¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

La receta de mi abuelita

mariaelenamariaelena Francisco de Quevedo s. XVII
editado enero 2012 en Conozcámonos
Volvia yo, a mi departamento, de mi caminata matutina de 8 km, y con este calor...y el sol que te apreta las sienes...abri la puerta y en cuatro patas me arrastre hasta el sofá, alli media agonizante...,me acorde de una receta de mi abuelita.
"cuando estas ensolada...tomas un vaso medio lleno de agua, te lo colocas al reves en la cabeza..,el agua sacará el calorcito corporal y la jaqueca...
y ahi..me tienen yo parada en el baño ...derechita, frente al espejo sosteniendo el vaso dado vuelta en mi cabeza, con el agua haciendo burbujitas...
Ah...abuelita...que me estoy matando de la risa...que divertida eres!!si parezco la estatua de la libertad..jajaj..:p, cuánto te extraño!!!
No se si esta patente de mi abuelita me ha sacado el ensolamiento, pero...me siento tan bien... recordando, añorando esos dias en los que mi querida abuelita...me rondaba y me mimaba...

Alguien quiere contarnos de su abuelita..y/o sus recetas?

Comentarios

  • amparo bonillaamparo bonilla Bibliotecari@
    editado diciembre 2011
    Que chévere este tema, para los que tienen abuelita, yo nunca conocí a tan símpatico personaje, :rolleyes::p:p:D:):)
  • daviles23daviles23 Anónimo s.XI
    editado diciembre 2011
    mi plato preferido tambien es una receta de mi abuela, su salsa pisto de andalucia me devuelve siempre la alegria!


    saludos
  • Espiritu del VientoEspiritu del Viento Miguel de Cervantes s.XVII
    editado diciembre 2011
    Ay, a mi también me hacían eso cuando me insolaba, nomas que lo aprendí por parte de mi mamá.
  • DragonDragon Lope de Vega s.XVII
    editado diciembre 2011
    Las recetas de mi abuela.Carajo, aquí tendría yo que hablar de mi abuela y de mi bisabuela, esas dos mujeres que en cierta medida, gobernaron mi infancia.Siempre recordaré, con los vellos de punta eso si, como mi bisabuela, de nombre Virginia, corría detrás de mi con el famoso frasquito de aceite de bacalao, cada vez que me resfriaba en invierno.Esa mujer, con toda su opulencia, era capaz de correr los cién metros lisos en menos de cinco segundos, con tal de que me tomara ese brebaje.Era asqueroso, sólo recordar ese sabor me entra náuseas.Se suponía, que el aceite de bacalao, me curaba de todos los males del mundo y que el resfriado se me iba a quitar en un periquete.Y una leche, lo único que me hacía, era que mi estómago erupcionara y saliera por la boca del volcán, ( mi boca en este caso ), algo espeso, blancucho y de olor maloliente.Un asco.Pero también recuerdo ese dulce aroma en la cocina, cuando la abuela Virginia, se ponía a cocinar los dulces de Navidad.Yo, enana como era, ( tampoco es que haya crecio mucho más desde entonces, con 1, 63 no se llega muy alto que digamos ), rondaba la mesa y a un descuido de las dos mulatonas, metía en el dedo en alguna salsa o crema, hasta que mi delito era descubierto y esta vez, mi abuela María era la que corría detrás mio con la pala de madera.Si...eran otros tiempos, jejeje, en los que las hacía rabiar a esas dos mujeres con mis travesuras.
  • Espiritu del VientoEspiritu del Viento Miguel de Cervantes s.XVII
    editado diciembre 2011
    Dragon escribió : »
    Las recetas de mi abuela.Carajo, aquí tendría yo que hablar de mi abuela y de mi bisabuela, esas dos mujeres que en cierta medida, gobernaron mi infancia.Siempre recordaré, con los vellos de punta eso si, como mi bisabuela, de nombre Virginia, corría detrás de mi con el famoso frasquito de aceite de bacalao, cada vez que me resfriaba en invierno.Esa mujer, con toda su opulencia, era capaz de correr los cién metros lisos en menos de cinco segundos, con tal de que me tomara ese brebaje.Era asqueroso, sólo recordar ese sabor me entra náuseas.Se suponía, que el aceite de bacalao, me curaba de todos los males del mundo y que el resfriado se me iba a quitar en un periquete.Y una leche, lo único que me hacía, era que mi estómago erupcionara y saliera por la boca del volcán, ( mi boca en este caso ), algo espeso, blancucho y de olor maloliente.Un asco.Pero también recuerdo ese dulce aroma en la cocina, cuando la abuela Virginia, se ponía a cocinar los dulces de Navidad.Yo, enana como era, ( tampoco es que haya crecio mucho más desde entonces, con 1, 63 no se llega muy alto que digamos ), rondaba la mesa y a un descuido de las dos mulatonas, metía en el dedo en alguna salsa o crema, hasta que mi delito era descubierto y esta vez, mi abuela María era la que corría detrás mio con la pala de madera.Si...eran otros tiempos, jejeje, en los que las hacía rabiar a esas dos mujeres con mis travesuras.

    Jajajaja, Dragón, tus abuelitas te hicieron vivir las recetas caseras.
  • DragonDragon Lope de Vega s.XVII
    editado diciembre 2011
    Esas y muchas más !!!Creo que esas dos mujeres ensayaban comigo sus recetas.Secuestraron las recetas de algún gurú de su tierra y se propusieron en practicarlas comigo.En ese momento no tenían nadie más a mano, ( aparte de mis tias, pero ellas eran más listas y más grandes que yo; yo estaba en desventaja, de edad y altura ).
  • Espiritu del VientoEspiritu del Viento Miguel de Cervantes s.XVII
    editado diciembre 2011
    Dragon escribió : »
    Esas y muchas más !!!Creo que esas dos mujeres ensayaban comigo sus recetas.Secuestraron las recetas de algún gurú de su tierra y se propusieron en practicarlas comigo.En ese momento no tenían nadie más a mano, ( aparte de mis tias, pero ellas eran más listas y más grandes que yo; yo estaba en desventaja, de edad y altura ).

    Entiendo que es normal cuando una madre aplica una inyectable a su hijo y lo hace gritar por el aceite de hierro inyectable, pero eso que te hacían es insano. Jajajajajaja.
  • MedeaMedea Miguel de Cervantes s.XVII
    editado enero 2012
    Mi abuela es de las que tienen un té para cada malestar, me hace "limpias" cada vez que me ve y cura cortadas y heriditas con trementina.
  • Espiritu del VientoEspiritu del Viento Miguel de Cervantes s.XVII
    editado enero 2012
    Medea escribió : »
    Mi abuela es de las que tienen un té para cada malestar, me hace "limpias" cada vez que me ve y cura cortadas y heriditas con trementina.

    ¿cuantas veces te ha puesto trementina en los brazos?
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com