¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

Cuando cierro los ojos..

NoCtUrNaENoCtUrNaE Pedro Abad s.XII
editado junio 2009 en Erótica
Suena el teléfono. Miro nerviosa la pantalla del móvil; es él, llevo todo el día esperando su llamada, a pesar de saber que me llamara a esta hora, como siempre. Cierro los ojos mientras me hago esperar unos segundos antes de cogerlo.

- ¿Sí? - Contesto disimulado mi impaciencia.

- ¿Estás preparada? – Pregunta dejando escapar una leve risotada.

- ¿Preparada para qué? – Comienza nuestro juego.

- Eso tendrás que comprobarlo..

……………….

Le veo, le veo allí a lo lejos. Todas las noches el mismo juego, el mismo lugar. Es extraño, aun no soy capaz de distinguir bien este sitio, parece que todos mis sentidos se clavan en él al verle aparecer, haciendo que el resto del mundo se oscurezca hasta desaparecer.

A pesar de estar aun bastante lejos puedo distinguir su sonrisa, su hermosa y reluciente sonrisa. Sus labios marcan una línea perfecta, una línea que encaja como pieza de puzzle con sus dientes casi inmaculadamente blancos.

Comienza a caminar lentamente hacia mí, fijando sus oscuros ojos en los míos. Ya puedo notar como un cosquilleo comienza a recorrer mi estomago, bajando por mi vientre hasta pararse en mi entrepierna, concentrándose en ese único lugar.

-Muéstrame como me deseas. – Susurra sin apartar su magnífica sonrisa de su angelical rostro.

Le correspondo su sonrisa brindándole una de las mejores de las mías. Mis manos comienzan a deslizarse por mi apretada blusa blanca, desabrochando lentamente cada botón, dejando al descubierto mis senos aun tapados por un sujetador de color negro, una o dos tallas menos de la que realmente uso, haciendo así que gran parte de mis senos se salgan por encima de este, sé que esto le encanta.

Termino de quitarme la blusa y la tiro hacia él; la agarra al vuelo, la toma con ambas manos mientras se la lleva hacia su rostro y la huele a la vez que cierra los ojos, embriagándose de mi aroma, desliza su lengua por sus labios antes de volver su mirada hacía mí. Me recorre con la mirada, puedo ver la lujuria bailando en sus profundos ojos.

Me doy la vuelta dándole la espalda, coloco ambas manos en mi trasero y lo acaricio haciendo que mi minifalda, de tablas blancas y rojas, se suba dejando a la vista mi diminuto tanga, también de color negro, que parece tan solo estar adornando mi pequeño, pero respingón culo.

Juego con mis manos acariciando mi suave piel, subiendo ambas manos por mi espalda, donde se detienen a la altura del sujetador, agarrando el broche para desabrocharle. Me lo quito dejándolo caer al suelo, a la vez que contoneo mi culo de un lado a otro con un vaivén incesante.

Me volteo hacia él tapándome mis senos con mis manos. Los acaricio a la vez que vuelvo a contonear mi cuerpo, haciendo una especie de baile que parece embelesarle; voy dejando que se vea cada tanto mis pezones, mis ya duros pezones.

Suelto uno de mis senos dejándolo totalmente a su vista y bajo esa mano por mi cuerpo, sobre m piel desnuda, deslizándola por mi estomago, por mi vientre, hasta llegar al borde de la minifalda; meto los dedos por el borde y agarro el tanga, tirándolo hacia arriba. Noto como se va mojando la diminuta prenda interior, como ese cosquilleo que se concentró hace unos pocos minutos en mi entrepierna, se torna en calor y humedad.

Le recorro con la vista, con la mirada lasciva, hasta dejarla fija en sus pantalones, mientras, continuo tirando de mi tanga y agarro uno de mis pezones retorciéndolo de un lado a otro para luego tirar de el hasta que se escapa de entre mis dedos. Puedo ver un bulto entre sus piernas, me muerdo mi labio inferior imaginándome su duro miembro totalmente erecto esperando entrar en mí, lo que hace que me moje un poco más.

Levanto la vista y le veo sonreír, sabe que deseo sentirle dentro de mí, todo lo dentro de mí que pueda. Baja sus manos hasta su vientre, mete una de ellas dentro de su pantalón, puedo distinguir a través de la ropa como toma su miembro y lo acaricia, con la otra mano se aparta el pantalón sacándolo lentamente.

- ¿Lo quieres? – Pregunta con la voz entrecortada mientras se masturba.

Yo tan solo asiento con la cabeza, estoy demasiado caliente para gesticular alguna palabra. Meto ambas manos debajo de mi minifalda, agarrando el tanga, bajándole hasta las rodillas, soltándole ahí dejando que caiga solo. Me subo la minifalda a la vez que me doy la vuelta y me pongo en pompa apoyándome con una de mis manos en la pared, la otra rápidamente me la llevo a mi entrepierna y me meto hasta el fondo dos dedos, no podía aguantar más, estoy tan caliente y mojada que mis dedos rápidamente se empapan.

Él camina hacia a mí, hasta detenerse detrás, siento su duro miembro rozando mi culo; me agarra de la cadera, acariciándome, susurra algo a mi oído, pero no le entiendo, tan solo vuelvo a asentir con mi cabeza mientras muevo cada vez más rápido mis dedos dentro de mí, masturbándome, haciendo que mi respiración se agite hasta el punto de dejar escapar pequeños gemidos.

Mueve su miembro por mi culo, rozándome, acariciándome con el. Se detiene en la entrada, colocándole listo para entrar en mi, comienza a empujar lentamente haciendo que la punta entre con dificultad debido a mi estrecho e inexperto culo; no puedo evitar sentir dolor a la vez que placer.

Con una mano me acaricia la espalda a la vez que con la otra se agarra a mi cadera. De un solo movimiento lo mete hasta el fondo de mí, grito a la vez que araño la pared y me estremezco de dolor, pero extrañamente también de placer. Él se hace hacia delante hasta quedar a la altura de mi oído y me susurra con su entrecortada voz a la vez que hace su cadera hacía atrás sacando parte de su miembro de mí.

- Perdón, no pude evitarlo.. – Lo mete de golpe de nuevo haciéndome gritar.

- No seas tan malo… - Alcanzo a decir en forma de reproche.

Se ríe mientras hace su cadera hacía atrás haciendo que todo su miembro salga de mi culo. Agarra la mano que tengo en mi entrepierna y la aparta de ahí, yo cedo enseguida, apoyándome ahora con ambas manos sobre la pared. Aprovecha para pasar su mano por mi mojada entrepierna, empapándose los dedos de mí; seguidamente acerca una de esos dedos a mi boca y lo lamo, saboreando el sabor mi propia entrepierna, luego se lo lleva a su boca y le miro mientras los lame cerrando los ojos, disfrutando de mi sabor.

Agarra de nuevo su miembro y lo pone a la entrada de mi entrepierna, empuja un poco dejando parte de su miembro dentro de mí y aparta la mano, ahora empuja bruscamente y de golpe quedando totalmente dentro de mí, ambos dejamos escapar un gemido debido al placer.

Noto todo su duro y grueso miembro dentro de mi húmeda entrepierna, pero no se mueve, estoy impaciente, comienzo a mover mi cadera mientras noto como él se ríe, rio con él; le gusta volverme loca, lo sé.

- Dame.. Destrózame.. – Digo casi en una súplica sin evitar pequeñas risitas..

Él no tarda en comenzar a mover su cadera, haciendo que su miembro entre y salga de mí con rapidez, se aferra con ambas manos a mi cadera, moviéndome a su antojo, haciendo de las penetraciones cada vez más fuertes y profundas. Nuestras respiraciones se agitan al punto de no distinguir los gemidos de la propia respiración; nuestros cuerpos se estremecen entregándose al placer, fusionándose en un solo cuerpo, en un solo ser.

Al cabo de unos minutos ambos nos encontramos al borde del éxtasis, me aferro con fuerza a la pared a la vez que noto como él me agarra aun más fuerte de la cadera…, liberamos todo el placer en un fuerte gemido, mucho más fuerte que todos los anteriores, llegando al orgasmo casi al unisonó.

………………..

Escucho su respiración tranquilizarse poco a poco a través del teléfono, junto a la mía. Abro los ojos y me encuentro desnuda sobre la cama, sola, como cada noche; siempre parece tan real, como deseo que vuelva a mi lado.

- ¿Mi amor? - Pregunta aun con la voz entrecortada.

- Dime – Contesto tratando de disimular mi tristeza.

- Te amo.. – Puedo notar un matiz de melancolía en su voz..

- Yo también te amo.. – Digo finalmente mientras una lágrima resbala por mi rostro..

Comentarios

  • NijinKaNijinKa Anónimo s.XI
    editado noviembre 2008
    Creo que escribir es lo tuyo nena
    A pesar de ser una historia un poco triste esta cargada de pasion

    Espero que sigas escribiendo asi y como en todo lo que haces,
    que con el tiempo vayas superandote a ti misma

    Besos!
  • NoCtUrNaENoCtUrNaE Pedro Abad s.XII
    editado noviembre 2008
    Gracias nena por tu comentario y tus ánimos.. ¿Qué haría yo sin ti? :p
    Me alegra un montón que te gustara.
    Intentaré superarme poco a poco en esto. ^^

    Un besito
  • rocinanterocinante Garcilaso de la Vega XVI
    editado noviembre 2008
    Nocturmae, te he baneado por error, disculpas, voy a inscribirte de nuevo.
  • NoCtUrNaENoCtUrNaE Pedro Abad s.XII
    editado noviembre 2008
    rocinante escribió : »
    Nocturmae, te he baneado por error, disculpas, voy a inscribirte de nuevo.

    Vaya.., no pasa nada, no te preocupes.
    Ni me di cuenta :p
  • ValdoValdo Fernando de Rojas s.XV
    editado diciembre 2008
    Este relato es un misil tierra-aire.
    Madre mía, logra plenamente el objetivo principal de un relato erótico. Bien escrito, el ritmo perfectamente aupado. Se lee aguantando el aire.
    El final, buenísssimmmmmo.
    Otra cosa: la figura del hombre queda difusa, entre nieblas. Me gusta, tiene un puntito de inquietante, de muy extraño.
    Felicidades.
  • NoCtUrNaENoCtUrNaE Pedro Abad s.XII
    editado diciembre 2008
    Muchas gracias por tu comentario Valdo, ya pensaba que esto de los escritos eróticos no era lo mio :p

    Gracias por tus ánimos ^^
  • ValdoValdo Fernando de Rojas s.XV
    editado diciembre 2008
    Dios, Nocturnae, si esto no es lo tuyo, yo soy un pez verde con cuatro patas. El relato tiene una fuerza avasalladora, sinceramente.
  • karimekarime Anónimo s.XI
    editado enero 2009
    He leido algunas novelas eroticas, que no tendrían nada que envidiarle a tu relato... felicitaciones !... concuerdo con lo que dijo otro de los chicos que comento este espacio... " se lee aguantando la respiracion"... y practicamente por lo bien redactado que esta... me gusto mucho, espero otro con ansias!..
  • NoCtUrNaENoCtUrNaE Pedro Abad s.XII
    editado enero 2009
    Gracias por tu comentario karime, me alegra que sacaras un poquito de tu tiempo para leerlo y me alegra mucho más que te gustara.

    A ver si me animo, saco un poco de tiempo y escribo otro relato erótico :p
  • HakiHaki Pedro Abad s.XII
    editado febrero 2009
    Me gusta la perversion con la que lo has escrito, aunque quizas le falte algo mas de ambientacion pero las armas femeninas estan muy bien definidas ;) aver si escribes otro^^
  • NoCtUrNaENoCtUrNaE Pedro Abad s.XII
    editado febrero 2009
    Gracias por tu crítica haki, intentare mejorar la ambientación en el siguiente que escriba, a ver si me animo de una vez ^^
  • CotijoCotijo Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado febrero 2009
    Siempre he pensado que algunos relatos eróticos pueden excitar mucho más que una relación sexual icónica, puramente explícita. Éste es uno de ellos.
    Podrías pulir la ortografía, porque algún errorcillo sí tienes, pero, por lo demás, está genial. :)
    ¡A por el próximo!
  • rocinanterocinante Garcilaso de la Vega XVI
    editado febrero 2009
    Hoy he vuelto a leer este relato después de mucho tiempo, ya que en su día no pude, y ahora no puedo pasar de dejar constancia de que es un soberbio relato, escrito con una pasión y a tiempo tan real, que de verdad que se vive lo que se lee.

    La técnica de esta para mi una profesional en este estilo erotico, es tan depurada y apropiada al tema que muy bien pudiera publicar sin problemas.

    Nocturnae, no te pierdas ni nos dejes, y sigues regalándonos tus fantasías eróticas tan vivas, tan bien escritas, y tan impactantes.

    Saludos de Rocinante
  • imalayaimalaya Anónimo s.XI
    editado febrero 2009
    es facinante la historia, tiene mucho encanto, sensualidad y deseo, aunque mucha gente crean que las historias o relatos eroticos son de gente perbersa, yo creo que en mi opinion es solo el verdadero encanto de nuestra alma de nuestros deseos, del amor del placer del sexo, que como en el caso de tu relato es como de un amor quizas impocible pero que al cerrar los ojos se convierte en algo completamente real y que se puede sentir en cada susurro de aquella llamada

    bueno mi redaccion no es muy buena pero espero pronto poder escribir algun relato
  • HeselHesel Anónimo s.XI
    editado febrero 2009
    Muy bueno.... me encanto el final. Felicitaciones!!
  • Juan ManuelJuan Manuel Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado febrero 2009
    Bueno, anates de nada quiero decir que soy profano en este tipo de escritura, y quizas mi opinion no sirva de mucho, pero lo he leido una sola vez y antes de escribir estar cuatro lineas he tenido que ir a darme una ducha de agua fria, y ahora con la mente un poco mas clara, comentarte que me ha gustado, pero.. a mi gusto le falta un poco mas de pausa, creo que en este tipo de escrituras, la narración mas lenta y mas pausada, da un grado mas de excitación que hace que sea aun mas morboso, diferente, pero claro está cada uno tiene una imaginación distinta y lo interpreta a su manera aunque el fin sea el mismo.
    Darte la enhorabuena y felicitarte, yo quizás me atreva en breve a escribir un relato de este tipo y así expresarte mejor mis ideas....
  • NoCtUrNaENoCtUrNaE Pedro Abad s.XII
    editado marzo 2009
    Gracias a todos por vuestros comentarios.. y aunque ando un poco perdida, no dejo de pasarme por aquí a leeros.. y espero pasarme pronto para dejaros un nuevo relato para que me digáis que os parece..
    Saludos ^^
  • sgrojillosgrojillo Fernando de Rojas s.XV
    editado marzo 2009
    Vaya vaya, este relato no lo leí, y es bastante bueno!!

    tan sólo un par de chorradillas; una, los colores. Que están muy bien porque destacan, pero estilísticamente no quedan bien. La otra, una pequeña revisión orotgráfica. pero poner dos peguitas de nada eh, el resto genial :)
  • NoCtUrNaENoCtUrNaE Pedro Abad s.XII
    editado abril 2009
    Bueno la ortografía nunca fue mi punto fuerte.., a pesar de leer mucho y escribir, siempre, pero siempre tengo faltas ortográficas :p y lo de los colores no se.. eso ya es el gusto de cada uno, hay a personas que le resulta más llamativo y una forma fácil de diferenciar personajes y a otras que no les gusta, en mi opinión es algo que ni me gusta ni me disgusta :D

    Me alegra que te gustara el relato en si y que te tomaras un poco de tu tiempo en comentar, gracias.
  • ChamanChaman Anónimo s.XI
    editado abril 2009
    Hola, lei tu relato y realmente pensaba que era una situación ya vivida... de las mejores experiencias de sexo con una pareja estable que he tenido. La pasión del relato, la capacidad de sumergirnos en un instante, un momento de una intensidad que es muy dificil de escribir, me parece asombroso. Sin ser un experto en la materia, creo que el hecho de que sea corto, y por lo mismo fugaz es una fortaleza más que una debilidad en tu relato. Es como un momento de sexo en medio de la pasion misma... me recuerda muchisimo momentos ya vividos, o dicho de otra forma, me hace vivir momentos unicos ya pasados. Muy bueno tu cuento, saludos!
  • LetrazulesLetrazules Anónimo s.XI
    editado junio 2009
    Nocturnae, me encantó tu relato, muy sensual y apasionado y el final inesperado, triste pero muy tierno.

    Vale!!!
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com