¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

Tetrapléjicos

—Pues yo creo que estoy mejor ahora, así no tengo que soportar el espectáculo de verte bailar borracha, con ese par de boniatos que tienen por tetas arriba y abajo.

 

—Yo sí que he salido ganando. Ya no tengo que aguantar tu asqueroso cuerpo encima de mí, aplastándome. Que mira que eres inútil para el sexo.

 

—Lo mejor es que ya no te veré más haciendo el ridículo en el gimnasio. ¿Aeróbic? Ni una elefanta saltarina sería tan patética.

 

—Y esa forma de andar que tenías, siempre como si fueras pisando huevos.

 

—Por fin se acabaron las tardes eternas de compras. Horas y horas probándote ropa para acabar sin llevarte nada. Claro, como no hay tiendas para orangutanas…

 

—Por lo menos ahora te lavan de vez en cuando y ya no apestas tanto, cerdo.

 

—Nunca debí dejarte conducir, mujer tenías que ser.

 

—Recuerda que si no llego a estrellar tu puto coche contra aquel árbol no estarías así, tumbado todo el día, lo que siempre has querido, gandul.

 

—Te salió mal la jugada, querías matarme para quedarte con todo y mira cómo hemos acabado los dos.

 

—Hasta mañana cariño, te quiero mucho.

 

—Yo también te quiero.

 

—No te vayas sin mí.

 

—No.


Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com