Manifiesto (Victor Jara)

NorteNorte Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
editado junio 2014 en Música
Yo no canto por cantar
Ni por tener buena voz
Canto porque la guitarra
Tiene sentido y razón.


Tiene corazón de tierra
Y alas de palomita
Es como el agua bendita
Santigua glorias y penas.


Aquí se encajó mi canto
Como dijera violeta
Guitarra trabajadora
Con olor a primavera.


Que no es guitarra de ricos
Ni cosa que se parezca
Mi canto es de los andamios
Para alcanzar las estrellas
Que el canto tiene sentido
Cuando palpita en las venas
Del que morirá cantando
Las verdades verdaderas
No las lisonjas fugaces
Ni las famas extranjeras
Sino el canto de una lonja
Hasta el fondo de la tierra.


Ahí donde llega todo
Y donde todo comienza
Canto que ha sido valiente
Siempre será canción nueva.

Comentarios

  • evilaroevilaro Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado abril 2014
    Pues preciosa letra de Victor Jara.

    Saludos

    Emilio
  • NorteNorte Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado abril 2014
    evilaro escribió : »
    Pues preciosa letra de Victor Jara.

    Saludos

    Emilio
    Pensar que a Victor lo asesinaron durante la dictadura... nosquedaron sus canciones inmortales.
    Un abrazo Compa.
  • QuintiQuinti Juan Boscán s.XVI
    editado mayo 2014
    Norte escribió : »
    Pensar que a Victor lo asesinaron durante la dictadura... nosquedaron sus canciones inmortales.
    Un abrazo Compa.

    Nos quedaron sus manos machacadas.

    "Jara, tras ser reconocido por los militares, fue separado de los demás prisioneros y sometido por varios días a torturas, entre ellas quemaduras con cigarrillos, simulacros de fusilamientos y la fractura de sus manos con golpes de culata. El artista, señala la resolución, fue "agredido físicamente, de forma permanente, por varios oficiales".

    (Fuente: Público.es)
  • Nae SirudNae Sirud Juan Boscán s.XVI
    editado mayo 2014
    Lo obligaron a tocar la guitarra con las manos destrozadas. Sin comentarios.
  • QuintiQuinti Juan Boscán s.XVI
    editado junio 2014
    Aunque me gusta mucho más la versión de Quilapayún, el padrenuestro obrero de la época me marcó. Al día de hoy está totalmente desfasada.



    Levántate y mira la montaña
    de donde viene el viento, el sol y el agua.
    Tú que manejas el curso de los ríos,
    tú que sembraste el vuelo de tu alma.

    Levántate y mírate las manos
    para crecer estréchala a tu hermano.
    Juntos iremos unidos en la sangre
    hoy es el tiempo que puede ser mañana.

    Líbranos de aquel que nos domina
    en la miseria.
    Tráenos tu reino de justicia
    e igualdad.
    Sopla como el viento la flor
    de la quebrada.
    Limpia como el fuego
    el cañón de mi fusil.
    Hágase por fin tu voluntad
    aquí en la tierra.
    Danos tu fuerza y tu valor
    al combatir.
    Sopla como el viento la flor
    de la quebrada.
    Limpia como el fuego
    el cañón de mi fusil.

    Levántate y mírate las manos
    para crecer estréchala a tu hermano.
    Juntos iremos unidos en la sangre
    ahora y en la hora de nuestra muerte.

    Amén


    .
    .
    .
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com