¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

LA RONDA - Parte 3

alansmithealansmithe Pedro Abad s.XII
editado septiembre 2015 en Terror
[FONT="]Confundido todavía por es fina línea de la consciencia y el adormecer, el Doctor despertó con una imagen la cual no pudo sostener si era real. En medio de una ruta sumida en la más espesa de las oscuridades, un perro arrastraba a otro muerto fuera del camino. [/FONT]
[FONT="]Más despierto observo a Furci, quien sostenía el volante con las dos manos y miraba fijamente el camino, que se movía caprichosamente debajo del auto. - Ya estamos en la tres Doc, le estamos metiendo pata son las cuatro y media, a esta velocidad para las cinco llegamos. Lo que no me acordaba es que esté tan feo el camino. Fue cuando Furci hizo referencia a la velocidad del auto, que el Doctor se percató de que iban peligrosamente rápido. Observó el velocímetro y la aguja estaba clavada en doscientos. Por miedo a quedar como un cobarde, no dijo nada, solo se achicó dentro de la butaca y se tomó del apoyabrazos de la puerta, como si eso lo pudiera salvar en caso que el auto pierda el control. [/FONT]
[FONT="]-No se ve nada Carlos, no quiere parar un poco y esperamos que aclare?- [/FONT]
[FONT="]-No no quédese tranquilo que veo perfecto.- El hombre giró el rostro y lo sacó un segundo de la carretera, el doctor lo percibió como una eternidad, él le sonrió y agregó- Soy un profesional no se preocupe, pero él no podía dejar de sentirse incómodo. El auto silbaba en la oscuridad, y en los costados los pastizales se convertían en un borrón verde.[/FONT]
[FONT="]El doctor no le sacaba los ojos al camino, que sinuoso, parecía una serpiente de asfalto que intentaba sacudirles de encima de su lomo. [/FONT]
[FONT="]Sin darle tiempo a discernir qué había pasado, el doctor contuvo el aliento al ver una imagen que se venía encima del auto. Lo que parecía ser una ronda de niños agarrados de la mano en medio de la autopista, fue atravesada ferozmente por el renault, al cual Furci logró frenar varios metros más adelante. El chirriar de los neumáticos los dejó aturdidos. El doctor quedó petrificado en su asiento, y observó a Furci que se sostenía del volante con los ojos desorbitados. Parecía aferrarse a él como si fuera a caerse. Estaba pálido. El auto terminó cruzado en medio de la autopista silenciosa. El parabrisas tenía un golpe grande justo en el medio. Ninguno de los dos habló por más de un minuto, no atrevían ni a mirarse, simplemente miraban la oscuridad, el vacío, que por supuesto reflejaba el interno. [/FONT]
[FONT="]El doctor tímidamente lanzó un [/FONT]
[FONT="]- Carlos…. está bien?- Furci apenas asintió con la cabeza y balbuceó [/FONT]
[FONT="]- Era un…. nene doc?. - No sé realmente no vi, fue tan rápido Carlos-.[/FONT]
[FONT="]Furci permanecía inmóvil, y así como estaba sin moverse, comenzó a llorar. Fernando no sabía qué hacer, miró por la luneta trasera, y vio movimiento, le pareció ver algo que se movía en cuatro patas, pero no era uno solo. Dada la espesa oscuridad, no podía tener una vista clara, pero luego se estremeció cuando dos ojos grandes brillaron verdes en la oscuridad y luego desaparecieron. [/FONT]
[FONT="]- Tranquilo Carlos, me parece que fue un gato grande o algo así…- Furci lo interrumpió con un lamento - Decime que no era un nene… porque….porque yo lo vi, una rondita estaban agarrados de la mano..- . [/FONT]
[FONT="]El doctor se estremeció al escuchar la misma imagen que le pareció ver. Trato de darle calma - tranquilo que eso quizás pareció por el cansancio, a veces vemos cualquier cosa. Yo diría que salgamos a ver que paso y nos sacamos la duda. Tiene una linterna?[/FONT]
[FONT="]- Si…. en la guantera…-.[/FONT]
[FONT="]Fernando abrió la guantera nervioso y varios papeles, cds de tango, fotos, se cayeron al suelo. La linterna corrió el mismo destino y terminó debajo del asiento. Doblado sobre sí mismo tanteo buscando la esquiva linterna. Algo golpeó el auto, bastante fuerte como para moverlo. Furci se asustó saliendo de la parálisis en la que estaba sumido, y Fernando gracias al sacudón pudo agarrar la linterna que rodó a su mano.[/FONT]
[FONT="]- Bajo yo doc, deme la linterna. Yo me mande la macana- Fernando sintió que Furci hablaba con firmeza, de todas maneras Fernando dudó [/FONT]
[FONT="]- Esta seguro? no sé qué fue lo que golpeó el auto pero puede ser algún caballo desbocado, tenga cuidado…[/FONT]
[FONT="]- Usted mire desde acá cualquier cosa sale a darme una mano.-[/FONT]

Comentarios

Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com