¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

DIARIO DE UN HIPOCRITA (verdades que duelen)

editado septiembre 2008 en Debatiendo
Un Hipócrita es un “actor”, sí, como lo leéis. Así como ahora definimos a una persona hipócrita como “aquella que finge sentimientos que no tiene, o que expresa ideales que no sigue”, el origen de la palabra Hipócrita proviene del latín hypocrisis y del griego hypokrisis, que significan acción de desempeñar un papel, por lo que un “Hipócrita” era un actor contratado para fingir o hacerse pasar por aquel que no era. Basada en esta definición, me ha entrado un vivo deseo de escribir acerca de la hipocresía.

"Panchita se levantó temprano. Se fue a comprar pan y saludó a todos los vecinos que encontró con una sonrisa en la cara. Estaba contenta, pero fastidiada de saludar a ese montón de viejos. Les sonreía, pero por dentro los despreciaba. Una pareja de ancianos, motivados por esa sonrisa amable, la detuvieron para contarles sus cosas. Panchita atentamente los escuchaba y hasta movía sus cejas en señal de aprobación o de simpatía. Por dentro, le crujían los dientes, casi desesperada. Se le estaba haciendo tarde y estos viejos no la dejaban caminar. Se despidió con una sonrisa amable y con ojos entrecerrados, besando a sus vecinos en la mejilla. La pareja de ancianos, se miraron entre ellos y comentaron: ¡Qué linda es esta Panchita, tan amable con todo el mundo!"


¿Te identificas? Tal vez, ha sido demasiado exagerada esta pequeña narración, pero debo reconocer con tristeza, que también muchas veces he sido una hipócrita.

Saludos
Pensamientos




Comentarios

  • mariaelenamariaelena Francisco de Quevedo s. XVII
    editado septiembre 2008
    La hipocresía es un arma de doble filo, y que forma parte del propio individuo;
    ser hipocrita es cuando no haces lo que sientes...y actuas por interes.

    La hipocresia es un arma de la que se valen, incluso hasta los mas poderosos.., pero tambien los mas debiles arrastrados por el condicionamiento social.


    Todo tenemos en alguna medida algún interes..incluso el sencillo e inocente interes de la amistad..; por lo tanto no creo que pueda señalar a una persona como hipocrita..por el solo hecho de tratar de acercarse, o querer llamar la atención.
    Lo grave es cuando se utilizan armas poderosas de hipocresia para redituarse en desmero de otros.

    un abrazo,
  • hatshepsuthatshepsut Juan Boscán s.XVI
    editado septiembre 2008
    No soporto la hiprocresia o la falsedad, es lo que más odio en una persona, además yo no puedo disimular, se me nota enseguida cuando algo o alguien no me gusta, en mi cara de asco. Si algo o alguien no me gusta paso de ellos, no me salen las palabras falsas, y esto se me va acentuando con la edad. Aun de jovenciata que no sabes tanto de que va la vida o te lo crees todo, aun con la sonrisa por el mundo, no falsa, sino inocente, creyendo que todo el mundo es bueno, pero cuando sabes que por detras vuelan las puñaladas...no no soy hipocrita, lo que si soy es educada y no niengo nunca un saludo o una palabra pero no exagerada, simplemente correcta.
    Me pasa hasta en el trabajo, no estoy con la sonrisa postiza todo el día, mi cara es normal y soy educada, pero si no me viene reir no rio. Tampoco me gusta cuando voy a algun sitio y me responden con la sonrisa falsa, por eso yo tampoco lo hago.
    Me gusta la gente sincera, es lo que más valoro, prefiero que me digan que no les gusto, a que me esten haciendo la rosca y me destripen por detrás. ya bastante falso es este mundo como para añadir más hipocresia.
  • MalubeMalube San juan de la Cruz XVI
    editado septiembre 2008
    pensamientos escribió : »
    Un Hipócrita es un “actor”, sí, como lo leéis. Así como ahora definimos a una persona hipócrita como “aquella que finge sentimientos que no tiene, o que expresa ideales que no sigue”, el origen de la palabra Hipócrita proviene del latín hypocrisis y del griego hypokrisis, que significan acción de desempeñar un papel, por lo que un “Hipócrita” era un actor contratado para fingir o hacerse pasar por aquel que no era. Basada en esta definición, me ha entrado un vivo deseo de escribir acerca de la hipocresía.

    "Panchita se levantó temprano. Se fue a comprar pan y saludó a todos los vecinos que encontró con una sonrisa en la cara. Estaba contenta, pero fastidiada de saludar a ese montón de viejos. Les sonreía, pero por dentro los despreciaba. Una pareja de ancianos, motivados por esa sonrisa amable, la detuvieron para contarles sus cosas. Panchita atentamente los escuchaba y hasta movía sus cejas en señal de aprobación o de simpatía. Por dentro, le crujían los dientes, casi desesperada. Se le estaba haciendo tarde y estos viejos no la dejaban caminar. Se despidió con una sonrisa amable y con ojos entrecerrados, besando a sus vecinos en la mejilla. La pareja de ancianos, se miraron entre ellos y comentaron: ¡Qué linda es esta Panchita, tan amable con todo el mundo!"


    ¿Te identificas? Tal vez, ha sido demasiado exagerada esta pequeña narración, pero debo reconocer con tristeza, que también muchas veces he sido una hipócrita.

    Saludos
    Pensamientos



    Esta reflexión salió en el Foro hace algún tiempo, y la escenificó magistralmente Pilar. Lo que me reí con su diálogo con la vecina. Te recomiendo que te pases, aunque no recuerdo el tema.
    Tienes mucha razón, Pensamientos. Todos, en ocasiones, actuamos y fingimos lo que no sentimos, como Panchita, pero es que esa hipocresía se entiende también como educación o normas de convivencia. Y el que diga que nunca lo ha hecho, miente.
    La situación que relatas probablemente la hemos vivido todos, a nadie, o casi nadie en su sano juicio se le ocurre ir dando bufidos, y diciendo ¿Le importa dejarme en paz que tengo mucha prisa y lo que me está contando me aburre soberanamente además de importarme un pimiento? Se armaría la gorda, je, je, y el mundo sería mucho menos soportable, aunque eso sí, sincero de la leche.
  • PilarPilar Fernando de Rojas s.XV
    editado septiembre 2008
    Malube escribió : »
    Esta reflexión salió en el Foro hace algún tiempo, y la escenificó magistralmente Pilar. Lo que me reí con su diálogo con la vecina. Te recomiendo que te pases, aunque no recuerdo el tema.
    .

    Gracias por el agradable recuerdo de aquellos divertidos princípios y por el piropo Malube.
    Si alguien quiere leer la reflexión a la que haces alusión, está en el hilo titulado "Vamos a contar mentiras tralará".
    En él queda muy clara mi opinión. No me repetiré.
    Un saludo.
  • MalubeMalube San juan de la Cruz XVI
    editado septiembre 2008
    odmaldi escribió : »
    A ver, yo no sé si podría generalizar y decir que todos hemos sido hipócritas alguna vez en la vida. Quizá gran parte de nosotros sí, quién sabe. El caso es que a la gente jamás se le agradará. Yo paso con la cara seria, y eso tampoco agrada. O me tildan de pesada, arrogante, o cosas similares, o sino sacan deducciones del porqué sólo paso seria. En otras ocasiones cuando soy amable, buscan explicaciones para la amabilidad. Por lo que yo sí he sido brutalmente honesta con la gente sin tomar en cuenta los sentimientos del otro. Lo hice desde chica y no entendía porqué las personas no aceptaban mi honestidad; hasta que un día mi mamá me dijo que teníamos que respetar la sensibilidad de los demás, y que no todo mundo quería ser honesto como yo. Yo prefiero a que me digan las cosas tal cual, claro y pelado, a que me den una sonrisa fingida e hipócrita. Es más, soy tan intolerante, que en el momento que descubro que alguien me miente, es hipócrita, o deshonesto, en ese momento sale de mi vida así mismo como entró.

    Yo digo, no es necesario refunfuniar y decir, "carajo, voy tarde, deje de contarme sus aburridísimas historias que me importan un comino", sino más bien decir, "disculpe, llevo prisa, la verdad es que debo irme y no tengo mucho tiempo para charlar".
    Hombre, el ejemplo era un poco exagerado, pero ilustrativo. Yo también er más "bruta" de jovencita, pero me llevaba una bofetada detrás de otra. Al final hay que ser más "cumplido", y si te invitan a un sarao familiar al que no te apetece nada ir, pues agradecerlo con una sonrisa y decir que irás encantada, y además, hacer lo posible por pasarlo bien. Aunque con ello te pierdas algo que te apetecía mucho más.
    Por lo demás estoy de acuerdo contigo.
  • CatuloCatulo Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado septiembre 2008
    Estoy en desacuerdo con todas.

    No estáis hablando de hipocresía, sino de educación, de cortesía y de comportamiento correcto y cumplido.

    Lo que pasa es que [email protected] españ[email protected] y los latinos en general tenemos serias dificultades para distinguir educación de hipocresía, y a menudo nos parece falsa y fingida la persona que solamente procura ser cortés.

    En sociedad conviene mantener unas normas de convivencia prácticas. Es lo que los franceses llaman "politesse". Vivir en la ciudad -no en el campo con los becerros- impica guardar unas formas de urbanidad y educación.

    Creo que sonreír a una persona que en realidad te cae como el culo es preferible a escupirle a la cara cada vez que te cruzas con ella, o ignorarla. Se trata de un tributo que rendimos a la conveniencia colectiva de llevarnos bien entre todos. Es un dejar la puerta abierta a la posibilidad de que, en un futuro, esa misma persona que te cae tan mal quizás te sorprenda y te haga cambiar de opinión acerca de ella.

    Cualquiera que ha estado en un ambiente laboral habrá advertido cómo puede cambiar la apreciación personal acerca de un compañero. La colegui que es tan guai y con la que vas todos los días a desayunar de repente mañana te suelta una fresca o te enteras de que va por ahí rajando de tí. Y viceversa. La que te caía gorda un día te hace un favor que te deja boquiabierta y rompe por tí una lanza delante del jefe cabrón. Meditad, [email protected], cuántas veces habéis cambiado de opinión acerca de alguien. Un día es estupenda y otro una cabrona y al siguiente vuelve a ser estupenda.

    Esto no es malo, ni raro, ni denota falta de personalidad. Se trata simplemente de las fluctuaciones naturales de la convivencia. Las personas cambian de comportamiento según giren las circunstancias. Somos así. Y ante este hecho indiscutible, lo más inteligente y lo más prudente es mantener una actitud benigna y cortés de tipo estándar.

    La cortesía no es amistad. Es simplemente cortesía. Quien confunda cortesía con amistad es un necio o una necia y acabará creyendo que todos los que son amables son hipócritas. Este error es comprensible en un adolescente que necesita ir de rebelde y de enemigo de las convenciones sociales porque está en una etapa de autoafirmación. Pero la cortesía, la amabilidad, es un instrumento útil y necesario para todo aquel que vive en sociedad. Lo mismo que no es amistad, la cortesía tampoco es hipocresía. Es más bien sabiduría, como hubiera dicho el sabio Confucio (supongo), tan amigo de las buenas formas.

    De ningún modo acepto la grosería disfrazada de sinceridad. Y en eso caemos muy a menudo [email protected] españ[email protected]

    Pero ya sé que aquí se valora mucho al "tipo campechano". Qué simpático y auténtico y fresco y natural es el tipo campechano. Pero el día menos pensado, el campechano empieza a cagarse en tu puta madre en mitad de la calle y te hace pasar un gran bochorno. Y ser campechano no quita de ser un auténtico sinvergüenza. No sé si recordaréis al Señor Gil, que en paz descanse, auténtico prototipo de tipo campechano.

    Pues eso.

    Un saludo,

    Catulo

    :)
  • MalubeMalube San juan de la Cruz XVI
    editado septiembre 2008
    No puedes estar en desacuerdo conmigo, porque he comnzado diciendo lo mismo :rolleyes:, y me cito:
    Tienes mucha razón, Pensamientos. Todos, en ocasiones, actuamos y fingimos lo que no sentimos, como Panchita, pero es que esa hipocresía se entiende también como educación o normas de convivencia. Y el que diga que nunca lo ha hecho, miente.
    La situación que relatas probablemente la hemos vivido todos, a nadie, o casi nadie en su sano juicio se le ocurre ir dando bufidos, y diciendo ¿Le importa dejarme en paz que tengo mucha prisa y lo que me está contando me aburre soberanamente además de importarme un pimiento? Se armaría la gorda, je, je, y el mundo sería mucho menos soportable, aunque eso sí, sincero de la leche.
    El problema, es que ese ha sido el ejemplo que escenificaba Pensamientos, a traves de Panchita. Y en ese, casi todos (quito el todos, Odmaldi, que es cierto que es demasiado rotundo) nos podemos meter.

    Hipocresía, es otra cosa. Es hacer creer deliberadamente a alguien que eres su amigo, cuando en realidad te repatea. Es regodearte en convencer a otros de lo que te conviene que crean, cuando sientes justo lo contrario. Es, en definitiva, mentir a sabiendas en beneficio propio, y perjuicio de otros. En definitiva, es engañar, con premeditación y alevosía.
    Y ahí, me extrañará que alguien levante la mano. Los hipócritas no se descubren sólos.
  • PilarPilar Fernando de Rojas s.XV
    editado septiembre 2008
    Si hubiese un plausómetro aquí ya habría reventado.
    Excelente Don Cátulo.
  • PilarPilar Fernando de Rojas s.XV
    editado septiembre 2008
    Malube escribió : »

    Hipocresía, es otra cosa. Es hacer creer deliberadamente a alguien que eres su amigo, cuando en realidad te repatea. Es regodearte en convencer a otros de lo que te conviene que crean, cuando sientes justo lo contrario. Es, en definitiva, mentir a sabiendas en beneficio propio, y perjuicio de otros. En definitiva, es engañar, con premeditación y alevosía.
    Y ahí, me extrañará que alguien levante la mano. Los hipócritas no se descubren sólos.

    (...Y el plausómetro sigue echando humo)

    Yo, además de hipócrita, al que se comporta así, como tan bien describes Malube, le pondría otro calificativo: "*&><)=^*+6". Ha quedado claro?
  • CatuloCatulo Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado septiembre 2008
    OK Malube, tienes razón. Sorry.

    :o:)

    Y muchas gracias, Pilar.

    Es que quería llamar la atención diciendo que no estaba de acuerdo con nadie. Son tácticas del advertising.

    :D

    De acuerdo que la hipocresía es otra cosa, es dar un paso más allá de la cortesía y hacerse pasar por amigo cuando lo único que buscas es tu beneficio sin importarte las consecuencias para la persona a quien, de este modo, estás engañando y manipulando.

    También es verdad que a menudo los límites no están claros. Y quizás sea cierto que los hipócritas (ahí está la famosa hipocresía burguesa) son también, normalmente, gente que cuida las buenas formas. Pero insisto: no es lo mismo.

    Un saludo,

    Catulo.

    :)
  • editado septiembre 2008
    Esta reflexión salió en el Foro hace algún tiempo, y la escenificó magistralmente Pilar. Lo que me reí con su diálogo con la vecina. Te recomiendo que te pases, aunque no recuerdo el tema.

    ¿Me gustaría saber dónde exactamente está esta reflexión, o es otra? ¿Me podrían poner el link por favor?

    No tengo tiempo en este minuto de responder este tema como quisiera, pero, les hago saber que los he leído agradecida por sus aportes. Y....soy sincera:p

    Saludos
  • MalubeMalube San juan de la Cruz XVI
    editado septiembre 2008
    Pilar ha puesto que se llamaba "Vamos a contar mentiras". Lo podrás encontrar en las aportaciones de Pilar, supongo. Si tengo tiempo te incluyo el link.
  • mariaelenamariaelena Francisco de Quevedo s. XVII
    editado septiembre 2008
  • MalubeMalube San juan de la Cruz XVI
    editado septiembre 2008
    Cómo muy diligentemente te ha puesto Mariaelena, ese era el post, y gracias a ella he encontrado el comentario de Pilar al que hacía referencia, que es este:
    http://www.forodeliteratura.com/showpost.php?p=16065&postcount=6
    Un saludo
  • editado septiembre 2008
    Podríamos agregar que un hipócrita es una persona que pretende ser buena pero que no lo es. Contrariamente, una persona puede ser honesta pero ser mentirosa, que es algo muy diferente. Las personas mentirosas dicen mentiras, tal vez provocadas por baja autoestima. El hipócrita, es inteligente porque es un actor en la vida real y muchas veces ni siquiera se da cuenta y también puede sufrir de poca autoestima.

    Personalmente, pienso y es mi opinión muy personal que todo se aprende. Se aprende a no mentir y se aprende a no ser hipócrita. Los niños generalmente mienten por miedo y aprenden a ser hipócritas cuando los padres les dicen que se tienen que portar bien, sobre todo con las visitas.

    Todos somos en cierto forma actores en la vida real, pero eso no significa que seamos hipócritas. Debemos portarnos de acuerdo al lugar en donde estemos pero, pretender ser algo que no se es y provocar situaciones que nos beneficien, eso es hipocrecía. La manipulación a los demás, para extraer algo de esa persona, yo le llamo hipocrecía manipuladora. Por eso es bueno auto examinarse de vez en cuando.

    El texto que escribí, fue inventado por mi, no lo saqué de ningún lugar.

    Saludos y gracias por leerme:)
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com