¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

¿Te cuento un secreto?

LowenaLowena Pedro Abad s.XII
editado mayo 2016 en Romántica
Cansada de tener que sufrir en silencio, me entrego al vacío para aliviar mi alma. Abatida por la impotencia, le cuento al viento el secreto que me está matando:
-Viento, tú que tanto sabes, que tanto has visto, ¿Puedes escucharme y decirme qué debo hacer? Estoy saturada y no tengo con quién hablar. No puedo confiarle a nadie este secreto. Le haría daño a personas que son vitales para mí.
Le dice la chica, ahogada en lágrimas y temblando de miedo. El viento, atraído por la curiosidad y la desesperación de la pobre mujer, le presta atención y le responde:
-Dime mujer, cuán de grande es tu secreto, para verte obligada a recurrir al Viento.
-Es mi corazón. Llora día y noche, día sí y día también. Sufre porque está lejos de su amor, un amor que no le corresponde, un amor que le está vetado. Grita y grita con la intención de ser oído, pero no haya respuesta. Late y late tan fuerte, que me duele. He perdido el control sobre él. Le digo que se calme, que todo se solucionará, que con el tiempo, conseguirá olvidar, pero me ignora. Me dice una y otra vez que mi cabeza se engaña a sí misma por hacerme creer que no estoy enamorada, y mi cabeza le responde diciendo que es débil y sensible, incapaz de entender que hay cosas que es mejor ignorar. Esta lucha interior me está ahogando.
El Viento, conmovido por la pureza y la integridad de la chica, decide contarle algo:
-Mujer, no debes sentirte mal por amar. Yo también amo. Amo a las montañas que cambian gracias a mi, amo a cada árbol que necesita de mí para florecer, amo al desierto, que necesita de mí para avanzar, amo al Sol que me calienta cada mañana, amo a La Luna y a las estrellas que me cuidan cada noche… Amo a muchas cosas que jamás serán mias.
-Pero tú al menos puedes disfrutar de ellas, puedes pasar tiempo con ellas. Nadie ni nada te impide hacerlo. Yo estoy dividida. Una parte de mi me suplica y la otra me gobierna. Siento que voy a explotar.
Impotente ante tanto sufrimiento y dolor, El Viento le da un consejo:
-Una vez, hace mucho mucho tiempo, un marinero en alta mar, lloraba y lloraba porque tenía que separarse de lo que más amaba; del mar. Una grave enfermedad le impedía pasar largos periodos fuera de casa. Recurrió a mí de la misma forma que has hecho tú, y le dije, que si no podía vivir sin el mar, que se llevara un trocito de él y la guardara en un lugar que sólo el conociese, y cada vez que lo necesitase, lo visitase y le hablase, como si fuese una de esas tardes en alta mar. Y así hizo. Guardó en una botella de cristal una parte de su amor y se lo llevó a su casa. La noche antes de morir, me llamó y me dijo que mi consejo había sido de todo menos acertado. Sufrió y sufrió durante años observando ese trocito que le mantenía vivo, pero reconoció que gracias a ese trocito, entendió que hay cosas en esta vida que es mejor superar. Es difícil y doloroso, pero el dolor nos hace más fuertes y nos ayuda a entender mejor las cosas. Yo te aconsejo, que si no puedes vivir sin él y si no es para ti, que hagas exactamente lo mismo que el marinero, que guardes todos tus recuerdos y todas las cosas que tengas suyas en un lugar que sólo tu conozcas, que sufras y llores todo lo que necesites, hasta que el dolor te haga lo suficientemente fuerte como para afrontar y comprender que no podemos tener todo lo que deseamos.
Y dicho esto, el viento se alejó, dejando a la joven sola para que pudiera pensar y reflexionar sobre lo que le acababa de contar. Pasaron horas y horas y la pobre mujer seguía allí sentada, intentando comprender la paradoja de esa historia tan triste como la suya. Dejó que su corazón y su cabeza debatiesen y discutiesen hasta que no tuvieran más argumentos que echarse a la cara. Una vez se hubieron callado, se levantó, fue hasta su casa, y empezó a guardar todas las fotos, entradas de cine y conciertos, cartas y regalos que a lo largo de los años había acumulado. Luego, escribió todo lo que sentía y que le encantaba de él, y lo guardó en un lugar bonito, donde estuviera a salvo de cualquier peligro, pues en esa caja, había guardado su vida y su corazón.

Comentarios

  • SamiSami Pedro Abad s.XII
    editado agosto 2008
    :)Lowena, me encantó tu historia!!!ese diálogo profundo entre ella y el viento, desentrañando los misterios y pesares del amor, y el sufrimiento inmenso que causa estar lejos del ser amado....
    muy bello cuento!!!me llegó el sentimiento...
    besos!!!
    sami
  • mariaelenamariaelena Francisco de Quevedo s. XVII
    editado agosto 2008
    Me encantó..ese dolor de estar lejos..de lo que amas..
    Que triste..!!, una historia que emociona cuando se lee.., y tu-que lo cuentas con esos detalles... que pareces vivir la escena.

    Te felicito Lowena, tienes mi voto, y un abrazo,
  • Juan ManuelJuan Manuel Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado septiembre 2008
    Decirte, que me ha gustado, pero lo que mas me ha llamado la atención, ha sido la historia en si, has conseguido hablar con algo y no con alguien, es curioso tu paradoja, a veces debemos de buscarla las personas, no siempre es bueno tener a alguien cerca, porque no siempre estará junto a nosotros, pero el algo, como el viento, si estará siempre, y como no, el viento siempre trae aires nuevos, que renuevan nuestros corazones, vuelvo a decir me ha gustado el que hayas buscado ese algo para contarnos esa historia.
  • editado septiembre 2008
    Está buena la historia, al principio me sentí muy identificada... Pero... ¡qué triste el final! = (

    Saludos.
  • LowenaLowena Pedro Abad s.XII
    editado septiembre 2008
    Estoy impresionada. Llevo mucho tiempo escribiendo pero poco publicando y jamás pensé que un simple texto, un simple pensamiento expresado en forma de fábula fuese a gustar tanto. Muchas gracias a todos por comentar y dejarme vuestra opinión e impresión. Para mí es muy importante. Aunque para algunos solo sea un simple comentario, a mi me ayuda a mejorar.

    Saludos ^^
  • hatshepsuthatshepsut Juan Boscán s.XVI
    editado septiembre 2008
    Que bonita...me ha encantado el dialogo con el viento..y me ha hecho pensar mucho, quizas llego el momento de buscar yo tambien una caja y ponerme a escrbir.
    Felicidades ha sido precioso verte expresar estos sentimientos de forma tan original.
  • editado septiembre 2008
    hola Lowena. ¿y que ocurre al final?...necesito un capitulo dos ¡¡¡ya!!
    ¿fue feliz la chica con eso?
    un relato que engancha, encantado/a de leerte. enhorabuena.
  • LowenaLowena Pedro Abad s.XII
    editado septiembre 2008
    hatshepsut: me alegro mucho que te haya gustado hatshepsut y muchas gracias por comentar ^^.

    Uno del Monton: una segunda parte? jajaja eso si que no me lo habia planteado yo... pero mira.. me has picado el gusanillo. te prometo que lo intento y si sale, te lo dedicaré^^

    Saludos :p
  • StephenVinziStephenVinzi Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado septiembre 2014
    Si le contás al viento, el viento le cuenta a los árboles

    Me gustó y me pareció emotivo y fluye bien y el final pega. Pero cuidado que no deja de ser una fábula moralizante casi. Del tipo "alquien que lo sabe le cuenta como hay que vivir al que no lo sabe", para una fábula moralizante se hace así, pero ojo con escribir toda una colección de cuentos cortos enseñando a la gente el bien y el mal

    Me gusta como termina porque pega con firmeza, no se va diluyendo:cool:
  • calapsucalapsu Pedro Abad s.XII
    editado septiembre 2014
    esta genial pero me queda una incógnita: por ahí dicen que las palabras desesperadas suele llevárselas el viento.
  • ZoeZoe Pedro Abad s.XII
    editado octubre 2014
    Lowena, me ha encantado. Para mí, se trata de una clara representación de ese momento de transición a veces eterno de amar en secreto y hacerlo sin ser correspondido.

    Lo que mas me mola es que la mayor parte de la historia es insitu; un claro debate interno, una clara intención de esclarecerse con uno mismo.

    Te seguiré leyendo con gusto.
  • LowenaLowena Pedro Abad s.XII
    editado mayo 2016
    StephenVinzi : yo no itento moralizar a nadie, simplemente intento contar una experiencia de reflexión y guerra interna utilizando personajes que representan cada uno por su lado, mis problemas. Una pena que no apreciaras eso ;) yo no soy quien para ir dándole lecciones a nadie…. Pero tú has visto el lío que tengo en la cabeza?? Jajaja…. Soy la menos indicada mi niño… pero me alegro de que al menos te gustase el final :p

    Calapsu: desde mi experiencia sólo puedo decirte que el viento solo arrastra consigo aquellas palabras que no significan nada, que están huecas y no tienen peso ni repercusión en nuestro interior… para mí El Viento en esta historia representa la sabiduría… él llega a rincones que ningún otro elemento es capaz de llegar… ni siquiera el mar, … y el tiempo representa la experiencia.
    Aunque como todo en esta vida, es relativo, todo depende de los ojos y la experiencia de cada uno .

    Zoe: pues sí de eso se trata…. De representar ese momento en el que nos sentamos a charlar con nosotros mismos… sólo que le he puesto nombre a cada una de esas vocecitas que nos retumban, a veces sin sentido, en nuestra cabeza. Me alegro de que te gustara… un placer.
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com