¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

El teléfono descompuesto

13132333436

Comentarios

  • Tengo entendido que Mirsa ya te lo envio, pues si le llego a Dimiga, sino a ver si Dimiga te lo reenvia.:)
  • annasofiaannasofia Garcilaso de la Vega XVI
    editado enero 2013
    Si es posible que me lo reenvíe nuevamente. Espíritu participa? anda por acá por estos días?
  • No, anda fuera de órbita, más perdido que embolatado:p
  • annasofiaannasofia Garcilaso de la Vega XVI
    editado enero 2013
    Debe haber encontrado a quién cocinarle...:D:D:D
  • jajajaja, probablemente ya encontró a la dueña de sus quincenas:p:)
  • editado enero 2013
    Mensaje enviado a Annasofia :)

    Saludos y dejen el chisme :D
  • editado enero 2013
    Huy, quiero jugar! Puedo? Qué tengo que hacer?
  • Hola, rico que te nos unas, el juego ya está en marcha, pero como no sabemos nada puedes participar,sólo espera a que yo te envie un privado con el chisme, que aún no me ha llegado, cuando te llegue, lo lees y mandas lo que entiendas a Dimiga y si hay otro participante a esa persona también.
    Todos los telefonazos deben de llegarle a Dimiga que es la que los publica luego.
    Vamos quedando asi¨:

    Mirsa.........Anna
    Anna.........Dimiga
    Dimiga.......Amparo
    Amparo......Mary
    Mary......... Ro08ma
    Ro08ma.....al fantasma que quiera participar

    Si tienen alguna duda, pregúntenle,....... al vecino:):p
  • MirsaMirsa Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado enero 2013
    ¡Vamos chicos, que este chisme está ya caduco!!!! :D
  • Hace un año, se está pasando de bueno, a ver si Anna, se mosquea:):p
  • annasofiaannasofia Garcilaso de la Vega XVI
    editado enero 2013
    Telefonazo enviado, a ver si no se quejan tanto...:D:D:D
  • ya era hora, un año secuestrado, tiene que haberte quedado muy bien cocido:):p
  • annasofiaannasofia Garcilaso de la Vega XVI
    editado enero 2013
    Ja ja, si me lo envió hace unos días Dimiga, qué decís???:eek::D
  • Pues te dormiste en los laureles porque Mirsa te lo había enviado desde el año pasado, pero bueno a ver si ahora si arrancamos sin más demoras:p:)
  • editado enero 2013
    Enviado :)
  • editado enero 2013
    Me llegó! Ahora a quién se lo mando? :O
  • A Ro08ma y a Dimiga:):p
  • annasofiaannasofia Garcilaso de la Vega XVI
    editado enero 2013
    Amparo hace una lista al comienzo de cada telefonazo...
    Por dónde vamos??? Se durmió en los laureles?
  • Para nada, las dormidas son otras, ya el telefonazo esta en poder de Mary, que no tiene nada que envidiarte en lenteja:p:)

    No, de verdad que vamos a tener que ponerle seriedad a la cosa, así se vuelve muy aburrido el juego, si no podemos jugar decir con tiempo, para seguir adelante y no estancarnos tanto, en diciembre pues bien, se entiende que todos teníamos cosas varias y aún en tiempo frío también, cada uno tenemos nuestras ocupaciones, pero si nos metemos en algo, pues tratar de cumplirlo, sino mejor no alborotar avisperos,:):p

    Si esta semana no aparece Mary se le envía a Ro08ma, sino, no tendrá acabadero este telefonazo:rolleyes::)
  • editado enero 2013
    Yo tengo hasta el mensaje enviado por Amparo, no me ha llegado nada más.

    Así que seguiré pendiente de lo que decidan.

    Saludos :)
  • En vista de que Mary nos dejó colgados de la brocha, le envie el telefonazo a Ro08ma a ver si quiere participar, sino pues que nos diga y seguimos las mismas.:):p
  • editado febrero 2013
    Mirsa

    En mi pueblo no se habla de otra cosa desde que se conoció la noticia. Se trata de María, la esposa del carnicero. Un día, su marido se ausentó toda la tarde del trabajo dejándola a ella sola con el negocio. Cuando llegó a su casa, el hombre aún no aparecía, por lo que ella se preocupó ya que él no solía llegar tarde. Cuando él apareció, le dio unas explicaciones vagas que no lograron convencerla mucho.

    Al día siguiente fue igual, y así hasta toda una semana. La pobre María comenzó a sentirse a la defensiva. Su marido actuaba de una manera muy extraña y era obvio que algo le ocultaba.

    Pero lo peor llegó la segunda semana. La mujer ya estaba muy nerviosa y mosqueada, así que comenzó a buscar indicios de lo que ella comenzaba a sospechar era una infidelidad. Ningún hombre cambiaba tanto de la noche a la mañana, su marido debía tener una amante. Y ya sabéis lo que dicen: el que busca, encuentra. La tarde del miércoles, María encontró varios pelos rubios sobre la cama.

    Dicen que no lloró, pero que una furia animal la fue llenando hasta que todo lo vio rojo. Se sintió traicionada, estafada, burlada.
    Y así la encontró el marido a la noche cuando apareció por casa. María no cruzó ni una palabra, la emprendió a golpes con él, utilizando un martillo como arma. La traición no era algo que ella fuera a tolerar.
    La encontraron a la mañana siguiente, completamente enajenada sobre el cadáver destrozado de su marido.

    Cuando la policía investigó un poco descubrió que al hombre le había tocado una millonada en la lotería. Había comprado una gran mansión que decoraba en secreto por las tardes para dar una sorpresa a su mujer, a la que iba a dar la noticia regalándole además un hermoso abrigo de zorro dorado que guardaba en el armario. Del abrigo eran los cabellos que la desgraciada había encontrado, el zorro fue sin duda el culpable del crimen, pero; sin embargo, fue María la que acabó en la cárcel y el marido en el cementerio.

    AnnaSofia

    María era esposa del carnicero. Un día, su marido se ausentó toda la tarde del trabajo dejándola a ella sola con el negocio. Cuando llegó a su casa, el hombre aún no aparecía, por lo que ella se preocupó ya que él no solía llegar tarde. Cuando él apareció, le dio unas explicaciones vagas que no lograron convencerla mucho.

    La pobre María comenzó a sentirse bastante mal. Su marido actuaba de una manera muy extraña y era obvio que había gato encerrado.

    Pero lo peor llegó la segunda semana. La mujer ya estaba realmente nerviosa , así que comenzó a buscar indicios de lo que ella comenzaba a sospechar era una infidelidad. Ningún hombre cambiaba tanto de la noche a la mañana, su marido debía tener una amante. Y ya saben lo que dicen: el que busca, encuentra. La tarde del miércoles, María encontró varios pelos rubios sobre la cama.

    Ella no lloró, pero una furia se fue apoderando de su sentir. Se sintió traicionada, estafada, burlada.

    Y así la encontró el marido a la noche cuando apareció por casa. María no cruzó ni una palabra, la emprendió a golpes con él, utilizando un martillo como arma. La traición no era algo que ella fuera a tolerar.

    La encontraron a la mañana siguiente, completamente enajenada sobre el cadáver destrozado de su marido.

    Cuando la policía investigó un poco descubrió que al hombre le había tocado una millonada en la lotería. Había comprado una gran mansión que decoraba en secreto por las tardes para dar una sorpresa a su mujer, a la que iba a dar la noticia regalándole además un hermoso abrigo de zorro dorado que guardaba en el armario. Del abrigo eran los cabellos que la desgraciada había encontrado, el zorro fue sin duda el culpable del crimen, pero; sin embargo, fue María la que acabó en la cárcel y el marido en el cementerio.

    Dimiga

    La mujer del carnicero. Un buen día sin ton ni son se ausentó dejándola a cargo, sin embargo Cuando llegó a su casa igual él no estaba y tardó mucho tiempo en aparecer preocupándola demasiado. Al hacerlo le dio unas explicaciones sin sentido, dejándola muy confundida.

    Dos semanas después las cosas se repiten con más frecuencia de lo normal y como ya sospechaba, empezó a buscar nerviosa la fuente de su disgusto, pues estaba convencida de que había otra mujer, ningún hombre cambia sus habitos de la noche a la mañana.

    Así que un buen día, sin mucho proponérselo encontró en su cama pelos de otra persona, rubios y ella siendo peli negra y él castaño, pues no era de ninguno. Enfadada, ofuscada e indignada, no hizo un berrinche, no pidió explicaciones pero no pensaba quedarse con ese guardado, así que en la noche cuando el sinvergüenza llegó lo molió a martillazos y al otro día la encontraron desconsolada llorando sobre su destrozado cadáver

    Los investigadores descubrieron que el buen hombre, solo había sido afortunado, se había ganado la lotería, comprado una hermosa casa que decoraba y organizaba día a día para darle la sorpresa a su querida esposa y los pelos rubios que encontró eran de un abrigo de piel que le había comprado.

    Conclusión, la mujer quedó en la cárcel, enloquecida por su crimen sin razón y el hombre sin poder disfrutar de su fortuna y del amor de una mujer que al fin de cuentas lo mato.

    Amparo


    La desconfianza es algo que nos hace meter las patas hasta el fondo, este es el caso de un señor que por no decirle a su esposa las cosas a tiempo, ella malinterpretó la actitud de él y le dio materile por sospecha, algo sin confirmar.

    El pobre empezó a actuar de una manera sospechosa, así como actúan los que andan en malos pasos y los únicos malos pasos de ellos es que tienen otra, nunca se piensa nada bueno, tampoco dan motivos para lo contrario.

    Por lo tanto cuando se descubrió que el pobre lo único malo que estaba haciendo era acondicionándole su casa nueva, comprándole abrigos con pelos, para que diera pie a que ella pensara que eran de otra mujer, es que todo coincidía para que la mente calenturienta y desconfiada de la mujer volara sin medida.

    Y de la única forma de sacarse el clavo es poniéndolos a chupar gladiolos de una, pues ella ni corta ni perezoza le dio pasaporte al otro lado sin visa de regreso y sin pedir explicaciones, no vaya a ser de que a última hora la convenzan de lo contrario y ya con todas las intenciones listas, no se puede frenar el impulso.

    La embarrada fue cuando se descubrió que el pobre mortal se había ganado la lotería y la quería sacar a vivir como a una reina, sin pensar que esto acarreo que la fortuna lo visitara pero también le quitara lo que más quería, ni pa Dios ni pal diablo, él señor en la tumba y la mujer en la cárcel, el dinero no hace la felicidad, pero arto que ayuda a si sea para que le den el empujoncito al más allá.
  • El chisme se mantuvo:):p
  • editado febrero 2013
    Siii la esencia esta allí, pero se volvió chisme al fin y al cabo :D
  • PerplejoPerplejo Fernando de Rojas s.XV
    editado octubre 2013
    ¡Quiero participar!
  • Que rico volver a reactivar el telefonazo, necesitamos más chismosos;):)
  • PasdeprenomPasdeprenom Anónimo s.XI
    editado octubre 2013
    Yo estoy dispuesto a participar =)
  • Bien, seríamos cuatro, si no aparece nadie más de aquí al sábado podemos empezar:)
  • PasdeprenomPasdeprenom Anónimo s.XI
    editado octubre 2013
    amparo bonilla escribió : »
    Bien, seríamos cuatro, si no aparece nadie más de aquí al sábado podemos empezar:)

    ?????
  • Entonces quedamos de la siguiente forma:

    Amparo---- perplejo
    Perplejo----Pasdeprenom
    Pasdeprenom
    Dimiga
    Dimiga
    al fantasma

    Si alguien más se quiere unir, no es sino que diga:):D
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com