¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

El Vértigo de un Dios (por Carlos Serrano)

CarlosSerranoCarlosSerrano Fernando de Rojas s.XV
editado mayo 2014 en Fantástica
Hola amigos, aqui os dejo mi relato El Vértigo de un Dios que abre mi libro de rarezas "Flores Raras" (yo no lo calificaría de relato fantástico, no me gusta demasiado etiquetarme, pero creo que así se verá y por eso lo pongo aqui). Espero que al menos os resulte interesante. Un saludo.


EL VÉRTIGO DE UN DIOS

Despertando bajo la luz intensa de un Sol incierto me sentí desnudo sentado en el
borde de la cama. Me puse en pie y observé mí alrededor. Allí estaba mi dormitorio, mi
cama, mis muebles, mi piso... y sin embargo todo parecía irreal. ¿Qué había pasado?
¿Qué había cambiado? ¿Qué estaba ocurriendo realmente?

Yo era omnipotente, en lo más profundo de mi ser lo sabía, lo sentía. No sabía cómo
ni cuándo pero así era. El poder inundaba mi ser como un dulce escalofrío. Y estaba
deseando probarlo. Crucé el dormitorio, recorrí el pasillo, llegué hasta el balcón y
asomado contemplé un mundo lleno de vida y a mis pies. Mis sentidos se habían
intensificado, mi mente bullía en ideas y deseos. Había sido coronado Dios no sé por
quién ni por qué. Solo deseaba probar esta verdad que me latía en el corazón y me hacía
muy feliz.

Si alguien te nombrara Dios y te diera un poder infinito ¿qué es lo primero que
harías? Si, probarlo, demostrarlo. Y eso pensaba hacer. Salí del piso y llamé a una de las
puertas de enfrente. Una vecina apareció y ante su presencia sentí un arrebato de pánico.
¿Y si no era verdad lo que sentía? ¿Y si simplemente me había vuelto loco de remate?
Decidí planear bien mis pasos. Debía pensar una forma de demostrarme a mí mismo el
poder sin comprometerme a un error fatal si estaba equivocado, pero ¿Acaso no era una
prueba irrefutable de que yo no era un Dios con poder infinito si ya estaba dudando de
ello? ¿Un Dios tiene dudas? Otro nuevo ataque de pánico y mi vecina esperando mis
palabras. Cuando pude abrir la boca solté un buenos días y le pedí un tomate. Yo era en
realidad un Dios cobarde (o simplemente un cobarde a secas)

Al regresar a mi piso tuve por fin una idea. Una llamada de teléfono. Simplemente
eso. Buscar en el listín de telefónico, marcar el número y decirle a mi vecina (con voz
convenientemente disimulada) lo siguiente: "Ven a mi casa y desnúdate". Nada de dar
nombres, de dar direcciones. Una orden simple y directa de un Dios, y si era Dios no
hacía falta que...sonó el timbre mientras me perdía en mis elucubraciones y allí estaba
mi vecina, la observé por la mirilla y un tercer ataque de pánico me empapó en sudor.
¿Y si había descubierto mi plan? ¿Y si me había metido en el lio más grande que podía
imaginar?

Abrí la puerta armándome de valor y en silencio mi vecina, allí mismo, se quitó la
ropa y me miró a los ojos. Entonces sentí un leve mareo, era el vértigo que sentía un
Dios desde las alturas.

Comentarios

  • Nae SirudNae Sirud Juan Boscán s.XVI
    editado mayo 2014
    Buena fantasía, y bien contada. La idea a lo mejor es un poco simple, pero el resultado deja con ganas de leer más. Espero que haya otras.
    Saludos.
  • Pues si, quedó faltando si Dios se bajaba de la nube en que andaba:):D
  • CarlosSerranoCarlosSerrano Fernando de Rojas s.XV
    editado mayo 2014
    Gracias. El relato se basa en una novela corta de mi adolescencia titulada "El Poder Infinito" que nunca me gustó en su desarrollo narrativo.

    Hace poco un lector me dijo que este relato es en realidad la fantasía (universal) de todo hombre...y si, que duda cabe.:D Lo que ya me preguntaba en la novela es como usaríamos un poder infinito si de verdad nos lo dieran. :rolleyes:
  • Nae SirudNae Sirud Juan Boscán s.XVI
    editado mayo 2014
    Pues da pie para muchas cosas. ¿O es la vecina lo único que los hombres le piden a la vida?:rolleyes2:
  • CarlosSerranoCarlosSerrano Fernando de Rojas s.XV
    editado mayo 2014
    Nae Sirud escribió : »
    Pues da pie para muchas cosas. ¿O es la vecina lo único que los hombres le piden a la vida?:rolleyes2:

    Next Door Girl, un mito masculino tan arraigado...:D Supongo que primero va la vecina y después el mundo! O si, sería una forma original de hacer una nueva versión del idilio con la vecinita, que está ya muy visto. o la fantasía adolescente de tener poderes hipnóticos para seducir a la vecinita, etc (y así hasta el infinito).

    A veces el ser hombre te limita mucho la visión del mundo (femenino):D
  • Nae SirudNae Sirud Juan Boscán s.XVI
    editado mayo 2014
    CarlosSerrano escribió : »
    A veces el ser hombre te limita mucho la visión del mundo (femenino):D

    Y no debería ¿Verdad? Deberíamos estar compartiendo el mismo mundo. Deberíamos ser capaces de ponernos en el lugar del otro/otra, y no rendirse con tópicos como "No hay quien entienda a las mujeres" o "Los hombres sólo piensan en una cosa"

    Yo empezaría por cuestionar cualquier frase en la que el sujeto sea "los hombres" o "las mujeres" (si, ya sé que en mis narraciones no lo estoy haciendo, pero es por fastidiar :D). Y después tratar de minimizar los signos externos. Costó trabajo que las mujeres vistiesen pantalón, pero está costando muchísimo que en ciertos lugares se quiten el velo. Que una mujer se muestre combativa en estos temas me parece lo más correcto, y que lo haga un hombre me parece lo más meritorio.

    Al hilo de esto (la ropa como signo externo) ¿te das cuenta del valor que tienen (aparte del visual) las playas nudistas?

    Eh, no es para que recuerdes ese otro tópico de la vista en rayos-X. Es para que imagines un mundo nudista :rolleyes:
  • CarlosSerranoCarlosSerrano Fernando de Rojas s.XV
    editado mayo 2014
    Nae Sirud escribió : »
    y que lo haga un hombre me parece lo más meritorio.

    Leyendo a Natalie Ginzburg ella dijo algo que me pareció muy interesante sobre el feminismo y la igualdad de sexos...escribió que en realidad no tendrían las mujeres porqué estar luchando tanto para superar a los hombres y ponerse a su altura, sino que los hombres son los que tendrían que luchar por mejorar ellos y ponerse a la altura que se espera. Es decir, que los hombres aprendieran de una vez a fregar y planchar para que las mujeres tuvieran más tiempo para leer y escribir (esto lo escribió en los años 70's, por poner un poco de contexto...). Dejaba la lucha de sexos a los hombres, porque eran ellos los que habían explotado, así que encima no iban a ser las mujeres quien hicieran el mayor sacrificio para igualar las cosas. Que los hombres rectificaran no que las mujeres hicieran ese trabajo por ellos!:rolleyes:

    En cuanto al nudismo comparto la opinión de cierto cineasta que decía que casi nadie está guapo desnudo. El ser humano desnudo pierde mucho. De hecho esto me recuerda a Eyes Wide Shut de Kubrick cuya escena más bonita era ver a Nicole Kidman vistiéndose (frente a todos los desnudos que contiene el film)
  • Nae SirudNae Sirud Juan Boscán s.XVI
    editado mayo 2014
    Si, tienes razón. En realidad la ropa, ya lejos de la comodidad o protección, es una manera de hacerse a uno mismo, ya que puedes decidirla (no profundicemos en esto ahora), y por tanto haces que los demás te vean no como eres, sino un poco como quieres ser, a través de algo que tú creas.

    Los foros, redes sociales y demás también tienen esa característica. Aquí todos te conocen a través de tus palabras, algo que tú modelas. Puedes mostrar tu edad, sexo, formación, origen y otros atributos, puedes ocultarlos, o puedes incluso cambiarlos, y no necesariamente con la intención de engañar, sino de mostrarte con aquellas características con las que quieres realmente ser parte de este mundo, y que en la realidad no has podido decidir.
  • CarlosSerranoCarlosSerrano Fernando de Rojas s.XV
    editado mayo 2014
    Nae Sirud escribió : »
    Los foros, redes sociales y demás también tienen esa característica. Aquí todos te conocen a través de tus palabras, algo que tú modelas. Puedes mostrar tu edad, sexo, formación, origen y otros atributos, puedes ocultarlos, o puedes incluso cambiarlos, y no necesariamente con la intención de engañar, sino de mostrarte con aquellas características con las que quieres realmente ser parte de este mundo, y que en la realidad no has podido decidir.

    Alguien dijo que esperaba que Internet sirviera para ser más sinceros. Pero que se encontró justo con lo contrario!
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com