RENACIMIENTO

“Mi mente es un software. Ha sido programada”

Ciudad de Panamá, año 2040.

El talento innato es visto por muchos como un privilegio, pero no para Juliana Velásquez. Nacida en Nicaragua, en julio del 2030, no solo nació con el don innato de usar magia —siendo esta la razón de su larga cabellera celeste, que recorre toda su espalda—, sino que también es miembro de la poderosa Casa Velásquez, rama subsidiaria de la familia imperial atlante.

No obstante, la suma de estas enormes bendiciones ha sido una maldición para Juliana. Desde muy joven, fue obligada a usar sus poderes para combatir a los enemigos de su familia, pero esa no es la vida que quiere: esta niña de diez años solo anhela una vida normal, ir al colegio, tener amigas y divertirse. Pero sus padres han insistido en someterla a rigurosas sesiones de entrenamiento, de hasta tres horas, las cuales busca evadir las pocas veces que puede hacerlo.

Exasperados por su rebeldía, sus padres decidieron acudir ante el patriarca de la familia, un miembro prominente de la corte atlante, quien resolvió cortar el problema de raíz:

—¡Jajaja! Eso, Juliana, eso. ¡Pelea, usa tus poderes y gánate tu lugar en esta familia, o alimenta mis mascotas y muere de una puta vez! —vocifera con soberbia el patriarca Axtreion, sentado en un trono de plata sobre las gradas de su circo privado.

Ubicado en el interior de una mansión de la capital panameña, su circo está compuesto por una arena cuadriculada de doscientos metros de diámetro, con paredes ensangrentadas de rugoso hormigón gris de más de treinta metros de alto, que separan a los más de mil espectadores que llenaron el recinto para ver a una hechicera natural —la joven Juliana—, pelear a muerte contra las mascotas de Axtreion: cuatro lilims entrenados por su amo en persona, con el único propósito de ser máquinas de matar.

Ante semejantes enemigos, la nicaragüense ha tenido que hacer gala de todo su repertorio, dando un brillante espectáculo a los presentes, que se emocionan al ver a los contrincantes derrochar poder y talento mágico.

Pero incluso así, la desventaja numérica se hace sentir. Uno de los lilims, transformado en un hombre lobo de dos metros de alto y con largos pinchos en su espalda —forma que recuerda al infame chupacabras—, agarra con sevicia a Juliana de su vestido azul y la lanza contra la pared occidental del circo, dejando una grieta en la misma. El cansancio y la desesperación motivan a la niña a suplicar por su vida:

—Lord Axtreion, ¡por favor pare esto! Haré lo que sea, pero por favor, ¡no quiero matar a nadie!

Pero de su patriarca solo recibe una insensible negativa:

—¡NO! ¡Ganarás tu lugar en mi familia, o serás sustento de mis mascotas! Es el todo o nada. ¡Ganas o mueres!

La sensibilidad nunca ha sido el rasgo dominante entre los nephilims, la especie de inmortales que compone la corte imperial de la Atlántida. Pese a que Axtreion de Iota Polemistís tiene más de 10.000 años de edad, luce como un adulto en sus cuarentas. Desprovisto de cabello, tiene piel bronceada, porta con orgullo una prominente barba azul oscuro que, junto a su contextura fornida, uniforme militar de gala plagado de medallas, temibles ojos púrpura —rasgo característico de los nephilims y sus descendientes— y 1,90 metros de altura, le otorgan un aire imponente, digno de un ser que se ve a sí mismo como un dios que camina sobre la Tierra, para el que la palabra “piedad” no hace parte de su diccionario.

La negativa del nephilim tentó a Juliana a buscar ayuda entre los asistentes, pero un rápido análisis demostró que eso sería un ejercicio inútil: no había una sola expresión de rechazo o lástima hacia ella, todos estaban eufóricos por ver sangre, ya sea la de los lilims o de la niña de diez años que fue literalmente enviada por sus padres al matadero.

Nadie acudiría en su apoyo. Si quiere salir de esta, deberá hacerlo sola.

¿Quieres saber si Juliana logra salir viva de esta? Pasa por este link y averígualo: https://gary-d-crowley.blogspot.com/2020/01/vi-renacimiento.html

Comentarios

  • En primer lugar decirte que me ha gustado bastante el texto. Quizás un poco apresurado. No me malinterpretes, se entiende perfectamente la situación de la protagonista y transmites bien su desacuerdo con su condición de maga y lo que implica. Las descripciones de los lugares y personas están muy bien logradas y, por supuesto, al encantarme las escenas de acción he disfrutado muchísimo.

    Cuando digo que me parece algo apresurado, ojo, es una opinión particular mía, me refiero a que podías recrearte algo más en la personalidad de la protagonista, sus quehaceres, su mundo, desde mi punto de vista le daría más verosimilitud a la historia.

    Reitero que no soy ningún experto en literatura y espero no haberte ofendido con mi crítica, la cual, la hago con todo el respeto. Un saludo
  • En retrospectiva, quizás si debí desarrollar un poco más la personalidad de Juliana. Pero, ten en cuenta que esta es una precuela. Tengo planeado una saga de libros, donde varios de los personajes que viste en este cuento (entre esos a Xitlali), aparecerán sí o sí. 
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com