¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

Obras a concurso del V certamen FDL de poesia

AMANDOAMANDO Juan Boscán s.XVI
editado noviembre 2008 en Literatura
CARNE RENACIDA


Como ráfaga de viento
que a la hoja esparce
A merced de las olas
maltrecha me dejaste

Tu aliento ensucia el amor
que tu,tanto aireaste
De ebrios y zafios aromas
mi cuerpo embadurnaste

Con tinta de mi venas
como yegua a la que domas
Con sangre de mis hematomas
ese maldito papel, tu firmaste

Como quien ostenta un diploma
con aquel ¡!,si quiero!!, me anulaste
Todos envidian mi condición
esa ,que con palabrerias acopiaste.

Manos sucias,maldigo mi suerte
juegas con la vida y la muerte
Crees que eres superior
y de mi corazón te adueñaste

De la vida ,erés gran actor
alzado siempre tu dedo acusador
Con furia ciega golpeas la piel
que con lujuria acariciaste.

Por tus hijos erés maldecido
mi gesto ya solo es apaciguador
Impones razones con griterios
De miedos, la casa abarrotaste

Cuando camines en tu pantomina
Mira de reojo,a la cara nunca mirás
La noche caé ,reviven los sueños
y los miedos a los que nos abocasté

Sal de mi vida,bebe de mis heridas
traga los insultos que me decias
Y devuelveme mi estima,
esa, que a golpes me aniquilaste

No tengo dueño,que me oprima
recuperaré la dignidad perdida
Presiento ya muy cercano el dia
la vida será mia,no la que tu me dejaste

Ya no soy aquella mujer que te temia
esperanzas albergo,vestida de vida
Armada de valor ,carmin rojo
yo sola…no,como tú me enseñaste

No mas vendas ,ni ocultaciones
ese dia cojere mis despojos
Para que tu ¡! Cobarde!! los recojás
Y asi las cuentas ajustarte

Hoy nos vemos cara a cara
Mirame!!,no hay lluvia en mis ojos
Estás solo,por mucho que te amara
Solo erés reflejo, del miedo que creaste

Tu, que tanto me humillaste
Mira de reojo,a la cara nunca mirás
Enanos inertes,pero fuertes ,ván detrás
Y con carne renacida,que maltrataste
Al mismo Gulliver harán temblar.

Comentarios

  • AMANDOAMANDO Juan Boscán s.XVI
    editado octubre 2008
    Solo eso…, Nos separa


    Llegó la noche
    Y me encontró agotada
    Tumbada en la cama
    Mirando tu cara
    Dibujando tu cuerpo,
    Bajo sabanas blancas
    Solo oscuridad y distancia
    Solo eso… Nos separa
    Maldita… DISTANCIA

    Dormida….
    Anudada a mi almohada
    Mordiendo tus besos
    Respirando silencios
    Oyendo la nada
    Así llegue a la mañana

    El día se anuncia largo
    De segundos amargos
    Paciencias incontroladas
    Angustias disimuladas
    Palabras mal pronunciadas
    Escenas desiertas
    Todo…
    Porque tú no estabas

    De nuevo llega la noche
    Solo tu voz me acompaña
    Mientras cierro los ojos
    Tumbada en la cama
    Ese espacio vacío
    Que dibuja tu cuerpo
    Y tu voz que me habla
    Susurrando…
    Bellas palabras…
    Solo oscuridad y Distancia…
    Solo eso… Nos separa
    Maldita… DISTANCIA
  • AMANDOAMANDO Juan Boscán s.XVI
    editado octubre 2008
    Lo siento, pero la autora me ha solicitado que elimine su poema.
  • AMANDOAMANDO Juan Boscán s.XVI
    editado octubre 2008
    mas lejano

    mas lejano estoy yo de tus palabras
    / * el tiempo necesario,
    un aire que por las rejas del frente
    avisa el receso de un equivoco momento,
    las voces paralizadas del lejano
    con tus dedos
    imitando las tablas apisonadas del corazon,
    con el ruido de una voz que te llama
    por los tubos diminutos de una gotera,

    me imagino tu piel modulando,
    algo parecido a mi nombre
    o en tus pensamientos
    la fuerza instantanea
    de tu pecho sofocandome
    y ya por el camino apagado;
    donde solo brillan
    2 amarillos faros en las esquinas,
    sigue tu palabra en el aire

    mas lejano estoy yo de tus palabras
    que invoco repetidamente tu rostro
    y por las azoteas
    / * donde prenden cantos
    // * cae el infinito de las memorias
    y por las puertas enormes de las casas
    / * llegan las respuestas del tacito silencio,

    en el lejano siguen las personas
    / * sentadas en el piso
    y el constante amortiguador de las
    / * banderas
    de las estatuas bañadas en marmol
    / * de los trajes limpios
    del parque intermitente
    y el pequeño mercado
    / de dulces
    cruzando la calle
    // * donde se depositan todas las horas
  • AMANDOAMANDO Juan Boscán s.XVI
    editado octubre 2008
    Azucenas blancas

    No vale la pena niña,
    ya es tarde para volver
    a tus azucenas blancas.

    El quiso vengar en tí
    -anochecer. de mañana-
    los engaños de aventuras
    corridas con otras tantas.

    Nada sabía, pequeña,
    de la nieve en tu garganta,
    de los ríos escondidos
    dentro de tu sangre casta,
    pensó que todo mentía .
    en tu carita de santa,
    hasta la alegre sonrisa
    supuso que era prestada..

    Caminabas sin abrojos
    por senderillos de lana
    los pies calzados de plumas,
    las manos guantes de plata
    y tu cintura ceñida
    con crines de la yeguada,
    fue como encontrar la espina
    dentro de la rosa blanda.

    No pudiste sospechar
    en su terrible añagaza
    que los cascabeles negros
    de tu melena rizada
    hubieran de ser motivo
    de tus enconadas llagas.
    Y era la inocencia limpia
    dentro de la gracia clara,
    pero él quiso, que tu fueras
    una más entre otras tantas.

    No te sirvió la dulzura
    en tu sueño de gitana
    para hacerle comprender
    tu pureza, espuma alada,
    dejando en la lejanía
    a tus azucenas blancas.
  • AMANDOAMANDO Juan Boscán s.XVI
    editado octubre 2008
    CAMINANTE
    SOLITARIO

    Caminante solitario
    el poeta, con sus alforjas,
    vuelve triste, cabizbajo,
    a cantar sus nuevas trovas.
    .................................................
    .................................................
    ............No se oye otra canción
    que el tronar de las bombas.........
    .............la alegría desapareció.......
    ............todo es silencio y zozobra........
    El pánico cunde por doquier
    y está la esperanza rota
    en un mañana feliz
    en una nueva aurora........
    ...........................................
    ..........................................
    ......Ya no quedan golondrinas
    y no vuelan las alondras.
    El cielo es gris y plomizo
    de ennegrecidas sombras..........
    .......¿Están muriendo los peces¡......
    ......¡También mueren las gaviotas¡........
    Y el mar embravecido,
    tiñe de rojo las rocas..........
    ...........el cóndor de los Andes
    tiene las alas rotas
    y el símbolo de la paz
    desapareció con la paloma..........
    ........todo es negror y silencio.........
    ........salvo el tronar de las bombas.
    ¡Muerte¡ ¡Sangre¡ ¡Destrucción¡
    ¡Miseria¡ ¡Hambre¡ ¡Congoja¡
    ¡Miedo¡ ¡Terror¡ ¡Angustia¡
    ¡Pavor¡ ¡Desesperación¡ .......¡Horca¡
    ¿Adón vas triste poeta,
    cargado con tus alforjas
    y, en el fondo de tu alma,
    esa pena tan honda?
    Voy en busca de otro mundo
    que este mundo me estorba.
    Otro mundo más feliz,
    ¡maldigo la tierra roja¡
    ..........más allá de las montañas,
    más allá de las lomas,
    más allá de las estrellas........
    ..........en busca de otra aurora
    para este mundo podrido
    que muere y se ahoga
    en miseria, sangre y barro
    entre estallido de bombas.
    .............................................
    ...............................................
    .........¡Vuelve¡ ¡Vuelve¡ Caminante
    solitario, con tus trovas.......
    .......o llévame contigo
    a buscar otra aurora.............
    ..............................................
    .............................................
    ¡Muerte¡ ¡Muerte¡ ¡Muerte¡ ¡Muerte¡
    ¡Sangre¡ ¡Sangre¡ ¡Sangre¡.......y bombas¡
    .......................................................................
    .......................................................................
    ..........Caminante solitario
    el poeta, con sus alforjas,
    vuelve triste, cabizbajo.........
    .......con su esperanza rota..........
    que no encontró otro mundo........
    y ya no hay otra aurora..........
  • AMANDOAMANDO Juan Boscán s.XVI
    editado octubre 2008
    ¿Busco otro dios quizá?
    ¿Hay un dios para todos? No lo sé,
    ¿Hay un dios nada más?
    ¿Es dios lo que creo que es?
    Puede que no lo sepa jamás,
    ¿Hablar de Dios, es hablar de quién?
    ¿De la fe de cada cual?

    De necio sería pretender,
    gastar palabras en explicar,
    lo que yo no puedo entender
    y no entiendo a un dios real
    que impasible pueda ver
    tanto odio y tanto mal.

    ¿Busco otro dios quizá?
    y eso ¿Se puede hacer?
    Antaño quien lo quiso intentar,
    en la hoguera hubo de arder,
    hoy no me habrán de quemar
    ¡Supongo! por esta fala de fe.

    Otro dios voy a encontrar,
    me lo dije y lo busqué,
    pero en mí, no supe buscar
    y fue donde lo encontré,
    hablando menos, callando más
    y aprendiendo a querer.

    Un adiós me hizo pensar,
    que vives para aprender
    a qué vienes y a dónde vas,
    lo que debes y no quieres hacer ,
    si eres capaz de amar,
    o te basta con no odiar.

    Si puedes tanta basura oler,
    y a tu fango regresar,
    si a tú infierno puedes volver,
    si eres capaz de perdonar,
    y no distingues colores de piel,
    has encontrado ese dios de verdad.

    El dios que en ti, has de ver,
    Es un dios que no ha de estar
    donde el becerro de oro esté,
    donde se pueda matar por placer,
    donde a un niño se pueda violar,
    o, a una mujer maltratar.

    Ese hombre y esa mujer
    que hacen por los demás,
    todo cuanto pueden hacer,
    son el dios del que quiero hablar,
    son el dios que anunció aquel
    que no vive para volverle a clavar.


    No se puede en un dios creer
    de oro, subido a un altar,
    mí dios está con todo aquel
    que en su alma le quiera llevar,
    con el niño que no quiere perder
    las mano que le acaban de dar.

    Mi dios no mira desde un pedestal
    las desgracias de un mundo cruel,
    donde en ausencia del bien, crece el mal,
    donde cada uno mira solo por él,
    donde el año entero es carnaval
    y las caretas no se quitan, ni para comer.

    Mi dios es todo aquel
    que tiene un corazón que dar.
  • Camaleon_DonatienCamaleon_Donatien Pedro Abad s.XII
    editado noviembre 2008
    METAFORMOSIS
    Una centella, solo una centella se puede mirar a lo lejos por aquel horizonte maldito, por donde tantas veces- cuantas serán?, una, diez, mil, no lo se en realidad- han intentado pisotear el justo derecho por dios de existir en esta lejana tierra, lejana de su bondad, se su misericordia. De entre los manglares se puede observar a lo lejos, en la punta de la colina donde fueron labradas tan épicas victorias, un héroe, erguido, orgullosos, honorable… desenvaina su espada y la agita con tremenda fuerza que ahoga los gritos desgarradores - ¡PIEDAD PADRE; PIEDAD!!!!!!!!!!!- un solo segundo, para dar paso a una sonrisa buscando el consuelo de su alma arrebatada, acto seguido una lanza de marfil atraviesa mas de un corazón, la razón? Puede haber cientos o quizá miles de ellas, pero no habrá ninguna que pueda mitigar tan cruel dolor.

    Descendiendo por la colina viene el heroico guerrero que ha defendido los inquebrantables muros de la libertad de nuestro pueblo, muchos narran sus hazañas aunque pocos saben su nombre, se postra fuerte- aunque un poco agotado por tantas batallas- y sin miedo ante tan poderoso enemigo, se puede oír en la redonda un grito tan sublime que inspira respeto, por eso el enemigo muestra sus respetos a tan honorable guerrero, y comienza así una nueva guerra, tras de el se puede apreciar la imponente marcha de cientos de fieles agitando banderas, antorchas, sus armas, los civiles huyen a las praderas- de Burà- a buscar un poco de refugio, helos ahí atónitos por tanta brutalidad, es curioso puesto que entre tantas flechas y cañones cubiertas con fuego y aceite, denotan un hermoso carnaval bélico, seguramente algún sobreviviente narrara la historia y quedara plasmada para las generaciones futuras.

    En el campo de batalla, la férrea resistencia combate sin tregua contra el invasor, superiores en numero y tecnología, aunque eso no importa para tan sagrado corazón que poseen los valientes, no se miran ni se ayudan es cruel mirar ver a tus camaradas morir, a cada instante yacen mas y mas los cadáveres sin brillo de ambos bandos, las hachas espadas y arcos se encharcan con mas sangre, los escudos comienzan a resentir el castigo de la intensa batalla, ¡! Pero por le mas bendito de los dioses!! Siguen ahí, unas con la idea expansionista del reino corrupto que los ha mandado a la muerte por tierra, poder, esclavos, posesiones, tal vez no sea su culpa, tal vez ni siquiera quieran eso, pero nada importa cuando se tiene un amo, ni sentimientos, ni voluntad, están cansados pues no imaginaron que el guerrero- Armeth contara la historia- y su ejercito lucharan con tanta fuerza, con esa devoción.


    Han transcurrido muchas horas ya desde la invasión, los campesinos comienzan a temblar por la inseguridad que se respira en el ambiente, quieran ayudar y lanzarse a la carnicería que presencian ante sus ojos, pero son cobardes, en el fondo lo saben, solo pueden quedarse ahí mirando como se reduce el territorio de la acción, realmente los invasores se ven insuperables, de nuestro batallón, solo unos cientos continúan mutilando, atravesando los cuerpos de los miles que aun quedan del bando contrario, el sol comienza a dar avisos con sus primeros rayos, y es cuando por fin, los rezos son escuchados por Yahà, dios de dioses, catapultando tremendos relámpagos que caen en los aldeanos acobardados y se inspiran, es un momento mágico, celestial ver como sus rostros cubiertos de lagrimas muestran tan firme mirada, con determinación, valor y coraje, no quieren ser mas unos espectadores, tienen que luchar por el regalo que ni el mismísimo dios vivo pudo darles… ¡!!!! LIBERTAD!!!!!!! Gritan al unísono desde las praderas de Burà y corren, con sus trinches, piedras bajan poseídos y comienzan pues a atacar, con desorden e inocencia, pero con valor, preciado recurso por años, los invasores no pueden creer lo que ven, se ven rodeados por algo que no se aprende el la milicia, y comienzan a huir por cientos, muchos mas caen de ambos lados entre la huida y la entrega , solo quedan los oficiales del ejercito invasor, son capturados incrédulos solo piden por que su muerte sea honrosa, la guerra ha terminado y aunque los sobrevivientes son escasos, cientos de hecho, han logrado preservar la libertad de su pueblo, se sus ideas y mas importante aun, de su ALMA.

    Postrados en la colina se ven a los ejecutores a punto de terminar con los rehenes, cuando uno de ellos pregunta que como era posible que un grupo de héroes desconocidos y plebeyos hallan terminado con la victoria?. Entonces Armeth, interrumpe diciendo, Gracias a la METAFORMISIS de su pueblo, han avanzado y no los necesitaran más, pues aunque el invasor pueda llegar una vez más saben que tomaran lo que quieran menos con su libertad.. y con una lagrima fresca en su degollada cabeza el sol de opaca dando tregua a la hermosa luna que marca el comienzo de una fiesta y una nueva civilización.

    CAMALEON DONATIEN DONÈS DE SADE
    “Solo el artista del alma
    Puede hacer una fantasía realidad”
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com