¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

poema encandenado(no romantico)

mariaelenamariaelena Francisco de Quevedo s. XVII
editado octubre 2012 en Poemas Encadenados
A pedido de Celina, comenzamos otro poema encadenado pero esta vez sin romanticismo..

Esto lo inicio Celina:

Vida sin respuesta, guardada entre noches
de agua, entre vientos de hielo, entre sombras
de vida. Vida derramada en caminos, entre
risas, en besos robados. Vida... existida para
plasmar en palabras... vida...

y este agrego:

vida..que me das vida, valles sin montañas,
almas sin remedio, en ese remolino que sacude polvo
Quiero paz, entre los ruidos del acero fundido,
entre las vias y el desierto de ese pueblo olvidado

Comentarios

  • arwenarwen Anónimo s.XI
    editado marzo 2008
    Y entonces,
    desde la desembocadura de mi alma,
    Renacer con todas mi fuerzas
    sintiendo con cada poro de mí ser
    sintiendo con cada latido
    remontar caminos,
    enfrentar esos desiertos
    construir mi universo
    forjar mi destino
    desde la conciencia
    que soy luz, soy vida.
  • mariaelenamariaelena Francisco de Quevedo s. XVII
    editado marzo 2008
    A ver que esto va quedando asi:

    Vida sin respuesta, guardada entre noches
    de agua, entre vientos de hielo, entre sombras
    de vida. Vida derramada en caminos, entre
    risas, en besos robados. Vida... existida para
    plasmar en palabras... vida...

    vida..que me das vida, valles sin montañas,
    almas sin remedio, en ese remolino que sacude polvo
    Quiero paz, entre los ruidos del acero fundido,
    entre las vias y el desierto de ese pueblo olvidado.

    Y entonces,
    desde la desembocadura de mi alma,
    Renacer con todas mi fuerzas
    sintiendo con cada poro de mí ser
    sintiendo con cada latido
    remontar caminos,
    enfrentar esos desiertos
    construir mi universo
    forjar mi destino
    desde la conciencia
    que soy luz, soy vida

    soy vida y soy terreno desplazado
    en la jungla de andantes desconocidos
    de motores y fábricas que vibran en latidos
    sin pausa, sin odios, sin gemidos, sin anhelos.
  • buenaverabuenavera Pedro Abad s.XII
    editado marzo 2008
    Vida que respiro entre los árboles que abrazan el cielo,
    y entre las nubes que juegan con mi imaginación,
    vida entre los caminos que esconden te quieros,
    vida que es sólo sueño, en el cuerpo de una ilusión.
  • arwenarwen Anónimo s.XI
    editado marzo 2008
    buenavera escribió : »
    Vida que respiro entre los árboles que abrazan el cielo,
    y entre las nubes que juegan con mi imaginación,
    vida entre los caminos que esconden te quieros,
    vida que es sólo sueño, en el cuerpo de una ilusión.


    Ilusión pedida y encontrada
    Dulcemente desquebrajada,
    Pero fuertemente renovada
    En bellos momentos
    Y en inolvidables encuentros.
  • mariaelenamariaelena Francisco de Quevedo s. XVII
    editado marzo 2008
    encuentros en esos bosques encantados,
    en la soledad del cesped embrujados
    por estrellas que iluminan rostros cargados,
    humildad y silencio...con paz anocheciendo
    .
  • Juan ManuelJuan Manuel Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado abril 2008
    Y es en la oscuridad de la noche cuando veo mis sueños
    cuando oigo el crujir de los vientos
    que viene a por mi,
    para limpiar ese viejo dia que llevo dentro
  • mariaelenamariaelena Francisco de Quevedo s. XVII
    editado abril 2008
    Que bonito poema nos esta quedando...


    Vida sin respuesta, guardada entre noches
    de agua, entre vientos de hielo, entre sombras
    de vida. Vida derramada en caminos, entre
    risas, en besos robados. Vida... existida para
    plasmar en palabras... vida...

    vida..que me das vida, valles sin montañas,
    almas sin remedio, en ese remolino que sacude polvo
    Quiero paz, entre los ruidos del acero fundido,
    entre las vias y el desierto de ese pueblo olvidado.

    Y entonces,
    desde la desembocadura de mi alma,
    Renacer con todas mi fuerzas
    sintiendo con cada poro de mí ser
    sintiendo con cada latido
    remontar caminos,
    enfrentar esos desiertos
    construir mi universo
    forjar mi destino
    desde la conciencia
    que soy luz, soy vida

    soy vida y soy terreno desplazado
    en la jungla de andantes desconocidos
    de motores y fábricas que vibran en latidos
    sin pausa, sin odios, sin gemidos, sin anhelos

    Vida que respiro entre los árboles que abrazan el cielo,
    y entre las nubes que juegan con mi imaginación,
    vida entre los caminos que esconden te quieros,
    vida que es sólo sueño, en el cuerpo de una ilusión.

    Ilusión pedida y encontrada
    Dulcemente desquebrajada,
    Pero fuertemente renovada
    En bellos momentos
    Y en inolvidables encuentros.

    encuentros en esos bosques encantados,
    en la soledad del cesped embrujados
    por estrellas que iluminan rostros cargados,
    humildad y silencio...con paz anocheciendo

    Y es en la oscuridad de la noche cuando veo mis sueños
    cuando oigo el crujir de los vientos
    que viene a por mi,
    para limpiar ese viejo dia que llevo dentro

    Dentro, las puertas cerradas, y las ventanas abiertas,
    los muebles opacos, desteñidos por los dias,
    la revolución de ese viento que arrastra papeles sucios,
    papeles dibujados de letras dormidas sin nostalgias, ni magias.
  • Lena.lunaLena.luna Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado junio 2008
    Porque la vida a veces nos deja desnudos,
    desnudos y helados en la noche del tiempo
    olvidados entre la sinrazón y el sueño
    o colgados entre el silencio y la espesura
    en un desván oscuro y loco de misterios.
  • coltrumancoltruman Anónimo s.XI
    editado junio 2008
    buenas, espero que os guste:

    Acomplejados los sentidos, insulsos ellos.
    Nombrar la palabra susurrada,
    por el arroyo que ha lo lejos suena,
    soñar el bosque.
    Con los lobos cazar en manada,
    comer por instinto,
    sembrar cada pisada firme,
    desmenuzar los gijarros de madrugada
    y sentir el beso suave del amanecer en tu cara.
  • Lena.lunaLena.luna Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado junio 2008
    Me gusta.
    A ver ¿Quién da más?

    Lena
  • IonovaIonova Banned
    editado junio 2008
    Espero no jorobarlo:

    Vida, que es muerte de sentidos,
    agobios de esperanzas y llanto de eternidad.
    No es más que un suspiro de divinidad
    que por tierra se siente
    y a los sentidos miente
    durante al menos un siglo de momentos perdidos.

    Vida, que en vida vive su vivencia,
    a la que el alma debe un favor;
    cometiendo el gran error
    de alabar todo esto
    pongo, así, de manifiesto
    que la vida no es más que una herencia.
  • Lena.lunaLena.luna Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado junio 2008
    Claro que sí. Gracias por colaborar.
    Así vamos:

    Vida sin respuesta, guardada entre noches
    de agua, entre vientos de hielo, entre sombras
    de vida. Vida derramada en caminos, entre
    risas, en besos robados. Vida... existida para
    plasmar en palabras... vida...

    vida… que me das vida, valles sin montañas,
    almas sin remedio, en ese remolino que sacude polvo
    Quiero paz, entre los ruidos del acero fundido,
    entre las vías y el desierto de ese pueblo olvidado.

    Y entonces,
    desde la desembocadura de mi alma,
    Renacer con todas mi fuerzas
    sintiendo con cada poro de mí ser
    sintiendo con cada latido
    remontar caminos,
    enfrentar esos desiertos
    construir mi universo
    forjar mi destino
    desde la conciencia
    que soy luz, soy vida

    soy vida y soy terreno desplazado
    en la jungla de andantes desconocidos
    de motores y fábricas que vibran en latidos
    sin pausa, sin odios, sin gemidos, sin anhelos

    Vida que respiro entre los árboles que abrazan el cielo,
    y entre las nubes que juegan con mi imaginación,
    vida entre los caminos que esconden te quieros,
    vida que es sólo sueño, en el cuerpo de una ilusión.

    Ilusión pedida y encontrada
    Dulcemente desquebrajada,
    Pero fuertemente renovada
    En bellos momentos
    Y en inolvidables encuentros.

    encuentros en esos bosques encantados,
    en la soledad del césped embrujados
    por estrellas que iluminan rostros cargados,
    humildad y silencio...con paz anocheciendo

    Y es en la oscuridad de la noche cuando veo mis sueños
    cuando oigo el crujir de los vientos
    que viene a por mi,
    para limpiar ese viejo día que llevo dentro

    Dentro, las puertas cerradas, y las ventanas abiertas,
    los muebles opacos, desteñidos por los días,
    la revolución de ese viento que arrastra papeles sucios,
    papeles dibujados de letras dormidas sin nostalgias, ni magias.


    Porque la vida a veces nos deja desnudos,
    desnudos y helados en la noche del tiempo
    olvidados entre la sinrazón y el sueño
    o colgados entre el silencio y la espesura
    en un desván oscuro y loco de misterios.

    Acomplejados los sentidos, insulsos ellos.
    Nombrar la palabra susurrada,
    por el arroyo que a lo lejos suena,
    soñar el bosque.
    Con los lobos cazar en manada,
    comer por instinto,
    sembrar cada pisada firme,
    desmenuzar los guijarros de madrugada
    y sentir el beso suave del amanecer en tu cara.
  • Lena.lunaLena.luna Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado junio 2008
    Perdón, aun faltaba la última estrofa añadida, que para nada lo joroba, sino todo lo contrario.

    Esto hay hasta el momento:

    Vida sin respuesta, guardada entre noches
    de agua, entre vientos de hielo, entre sombras
    de vida. Vida derramada en caminos, entre
    risas, en besos robados. Vida... existida para
    plasmar en palabras... vida...

    vida… que me das vida, valles sin montañas,
    almas sin remedio, en ese remolino que sacude polvo
    Quiero paz, entre los ruidos del acero fundido,
    entre las vías y el desierto de ese pueblo olvidado.

    Y entonces,
    desde la desembocadura de mi alma,
    Renacer con todas mi fuerzas
    sintiendo con cada poro de mí ser
    sintiendo con cada latido
    remontar caminos,
    enfrentar esos desiertos
    construir mi universo
    forjar mi destino
    desde la conciencia
    que soy luz, soy vida

    soy vida y soy terreno desplazado
    en la jungla de andantes desconocidos
    de motores y fábricas que vibran en latidos
    sin pausa, sin odios, sin gemidos, sin anhelos

    Vida que respiro entre los árboles que abrazan el cielo,
    y entre las nubes que juegan con mi imaginación,
    vida entre los caminos que esconden te quieros,
    vida que es sólo sueño, en el cuerpo de una ilusión.

    Ilusión pedida y encontrada
    Dulcemente desquebrajada,
    Pero fuertemente renovada
    En bellos momentos
    Y en inolvidables encuentros.

    encuentros en esos bosques encantados,
    en la soledad del césped embrujados
    por estrellas que iluminan rostros cargados,
    humildad y silencio...con paz anocheciendo

    Y es en la oscuridad de la noche cuando veo mis sueños
    cuando oigo el crujir de los vientos
    que viene a por mi,
    para limpiar ese viejo día que llevo dentro

    Dentro, las puertas cerradas, y las ventanas abiertas,
    los muebles opacos, desteñidos por los días,
    la revolución de ese viento que arrastra papeles sucios,
    papeles dibujados de letras dormidas sin nostalgias, ni magias.


    Porque la vida a veces nos deja desnudos,
    desnudos y helados en la noche del tiempo
    olvidados entre la sinrazón y el sueño
    o colgados entre el silencio y la espesura
    en un desván oscuro y loco de misterios.


    Acomplejados los sentidos, insulsos ellos.
    Nombrar la palabra susurrada,
    por el arroyo que a lo lejos suena,
    soñar el bosque.
    Con los lobos cazar en manada,
    comer por instinto,
    sembrar cada pisada firme,
    desmenuzar los guijarros de madrugada
    y sentir el beso suave del amanecer en tu cara.


    Vida, que es muerte de sentidos,
    agobios de esperanzas y llanto de eternidad.
    No es más que un suspiro de divinidad
    que por tierra se siente
    y a los sentidos miente
    durante al menos un siglo de momentos perdidos.

    Vida, que en vida vive su vivencia,
    a la que el alma debe un favor;
    cometiendo el gran error
    de alabar todo esto
    pongo, así, de manifiesto
    que la vida no es más que una herencia.

  • Cuenta cuentosCuenta cuentos Juan Boscán s.XVI
    editado agosto 2008
    Espero no estropearla ahora que va tan bien, :o

    Vida sin respuesta, guardada entre noches
    de agua, entre vientos de hielo, entre sombras
    de vida. Vida derramada en caminos, entre
    risas, en besos robados. Vida... existida para
    plasmar en palabras... vida...

    vida… que me das vida, valles sin montañas,
    almas sin remedio, en ese remolino que sacude polvo
    Quiero paz, entre los ruidos del acero fundido,
    entre las vías y el desierto de ese pueblo olvidado.

    Y entonces,
    desde la desembocadura de mi alma,
    Renacer con todas mi fuerzas
    sintiendo con cada poro de mí ser
    sintiendo con cada latido
    remontar caminos,
    enfrentar esos desiertos
    construir mi universo
    forjar mi destino
    desde la conciencia
    que soy luz, soy vida

    soy vida y soy terreno desplazado
    en la jungla de andantes desconocidos
    de motores y fábricas que vibran en latidos
    sin pausa, sin odios, sin gemidos, sin anhelos

    Vida que respiro entre los árboles que abrazan el cielo,
    y entre las nubes que juegan con mi imaginación,
    vida entre los caminos que esconden te quieros,
    vida que es sólo sueño, en el cuerpo de una ilusión.

    Ilusión pedida y encontrada
    Dulcemente desquebrajada,
    Pero fuertemente renovada
    En bellos momentos
    Y en inolvidables encuentros.

    encuentros en esos bosques encantados,
    en la soledad del césped embrujados
    por estrellas que iluminan rostros cargados,
    humildad y silencio...con paz anocheciendo

    Y es en la oscuridad de la noche cuando veo mis sueños
    cuando oigo el crujir de los vientos
    que viene a por mi,
    para limpiar ese viejo día que llevo dentro

    Dentro, las puertas cerradas, y las ventanas abiertas,
    los muebles opacos, desteñidos por los días,
    la revolución de ese viento que arrastra papeles sucios,
    papeles dibujados de letras dormidas sin nostalgias, ni magias.

    Porque la vida a veces nos deja desnudos,
    desnudos y helados en la noche del tiempo
    olvidados entre la sinrazón y el sueño
    o colgados entre el silencio y la espesura
    en un desván oscuro y loco de misterios.

    Acomplejados los sentidos, insulsos ellos.
    Nombrar la palabra susurrada,
    por el arroyo que a lo lejos suena,
    soñar el bosque.
    Con los lobos cazar en manada,
    comer por instinto,
    sembrar cada pisada firme,
    desmenuzar los guijarros de madrugada
    y sentir el beso suave del amanecer en tu cara.

    Vida, que es muerte de sentidos,
    agobios de esperanzas y llanto de eternidad.
    No es más que un suspiro de divinidad
    que por tierra se siente
    y a los sentidos miente
    durante al menos un siglo de momentos perdidos.

    Vida, que en vida vive su vivencia,
    a la que el alma debe un favor;
    cometiendo el gran error
    de alabar todo esto
    pongo, así, de manifiesto
    que la vida no es más que una herencia.

    De la cual, yo soy deudor
    A mis ancestros me remonto
    Para buscar el error cometido.

    Pues de todos es sabido;
    Que en el bosque de la vida
    Nadie quiere ser el cazador
  • mariaelenamariaelena Francisco de Quevedo s. XVII
    editado agosto 2008
    Cuenta cuentos escribió : »
    Espero no estropearla ahora que va tan bien, :o

    Vida sin respuesta, guardada entre noches
    de agua, entre vientos de hielo, entre sombras
    de vida. Vida derramada en caminos, entre
    risas, en besos robados. Vida... existida para
    plasmar en palabras... vida...

    vida… que me das vida, valles sin montañas,
    almas sin remedio, en ese remolino que sacude polvo
    Quiero paz, entre los ruidos del acero fundido,
    entre las vías y el desierto de ese pueblo olvidado.

    Y entonces,
    desde la desembocadura de mi alma,
    Renacer con todas mi fuerzas
    sintiendo con cada poro de mí ser
    sintiendo con cada latido
    remontar caminos,
    enfrentar esos desiertos
    construir mi universo
    forjar mi destino
    desde la conciencia
    que soy luz, soy vida

    soy vida y soy terreno desplazado
    en la jungla de andantes desconocidos
    de motores y fábricas que vibran en latidos
    sin pausa, sin odios, sin gemidos, sin anhelos

    Vida que respiro entre los árboles que abrazan el cielo,
    y entre las nubes que juegan con mi imaginación,
    vida entre los caminos que esconden te quieros,
    vida que es sólo sueño, en el cuerpo de una ilusión.

    Ilusión pedida y encontrada
    Dulcemente desquebrajada,
    Pero fuertemente renovada
    En bellos momentos
    Y en inolvidables encuentros.

    encuentros en esos bosques encantados,
    en la soledad del césped embrujados
    por estrellas que iluminan rostros cargados,
    humildad y silencio...con paz anocheciendo

    Y es en la oscuridad de la noche cuando veo mis sueños
    cuando oigo el crujir de los vientos
    que viene a por mi,
    para limpiar ese viejo día que llevo dentro

    Dentro, las puertas cerradas, y las ventanas abiertas,
    los muebles opacos, desteñidos por los días,
    la revolución de ese viento que arrastra papeles sucios,
    papeles dibujados de letras dormidas sin nostalgias, ni magias.

    Porque la vida a veces nos deja desnudos,
    desnudos y helados en la noche del tiempo
    olvidados entre la sinrazón y el sueño
    o colgados entre el silencio y la espesura
    en un desván oscuro y loco de misterios.

    Acomplejados los sentidos, insulsos ellos.
    Nombrar la palabra susurrada,
    por el arroyo que a lo lejos suena,
    soñar el bosque.
    Con los lobos cazar en manada,
    comer por instinto,
    sembrar cada pisada firme,
    desmenuzar los guijarros de madrugada
    y sentir el beso suave del amanecer en tu cara.

    Vida, que es muerte de sentidos,
    agobios de esperanzas y llanto de eternidad.
    No es más que un suspiro de divinidad
    que por tierra se siente
    y a los sentidos miente
    durante al menos un siglo de momentos perdidos.

    Vida, que en vida vive su vivencia,
    a la que el alma debe un favor;
    cometiendo el gran error
    de alabar todo esto
    pongo, así, de manifiesto
    que la vida no es más que una herencia.

    De la cual, yo soy deudor
    A mis ancestros me remonto
    Para buscar el error cometido.

    Pues de todos es sabido;
    Que en el bosque de la vida
    Nadie quiere ser el cazador

    ni cazado, ni buscado, ni perdido
    solo austero viajante de camino,
    que el tiempo con su paso delgado
    aulle en el semblante del tiempo.
  • fulgenciofulgenfulgenciofulgen Pedro Abad s.XII
    editado agosto 2008
    ...De la cual, yo soy deudor
    A mis ancestros me remonto
    Para buscar el error cometido.

    Pues de todos es sabido;
    Que en el bosque de la vida
    Nadie quiere ser el cazador ni cazado, ni buscado, ni perdido
    solo austero viajante de camino,
    que el tiempo con su paso delgado
    aulle en el semblante del tiempo.

    (mi continuacion, perdon por mi sentido de humor)

    y si mi reloj depulsera sirviera
    para dtener el tiempo que lento
    cojo mi cargada cafetera
    y coorro como el viento...:rolleyes::rolleyes::rolleyes:
  • mariaelenamariaelena Francisco de Quevedo s. XVII
    editado septiembre 2008
    fulgenciofulgen escribió : »
    ...De la cual, yo soy deudor
    A mis ancestros me remonto
    Para buscar el error cometido.

    Pues de todos es sabido;
    Que en el bosque de la vida
    Nadie quiere ser el cazador ni cazado, ni buscado, ni perdido
    solo austero viajante de camino,
    que el tiempo con su paso delgado
    aulle en el semblante del tiempo.

    (mi continuacion, perdon por mi sentido de humor)

    y si mi reloj depulsera sirviera
    para dtener el tiempo que lento
    cojo mi cargada cafetera
    y coorro como el viento...:rolleyes::rolleyes::rolleyes:

    ese tiempo que es tirano,
    autoritario y sorda emblema
    mientras el humeante negro
    destila... su aroma ...
  • pilar47pilar47 Fernando de Rojas s.XV
    editado septiembre 2008
    Un poco de café,un vaso,un jarro
    un rumbo sin rumbo
    por que no hay caminos
    los recuerdos son tibios
    y las palabras inciertas
    que el tiempo no tiene principio
    fin o limite.
  • KundryKundry Garcilaso de la Vega XVI
    editado noviembre 2008
    ¿Alguien nos recuerda?
    Alguien pregunta por nosotros
    y asoma su nostalgia a la ventana.
    Le prometió una eternidad
    y le llueven pensamientos
    silentes, silenciosos , silenciados…
    no perdura la nostalgia ni el espanto
    ni la vid conserva sus racimos,
    en ninguna parte hay permanencia
    ni la dicha sostiene lo que atrapa.
    ¿Dónde comienza la esperanza?
    ¿ En el día?
    ¿ En el filo de la noche?
    La oscuridad retiene muda
    el color no definido.
    ¿Existió nuestra hora?
    Tiempo...
  • ViannkaViannka Pedro Abad s.XII
    editado noviembre 2008
    ¡tiempo de vivir! que ya te agotas,
    irreverente tic tac que me atormenta
    ¡detén tu paso cruel!, pues me doy cuenta
    que aunque cazador fuí ... hoy,
    ¡hoy no tengo presa!.
  • ViannkaViannka Pedro Abad s.XII
    editado noviembre 2008
    Vida sin respuesta, guardada entre noches
    de agua, entre vientos de hielo, entre sombras
    de vida. Vida derramada en caminos, entre
    risas, en besos robados. Vida... existida para
    plasmar en palabras... vida...

    vida… que me das vida, valles sin montañas,
    almas sin remedio, en ese remolino que sacude polvo
    Quiero paz, entre los ruidos del acero fundido,
    entre las vías y el desierto de ese pueblo olvidado.

    Y entonces,
    desde la desembocadura de mi alma,
    Renacer con todas mi fuerzas
    sintiendo con cada poro de mí ser
    sintiendo con cada latido
    remontar caminos,
    enfrentar esos desiertos
    construir mi universo
    forjar mi destino
    desde la conciencia
    que soy luz, soy vida
    soy vida y soy terreno desplazado
    en la jungla de andantes desconocidos
    de motores y fábricas que vibran en latidos
    sin pausa, sin odios, sin gemidos, sin anhelos
    Vida que respiro entre los árboles que abrazan el cielo,
    y entre las nubes que juegan con mi imaginación,
    vida entre los caminos que esconden te quieros,
    vida que es sólo sueño, en el cuerpo de una ilusión.

    Ilusión pedida y encontrada
    Dulcemente desquebrajada,
    Pero fuertemente renovada
    En bellos momentos
    Y en inolvidables encuentros.
    encuentros en esos bosques encantados,
    en la soledad del césped embrujados
    por estrellas que iluminan rostros cargados,
    humildad y silencio...con paz anocheciendo

    Y es en la oscuridad de la noche cuando veo mis sueños
    cuando oigo el crujir de los vientos
    que viene a por mi,
    para limpiar ese viejo día que llevo dentro
    Dentro, las puertas cerradas, y las ventanas abiertas,
    los muebles opacos, desteñidos por los días,
    la revolución de ese viento que arrastra papeles sucios,
    papeles dibujados de letras dormidas sin nostalgias, ni magias.

    Porque la vida a veces nos deja desnudos,
    desnudos y helados en la noche del tiempo
    olvidados entre la sinrazón y el sueño
    o colgados entre el silencio y la espesura
    en un desván oscuro y loco de misterios.
    Acomplejados los sentidos, insulsos ellos.

    Nombrar la palabra susurrada,
    por el arroyo que a lo lejos suena,
    soñar el bosque.
    Con los lobos cazar en manada,
    comer por instinto,
    sembrar cada pisada firme,
    desmenuzar los guijarros de madrugada
    y sentir el beso suave del amanecer en tu cara.

    Vida, que es muerte de sentidos,
    agobios de esperanzas y llanto de eternidad.
    No es más que un suspiro de divinidad
    que por tierra se siente
    y a los sentidos miente
    durante al menos un siglo de momentos perdidos.

    Vida, que en vida vive su vivencia,
    a la que el alma debe un favor;
    cometiendo el gran error
    de alabar todo esto
    pongo, así, de manifiesto
    que la vida no es más que una herencia.

    De la cual, yo soy deudor
    A mis ancestros me remonto
    Para buscar el error cometido.
    Pues de todos es sabido;
    Que en el bosque de la vida
    Nadie quiere ser el cazador

    ni cazado, ni buscado, ni perdido
    solo austero viajante de camino,
    que el tiempo con su paso delgado
    aulle en el semblante del tiempo.


    y si mi reloj depulsera sirviera
    para dtener el tiempo que lento
    cojo mi cargada cafetera
    y coorro como el viento..

    ese tiempo que es tirano,
    autoritario y sorda emblema
    mientras el humeante negro
    destila... su aroma ...

    Un poco de café,un vaso,un jarro
    un rumbo sin rumbo
    por que no hay caminos
    los recuerdos son tibios
    y las palabras inciertas
    que el tiempo no tiene principio
    fin o limite.

    ¿Alguien nos recuerda?
    Alguien pregunta por nosotros
    y asoma su nostalgia a la ventana.
    Le prometió una eternidad
    y le llueven pensamientos
    silentes, silenciosos , silenciados…
    no perdura la nostalgia ni el espanto
    ni la vid conserva sus racimos,
    en ninguna parte hay permanencia
    ni la dicha sostiene lo que atrapa.
    ¿Dónde comienza la esperanza?
    ¿ En el día?
    ¿ En el filo de la noche?
    La oscuridad retiene muda
    el color no definido.
    ¿Existió nuestra hora?
    Tiempo...

    ¡tiempo de vivir! que ya te agotas,
    irreverente tic tac que me atormenta
    ¡detén tu paso cruel!, pues me doy cuenta
    que aunque cazador fuí ... hoy,
    ¡hoy no tengo presa!.
  • KundryKundry Garcilaso de la Vega XVI
    editado noviembre 2008
    Soporté el aguacero
    sin yelmo ni armadura,
    con aquel espasmo en las entrañas
    y la sangre estupefacta.
    Busqué , salvaje, el palpitar de la carne
    y la fragante ardentía de la vida.
    Sólo encontré gélidas calaveras
    sin el dulce del jugo de los sesos
    ni las brasas del aliento.
    Escudriñe el cielo en el infinito
    que siempre mira arriba.
    Arañe la tierra en el infinito
    que siempre mira abajo,
    cada segundo aullaba
    ávido de palabras locas
    y expiraba en las palabras no turbadas…
    Tiempo, segundos .
    Tiempo, batallas…
  • Maru CkufMaru Ckuf Pedro Abad s.XII
    editado junio 2010
    Tiempo, segundos
    tiempo, batallas
    tiempo pensando en como salir de aquí
    desperdiciando el poco oxigeno que alarga mi vida
    mi patética vida
    a la que ni el sol ni mil luceros iluminan
    buscando refugio en lugares oscuros
    contemplado el placer de ser un ser abandonado
    olvidado por el mismo tiempo con el que hasta aquí he llegado
    dejando atrás la verdad que hasta hoy no he podido recordar
    porque es mas fácil olvidar que intentar luchar
    luchar por aquello que es eterno
  • KundryKundry Garcilaso de la Vega XVI
    editado julio 2010
    ¡Luchar por aquello que es eterno!
    para refrescar el corazón austero
    y la poción, lánguida, que no tiene sabor.
    ¡Transfigúrame el alma tantas veces como quieras!
    para llevarte, sinuoso, entre las venas
    y obligarte a salir de tus trincheras.
    ¡ Lígame a tu forma que se pliega!
    para erguirme aguerrida
    y desplegarme entre tus velas...


    pd : Maru, me encanta tu firma, besos
  • Alejandro68Alejandro68 Fernando de Rojas s.XV
    editado febrero 2011
    Como un torbellino de frescura
    en la tísica febril de quien vela
    un crisol de vida,una hermosura.

    Un titán en envase de niña
    sostiene la proclama de vida,
    en ella hay fuerza aguerrida
    con la sabia latente de un viña...
  • franciscobenedithcfranciscobenedithc Pedro Abad s.XII
    editado marzo 2012
    vida vida que arranca las fuentes de su alma
    entre cruces yel dolor de ser fugitiva soñolienta
    como la peña aislada donde rompe las olas
    y canta ,canta risueña y ebria de azur.
  • SakzSakz Pedro Abad s.XII
    editado octubre 2012
    Mi poesía no viene en envase de palabras bonitas
    tampoco rimas
    ni magia
    solamente decepción profunda
    y versos disparejos
    algunos
    más largos que
    otros
    para que te desorientes
    y los perros inmortales suicidas carcoman tu cabeza.
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com