¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

Mi primer relato serio (drama/romance)

SleepWalkerSleepWalker Anónimo s.XI
editado enero 2008 en Romántica
Los sueños... ¿Qué son para nosotros los sueños...? ¿Es acaso un mundo lleno de esperanzas inútiles? ¿Cuándo se hizo mi último sueño realidad?

******************

Comencé a caminar hacia el colegio, por el mismo camino que recorría todos los días... las mismas personas... las mismas caras que veías pasar durante ese corto trayecto... nada nuevo.

Pero hoy no... el brillo de las tenues estrellas que brillaban todavía en el horizonte, alumbraban algo inusual...

Era una chica que se encontraba arrodillada en el suelo... deshaciéndose de sus tristes lágrimas mientras observaba fijamente el alba que escondía el resplandor de la oscuridad.

- “¿Por qué?” Se preguntó en voz baja. “¿Por qué no encuentro luz al final del camino?”

Escuché sus palabras en ese momento... era una estudiante que estaba un curso por detrás del mío. De hecho, solía verla en los recreos de vez en cuando sentada, mirando al cielo.... pensativa... como queriendo encontrar algo detrás de esa inmensa seda azul que cubría el infinito.

-“¿Por qué regreso al mismo lugar de siempre? Nada de esto cambiará, nada de esto nunca cambiara...”
-“¿Acaso estoy buscando lo imposible?”

Mis pies decidieron pararse en ese momento, me encontraba justo al lado de ella. Giré la cabeza y me quedé observándola mientras ella continuaba con la vista perdida en la lejanía.

-“No pierdas la esperanza” La dije en voz baja.

En ese momento sus ojos cambiaron de destino... me miraba como queriendo saber el por qué me preocupaba de una persona como ella.

-“Deberías encontrar aquello que realmente te haga feliz, pero para ello no has de perder la esperanza” –Continué hablando con ella.

-“Vas para el colegio ¿verdad?” –Le ofrecí mi mano para ayudarla a levantarse.

-“Sí...” –Me respondió son su suave voz mientras cogía mi mano.

Ella se levantó suavemente... cogió sus libros que se encontraban esparcidos por el suelo y pasó su pequeña mano por sus dulces ojos para borrar de su rostro esos restos de tristeza que todavía continuaban en él.

-“¿Quieres que te acompañe?” –La pregunté

Asintió tímidamente... Notaba que todavía seguía sumergida en sus recuerdos... en sus pensamientos... como si estuviese completamente dominada por ellos.

En ese momento se quedó parada, mirando al suelo, meditando sobre algo que yo desconocía... finalmente sus ojos alzaron la mirada de nuevo hacia el horizonte y tras un suspiro, decidió dar sus primeros pasos junto a mí.

*Vamos, tú puedes hacerlo*

Así comenzó todo... una historia que jamás nadie hubiese podido imaginar...

****************

Caminábamos juntos por esa larga cuesta que nos separaba del colegio. Ella continuaba mirando al frente, intentando sonreír en todo momento.

*No vales para nada*

De repente, justo en las puertas del colegio, me di cuenta de que ella ya no continuaba conmigo. Podía oír el sonido de las lágrimas detrás de mí cayendo como gotas de lluvia.

-“Tienen razón, no valgo para nada” –Murmuró ella.

Me di la vuelta y, tras retroceder hasta donde ella, puse mi mano bajo su barbilla levantándosela para poder ver sus ojos.

En ese momento, cuando mis ojos se unieron con los suyos, no tuve palabras para describir los sentimientos que veía en su rostro.

-“Vales más que cualquiera de las personas de este colegio” –La contesté
-“Solo tienes que creer en ti misma”

Pasé mi brazo por detrás de su hombro y la acompañé personalmente hasta su clase. Fue en ese momento, en ese preciso instante, cuando me di cuenta de muchas cosas. Más de las que podrían comprender cualquiera de los cientos de jóvenes que pasaban sonriendo a nuestro alrededor. Algo que para ellos pasaba completamente desapercibido y que a mí me había llamado la atención. ¿Por qué fui el único en atender a esta chica cuando se encontraba completamente sola en el suelo?

Ella continuaba al lado mío, cabizbaja y acurrucada en mi pecho, como si tuviera miedo de toda esa juventud que nos pasaba alocadamente.

Subimos las escaleras que llevaban al último piso de ese lugar que ella tanto temía, y es entonces, cuando en la puerta de su clase, ella decidió separarse de mí en un completo silencio, fruto de su timidez.

Tras acompañarla, me di la vuelta para tomar rumbo hacia mi clase.

-“Gracias por todo” –Escuché de fondo...










Este es el inicio del relato, poco a poco iré continuando la historia.

Espero que os vaya gustando ;)

Comentarios

  • JavincyJavincy Fernando de Rojas s.XV
    editado enero 2008
    Feliz año nuevo y bienvenido al foro SleepWalker. Gracias por compartir tú relato con nosotros...a ver como sigue...

    !Advierto que soy de lagrima floja y enseguida empiezo a pedir pañuelos para secarme!
  • Nicholas FlamelNicholas Flamel Pedro Abad s.XII
    editado enero 2008
    Me gusto mucho ^^, ojala lo continues.
    Esperare el resto de la historia
  • Mao20Mao20 Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado enero 2008
    Para ser tu primer relato, lo haces bien. :)
    Felicitaciones.


    Un abrazo Mauro
  • SleepWalkerSleepWalker Anónimo s.XI
    editado enero 2008
    Gracias por vuestras respuestas :)

    Espero continuar la historia en breves, ya que he estado estos últimos días con gripe y no he podido escribir mucho >_<

    Un saludo ;)
  • SleepWalkerSleepWalker Anónimo s.XI
    editado enero 2008
    El eco de mis pasos desaparecía a medida que me alejaba de ella, dejando sus palabras en el recuerdo, a merced del tiempo, a merced del olvido...

    -“Llegas tarde Diego” –Escuché las palabras del profesor.

    Bajé la mirada y me senté lentamente en mi pupitre, bajo la mirada de todas aquellas almas que en ese momento se encontraban bajo un mutismo absoluto, desconcertantes, ya que siempre la puntualidad había sido una de mis virtudes.

    Las clases comenzaron para todos, o quizás no... para todos no...

    Pasé horas mirando a través de la ventana, evadiéndome de todo lo que me rodeaba. Seguramente buscando una explicación a todo lo vivido en aquellos intensos minutos... frente a ella.

    ¿Qué es lo que realmente buscaba bajo aquel horizonte?¿Cuál podía ser el sentido de sus tristes lágrimas?¿Qué es lo que le impedía esbozar una dulce y alegre sonrisa?

    Esas eran muchas de las cuestiones que me venían continuamente a la cabeza, quizás queriéndome dejar algún mensaje tras esas breves imágenes que todavía podía recordar. Pero...¿Qué mensaje? Demasiadas dudas y pocas respuestas... quizás necesite más tiempo, o incluso más detalles... necesito volver al pasado para encontrar esos aros de luz que ella me ha ido dejando en cada momento, en cada instante...

    Entre sueños escuché el estruendo de una sirena, y con ello, el violento ruido de las sillas entre mezcladas con el de los gritos de mis compañeros.

    Para ellos era la hora del recreo... para mí, de algo más...

    *******************

    Caminé firmemente hacia la puerta que llevaba a un pequeño jardín donde sólo unas pocas personas se divertían diariamente. Pero... ¿Por qué a ese jardín?¿Por qué no me dirigía a la cancha de baloncesto como hacía todos los días? Creo que la respuesta estaba bastante clara...

    Se encontraba sentada bajo la sombra de un vigoroso árbol, donde el viento hacía posar sus pétalos sobre su frágil figura mientras que su largo cabello se alzaba al son de la brisa que surgía ante ella.

    Me acerqué sigilosamente, intentando llegar hasta donde ella sin que se diese cuenta...

    -“¿No es precioso?” –Escuché de nuevo su dulce voz.

    -“¿Eh...?” –Contesté sorprendido sin saber que decir en ese instante.

    -“¿El cielo... no es hermoso?” –Dijo señalando la inmensidad del firmamento.
    -“Cada una de esas nubes que viajan a través del infinito guiándose por el dulce silencio de la paz... cada una de esas aves que viajan en plena libertad surcando los mares de nuestro cielo...”-Me dijo dirigiéndome su mirada- “¿Acaso no sería un bonito sueño poder vivir allí arriba?”

    En ese momento decidí ponerme a su lado, escuchando atentamente todo lo que ella estaba intentando explicarme.

    -“Si confías en mí, haré que todos tus sueños se conviertan en realidad” –Dije en voz baja

    Ella asintió sorprendida, con una bonita y preciosa sonrisa en su cara, una sonrisa que para mí significaba mucho, ya que ahora ella había puesto toda su confianza en mí.

    Saqué mi mano del bolsillo de la chaqueta, y la extendí delante de ella. En ese instante me miró fijamente a los ojos, y decidió también extender la suya por encima de la mía. Fue entonces cuando nuestras manos se unieron en un intento imposible de hacer realidad uno de los muchos sueños de este planeta... aunque este para mí era mucho más especial.

    -“Levantemos nuestras manos tan alto como podamos” –Dije mientras la ayudaba a ponerse en pie.

    -“Ahora ábrela junto a la mía, allí en lo alto, y deja que la brisa se encargue de poner en ella la esperanza que necesitas”

    Fue entonces cuando el dulce viento que revoloteaba junto a nosotros, robó unos pequeños pétalos a nuestro árbol, para colocarlos suavemente sobre la palma de su mano.

    -“Dime...¿Cómo te llamas?” -Pregunté

    -“Blanca” –Contestó ella.

    -“Mi nombre es Diego, encantado de conocerte”-Respondí agradablemente

    La regalé una sonrisa mientras cerraba su mano en lo alto. Fue entonces cuando ella bajó su mano, y decidió abrirla para ver lo que había dentro.

    “Esto es lo que la suave brisa ha decidido regalarte” –Dije mirándola a los ojos –“Ahora guárdalos bien, ya que sólo así tus deseos podrán hacerse realidad.”

    “Está bien...”-Contestó tímidamente mientras posaba sus pequeñas manos sobre su corazón, en un intento de proteger esos pétalos de esperanza.

    ****************

    Así fue como acabamos nuestro primer recreo juntos... con un deseo que cumplir y con una sonrisa que esperaba mantener hasta la eternidad...
  • Mao20Mao20 Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado enero 2008
    Bravo ! Bravo ! Muy bueno. Me gusta mucho la forma en que vas relatando todo.

    Sigue escribiendo, que te sigo leyendo.

    Un abrazo :):)
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com