Esparcidos por la red.

QuintiQuinti Juan Boscán s.XVI
(I)

con el exterminio primaveral de los remordimientos de ayer
y
de
hoy
mi verano que se repite distorsionándolo todo
Es un día de un gran calor y llevo los ojos cosidos a los ojos
mientras
veo muchas garrafas de plástico
sudorosas por dentro
y crujientes por fuera
pero eres un verano de ojos inmóviles
de pupilas muertas y minutos de alambre azul
con hambre frenético de soles que besan por encima de la tierra
Verano de remordimiento que seca la boca
de ángeles rebeldes
de tejados planos por la desesperación de no pensar
de amores funambulescos y de bragas negras
un sol de incendio ululante que se dibuja
con amores aleatorios y que brotaban a chorros
desdibujando vidas
Otras veces sé que fuiste un verano de deshechos humanos
Verano de cristales húmedos como un labio
y más días con veranos claustrofóbicos casi a diario
Verano de tantas crisis convulsivas
Tú verano te desangras dulce y es verano
entreabriendo los ojos
y ahora imagino un verano que se hiciera pedazos en el suelo.

Maldito verano como si nunca hubieses existido


Así llega el verano de todos los veranos

Comentarios

  • QuintiQuinti Juan Boscán s.XVI
    Pamema

    De primeras viene
    vino
    la hosquedad

    el espontáneo

    el estéril

    El principio de todo fue cuando la naturaleza me revolvía el estómago
    como si la muerte naciera dos veces

    o

    algo así

    Una farsa que a veces parecía real
    con Cicatrices

    y Parásitos

    Uñas muy largas y linternas mágicas
    con vistas disolventes del maldito mar

    En el comienzo necesitábamos querer a alguien

    Querer y querer a un cuerpo escuálido
    y la Gente desconocida

    Con cara de rosa mustia

    En aquellas manos abandonas deseándolo todo
    TODO


    Pero las pasiones no se escriben
    y entre esta hierba caliente

    apareció el final como sorbos de botella

    Final con fuego de la tierra

    El precio del hombre
    O las raíces ocultas del ranúnculo

    Algo semejante ha sucedido con nosotros

    Me asomaba sobre las vísceras de bosques encantados
    pero ya
    es
    la primera vez que no te quiero
    .
    .
    .

  • Menos mal que asi como llega se va también.
  • QuintiQuinti Juan Boscán s.XVI
    Un totemismo escénico

    Las obras de arte son fantasías de deseos inconscientes igual que en los sueños.
    Freud

    he perdido la piedra filosofal cuando a veces voces
    envolventes revuelven estómagos
    la carne sin hacer puede con la carne derrumbada
    porque cada niño ha de pasar una conducta de ancianos
    sin imposición artificial.
    o con el deseo de matar al padre
    estás prisionera de tu propio laberinto
    rompiendo rompes los dibujos
    sabes bien que yo también he roto
    de ahí mi crítica mi transgresión mi madre
    buscas una realidad no satisfactoria, pero todo está allí
    o recluirte en el mundo de la fantasía
    el totemismo, o el patricidio dibujando
    escrúpulos de conciencia aparecen
    el muro se demuele cuando pintas
    mismísima mujer, dile adiós a la niña que no está
    haces lo que hace todo el mundo
    tachando, rompes todo un trabajo que no comprendes
    lo divides, neurótica y tachas, y ves cómo la belleza nace de la suciedad
    la niña que no tuve ni tendré, la niña que me falta, por eso vine a decírtelo
    Eres un rumor de luz cayendo
    ya no eres, cambias
    ninfómana de turno de noche
    deja de lavar ya las sábanas
    amas de lejos cuando se cierran las ventanas
    tienes menos cielo, y ardiendo en esta noche interminable
    sostienes a otro alguien vestido de color indeciso

    Porque necesitas volver, te aburres. Descubres.

  • estrofaestrofa Garcilaso de la Vega XVI

    (Podría decir que me gusta tu poesía, mucho)

    Me gusta mucho tu poesía  :)

    Ahora tengo la espesura de un madrugón y es lunes (un defecto de la semana), pasaré en otro momento a comentar más adecuadamente.  

    "... y llevo los ojos cosidos..." by Quinti

    necesito café.


  • QuintiQuinti Juan Boscán s.XVI
    editado agosto 2016
    Salivando, que es gerundio.

    Soy la niña de ayer, Claudia eres, con un disfraz mojado.
    De voz distinta y con aire para respirar, ella se salvó del agua.
    Tú, con aire para volar, como palomas mensajeras metidas en sus jaulas,
    enjauladas, 
    van con disfraces vestidas de palomas -y se ahogan vivas-

    Dices que, en el cielo -castradas- las alas florecen en sus noches, y que vuelan las noches encendidas.
    Es, en esta noche muerta -moviéndose- como palomas vivas y enjauladas.
    Noches noches noches noches,
    cuando bebo patas de mosca en esencia de rosas.
    Rosas mustias, las moscas cojoneras son muy fastidiosas.
    Alguien nos sigue, como moscas arrojando sangre, por las narices y la boca,
    boca que canta insectos, o palomas disecadas
    en sublimes arcadas disfrazadas de ternura.


    ...........

    *(Claudia es Medea en este foro)
  • QuintiQuinti Juan Boscán s.XVI
    editado agosto 2016
    (Vemos aquí un caso extraño de escritura automática.
    Se toma una hoja blanca, un lapicero, y un Johnnie Walker en vaso ancho, con hielo.
    A continuación se cierran los ojos, esperando respuesta de la mano que tiembla; y estos son los resultados:)


    Infinito en infinitivo

    Infinitar, con la falta de luz, como cuando el hombre desnudo tiene sed y bebe.
    Te tienes que manchar, sudas, y pasan los cielos de largo, en estas primaveras tan calladas.
    Estamos en la intemperie con frío, me relaciono pero no había nadie, como siempre, y tienes la boca negra. Infinito cuando un no es un sí, y un sí es un no. Próximo, al final de mi contrato, vuelven los momentos feroces. Golpes golpes, bebiendo monstruoso quiero sádico mi “no ser” tu sangre tu sangre por encima de todo. Fluición con ansias de vampiro, roja linfa densa, divina encanto que irradia tu muerte. Corazón transportes retorno, te vas. Me voy. Te tienes que marchar.

    ¿Ves cómo no me ofrecías nada en estos momentos feroces?

  • estrofaestrofa Garcilaso de la Vega XVI
    Francisca Aguirre, poeta, en una entrevista, dijo:

     “la poesía es una herramienta del conocimiento y sirve para sacar lo que llevamos dentro."

    Una definición sencilla.

    No dejes de sacar, Quinti.
  • QuintiQuinti Juan Boscán s.XVI
    editado septiembre 2016
    "Que piel tan delicada rasgarás con tus dientes. Muerte,
    que labios, que respiración, que pecho dulce y mórbido
    ahogas.”

    Gimferrer


    ¡Oh! Caja de bombones como disturbios de collares de perlas caras.
    Porque comer bombones es como no comer y pasar hambre.
    Esa desnudez de chocolate romántica y suave,
    o croquer delicado.
    El mordisqueo de un bombón posándose en dientes blancos de marfil será lo máximo.
    Y la caja está abierta como quien lo da todo.
    Leves titubeos cogiendo un mundo con papel envolvente de colores;
    Diversas formas rellenas con gotitas de licor,
    o crema blanca,
    o rellenos de crocante. Devorándolos todos, sin distinción de matices.
    Esas intromisiones continuadas, que dejan los bombones para luego.
    Y descansa como un crimen que no es vicio,
    Ni tan siquiera gula: tan solo fatalidad.

    Es comulgar lo irresistible.

    Ante unos bombones, todos los ojos de mujer se iluminan o eso dicen.
    Se enciende el pelo y la carne. Perdiéndote.
    Pinzas de dos dedos agudos que prenden el bombón más de mujer que nunca.

    Un leve mordisco si no es fatál o almendras por fuera,
    irremediablemente será veneno de deseo y fuego.
    .
    .
    .
  • QuintiQuinti Juan Boscán s.XVI
    "
    La conciencia de Caperucita

    roja
    sales al bosque cruda de un verano muerto
    las ciencias para invadir las calles de la noche
    atestadas de lobos con malos fines recuerda
    vuelve esta noche y te recibirá con los brazos abiertos
    entonces los tres seres así unidos
    caperucita-lobo-abuelita era todo un cuerpo
    en tiempos primitivos hubo una especie de cuento
    tú lobo viscoso son pocas las fauces que conocen el placer
    de la flagelación pura roja menstruada
    ella la abuelita devorada llegando al mismo espasmo o eso dice
    y el bosque sin nubes retorcía y gritaba con la flagelación de la carne roja
    natural sentido insociable de un amor inteligente

    yo he visto al espíritu corromperse

    Caperucita eres la hija del cielo
    no la que no tiene madre sino la hija de Júpiter y de Dione
    vas de rojo popular cuando el lobo nunca se preocupó de tener amante
    mientras la abuelita sufriendo dentro de las paredes desnudas
    sábanas blancas sentías odio frente al resto de la habitación blanca y vacía
    blanca y rectangular blanca abuelita de súbito deseo carnal
    cita inesperada que recogía la luz triste de la tarde
    la ciencia se compone de errores somos lobos
    la noche se descompone en horrores carnosos
    entre las numerosas presas que son castigadas a recibir el oprobio del lobo
    no hay una que no tiemble posesa de infinito terror

    Digamos abuelita digamos caperuza roja
    cuando la flagelación en carne era el deleite incomprensible
    incomparablemente rijosa opulencia de los pechos
    emergiendo por entre gasas abalorios y disfraces
    su ancha grupa sodomizada ondular lasciva al menor movimiento

    El lobo muere todos mueren devorados
    .
    .
    .
  • QuintiQuinti Juan Boscán s.XVI
    Tarde de junio a estas horas.

    Entramos en aquella casa, todos. Habitación de opción silenciosa. Los adioses de traumático pasado. La masacre dentro de estas cuatro paredes blancas, donde se empieza y se termina el salto al vacío. El filo de un cuchillo brilla. Comenzaron a llegar los invitados. Ya estamos todos, disciplinados, con un ligero halo lleno de vacío. No se les veía ni los brazos ni los pies. Otros que quisieron nacer, y hacerse a nosotros no vinieron. No pudieron venir. Empezamos con largos viajes, monstruosos los ocres de la tierra. Los niños duermen y somos varios en la sala. Álvaro, Álvaro, Álvaro y yo mismo, somos cuatro aquí dentro. Coagulados y los ojos distorsionados hablan. Hablaban. Hablando. Y el grito. Se oyeron los primeros compases de música macabra tejida con disonancias quejosas mientras. Porque es, era, necesario que este cuerpo, corruptible, multiplicado en varios, sea revestido de incompatibilidad y lo que es mortal se convierta (convirtiera) en inmortal. Tiene el perro a su lado. Veo a su lado un perro. ¿Tiene usté perro? Si, creo haber visto un difunto en el entorno de un sacerdote. Pero ya no sufre. Tengo una gran alegría al verle, una gran alegría. ¿Qué soy yo? Los gritos nos devolvieron a donde la orgía llegaba a su apogeo. Nuestros gritos. ¿Lo oyes? Nos están gritando y no escuchas. Por todas partes se veían grupos de hombres y mujeres acoplados en las posturas más groseras. De madrugada terminó la fiesta. Termino la fiesta. Abre bien los ojos. La fiesta terminó. ¿Lo ves? La tercera tenía un rostro blanquísimo, como yeso, el cabello color rojo fuego. Se oyó un golpe seco, fragoroso, causado por un instrumento desconocido. El lúgubre diseño de una calavera con signos brillantes. Los hombres me hastiaban. Uno de ellos, menos idiota, me sugirió mar y soledad. Foso lleno de agua. Un foso lleno de agua que me ahogaba lento. Esparcían mi sangre. Vuestra sangre. Agujero en el muro con rara inclinación. Ríos sagrados desiertos líquidos turbios. Veo más allá de una amiga mía, pero hoy nadie se acuerda de mí. Mientras, la bestia, te reprenden, la conciencia. Los brillos de animal en el vaso de los pétalos. Era la nada del principio. La nada de un principio. Te conformabas con beber del mismo vaso. La nada ni nadie se acuerda de ti. Ni de mí. ¿Dónde estaba tu boca? Su última vez. He conseguido ver si saber de ti. O no. Me voy clavando mariposas muertas. Olvidas, Álvaro y así pues, tienes derecho a acusar y condenar. Verlo, pintarlo y decirlo. Y vivir, sobre todo vivir.


    .
    .
    .
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com