Mi vida está en la calle (Cuento)

evilaroevilaro Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
Mi vída está en la cálle

¿El Sr. Serráno, Andrés Serráno?
—Sí.

—Perdóne, podría bajár un moménto.
—Quién es ustéd, y por qué debería bajár.

—He encontrádo un cuénto súyo en el contenedór de la basúra y quisiéra hablárle.

—¿Por qué no súbe?

—Mi vída está en la cálle, báje, por favór.

Me quedé muy sorprendído de la llamáda, péro más por el arguménto que élla usába pára que yo bajáse.

—Espére un moménto.

Al salír del ascensór, ya vi su figúra detrás del cristál de la entráda, úna mujér de mediána edád.

Al abrír la puérta, noté ciérto olór, y no de perfúme. Péro inmediátamente lo olvidé al ver en sus mános, únas hójas arrugádas y en el extrémo de úna, vi úna de las fótos que yo úso en mis cuéntos.

—¿En qué puédo ayudárla?

—Me perdonará, el ótro día estába cogiéndo papél y algúna ótra cósa que pudiése vendér del contenedór de basúra que hay delánte de su cása y vi úna gran cantidád de hójas, la mayoría rasgádas por la mitád. Úna de éllas tenía úna fóto que me recordó álgo muy importánte pára mí, de mi juventúd y me entró la curiosidád.

Leí la página, y vi que éra párte de un reláto, de un cuénto o novéla. Me llevé las hójas que había, (bastántes) y a pesár de que correspondían a divérsas histórias, las logré ordenár. Conseguí un cuénto compléto, del ótro cási la mitád, péro el téma no me interesó y del último que es el motívo principál de mi interés, me fáltan várias páginas importántes.

Yo aguantándo la puérta con la máno izquiérda, y apoyádo en el márco de élla con la derécha… no me lo podía creér.

Me dió tódo el tiémpo del múndo pára reaccionár. Yo necesitába tiémpo.

—Ya que ustéd no quiére pasár, enfrénte hay únos báncos, qué tal si nos sentámos y vuélve ustéd a comenzár. Péro priméro me dirá, cómo ha sabído mi dirección.

—Fácil, la génte acostúmbra a tirár la basúra cérca de su cása. Como en el cuénto póne su nómbre, pués la búsqueda ha sído sencílla y córta, únos 50 métros, y es que, además, en el buzón de su cása ustéd póne su nómbre y píso. Ya sé que por internét también lo hubiése lográdo, péro yo vívo en la cálle y sólo téngo un amígo que me déja guardár algúnas cósas en el garáje de su cása y no téngo ordenadór.

—Sí, es ciérto, tíro las versiónes antíguas de mis cuéntos, seré más cuidadóso la próxima vez, tendré que triturárlos. Péro bién, qué deséa ustéd de mí.

—En su história «Nára y la flor de dos colóres» http://www.evilfoto.eu/pagina_cuentos/1003_nara_y_la_flor_de_dos_colores_tildado_1_con_vinculos.pdf se descríbe a úna mujér que se le acérca cuando ustéd está leyéndo en el párque. Supóngo que se refiére a éste jardín de aquí, detrás de nosótros, élla quería pedírle un favór muy importánte. Los detálles de lo que quería pedírle son diferéntes péro el deséo es el mísmo, a pesár de que el cuénto no lo téngo compléto, péro lo que impórta sí.

Luégo, en el ótro cuénto que sí, lo téngo compléto, «El trasmisór de mensájes» http://www.evilfoto.eu/pagina_cuentos/1035_el_trasmisor_de_mensajes_tildado_1.pdf, ustéd hábla de úna persóna que recíbe encárgos pára llevár mensájes a ótras persónas. Él escúcha a ésas persónas que necesítan enviár algúna información o solicitúd importánte, y éste «mensajéro» lo lléva personálmente, tratándo de ser lo más fiél posíble, a lo que el remiténte deséa trasmitír y en algúnos cásos obtenér.

Yo quisiéra aunár ésos dos cuéntos y pedírle priméro como la mujér un favór, contárle mi história (mejór dícho, mi história reciénte), y luégo que me hága de mensajéro y lléve úno, a dos persónas muy especiáles pára mí, que no conócen ésta última párte de mi vída, ni sáben en dónde estóy.

Y no, no espéro, ni quiéro mensáje o respuésta de retórno.

—Señóra, contráriamente a la fécha en que ocúrre la história que ustéd mencióna, créo que es innecesário que le díga que estámos en úna época en donde llevár mensájes, o hacér que úna persóna recíba el súyo es de lo más fácil. Y además como podrá ustéd comprendér, yo no me dedíco a ésto. Y, por último, por qué debería yo metérme en éste asúnto.

—He pensádo mil véces en enviár mi mensáje. Péro núnca lo híce, núnca me atreví. Ha sído al leér sus cuéntos lo que me ha decidído. Supóngo que éste encuéntro con sus relátos ha sído la excúsa. Y créo que es ustéd, la persóna ideál pára hacérlo. No, ustéd no se dedíca a ésto de la mensajería, está cláro, péro, si ha sído capáz de inventár, escribír y explicár éste ofício inexisténte de mensajéro y tan bién, créo que no le será difícil el lográrlo.

En cuanto a por qué se debería metér en éso, yo créo que ustéd lo sábe muy bién, ¡pórque ustéd es escritór!

—Míre Señóra…

—Me llámo Sára.

—Bién Sára, téngo que reconocér que su introducción a ésta situación me ha gustádo. No téngo ningún inconveniénte en escuchár el reláto de su vída, débe ser interesánte, en cuanto a la segúnda párte, créo que no la voy a hacér.

—Si le paréce bién, le espéro mañána debájo del puénte de Vallcárca, es en donde vívo, no está léjos de su cása. Le paréce bién a las diéz ¿le haré madrugár demasiádo? Tendrá ustéd que venír allí pára oír mi história.

—Pués como solución y excúsa pára no tenér que ir, y si ustéd lo deséa tánto, ahóra subirá conmígo a duchárse en mi cása. Téngo rópa que le podrá servír pára cambiárse y comér álgo, no me paréce que ustéd cóma regulármente. ¿Estámos de acuérdo?
* * *
Si deséa descargár el cuénto en versión electrónica PDF, ePUB o MOBI, puéde hacérlo aquí.

Comentarios

  • cehicehi Miguel de Cervantes s.XVII


    Cuando estába en lo más interesánte, va "el Señór de Las Tíldes" y me envía al PDF, o al ePUB, o al MOBI, y, finálmente, me fuí al PDF y terminé de leér el cuénto; por ciérto, tan ingenióso como tódos los que hé leído de éste singulár autór. Mis felicitaciónes.

    Un detálle que no sé y es un lápsus túyo o úna mála interpretación mía...



    —Depénde de los que me róban. Si quiére púde llevárselos tódos, a partír de ahóra ya no me harán fálta. ¿Podríamos considerár éstos tomátes como el págo por llevár el mensáje? 



    Siguiéndo el són del sentído de la palábra, ése púde debería ser puéde


    Mis afectuósos salúdos, Don Emílio


  • evilaroevilaro Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    Cehi:

    No ha sido mi culpa... yo puse todo el cuento, pero me dio el error de que era demasiado grande. así es que lo recorté, planeando poner el resto en unos días, pero te me has adelantado. Dejé los formatos electrónicos por si alguien los quiere usar. De todas maneras, creo que leer mis cuento en PDF, es mucho mejor que poniendo el texto aquí. permite mas fotos, enlaces y formatos de texto.

    Me alegra que te haya gustado.

    En cuanto a pude, por supuesto que es mi error, es puede. Lo corrijo ya.

    Una pregunta... los cuentos que la protagonista encuentra, son enlaces a ellos, lo cual al leerlos complementa la historia. Pero veo que esto no queda muy claro y quisiera mejorarlo. Tu los viste y si es así, ¿consideraste que no era importante el leerlos?... Me interesa para mejorar esta manera que tengo yo de escribir usando enlaces ;)

    Saludos Don Cehi

    Emilio

  • texastexas Garcilaso de la Vega XVI
    No he podido ir al pdf todavía, pero iré en cuanto pueda. Me ha parecido muy original crear una historia en la que el hilo conductor son tus propios cuentos y una lectora inesperada. Además, está contada principalmente con diálogos, cosa que, en mi opinión, no es tan fácil como parece.
  • evilaroevilaro Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    Texas:

    Sí, si puedes lee el pdf, es mucho mejor, y ademas lo he mejorado un poco.

    Se me ocurrió la idea, al ver que yo tiro mis cuentos antiguos rasgados, pero al ver la gente que recoge papeles, pensé, que a alguno le puede dar por recomponer el rompecabezas ;)

    Me sorprendes con lo del formato diálogo. Yo pensé que ese sistema era el sistema fácil que tenemos los malos escritores de lograr salir del paso ;)

    Saludos
    Emilio

    PD. Si encuentras algo que chirríe en el cuento, te agradecería me lo dijeses.


  • cehicehi Miguel de Cervantes s.XVII

    evilaró 

    Lo repasaré de nuevo, pero poco más de lo que ya dije podría añadir. Sólo agregar que por día me va más leerte con tildes.

    Ah, "la seño de marras de mi nieto", está encantada con tus cuentos; porque, por si no te lo había dicho antes, cada vez que puedo y ella se muestra receptiva, le envío vía mail algún cuento tuyo. No quiere amasijo (enlace) de todos juntos, sino de vez en cuando el que a mí me parezca bien o mejor; que, además, se los lee en su clase a sus niños (como ella dice), su alumnado.

    Oséase, ya mismo te pido comisión  :) :)

    Quede usted con Dioso con el Diablo (según prefiera), Don Emilio.




  • evilaroevilaro Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    cehi dijo:

    evilaró 

    Lo repasaré de nuevo, pero poco más de lo que ya dije podría añadir. Sólo agregar que por día me va más leerte con tildes.

    Ah, "la seño de marras de mi nieto", está encantada con tus cuentos; porque, por si no te lo había dicho antes, cada vez que puedo y ella se muestra receptiva, le envío vía mail algún cuento tuyo. No quiere amasijo (enlace) de todos juntos, sino de vez en cuando el que a mí me parezca bien o mejor; que, además, se los lee en su clase a sus niños (como ella dice), su alumnado.

    Oséase, ya mismo te pido comisión  :) :)

    Quede usted con Dioso con el Diablo (según prefiera), Don Emilio.




    Me encanta saber que ya estas dominando esto de las tildes ;)
    Y tu familiar, muestra que es exquisita, tiene buen gusto y selectiva ;)
    Y sí descárgate el PDF, le he hecho algún arreglo.

    Emilio (para los amigos)

Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com