¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

A los hombres les atraen las voluptuosas

antonio chavezantonio chavez Miguel de Cervantes s.XVII


 A los hombres les atraen las voluptuosas
 
Los pechos femeninos son una eterna fuente de comentarios, imágenes y conversaciones. Y aunque son atributos femeninos por naturaleza, los hombres son los que más hablan de ellos.
 
Pareciese que los pechos femeninos son un imán de atracción para los hombres, y no solamente cuando buscan una pareja, sino también cuando ven películas porno o eróticas, o leen revistas porno o eróticas.
 
No por nada las llamadas "Conejitas Playboy" son tan apetecidas en los mercados de revistas y vídeos eróticos. De hecho, todas las actrices que participen en un filme para adultos, tienen que contar, como mínimo, con unos grandes pechos. Si no, ¿de qué otro modo se han hecho famosas Scarlett Johansson, Pamela Anderson y Carmen Electra, entre otras, que llaman más la atención por esta parte de su anatomía que por su capacidad artística?
 
Pero, ¿por qué tanta fijación en los pechos femeninos, cuando, en realidad, son una parte del cuerpo femenino que a ellas les parece normal?
 
Desde otra perspectiva
 
Según los psicólogos en el sexo, tiene mucho que ver con las satisfacciones tempranas, con fijaciones que se dan en eras iniciales de la vida; es decir, de niños; los pechos grandes les recuerdan etapas de satisfacciones orales. Esos psicólogos dicen que esta etapa tiene mucho que ver con amamantar, ya que no solo causa placer al niño, también, por supuesto, a la madre, quedándole siempre el recuerdo de una sensación placentera.
 
Todas las personas, hombres y mujeres, atravesamos por distintas etapas en nuestra infancia; unas etapas que producen placer en las personas, siendo, la denominada oral, cuando el niño descubre el placer a través de llevarse objetos a la boca, chuparlos o morderlos. La etapa oral es parte del crecimiento normal de todos los niños.
 
Superada esta etapa, viene la etapa anal, que es cuando el niño va aprendiendo a controlar sus impulsos de defecar y orinar, y además va conociendo el placer de descargarse, biológicamente hablando.
 
Aunque en las primeras dos etapas están ausente el componente erótico, el placer, sin ninguna clase de duda, existe.
 
Luego viene la etapa fálica, que es cuando el niño descubre el placer por tocarse sus genitales. Esta etapa ocurre entre los 3 y 12 años, siendo las niñas las primeras en descubrir la masturbación, aunque no la practiquen tanto como ellos en la pubertad o la adultez.
 
A algunas mujeres les molesta esta casi obsesión de los hombres por sus pechos, pero los psicólogos en el sexo dicen que esta fijación no tiene nada de malo, mientras los hombres no tengan una desviación que pueda llevarlos a realizar acciones que objetivamente molesten a otras personas.


 
 
Antonio Chávez López
Sevilla enero 2017

 :)

 
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com