¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

Abrazos y caricias

mariaelenamariaelena Francisco de Quevedo s. XVII
editado febrero 2008 en Off-topic
Los animales se acarician constantemente y está comprobado que el ser humano tiende a lo mismo. Las caricias físicas dan seguridad y placer. Un bebé necesita sentir que lo tocan y percibir el calor de su mamá.
Un gesto puede ser mucho más efectivo e inolvidable que las palabras. ¡Cuánto puede consolar un abrazo! Cuán estimulante puede ser una palmada en la espalda, cuánta amistad puede significar apoyar la mano en el hombro de otra persona. ¡Qué diferencia entre un frío y mecánico darse la mano con un cordial apretón de manos!
La comunicación, los encuentros, tocar y palpar a las personas que le tenemos afecto mucho reconforta y acerca corazones.

un abrazote,

Comentarios

  • cehicehi Miguel de Cervantes s.XVII


    Qué texto más entrañable, es corto, pero significativo.


    (Me ha dado por recuperar antiguas joyas que estaban en el fondo del mar de este foro)


  • cehicehi Miguel de Cervantes s.XVII


    ¿Cuántos abrazos se habrán quedado perdidos en la profundidad de nuestros poros?
    ¿Cuántas caricias pensábamos dar y no dimos ninguna?
    ¿Cuántos besos se habrán secado en nuestros labios?
    ¿Cuántas palabras se habrán ahogado en el interior de la garganta?
    ¿Cuántos retos?
    ¿Cuántas risas?
    ¿Cuántas cosas habremos imaginado, incluso hasta antes de imaginarlas?

    ¿Qué pasó con todo eso?





  • cehicehi Miguel de Cervantes s.XVII


    El contacto físico, es decir, los besos, las caricias y los abrazos, es fundamental, sobre todo en los primeros años de vida.

    En el pasado, las primeras comunidades humanas tuvieron más éxito reproductivo que los individuos aislados entre sí, porque resulta más eficaz estar en grupo cuando debes enfrentarte a depredadores o debes procurarte acceso a comida y a compañeros sexuales.

    Por esa razón, progresivamente se tenía más éxito en un entorno natural si previamente se tenía éxito en el entorno social.

    Si nuestra supervivencia depende de nuestra comunidad, a más necesidad tengamos de ser sociales, mayor será nuestra probabilidad de aceptación y supervivencia.

    Y, por ello, también sentimos necesidad de tocar, de acariciar y de abrazar, y viceversa, como forma de comunicar esa conexión social de forma más íntima y fidedigna.

    A pesar de que somos Homo Sapiens y nos empezamos a comunicar más a través de entornos, sin contacto humano real, esta dinámica evolutiva dejó una impronta profunda y duradera en nuestra genética, y en la forma en que se ha configurado nuestro cerebro.

    Si bien es cierto, que podemos vivir a expensas de los demás, finalmente estaremos yendo en contra de millones de años de presión evolutiva para hacer justo lo contrario.

    Como ello, a la larga, resulta difícil y hasta doloroso, extraemos placer cuando buscamos la compañía de otros para interactuar.

    De este modo, los seres humanos no son como otros elementos del mobiliario urbano, como puedan ser los bancos, las papeleras o el autobús, pues no recibimos la misma recompensa en forma de oxitocina cuando interactuamos con objetos no humanos.

    La oxitocina es un neuropéptido producido en el hipotálamo y secretado por la glándula pituitaria posterior.

    Durante mucho tiempo, se ha establecido que juega un papel importante en el parto y la vinculación materna y más recientemente se ha identificado como una sustancia química del cerebro implicada en la determinación de nuestras interacciones sociales.

    La oxitocina, pues, aumenta las conductas pro-sociales como el altruismo, la generosidad y la empatía; haciéndonos estar más dispuestos a confiar en los demás.

    Por esa razón, las personas egoístas pueden pasar a comportarse como altruistas tras haberles administrado oxitocina por vía nasal.

    Dado que el cerebro parece estar diseñado para potenciar y facilitar las interacciones sociales, hay diversos estudios que sugieren que las personas que no desarrollan esa interacción pueden ser víctimas de problemas y alteraciones psicológicas.

    Numerosos experimentos sobre niños en hospicios que apenas tuvieron contacto con sus cuidadores sugieren elevados niveles de depresión y hasta un alto índice de mortalidad.

    Por ello. los psicólogos exigieron un cambio en los cuidados infantiles en la década de 1940, aconsejando a las enfermeras que tomaran a los niños en brazos para acunarlos, acariciarlos, consolarlos y darles una sensación de contacto íntimo.

    ¿Es posible que la naturaleza humana, en lugar de ser intrínsecamente materialista, sea empática, y que todos los demás impulsos o instintos que hemos considerado primarios (agresividad, violencia, egoísmo, codicia) sean impulsos secundarios que surgen de la represión o la negación de nuestro instinto más básico?



  • cehicehi Miguel de Cervantes s.XVII


    ¿Cómo sentimos los abrazos?

    Todas las personas necesitamos del contacto físico de otras, porque nos hace sentir reconocidas, protegidas, queridas. En Psicología se entiende por memoria afectiva "el sentimiento con una carga emocional especial que reaparece cada vez que se recuerda una experiencia previa significativa”.

    En la piel existen los llamados "Corpúsculos de Meissner", que son los encargados  de recibir la señal del tacto y enviarla a la corteza cerebral. Asimismo, existen "los mecanorreceptores", que pueden asimilar si algo o alguien esta frío, cálido, áspero, rugoso, suave. Cada una de las partes de nuestro cuerpo posee estos receptores, aunque las manos y los labios tienen una mayor cantidad, y, por tanto, pueden enviar una señal eléctrica al cerebro que es transformada en aquello que percibimos – a nivel consciente – como una cosquilla, un pellizco, una caricia o un abrazo.

    Gracias a la Resonancia Magnética Funcional –que permite obtener imágenes del cerebro mientras esta funcionando – se ha observado que cuando abrazamos a una persona. por la que no sentimos atracción sexual ni enamoramiento, liberamos oxitocina, una hormona que disminuye los niveles de cortisol y adrenalina – las llamadas “hormonas del estrés” –y nos hace sentirnos más relajados.

    Pero, algunas investigaciones han demostrado que no ocurre lo mismo si abrazamos a una persona que nos acaban de presentar que a un amigo o un familiar, ya que, en este caso, tanto los Corpúsculos de Meissner como los mecanorreceptores, aparte de enviar la señal al cerebro, también lo hacen al "Sistema Límbico", la zona cerebral encargada de regular las emociones. Por tanto, la oxitocina producida sirve para estrechar los vínculos afectivos y formar el apego, es decir, el deseo de estar próximo con las personas que son significativas para nosotros.

    Pero... ¿eres afectuoso?

    Desde el punto de vista de la vida en pareja, hemos de considerar que los abrazos, las caricias y las miradas se hallan entre las formas más placenteras de invitar a la cercanía al otro. Y, aunque parece fácil de explicar, muchas veces es difícil de llevar a la práctica, ya que no todas las personas somos igualmente afectuosas; al contrario, existen muchas personas incapaces de demostrar cariño, y ello les puede hacer parecer frías y distantes, aunque, realmente, no sea así. En este caso, el problema principal es la “compensación”, es decir, para excusarse por unos sentimientos incapaces de expresar – aunque podrían- compran regalos caros. En casos muy extremos, esta persona va a necesitar estimulantes como alcohol o sustancias de abuso para desinhibirse.





  • Vaya, no sabía nada de eso. Buscaré la manera de dar más abrazos. Con o sin pandemia.
  • cehicehi Miguel de Cervantes s.XVII
    Vaya, no sabía nada de eso. Buscaré la manera de dar más abrazos. Con o sin pandemia.



    Ahí va el mío hacia ti, aunque virtual, desde Sevilla (España)







  • cehicehi Miguel de Cervantes s.XVII
    Vaya, no sabía nada de eso. Buscaré la manera de dar más abrazos. Con o sin pandemia.

    Ahí va el mío hacia ti, aunque virtual, desde Sevilla (España)


  • Y yo lo recibo con mucho gusto, desde acá en Barranquilla (Colombia 🇨🇴)
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com