El Arte del Haiku Parte III

Dixie_DregDixie_Dreg Juan Boscán s.XVI
editado enero 2010 en Haiku
El Arte del Haiku - Parte III
María Santamarina




Con respecto a Shiki, considerado el último de los grandes maestros y el primero del haiku moderno, no me agradan sus críticas a Basho, y es por eso que escribí este haiku haciendo alusión a su libro titulado Gotas de tinta, diario de sus sufrimientos, publicado en 1901.
Gotas de tinta.
Dedos duros de frío.
Se enturbia el haiku.

Shiki, al ser agnóstico, niega el misticismo Zen del haiku que profesó Basho. Lo critica por su subjetividad, pues considera que el haiku debe ser escrito en un lenguaje objetivo. También insistió en que se debía escribir acerca de objetos o eventos reales y no sobre productos de la imaginación. Admiraba a Buson y sus haikus se parecen a los de aquél.

Entre los haikus contemporáneos en idioma español, podría transcribir miles que me encantan, pero elijo éste, a cuya autora, Ana Agote, una excelente escritora de cuentos, le brotó con toda ingenuidad, espontáneamente.
Temblor ligero.
Bajo la mosca negra
un niño duerme.

Y este otro del peruano Alfonso Cisneros Cox:
De salto en salto
el petirrojo enciende
la enramada.

Deseo ahora enfatizar en la importancia de saber leer un haiku. La lectura del haiku requiere tiempo, espacio, pausas, silencios... para que finalmente florezca en el lector la percepción que encierran las palabras y lo impregnen de esa sensación que llevó al autor a escribirlo, haciéndolo partícipe a él también del poema. Según Rodríguez-Izquierdo, la lectura supone un verdadero arte, una gran finura espiritual. Quizá sea más preciso decir que el haiku no se lee, se contempla. Y que para ésta, más que para cualquier otra forma poética, es necesario retirar todo estorbo o distracción, afinar tanto las palabras que lo integren como la mirada que recorra sus versos, para que finalmente se produzca ese estallido sutil espiritual, la espontánea unión; pues en el momento en que el espíritu del lector hace contacto con el del haiku, por una breve eternidad, el ser de ambos se une con el de la propia naturaleza.

Selección de haikus de María Santamarina

Un estallido:
el crepúsculo rojo
en los cristales.

Noche de estío:
el oro del trigal
amaneciendo.

En la pizarra,
chirriantes las palabras.
Ruido de tiza.

Libro antiguo.
Entre las hojas, seca,
una violeta.

Lento crepúsculo.
¿Se apagarán las llamas
en la laguna?

Mar celestial:
¿Un ave se zambulle
o salta un pez?

Siesta de estío:
En mi sueño estridente
vuela un mosquito.

Playa de invierno.
Mis huellas en la arena
y las gaviotas.

Sobre el tejado
un gato se perfila:
¡la luna llena!

Lago de otoño,
un incendio de juncos
en el ocaso.

El muro en ruinas
y una flor que redime
la vieja grieta.

Sólo un pimpollo
y todo es primavera
hoy en el patio.

Mi cuerpo entero
se enciende hoy con tu risa,
tarde de otoño.

Ranas de estío.
Serenata nocturna.
Croa el arroyo.



Fuente: Rincón del Haiku

Comentarios

  • PapusaPapusa Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado enero 2010
    ¡¡¡Cómo me gustó todo lo que publicaste sobre haiku!!!

    Me encantó.

    Me encantaría también que publicaras la traducción de Octavio Paz del maravilloso haiku de Bashoo. El de la rana... Me gusta más que ninguna otra la traducción de Octavio Paz, porque al usar onomatopeyas, hace más "sensible" el haiku. Sensible en el sentido de que no solo lo vemos, también podemos escucharlo. En fin, es mi apreciación.

    Y también me encantaría que pusieras más sobre Shiki. Yo creo que Shiki es un gran maestro del haiku. Claro que a veces es medio molesta su opinión acerca de Bashoo. Pero también me parece que es el que mejor expresa toda la preceptiva del haiku.
    Opiniones absolutamente personales, claro está.

    Y también sería muy interesante que colgaras algo sobre los haiku "urbanos" o "metropolitanos", no recuerdo bien como los llaman.
    La corriente estadounidense de este tipo de haiku, es absolutamente maravillosa.

    Dale Dixie_Dreg, yo sé que podés hacerlo. Y lo disfrutaríamos todos tanto...

    Estoy extasiada del trabajo de investigación que hiciste. No sé cuando, pero es genial.

    Un beso, corazón.
  • serranaserrana Juan Boscán s.XVI
    editado enero 2010
    Verdaderamente bello, este artículo debería ser considerado prosa poética.
    Y me hizo descubrir todo un mundo, asomarme a otra galaxia y me deslumbró su resplandor. Por eso gracias.
    Se me ocurren muchas cosas que comentar pero algo que me provoca duda desde siempre es ese afirmar que a un haiku o a un poema hay que contemplarlo para que nos entregue su magia ¿no es demasiado pedirle al lector? en este tiempo de inmediatez, imágenes, prisas.
    Una vez hace mucho tiempo, casi en otra vida, en otro foro habia un subforo que se llamaba poesía experimental y allí solían publicar unos poemas que constaban de una sucesión de palabras escogidas al azar sin hilación y eso era todo. Y no faltaba quien dijera qué maravilla, me evoca la inmensidad del ser, aquella tarde... porque si estás con el espíritu adecuado hasta contemplando una caja de zapatos podés terminar encontrándole belleza y hasta poesía. Va en lo que coloca en lo que lee el lector.
    Bueno, en realidad un detalle, no sé si escribiré haikus finalmente pero sí dan ganas de incursionar en el mundo de la filosofía zen, su camino espiritual y escribir haikus como parte de ese camino. Sin dudas.
    De nuevo, gracias, muchas gracias, Dixie. Bellísimo.
  • Dixie_DregDixie_Dreg Juan Boscán s.XVI
    editado enero 2010
    Me gustó mucho este ensayo sobre el haiku, porque sintetiza de una manera clara y ejemplificada, esa parte intangible del Haiku, que se percibe cuando alguien se interna en él, y más que entenderlo, lo siente.

    No hay que preocuparse por lo pronto si un haiku cumple cabal o rigurosamente las preceptivas. Lo importante de conocer sobre sus "reglas", es para saber donde pisas, y que es lo que por elección quieres brincarte. La diciplina del haiku rigoroso, es como una jaula que te obliga a escapar con la imaginación, entre los resquicios de las palabras. El haiku desarrolla mucho la imaginación y la sutileza de un poeta, además que lo introduce en el lenguaje de lo sintético, de basta infromación "empacada" más en lo que sugiere, que en lo que expresan por si mismas las palabras. Y en eso radica mucho de su valía.

    En lo particular, yo soy más del gusto del haikú de Shiki o el "haiku urbano". Matsuo Basho y los haiku estacionales, me gustan, pero están muy ligados a la naturaleza, al ambiente rural. El entorno para el hombre actual ha cambiado sustancialmente, y vuelve al haiku estacional, casi en una utopía. Creo que los "puristas" se equivocan en ubicar ahí el canon del haiku. El mismo Basho nos deja una pista o clave:
    No sigas las huellas
    de los antiguos
    busca lo que ellos buscaron

    No se trata de emularlos, ni de prenderles veladoras, es la búsqueda la que abre los ojos a la sensibilidad, los antiguos buscaban integrarse a su entorno, descubrir la esencia de lo que les tocó vivir. Para el hombre moderno, ya es impensable, sino es que imposible, el buscar la armonía fuera de las ciudades, el reto es tal vez ahora más dificil, en un ambiente sofisticado y hostil, entre ruido, humo, luces de neón, anuncios panorámicos, edificios hacinados, tecnología, hiper información... pero la vida y lo esencial siempre brota, como las flores en las grietas de los muros húmedos y en ruinas. Debemos de entender, que mucho de la vida y la esencia, se encuentra en el ojo del que observa. He visto una gran belleza y sentido poético cuando observo un pájaro posado en un alambre de puas, la sutileza y fragilidad, versus lo duro y punzante. Tal vez si el ojo humano se despereza, si la mente se enfoca, la ciudades, su aspecto, y su vida, cambien con el tiempo por algo menos duro que éste caos organizado en el que vivimos actualmente.

    Bird%20on%20a%20Wire%20%28600%20x%20510%29.jpg
  • serranaserrana Juan Boscán s.XVI
    editado enero 2010
    Dixie, me gusta lo que dices, tu enfoque.
    ¿podrías poner algún ejemplo de los haikus urbanos que mencionas?
    Gracias, muchas gracias.
    Un saludo afectuoso. :)
  • serranaserrana Juan Boscán s.XVI
    editado enero 2010
    Ah, me olvidaba, lo del pàjaro en el alambre de púas es SUBLIME.
    Un beso :)
  • PapusaPapusa Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado enero 2010
    Un viejo estanque:
    salta una rana ¡zas!
    chapaleteo.
    Traducción de Octavio Pay y Eikichi Hayashiya.
    Un viejo estanque
    salta una rana
    ¡plof!
    Traducción de Fransisco F. Villalba.

    Me encantan estas traducciones, por onomatopéyicas. Me gustan muchísimo.
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com