¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

(LISTA) Elementorum - Capítulo 3 (II)

Les dejo en enlace de la entrega anterior para el que desee refrescar la memoria: https://www.forodeliteratura.com/f/discussion/37207/lista-elementorum-capitulo-2-ii#latest

He decidido saltar la parte en la que van al museo, para así avanzar un poco más rápido a la parte en donde se reúnen Rick y Viktor.

**********************************************************************************************************


El público aplaudía y chiflaba con exacerbación, algunos lanzaban flores y monedas al escenario, otros gritaban y pedían que el show continuara. Entre medio de todas aquellas caras eufóricas, vio como su hermanito lo miraba extrañado.

—¿Qué te pasa? Estás temblando. ¿Acaso te dio miedo la historia? —se rio con burla.

—¿¡Que!? ¿¡Miedo!? No, no es eso. Simplemente tuve… vi algo extraño… creo que fue un déjà vu, solo eso.
Dudaba si lo que acababa de presenciar había sido imaginación suya o había sucedido realmente. No quiso pararse a pensarlo.

—Bueno, se nos hace tarde, a este ritmo vamos a llegar al museo cuando anochezca. Demasiada música por hoy. Avancemos.

(SALTO)

Al salir, el sol brillaba como un girasol en medio de un océano de lirios. Esa bola de fuego no tardaría, en un par de horas, en ser no más que un simple recuerdo perdido detrás de la línea del horizonte. Apenas habían logrado caminar una cuadra, cuando fueron interrumpidos por un grupo de hombres de aspecto zarrapastroso. Rick pudo contar un total de trece, todos vestidos de manera similar, con harapos blancos y sucios, que solo servían para cubrir una parte de sus delgados cuerpos.

Se trataba de la secta de los Factiosi. Un grupo nómada, de ideas anárquicas, en apariencia indefenso, famosos por deambular entre las calles de Antrum sin rumbo aparente. Les gustaba esparcir su basto conocimiento y su particular visión del mundo a cualquiera que se encontrasen en el camino. Sin embargo, su principal objetivo eran los niños y los jóvenes, a los cuales consideraban indefensos y maleables. Los interceptaban en plena calle y los llenaban con ideas de libertad, felicidad, rebeldía y utopías inalcanzables y, si tenían suerte, terminaban por reclutar a aquellos que se dejaban engatusar.

Esa secta creía en un mundo sin ley, sin orden, sin líderes a los cuales seguir. A pesar de su escaso reconocimiento, habían logrado, a lo largo de los años, trasladar sus tradiciones de generación en generación, logrando convertirse en una especie de religión con ciertas bases sólidas. Viktor los detestaba con todo su corazón, representaban la antítesis de su forma de vida, una especie de espina incómoda clavada en su piel. El comandante, en sus momentos más verborrágicos, había sostenido que aquellos individuos solo servían para infestar la cabeza de los menos experimentados, con pensamientos totalmente absurdos, y empujarlos a una vida de caos y perdición.

El grupo se paró frente a ellos, obstaculizando así su avance. Su líder, aunque ellos no lo considerasen como tal, era un hombre de avanzada edad, barbudo y gordo, de nombre Karl Pontecles. Aquel nombre había ganado repercusión en Antrum a lo largo de los años, principalmente el día que se atrevió a enfrentar en un debate público a los cuatro cónsules en simultáneo, dejando sin argumentos a cada uno de ellos. Y es que, si algo caracterizaba a aquellos peculiares sujetos, era su manera de hablar. Eran capaces de convencer a cualquier persona de cualquier cosa. Si ellos sostenían, por ejemplo, que el cielo era amarillo, tarde o temprano, saldrían personas convencidas de que el cielo era, evidentemente, de color amarillo.
Karl fue el primero de ellos en hablar. Su voz era arrastrada y seseante, como si su lengua no fuese humana, sino más bien una especie de serpiente venenosa.

—Hola, hola, ¡pero qué sorpresa! ¿Qué tenemos aquí? No serán ustedes los hijos del gran Viktor Vultor, ¿no? ¿Qué los trae por aquí? 

—Nada, ya nos íbamos —respondió Rick de manera tajante, colocando a su hermano detrás de él para protegerlo.

—Pero esperen, ¿qué urgencia los apura? ¿Es, acaso, miedo lo que veo en sus rostros? ¡Pero por favor!, ¿por qué temernos a nosotros? Si somos inofensivos. Nunca le hemos hecho daño a nadie, ¿o sí?

—Mi padrastro dice que no debo hablar con ustedes. No quiero que me metan su basura en mi cabeza.

—¿Basura? Qué curioso. —Karl se llevó la mano a su mentón simulando que pensaba—. ¿No te has puesto a pensar que es él quien coloca «basura» en tu virgen mentecita al decirte con quien debes hablar y quién no? Te prometo que no llenaré tu cabeza de nada que no quieras. —Sus alumnos se rieron.

—Solo hemos venido al museo a pasar un buen rato. Pero ahora queremos irnos, se nos hace tarde. Por favor, déjanos pasar … Señor.

—¿Señor? ¿Me has llamado señor? ¡Pero si yo no soy señor de nada! ¿O acaso tengo apariencia de ser alguien importante? No serás tú de esas personas que le dices señor a cualquier individuo mayor que tú, solo por conveniencia, ¿verdad? No, claro que no, apuesto a que tú eres más inteligente que eso. Por cierto, ¿cuántos años tienes? ¿Y tu hermanito ese de allí atrás? Yo tengo 73, ¿puedes creerlo? ¡Aún me siento como si estuviera en mis veinte!

—La semana que viene cumplo diecisiete. Y él tiene trece. —Rick pronunciaba cada palabra entre dientes, sin atreverse a mirarlo a los ojos.

—Es muy curioso, te enseñaron a decirle «señor» a cualquier persona que pasa por tu camino, pero no te enseñaron a mirarlo a la cara cuando estás hablando con ella. ¡La educación en Antrum está peor de lo que pensaba! —Lanzó una carcajada al aire, pero enseguida se vio interrumpida por una tos ronca.

—Todavía no terminé la escuela.

—¡Y no la termines! ¡Aún estás a tiempo! En ese lugar sí que enseñan basura. ¿Qué asignaturas existen ahora? ¿Historia, acaso? ¿En serio? ¿Para qué sirve el pasado sino se puede cambiar? ¿Geografía? ¿Para qué? ¿Para conocer el mundo a través de un mapa en vez de tener la posibilidad de conocerlo con tus propios ojos? Es ridículo. ¿No les gustaría conocer los verdaderos secretos de la vida? ¿Alcanzar la verdadera sabiduría? Únete a nosotros y tu vida y la de tu hermano será mucho más divertida. ¿No te apetece viajar por el mundo y conocer lugares y personas a las cuales nunca vas a conocer en tus ridículos libros?

Comentarios

  • —¿¡Qué te hace pensar que quiero unirme a tu grupo de inútiles!?
    Rick, quien ya se estaba impacientando, no pudo controlar la rabia. Karl, al escuchar la exaltación del hombrecillo, se agachó para estar a su altura y poder hablarle directamente a la cara.

    Con una calma propia de un sabio, le dijo —Mira Rick, nos detestas, lo comprendo. No pasa absolutamente nada, no serás el primero ni el último. Te estoy dando la oportunidad para cambiar tu vida, de salir de esta caverna aprisionada a la que llamas hogar. —Le colocó una mano fraternal sobre el hombro—. Debes saber que existen otras posibilidades, un lado B de la vida. Tal vez, y solo tal vez, no seamos tan malos como te quieren hacer creer. Me pregunto qué historia te han inventado a ti sobre nosotros. ¿Te han dicho que hemos sido los culpables del incendio en el bosque? ¿Qué nosotros fuimos los que asesinamos a los animales en la granja? ¿Qué robamos niños para abrirles el cerebro? ¿Qué somos una secta peligrosa? Nos tienen miedo, muchacho. Somos pocos, pero tenemos algo que ellos nunca van a tener: libertad para vivir como nosotros decidamos que queremos vivir. Si tuviéramos más dinero, más poder, todo esto sería diferente. —Miró hacia arriba y exhaló con gran profundidad—. Todo sería muy diferente… ¿Realmente eres feliz viviendo para cumplir las órdenes de alguien más? ¿En serio te gusta que te digan que hacer y cómo hacerlo? Bueno, si es así, no te juzgo, para gustos colores, pero debes saber que no todos somos así. Bueno, no te robo más de tu tiempo, solo piensa en lo que te dije. Y, si alguna vez tienes alguna inquietud, acude a nosotros, créeme que nadie te hará daño. Lo mismo va para vos Carl, se nota que eres un niño agradable.

    Luego, de decir esto, el grupo se retiró al ritmo de una canción tarareada por uno de sus integrantes. Carl salió de su escondite y miró a su hermano, algo intranquilo.

    —Rick ¿Qué querían esos hombres malos?

    —A esta altura ya no sé quiénes son los verdaderos malos, hermanito… vamos, no podemos retrasarnos más, ya no hay margen de tiempo y tu papá me matará si llego tarde.

    Ahora las calles lucían casi vacías. Se acercaba la hora en la que el toque de queda empezaba a funcionar, con lo que, cualquier actividad, sea recreativa o comercial, debía cesar de inmediato. Las milicias de la ciudad iniciaban perezosamente con su trabajo de vigilancia, recorriendo las calles de arriba abajo, buscando algún rebelde, ladrón o prostituta a la cual pudieran apalear en patota. Con sus garrotes astillados, iban imponiendo miedo por doquier.
    Caminaron durante largos trechos a un ritmo trepidante, hasta por fin llegar al gran Panteón de Antrum, sitio de trabajo de Viktor. 
  • GadesGades Garcilaso de la Vega XVI
    Hola Kantos.

    No he encontrado errores más que alguna tilde de menos en un "qué", quizá alguna coma. Me parece muy bien escrito. 
    En el primer diálogo de esta secuencia quizá mencionarte que me descoloqué un poco porque no sabía si hablaba Rick o su hermano. Tuve que repetir lectura. 

    Me sobró el apunte de que serían dos horas de sol aún.

    Se me ha hecho corto, muy corto. 

    Veo que en cada capítulo vas introduciendo algún elemento/personaje/grupo nuevo que aumenta las intrigas y a la vez el interés de la historia. 

    Por mi parte enhorabuena. Es más... Me he acostumbrado a "Rick", jajajaja
  • Lucas @Kantos, buenas tardes.

    Te he contado que soy de los que disfruta de esta historia y no he mentido. Cada vez vas mostrando más cosas de este mundo que has creado, y de hecho, hay un elemento que me ha encantado y es el grupo de los Factiosi, que hasta cierto punto me recuerdan a un grupo de anarquistas. Confieso que el vivir sin reglas e ir a donde me lleve el viento es un anhelo muy grande que desearía vivir al menos una vez en la vida. Hasta puedo decir que si yo estuviera viviendo en ese lugar, no habría dudado en tomar ese camino. Karl Pontecles es sin duda un personaje que a mi parecer, es bastante interesante y siento que va a tener más relevancia a futuro.

    Por otro lado, la palabra "basto" no tiene el significado que le has dado, ya que es un sinónimo de brusquedad. La palabra que debiste usar ahí fue "vasto", con "v" y sinónimo de amplitud. La ortografía es importante porque una palabra mal escrita puede cambiar el significado de la misma y dañar la calidad del escrito.
  • antonio chavezantonio chavez Miguel de Cervantes s.XVII


    Efectivamente... esparcir su basto conocimiento . Si lo escribes con "b", das a entender que su conocimiento es tosco o bruto (que casi no tiene sentido), pero con "v" es amplitud o extensión, que es lo que encaja en lo que querías definir.

    Y no la termines! ¡Aún estás a tiempo! En ese lugar sí que enseñan basura. ¿Qué asignaturas existen ahora? ¿Historia, acaso? ¿En serio? ¿Para qué sirve el pasado sino se puede cambiar? ¿Geografía? ¿Para qué? ¿Para conocer el mundo a través de un mapa en vez de tener la posibilidad de conocerlo con tus propios ojos? Es ridículo. ¿No les gustaría conocer los verdaderos secretos de la vida? ¿Alcanzar la verdadera sabiduría? Únete a nosotros y tu vida y la de tu hermano será mucho más divertida. ¿No te apetece viajar por el mundo y conocer lugares y personas a las cuales nunca vas a conocer en tus ridículos libros?

    Ese párrafo es muy bueno, y más aún: buenísimo. Me ha encantado porque tiene un algo discordante, pero con cierto enganche con la realidad. Una prueba de ello, por ejemplo, los antiguos campesinos (hablo solo de campesinos españoles), que, en su mayoría, eran analfabetos, pero sin embargo poseían una sabiduría asombrosa. En mis años jóvenes, cuando ejercía por esos campos de Dios mi carrera de agrónomo, aprendía más de ellos, pero de cualquier materia, que de gente docta.

    El texto es impecable, amigo Kantos. Desde luego, tu avance en esto de la escritura es de galope de potro árabe ganador. Recuerdo tus primeros textos en este foro y no tienen nada que ver con esto. A todos nos ocurre, que no nos vamos dando cuenta, pero que aprendemos los unos de los otros, sin necesidad de plagiar nada.

    Por día sabes más, porque te esfuerzas más.

     :)

     


  • editado 14 de junio
    No me gusta tener tarea pendiente. Pero entre lo que me cuesta seguir el evento perdiéndome entre hilos y diferenciando el reto y la lista, me vuelvo loco. Para colmo, para leer este "relato", me he tenido que leer dos capítulos previos, os aseguro que lo he leído dos veces y todavía no se por donde ando. Luego veo los comentarios de mis compañeros y pienso que soy muy torpe porque soy el único que no se entera de que va la historia. 

    En mi humilde opinión deberíamos poner relatos que no necesiten lectura de capítulos anteriores. Si todos hacemos lo mismo necesitaremos apuntes. Lamento la sinceridad.

    -Como errores no he visto nada grave, salvo esta frase que me parece incorrecta:

    "Me pregunto qué historia te han inventado a ti sobre nosotros"

    -Como no gustarme (a mi) alguna metáfora demasiado poética:

    "Al salir, el sol brillaba como un girasol en medio de un océano de lirios"

    -Intentaré una tercera leída y comentaré si mi visión cambia.

    Positivo en, todo lo demás. Enhorabuena Kantos.
  • antonio chavezantonio chavez Miguel de Cervantes s.XVII
    No me gusta tener tarea pendiente. Pero entre lo que me cuesta seguir el evento perdiéndome entre hilos y diferenciando el reto y la lista, me vuelvo loco. Para colmo, para leer este "relato", me he tenido que leer dos capítulos previos, os aseguro que lo he leído dos veces y todavía no se por donde ando. Luego veo los comentarios de mis compañeros y pienso que soy muy torpe porque soy el único que no se entera de que va la historia. 

    En mi humilde opinión deberíamos poner relatos que no necesiten lectura de capítulos anteriores. Si todos hacemos lo mismo necesitaremos apuntes. Lamento la sinceridad.

    -Como errores no he visto nada grave, salvo esta frase que me parece incorrecta:

    "Me pregunto qué historia te han inventado a ti sobre nosotros"

    -Como no gustarme (a mi) alguna metáfora demasiado poética:

    "Al salir, el sol brillaba como un girasol en medio de un océano de lirios"

    -Intentaré una tercera leída y comentaré si mi visión cambia.

    Positivo en, todo lo demás. Enhorabuena Kantos.

    Perdón por la intromisión.

    Fran, pasa que tú has entrado al foro después de que se implantase la LISTA, y, por lógica, desconoces algunos pormenores de la misma. El creador Iramesoj, nos decía que no necesariamente tienes que hacer referencia a capítulos anteriores de cualquier texto por entregas, como por ejemplo este de Kantos, aunque leas algo que vaya hilado con algunos de ellos, sino comentar cada capítulo. 

     :)

     
  • Gracias por la aclaración, Cehi. Culpa mía por no leer bien las normas del Reto. He leído una tercera vez el capítulo. Voy entendiendo la historia.

    Kantos, ten en cuenta que sin leer los capítulos anteriores me encuentro ante un show del que no se nada, Rick ve algo como una visión de la que tampoco se aclara de que va. Tampoco se quien es Rick ni que edad tiene hasta medio capítulo. Se salta lo del museo (ni idea). Llevan prisa por volver a casa y les puede pillar el toque de queda. Conocen a la secta esa y se van hasta el trabajo de Viktor, que tampoco se dice en este capítulo quien es.

    En definitiva, no dudo de que la historia completa tendrá sentido pero este capítulo suelto, así en frio, no se entiende.

    Como bueno, la escritura es intachable y la historia engancha, felicidades, Kantos.
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com