El abismo del tiempo


El abismo del tiempo

He escuchado el canto del abismo
con sus terribles sirenas.
Mientras bebía de las aguas del olvido,
con la mirada extraviada;
a orillas de aquel mar embravecido.

Aquellas me llamaban,
como la curiosidad llama al niño.
Yo pronto he escondido mis sueños
por temor a verlos perdidos.

Ahora despierto del sueño.
Ya no escucho más cantos,
ya no temo al abismo.

Ahora el mar está calmo,
el viento le arrulla tranquilo.

Ahora...Ahora retorno vacío.

Comentarios

Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com