Una pequeña parte.

Hola, me presento, o eso intentaré. 
Soy alguien que se considera nadie. O más que nadie, alguien sin importancia. No es cuestión de humildad, sino de sinceridad, la que creo importante a la hora de contar. Hoy en día soy un alma reconstruida, o por lo menos en ello estoy. Estuve rota hasta hace poco, muy poco, por dentro. Si digo lo contrario miento. 
Andaba todos los días a pedazos, no me preguntéis cómo, porque yo sigo sin saberlo. Dentro de una monotonía insufrible, la esperanza estaba casi toda perdida, no había luz mirara por donde mirara. Todo era caos, desorden. Y en el fondo de mí había algo que me hacía tirar hacia adelante... sin rumbo razonable que seguir. Mientras tanto, mis ahogos y desvelos fueron refugiados en una de las únicas razones por las cuales no he caído en la locura, o por lo menos en una locura no saludable. 
El arte del escribir fue mi terapia, eso digo siempre. Plasmar en papel el reflejo de lo que soy, de lo que siento, de lo que pienso, y eso todo el mundo no lo sabe realizar. A mí, que siempre me han encantado las letras, estudiosa de ellas en un punto, y aún así siento que me queda mucho camino que recorrer. Todo aquello que me representa hoy y que realmente lo quiero para el resto de mi vida. No pido nada más. 
Hoy soy un alma reconstruida, en ello estoy. Pero sí que he podido salir de una pesadilla, de un sufrimiento y espero que victoriosa. Mientras tanto, he definido a la escritura como instrumento de salvación para mí. Sabiendo en realidad que es ella la que me define a mí. 
A ti, que te escribo con cariño. Que te plasmo en letras que quizá no lleguen a tu altura, pero que salen desde el corazón. No me cuentes las faltas, y corrige los puntos que necesito para sanar(me). 

Una pequeña parte de lo que soy. Y aún me queda mucho que contar. Pero hoy no es ese día. 

Comentarios

  • cehicehi Miguel de Cervantes s.XVII


    Hola, Piluukii
    (Ojú, cuántas "U" y cuántas "I")

    ¿Eso que has escrito es en realidad cómo te defines, o el el principio de algún relato tuyo?

    En cualquier caso, y aún no sé por qué, me ha gustado. Entran en igual medida la sinceridad y la mentira. Alguien nunca es nadie; sencillamente, porque nadie es alguien. Procura que "ese día"  no tarde mucho. Me asombra comprobar que lo rocambolesco tiene una cierta lógica. 

    Bienvenida y saludos cordiales 




Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com