso; y otra cosa es tener poco tiempo, o menos tiempo del que nos gustaría dedicar a la lectura todos los días -almenos hasta saciarnos-. Entonces, al no disponer de este tiempo tan eterno, tendemos a decir que no tenemos tiempo, siendo esto incierto, ya que tenemos poco, pero tenemos. La solución a este problema es sacar todo el tiempo que podamos para dedicarlo a la lectura, apurando hasta el último segundo. Evidentemente, esto requiere mucha voluntad y dedicación.

    Después hay las personas que tienen mucho tiempo para leer, y lo hacen.

    Los jóvenes son los que tienen más tiempo, sin embargo aprovechan la hora de los deberes para leer, y su tiempo libre lo dedican, la gran mayoría, a diversas actividades de ocio muy extendidas hoy en día.

    Saludos,
  • UlrichUlrich Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado octubre 2008
    (This message was left blank)
  • GlantonGlanton Anónimo s.XI
    editado octubre 2008
    El problema de la juventud (y puedo hablar sabiendo lo que digo debido a mi edad) es que solo piensa (¿piensa?) en emborracharse los fines de semana, ir de discotecas y hacer el ganso. La cuestión es no usar la materia gris y ser lo menos originales y creativos posibles. Tener una vida vacía, sin ninguna pasión por nada o hobby que no sea la "juerga".

    La verdad, no se el ambiente que habrá en la gran ciudad, pero en mi pueblo se traginan un mamoneo impresionante los adolescentes de modalidad niñatil. Cierto es tambien que hay algunos menores de 30 con grandes pasiones como la literatura, el cine o la buena música. Gente que fomenta el arte de un modo u otro y lo ama. Pero luego están los que solo saben dar motazos haciendo caballitos y emborracharse (y no en ese orden precisamente)

    Así que si la gran mayoria de jovenes no leen es por que no les da la gana. Por que prefieren no pensar ni usar mínimamente el coco a no ser que sea para preparase un cubata o fumarse un canuto!!!
    Menos mal que aún quedan algunos en la resistencia, que luchamos por ser nosotros mismos y no caer en las garras del gran rebaño que siguen las ovejas de esta sociedad.
  • sabrinasabrina Anónimo s.XI
    editado octubre 2008
    Es cierto que la gran mayoría de jovenes no leen mucho, yo siempre he leído ,ahora y cuando era mas jovencilla y podía leer, salir de juerga, ir a la discoteca etc, no creo que una cosa tenga que ver con la otra.
    Posiblemente la gente a medida que su edad avanza lee más, pero hay de todo, también hay jovenes que leen y mucho.
  • En algún lugarEn algún lugar Anónimo s.XI
    editado noviembre 2008
    Eso de que no hay tiempo para leer son pamplinas.Hay tiempo pá tó,si uno quiere.Yo pienso que los jóvenes no leen nada...Hablo como joven también,ya que tengo veinte y cinco,pero me refiero a zagales/as mucho más jóvenes que no tienen ni idea de lo que es un libro ni les interesa saberlo.Siempre sin generalizar claro.
  • Henry MillerHenry Miller Pedro Abad s.XII
    editado noviembre 2008
    En mi caso lo que ocurrió fue que en el instituto me hicieron leer libros infumables a esa edad, lo que hizo que no me iniciaria verdaderamente en la lectura hasta años después.

    No se puede poner a leer a un niño de 14 ó 15 años Historia de una escalera o San Manuel Bueno Mártir.
    A esa edad, más que realismo de otra época, hay que leer libros más "mágicos", como puede ser Diarios de Adán y Eva de Mark Twain, por decir alguno.

    No me vale lo de que había que leer literatura española, porque seguro que también en ella se pueden encontrar mejores libros que los citados.
  • Cuenta cuentosCuenta cuentos Juan Boscán s.XVI
    editado noviembre 2008
    En mi opinión el amor a la lectura siempre va de la mano de alguién que se preocupa cuando eres niño de descubrirte el fantastico mundo de los libros. Es una labor primero de los padres, porque si un niño se habitua a ver leer a sus padres y luego comparten y discuten sobre las lecturas del niño y del adolescente mas tarde ese joven leera no porque hay que leer sino porque le fascinará el mundo de los libros.

    Los segundo en responsabilidad son los maestros (Comparto lo que dice Henry porque estos se limitan a recomendar lecturas que no son adecuadas a la edad... sobre todo sino se ha leido con anterioridad y de forma asidua lectura infantil o de adolescentes).

    Veremos este Papa Noel o Reyes Magos cuantos libros reparten...

    :cool: Saludos.
  • Lewis_CarrolLewis_Carrol Pedro Abad s.XII
    editado enero 2011
    Tengo 21 años, leo cada noche antes de ir a dormir y me gusta salir de fiesta sin la necesidad de beber alcohol. Es más leo más que mi padre, mi madre y mi hermano juntos.

    No creo que sea cuestión de ser jóvenes o no, sino de gustos. Hay a quien le gusta leer y a quien no, a quien le gusta el cine y a quien no, a quien le gusta bailar y a quien no... Luego existe una generación de ignorantes y vagos que no tienen interés por nada en su vida y que sus aficiones se reducen al alcohol, los porros y cosas por el estilo...
  • AladasAladas Fernando de Rojas s.XV
    editado enero 2011
    Coincido con Lewis Carrol. Yo provengo de una familia no lectora, sin embargo, desde los cuatro años, devoro libros. Leí toda mi vida (tengo 42 años), termino un libro y comienzo otro. Y siempre me hago tiempo. Soy profesora de Literatura y quiero comentar algo que me llamó la atención, relacionado con los gustos literarios. Entro por curiosidad a varios blogs de profes españoles (soy argentina) y leo que sí, les dan a leer ciertos "clásicos" como los que ustedes mencionan y que duermen a cualquiera. Aquí, en mi país, el canon literario es mucho más abierto, en la escuela se lee mucha literatura contemporánea. No obstante, a los adolescentes les cuesta engancharse con la lectura.
  • Transeunte_celosoTranseunte_celoso Pedro Abad s.XII
    editado enero 2011
    Tambien depende mucho como te crien supongo, a mi me llevaron al hábito de la lectura por que me fascinaba lo paranormal entonces me compraban toda lo que tenia que ver con fantasmas zombies etc. amaba el horror y comencé por cuentos de """" para niños. a los 7 fue mi primer libro de Stephen King "Los tommyknockers" me gusto aunque algunas cosas ni le entendí.
    Pero si lo primero que te hacen leer es algo aburrido y largo no creo que tengas futuro de lector, yo creo que a todos les gustaría leer si leyeran algo que les gusta.
    Y que empezaran por cosas pequeñas y que en la escuela te dejaran leer lo que quieres y no lo que te ordenan.
  • Eso si, sería estupendo, pero tienen la mala costumbre de colocar unos ladrillos que ni los mismos profesores pueden con ellos y quieren que los alumnos si se los traguen, de ahí viene la pereza y la desidia de muchos jóvenes para leer.
  • AladasAladas Fernando de Rojas s.XV
    editado enero 2011
    Coincido con ustedes.
  • ShaiantiShaianti Fray Luis de León XVI
    editado enero 2011
    El gusto de la lectura (por no llamarlo amor) nace de uno mismo. Puede darse el caso (que es también el mío), como alguno de vosotros ha mencionado, que se haya inculcado desde la infancia en el ambiente familiar, porque los propios padres y abuelos eran ya a su vez grandes lectores. Mi abuelo tenía una biblioteca de 10-12.000 volúmenes, incluyendo los de trabajo, de la que extraje mis primeras lecturas ya desde los 6-7 años. En casa ni siquiera había televisión (entonces estaba en manos del régimen franquista y controlada por la censurada) y los únicos peridiódicos y revistas que entraban en casa eran extranjeros (el Times inglés, l'Espresso italiano y el Paris Match francés, que un librero de la zona guardaba expresamente para mi familia, y que todos leíamos en lengua original, para enterarnos de las noticias "internacionales"y de los artículos literarios). Había una "sala de lectura" con grandes sillones con orejas, en la que todos, adultos y niños nos sentábamos en silencio a leer durante horas...

    La pasión por la lectura puede también surgir de uno mismo, incluso en ambientes donde no se lee, como cuenta Aladas, y ésto tiene aún más mérito. En estos casos sería de todas formas aconsejable que un adulto "guiase" al joven que se adentra en el mundo de la literatura, para ayudarle a ir escogiendo las lecturas más apropiadas.

    En lo que sí difiero es en atribuir a los profesores y a los programas escolásticos el desamor o la apatía por la lectura. Sí puede haber libros "rollo" o inapropiados para los escolares, la elección de lecturas en la escuela es un hecho subjetivo, pero es en casa o en uno mismo donde despierta realmente ese interés que llevará a lecturas más selectivas.
    He leido tostones impresionantes en el colegio en mi infancia y adolescencia y no por ello perdí entonces mi afición. Al contrario, con el pasar de los años he vuelto a leer con placer libros que en el colegio me resultaron pesadísimos. Hay un tiempo para cada cosa...
  • MariiiiiiMariiiiii Anónimo s.XI
    editado enero 2011
    Al igual de lo que dijeron anteriormente, en las escuelas te enseñan a leer algunos libros que no fomentan la lectura en los jovenes. Esto los lleva a ver a la lectura como algo aburrido y obligatorio. Tambien pienso que hay una gran influencia de los medios de comunicacion.
  • ReichenReichen Anónimo s.XI
    editado enero 2011
    No leí todos los mensajes, pero sí noté que en un par mencionaban el tema de la obligación de leer libros para sacar nota para el colegio como uno de las razones por las cuales la literatura se aleja de los jovenes.

    Opino bastante parecido. Desde el primer momento en el que se exige leer por el deber de obtener una buena calificación ya se desvirtuó completamente el propósito inicial de leer un libro. No debe ser en ningún caso una obligación, pero en el colegio inevitablemente se plantea así, no importa si el título es malo o menos malo (otro problema, al menos de la educación en Chile, ya que de los 10 ó 11 libros del año no salvan más de 3 si es un año con suerte). Si esto se reitera absolutamente toda la vida escolar el resultado es obvio. Después de todo, ¿quién va a querer recordar aquellas interminables noches en que debíamos combatir contra el sueño por tratar de entender un libro del siglo XV del que con un esfuerzo increíble comprendíamos sólo el título?

    Pero, a pesar de lo anterior, el factor más determinante de todos (creo yo) es la formación que entrega la familia y el entorno donde se vive. Si se vivió rodeado de gente que conocía mucho, que leía mucho, que parecía tener una opinión contundente sobre las cosas, que podía desenvolverse en conversaciones no tan triviales si no más "interesantes", se generará la maravillosa curiosidad. Esa curiosidad es la que animará a leer, ya que si se sabe que detrás de aquellos libros malos existe realmente un mundo fascinante por conocer que le llevará a comprender muchísimo mejor un montón de aspectos en todo ámbito de cosas (sentimientos, momentos históricos, movimientos artísticos, ideologías, motivaciones, etc), pues querrá instruirse de alguna forma. Lo triste es que muchas veces no se forma esa curiosidad, y creo que es lo que sucede con muchos jóvenes hoy (hablo como si no perteneciese al grupo, haha xD), ya que es más "fácil" ir a fiestas, bailar, comer, estar en facebook y dormir.
  • AladasAladas Fernando de Rojas s.XV
    editado enero 2011
    Hola, Reichen!!! ¿En Chile leen diez u once libros al año en la escuela? ¡Qué bueno! En Argentina, por lo general, se trabaja con fotocopias y no se lee NINGUNO. Salvo en las escuelas privadas, que leen alrededor de seis. Trabajé bastante tiempo en escuelas de riesgo social, en barrios carenciados, y, los chicos, ni siquiera pagaban las fotocopias, menos comprar libros. Tampoco teníamos bibliotecas.
    Ahora trabajo en secundarias de adultos. Sin embargo, para seleccionar los textos, tengo que pensar en que no sean muy largos, ya que los leemos íntegramente en clase, en voz alta, porque todos trabajan y argumentan que no pueden leer fuera de la escuela, y, además, que se consigan usados y sean baratos, sino no pueden comprarlos. Como ves, hay muchos factores limitantes.
    Siempre trabajo con obras literarias de los siglos XX o XXI. Excepcionalmente, alguna novela del siglo XIX.
  • temulentiatemulentia Pedro Abad s.XII
    editado enero 2011
    En Chile no se lee y cuando se lee, se lee cualquier huevada: Rivera Letelier, Serrano, Zambra, Gumucio, Ampuero, Simonetti, Allende, reyes malditos, vampiros o Potter. Menos mal que ya no soy joven.
  • EmilyEmily Pedro Abad s.XII
    editado enero 2011
    Bueno, yo aun estoy en el cole. Y lo que me he dado cuenta es que los profesores no se interesan lo bastante en este tema, simplemente quieren cumplir con un programa que lleve a que los alumnos consigan mejores puntajes. Por lo que a mi respecta, mi familia lee mucho, y me han inculcado este hábito. Pero resulta que cuando llevo un libro al cole me miran como bicho raro, les resulta extraño que alguien pueda disfrutar de un buen libro, ya que como la moda no se los dice les resulta absurdo.

    Bueno concluyendo, pienso que es un problema social, ya que en esta etapa siempre se esta cuestionando el "¿como debo ser?", y los adultos te dan la respuesta en ocasiones equivocada, o muy distante, o incluso no te la dan. Por tanto deja a la deriva todos estos cuestionamientos, que los soluciona la moda, la parte comercial y la sociedad en muchos casos equivocada, que todo el tiempo te estan diciendo como actuar, pero nadie te enseña que puedes decidir, que hay más caminos.:o

    Y haciendo referencia a un comentario anterior, pienso que tanto la parte fisica como la intelectual no deben ser los polos opuestos, al contrario pienso que el equilibrio entre estas dos llevan a una vida saludable.
    Ya que es necesario ejercitar tanto los musculos de las extremidades, como el cerebro, de lo contrario pueden correr el riesgo de atrofiarse. :(

    Saludos!! :)
  • AladasAladas Fernando de Rojas s.XV
    editado enero 2011
    Coincido totalmente con Emily en cuanto a darle importancia tanto al desarrollo físico como al intelectual.
  • frasesdeamorfrasesdeamor Anónimo s.XI
    editado enero 2011
    La juventud nunca ha leido demasiado. Supongo que es uno de esos placeres que vas aprendiendo a degustar con el paso del tiempo.
    No recuerdo que de joven me entusiasmara leer, ni tampoco a ninguna de mis amistades.
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com