En la ciudad de las casillas

El robot, después de la huida, consiguió esconderse en la inmensa ciudad de las casillas, pequeñas estructuras cuadradas, triangulares y circulares en forma de tubo.

Pero los tres hombres que le seguían, pertinaces y sanguinarios, consiguieron dar con él y le acorralaron con una sofisticada técnica de rayos-ondas.

El androide se defiende en una lucha a muerte por la supervivencia. Después le interrogan.
- ¿Tú sabes donde se enconde el Truhan, verdad?

- Voy a morir, no tengo tiempo, necesito componentes hiperextésicos para ciertas conexiones, en esas conexiones está la información sobre el Truhan.
-¡Suelta lo que sepas, entonces!   -dijo otro de los hombres.

- Necesito esas células droidemoleculares, con eso, incluso después de muerto, tendréis la información que buscáis.

-¿Dónde podemos conseguir esa sustancia?

- En un lugar de las afueras, una tienda de maravillas llamada "El Paraiso de los Robots". ¡Dáos prisa hermanos! me quedan de vida 3 minutos, 47 segundos. Incluso después de muerto, con esas células podré hablar.














Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com