¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

Ira y Locura desenfrenada

MeohistophelesMeohistopheles Anónimo s.XI
editado enero 2016 en Ciencia Ficción
Prologo

Hola que tal Soy Meohistopheles. Me encanta escribir relatos cortos sobre diversos temas principalmente sobre terror, fantasía y ciencia ficción. No me considero escritor o algo parecido, simplemente me considero un aficionado que escribe por hobbie. :D

He escrito un relato, dividido por "capítulos", esta historia aun no esta terminada, pero espero terminarla pronto. hasta el momento tengo escritos 4 capítulos cortos, de los 10 que planeo. Aqui les dejo los 2 primeros capítulos de mi relato. :D

pD: Puede que la historia tenga similitudes con series de tv, peliculas y videojuegos... pensaba en ellos mientras escribía :D

pD2: puede que algunos datos geográficos e historia no coincidan con la realidad :P

Ira y Locura Desenfrenada

Capítulo I: El comienzo de todo

En tiempos antiguos existió el gran titán Cronos, señor de todo lo existente, el padre tiempo. Cronos tenía 4 hijos, Su hija mayor Lisa, diosa de la tierra, seguido de Zeus dios del cielo, Ares dios del inframundo y Poseidón dios del mar.
Los cuatro hermanos ebrios de poder y con una gran ambición, querían gobernar a los humanos como a ellos les pareciese mejor, entonces decidieron acabar con su padre.

Cronos al ver la traición de sus hijos, lucho a muerte con ellos. Fueros decenas de años los que duro la pelea, el poder del padre tiempo parecía ilimitado, pero al final los hermanos resultaron vencedores y el gran padre de todo, cronos murió.
Lisa diosa de la tierra estaba destinada para ser la nueva líder por ser la mayor de los hermanos, pero ella fue traicionada como su padre, por su hermano Zeus y sus dos secuaces también hermanos de ella, Hades y Poseidón.

Y así fue como el poder de lisa fue quitado, dejo de tener poder sobre la tierra, dejo de ser la diosa de la tierra a convertirse en un simple daimon, un simple espíritu débil, entonces Lisa se llena de ira y furia hacia sus hermanos, estos sentimientos no tardaron mucho en transformarse en locura. Lisa siendo un espíritu de locura e ira se desterró y los dioses no volvieron a saber nada de ella.
Zeus se convirtió en el padre de los dioses, ares y Poseidón, gobernaron a su antojo el inframundo y los mares respectivamente sin la influencia de Cronos.
El nuevo padre de los dioses, convirtió a algunos mortales en dioses, con el fin de lograr un equilibrio entre los poderes de los tres hermanos.

Durante siglos reino la paz en el mundo, los dioses esporádicamente aparecían ante los mortales mostrando sus poderes, los mortales asombrados por dichos poderes comenzaron a idolatrar a los dioses, creando monumentos y ciudades en su honor, erigiendo plegarias hacia ellos, adorándolos.

Pero la paz poco a poco fue mermando, mortales sedientos de poder, comenzaron a crear ejércitos con los cuales hacia la guerra entre ellos, esto disgustaba a los dioses, pero debían permanecer neutrales, pero esto cambio cuando los humanos los desafiaron y lo dioses tuvieron que combatirlos con sus ejércitos…

Capitulo II: La historia de Antheo.

Antheo era un humano común y corriente, no destaca del resto. El y su familia Vivian a las afueras de la poli Éfeso, él era un granjero que vivía y subsistía de lo que cultivaba en su tierra, con esto podía alimentar a su familia y también ganar algo de dinero. Si bien sus cultivos no eran los mejores y no era muy fructífero, Antheo vivía cómodo y agradecido.

El y Delia su mujer así como su hijo mayor Denes y su hija menor Despina, rezaban a los dioses, principalmente a Zeus, ellos erigían plegarias para pedir por las cosechas y por la salud de todos.

Ellos Vivian en tiempos difíciles era común escuchar noticias sobre las terribles guerras entre las polis, hasta había escucha rumores que decían que algunos reyes habían declarado la guerra a algunos de los dioses. Pero a él no le importaba, el solo vivía para su familia, la cual era su todo.

Debido a todas las noticias y rumores, las personas comenzaron a dejar de creer en los dioses, debido a que estos no intervenían para solucionar los problemas, a pesar de esto, Antheo y su familia jamás perdieron su fe, se podría decir que esta era más fuerte que nunca, ellos nunca desconfiaron de los dioses, no dejaban de mandar plegarias a los mismos.

Aun así la situación era tensa, se había vuelto normal en esos días ver a los soldados del rey, patrullar las orillas de la ciudad, estos vestían su armadura oficial, esta era de hierro, sus armas eran espadas del mismo material.

Una ocasión, Antheo se encontraba en sus cultivos, estaba recolectando vegetales, después de unos minutos de labor, el fijo su mirada hacia la ciudad y sus murallas que se veían a lo lejos, cuando vio algo que sus ojos no podían creer, del suelo comenzó a ascender rayos de luz roja y negra hacia el cielo, lo cual era sumamente extraño, así que sin pensarlo fue a la ciudad a averiguar qué había pasado.

Llego a la ciudad y había un caos, había personas muertas, había unos pocos soldados luchando contra unos seres que parecían ser sacados del averno.
Esos seres era antropomorfos, su cara era como un cráneo de cordero, tenía cuernos negros, su piel era gris, andaban desnudos, usaban sables que aprecian ser de hierro al rojo vivo, con los cuales mataban sin piedad a todo ser humano, sin importar edad o género; ancianos, mujeres, niños, nada escaba a su crueldad.
Antheo quedo sorprendido no podía procesar lo que estaba viendo, entonces algo llamo su atención, era una gran columna de humo proveniente del lugar donde se encontraba su hogar.

Antheo corrió hacia su casa desesperado, esperado que su familia estuviera bien, que no les hubiera pasado nada. Conforme él se iba acercando a lugar donde estaba su casa, veía las casas de sus vecinos como estas estaban en llamas y esas terribles criaturas asesinando a sus ocupantes; la preocupación de Antheo creía a cada paso que daba.

Cuando llego a su casa vio como esta estaba en llamas, entonces temeroso por la seguridad de su familia tomo una guadaña y entro a su casa. Entonces vio que sus 2 hijos se encontraban inertes sin vida en el suelo, mientras su esposa esta hincada llorando y suplicando piedad mientras una de la bestia le cortaba la cabeza a Delia sin piedad. Al observar esto Antheo sintió que algo dentro de él se rompió, como si la poca cordura que le quedaba se hubiera esfumado, así que empuño fuertemente su guadaña y corrió hacia la bestia con la intención de matarla, entonces levanto el brazo derecho para apuñalarla, pero esta le corto el brazo con rapidez justo encima del codo.

Antheo no sintió dolor, simplemente sintió más ira así que tomo la guadaña con la mano izquierda, pero antes de que pudiera hacer algo, aquel ser infernal le clavo su espada en el abdomen a Antheo, entonces cayó desplomado. Sintió como si las fuerzas lo abandonaran, sentía que sus pierdas se ponía heladas y se entumecían, sintió como lentamente su vista de nublaba y perdía la conciencia mientras solo pensaba en su familia y por qué los dioses no había intervenido para salvar a los humanos inocentes que tanto le rendían plegarias.
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com