¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

Para Nada...

MACONDOMACONDO Gonzalo de Berceo s.XIII
editado septiembre 2012 en Poesía General
POESÍA O LO QUE SEA...



Aquella remota tarde gris de junio, esas hojas crispadas por la eternidad de las horas invernales, aquella tarde aprendí a contemplar ese sueño que suele condenar estirpes.

Su misterio no tardo en crear un mundo diáfano en mi almohada. Creí al verla llegar que traía dos alas blancas en sus espaldas y que transformaba las fisuras de mi interior...

Me figure el paraíso como sus ojos, me atreví a desenterrar esos momentos que torcieron mis años...

Solía andar como cualquier transeúnte de esta ciudad, apenado por las injusticias que solían dejar todo bajo el cielo.

Pensaba dejar como herencia un verso de Carpentier, seguro seria mucho.

Nadie conocía el cometa que se había llevado mis instantes, huérfano de sol..

La reconocí escribiendo en el cielo, la volví a ver en el momento donde los huesos, cansados de nada descansaban sobre mi cuerpo. Ya no quedaba nada, se esfumaron los alrededores que ilustraban un jardín que creí haber visto.

Paso de largo...

Seria en vano preguntar de que alma descendió, si ni siquiera tenia registros de ella.

Todo era muy subjetivo, tan inmenso era mi amor, como grande su existencia.

Las noches devoraban esperanzas, sucesos resentidos se apiadaban. Son esos momentos donde solo se tienen en cuenta otros momentos, seria poco seria poco..

Aparecía y desaparecía con inmensa impunidad .Me seria mas fácil intentar la vida.

Llego la primavera, los árboles se disputaban el cielo, el sol acariciaba la luna , todo era tan bello, que algo tenia que suceder...

El cartero imaginario no tocaba dos veces, las cosas que antes seducían mis dedos estaban fuera del mar. Y esos puntos cardinales que decoraban mis días, me encerraban...

Una bruma llego desde el confín aquel, donde se precipitaban sirenas y marineros, barcos encallados en la nada. Neblina interior, oscuridad exterior.

Ya no paso de largo...

Me apuraba la vida que no había vivido...

Y desde aquel entonces ella tomo posesión de mi ser, deslumbro todos los sentidos y yo quede sentido. Era magna su energía y sobrenatural.

Creció el verano entre los pelos, los rayos penetraban en la risa de los rostros iracundos, el mar recompensaba la sangre, la totalidad de las cosas se ponderaban por encima de la imaginación.

Y yo amarrado a tus frontera....

Comentarios

Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com