Despedida



Al principo siquiera un susurro. Apenas un aliento en la garganta.

Un nudo que se desliza y se reencuetra : en su absurda manera de ser, en su pulular ingenuo,


En su descanso.


...Y la felicidad en sus ojos; sin ser vista para ser ser vista.


Las horas posadas.Sedimento.


Roca y Arena.


El peso disperso, deslizado sin razón sobre el lugar de su falta.


Alli donde vuela,

y surcado su cuerpo, de muerte se multipica.


En la infinita noche que ampara atravesada.



Apenas un susurro disimula el velo.



Y en un absurdo, en un descuido, algo es conmovido


al encuentro de lo real.

Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com