¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

Los imperios del Apocalipsis

Los imperios del Apocalipsis es una novela inédita de ciencia ficción escrita en español en 2014. En el blog katharsismagazine.blogspot.com se está publicando por entregas y puede ser leída sin costo. Para acceder al primer capítulo de la primera parte de esta novela, titulada La luz que proviene del cielo, puede acceder a la siguiente dirección http://katharsismagazine.blogspot.com/2016/09/los-imperios-del-apocalipsis-primer.html.

 

Antecedentes del contenido.

 

En enero del 2079 se produce la última gran guerra. La Unión Soviética había renacido de sus cenizas luego de varias décadas de su desaparición, y se había convertido en un estado verdaderamente de nuevo tipo, con agresivas pretensiones de dominar el mundo entero y llevar a las masas trabajadoras el comunismo. Esta es la causa de la guerra y cada vez más países son ocupados por el ejército rojo como resultado de la doctrina de la revolución permanente. Pero un error en los sistemas satelitales de alerta temprana OKO hace pensar a los altos mandos soviéticos que los EE.UU. y sus aliados han perdido la paciencia y, desesperados por las constantes derrotas, les han lanzado sus misiles nucleares. Esto genera una respuesta inmediata, no tienen tiempo para pensarlo, y los misiles soviéticos despegan y causan a su vez la respuesta de sus enemigos, con lo que comienza el Apocalipsis.

 

El planeta Tierra continúa rotando en calma, desde la base Zaryá y otras bases en la luna pueden verlo como se pudieron ver los innumerables destellos en la oscuridad de la noche. Mas nadie responde los mensajes enviados y es claro lo sucedido. La vida humana ha desaparecido en pocos minutos de un mundo sobrepoblado, y un invierno nuclear eterno lo cubrirá todo con su manto blanco y helado. El futuro parece perdido, y sin suministros es difícil la supervivencia de tantos en las bases lunares de ambas superpotencias, diseñadas con fines militares. Por eso son muchos los que deciden suicidarse, sin poder soportar la pérdida de sus seres amados, y la de los lugares en donde crecieron, ni la muerte lenta que puede esperarles, y otros, llenos de rencor y de ira, se vuelven contra los supuestos culpables del desastre, por lo que la guerra se mantiene aún por un tiempo largo entre las bases hasta que sus habitantes perecen lentamente, sin decidirse a vencer sus diferencias y colaborar entre todos, a pesar de sus esfuerzos por plantar cultivos de emergencia y de los sintetizadores, que podrían haber sido suficientes para preservarlos.

 

Y, sin embargo, aun cuando en los primeros meses no estaban en condiciones de comunicarse, no todos murieron en la Tierra. En los domos situados en varios puntos de lo que un día habían sido países sobreviven varios cientos de miles de personas en condiciones desesperadas. En ellos en un primer momento había reinado un relativo orden y se habían repartido raciones. Pero los gobiernos no son capaces de mantener ese orden por mucho, sin nada que ofrecer a sus ciudadanos, y los clanes que se van formando, y que se dedican a la rapiña, van reuniendo recursos y con ellos más y más seguidores. Eso hace que pronto los restos del pasado desaparezcan, impere la ley del más fuerte, y los hombres que controlan los clanes no demoren en reinar como lo hicieron una vez los monarcas y decidir sobre la vida y la muerte.

 

Sinopsis.

 

La novela comienza cerca de cuarenta años después de la destrucción del mundo. En esos tiempos los clanes más fuertes han ido dominando a los más débiles, y se han formado grandes imperios enfrentados. Es en ese duro mundo, en donde han renacido prácticas olvidadas como la esclavitud, y se producen hambrunas y epidemias casi de continuo, en donde Nora, una niña de catorce años vendida por su padre a uno de los comerciantes de esclavos del líder del clan Hudson, debe desenvolverse.

 

El Señor de Occidente, como también es conocido Henry Louis Hudson por dominar su gente casi todo el territorio del oeste del planeta, es un religioso fanático de Cristo y está convencido de que el mismo Dios le ha dado la tarea de crear un mundo nuevo. Es por eso que compra esclavas a lo largo de sus dominios, y hasta en los dominios de sus enemigos, para salvarlas de su oscura suerte y darles la vida que no pudo darle a su hermana menor, que se perdió en los revueltos tiempos de poco después de la guerra, cuando los gobiernos colapsaron.

 

En Echelon, la ciudad oculta y capital de los Hudson, Nora encuentra un nuevo hogar y conoce a las otras muchachas que, por un motivo desconocido para ellas, su amo mantiene en sus cercanías. El señor Hudson posee un raro don y cree que las chicas como Nora tienen algo desconocido que podría servirle. Los enemigos de los Hudson son tan innumerables que sus fuerzas se agotan con cada enfrentamiento aun cuando dan la apariencia de ser invencibles, y sus ejércitos de Telémakhos, las máquinas de combate que se habían estado utilizando desde antes de la guerra y que ahora, en un mundo contaminado, resultan imprescindibles, superan a la mayoría de las de sus enemigos. La presencia de Nora da nuevas esperanzas a su dueño, a pesar de las palabras proféticas que pronuncia cuando Hudson la pone a prueba, que anuncian la caída de su estirpe. Pero la suerte de la chica pende de un hilo, pues aun si nadie lo sabe a ciencia cierta, los Malik musulmanes tienen un plan para deshacerse de una vez por todas de los cristianos Hudson y así, por fin, recrear su propia versión del mundo.




Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com