¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

Conspiración

Ariel GarcíaAriel García Gonzalo de Berceo s.XIII
editado julio 2015 en Filosofía
Los partidarios del conspiracionismo están convencidos de que en cada rincón existen conjuraciones de carácter secreto ocultándonos cualquier tipo de información o beneficio, algo parecido a un poderoso contubernio que todo lo manipula. Estos amantes del complot combinan ingenuidad y frenesí. La tendencia a edificar argumentos sobre verdades que, según su criterio, han sido ocultadas a la mayoría y hábilmente descubiertas por un reducido grupo de perspicaces suele alimentar en sus fantasías la figura de una sociedad aún más cruel; en ella, las confabulaciones y ataques pueden extenderse hasta su entorno y rozarlos. Es por creer férreamente en sucesos que no han tenido la posibilidad de verificar, salvo por espejismos, fábulas o la palabra de otros partidistas, que necesitan también contar con enemigos fáciles, reales y cercanos, más tangibles que los que abundan en los cuentos que, en las rondas, narran los prosélitos; este lugar, el del enemigo, termina siendo ocupado por quienes rebaten sus argumentos o no comulgan con su doctrina. Quizá se trate de un mecanismo compensador, ilusorio, que intenta mostrarles la veracidad de lo lejano e incongruente en un plano más palpable y coherente. Lo escrito no significa que imagino el universo en que vivo como la Arcadia de los poetas, si echara mano a la historia cercana hallaría sucesos ciertos que en su momento fueron rotulados como teorías conspirativas, pero esto no justifica el exceso ni habilita para ir llenando cada hueco de un mundo inasible con los comodines de la conspiración.

Es preciso aclarar que en este escrito propender a admitir, publicar, determinados hechos como el resultado de tramas conspirativas, aspirantes a completar el canon holmesiano, no equivale a engañar; por lo menos de manera consciente. Conforme a mi percepción, y exponiendo una reflexión breve e incompleta, el germen del conspiracionismo se propaga al simplificar el mundo que habitamos, con la ilusoria y peregrina ambición de abarcar todo lo que nos rodea en la panza de nuestras limitaciones, con un exceso de clarividencia. La fuerza de la conspiración, que quizá anhele ordenar el caos, no se detiene ante un entorno incognoscible compuesto por millones de individuos cuyos actos han sido influidos por un sinnúmero de circunstancias inabordables y ajenas, no cree en él, no ve ese universo difícil. Lo cierto es que en la gran mayoría de los casos el caudal de información al que podemos acceder sobre determinado acontecimiento relevante es muy pobre en relación a lo acontecido: el evento se deforma, se desordena, se retuerce y se abolla con el paso de los minutos. ¿Es posible entonces calcular siempre y con acierto cada detalle, cada perspectiva, cada intención? Según la cantidad de premisas y conjeturas defendidas a muerte como certezas, en gran parte de las teorías que procuran desbaratar los planes de los conspiradores, parece que sí.

Cordial saludo.

Comentarios

  • VisionarioVisionario Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado noviembre 2014
    Existe toda una gama de colores mas allá del blanco y el negro.Seria maniqueísmo
    hablar de buenos y malos.Sobre todo, cuando se trata de la Guerra Civil que asola España en el año 1936.
    Hubo una rebelión militar contra el gobierno legalmente constituido de la Républica.Como se sabe,vencieron los facciosos.Ensayo según algunos autores para la
    Segunda Guerra Mundial.Intervinieron fuerzas extranjeras a favor de uno u otro bando,con lo cual se agrava la contienda.
    Claudio Sanchez Albornoz,en una de sus obras que escribe sobre el conflicto (no recuerdo cual) expone la fuerza naval con la que contaban ambos bandos.Como si fuese el libro de contabilidad de una empresa,pone a la derecha los barcos hundidos a los nacionales.A la izquierda,los republicanos.El resultado del balance:¡España se queda sin flota!.
    Es lo acontecido en la Guerra Civil...¡Perdimos todos los españoles!.
    Barcelona es feudo (dicho sin mala fe) anarquista.En julio del año 1936 apenas iniciada la guerra trosqistas y anarquistas luchan entre si.Es la pugna entre la legalidad de la Republica y la Revolucion.
    El golpe militar en Barcelona,dirigido por el general Goded,fracasa en sus primeros momentos.Cataluña se convierte prácticamente en una isla aparte de la Peninsula apenas conectada con el Gobierno,residente en Madrid.Los frentes de batalla asi lo disponen.
    Se crea un Comité Central de Milicias Antifacistas de Cataluña.El escritor Georges Orwell que ha venido a España como voluntario antifacista,nos describe "el mundo feliz" en que se vive.No por laa industrias colectivizadas.Si por las patrullas parapoliciales que se crean en sustitución de la Guardia de Asalto de índole republicana y la Guardia Civil,que prácticamente juega a dos barajas.
    Con esta situación el anarquismo considera cualquier acto de estas fuerzas representantes de la Republica,como contra-revolucionario.
    Se produce tal violencia con (ó a pesar de) estas policías paralelas,que la CNT se ve obligada a emitir un documento desmarcandose de los asesinatos y tropelías cometidos.Como ejemplo,podria citar el suceso de Fatarella:En la lucha entre colectivistas y anti colectivistas,se produce la muerte de un cenetista.La represión es del orden de los 50/60 fallecidos por las represalias.
    Son conocidos los nombres de Manuel EScorza del Val que dirige las Patrullas de Control y Josep Gardeyens anarquista represaliado al igual que lo fue Manuel Fernández,Presidente del Ramo de Alimentación.
    Con estos párrafos,no pretendo condenar al anarquismo.Sostengo simplemente,que seria maniqueísmo debatir sobre "buenos y malos".Tampoco pretendo filosofar con Rousseau,si el hombre es bueno por naturaleza y es la sociedad quien lo pervierte.En tan serio tema,señalo (sin animo jocoso) el refrán español que reza:En todos lados cuecen habas y en mi casa...¡A cucharones!
  • TertuliTertuli Anónimo s.XI
    editado julio 2015
    Siempre ha existido la conspiración. En nuestro país (Ecuador) la vivimos a inicios de 2000, cuando las autoridades dijeron que cerrarían los banco en un "Feriado Bancario" y que todo estaría bien. Pues no fue así, después de 15 años el país aun no se recupera, no solo del aspecto económico sino también del psicológico.

    ¿El engaño acaso no es una manera de conspiración? ¿Ocultar la verdad no es otra manera de conspiración? ¿Saber información privilegiada acaso no es un tipo de conspiración?

    Tal vez, al escuchar "Conspiración" todos nos vayamos al extremo (conspiraciones Illuminati o Extraterrestre)... pero lo que si es cierto es que entre los hombres viven los (miles y millones) pensamientos a la sombra y toda acción genera un reacción.

    Buen tema de discusión, saludos ;)
  • odmaldiodmaldi Fray Luis de León XVI
    editado julio 2015
    La tendencia a edificar argumentos sobre verdades que, según su criterio, han sido ocultadas a la mayoría y hábilmente descubiertas por un reducido grupo de perspicaces suele alimentar en sus fantasías la figura de una sociedad aún más cruel; en ella, las confabulaciones y ataques pueden extenderse hasta su entorno y rozarlos. Es por creer férreamente en sucesos que no han tenido la posibilidad de verificar, salvo por espejismos, fábulas o la palabra de otros partidistas, que necesitan también contar con enemigos fáciles, reales y cercanos, más tangibles que los que abundan en los cuentos que, en las rondas, narran los prosélitos;

    Todo razonable tiene una explicación, y si no la tiene, es porque no es la verdad absoluta. Si detalles se pierden, no es accidental. Los conspiradores sólo buscan la verdad, sea cual sea esa verdad. Si el resto no lo vemos así (los no-conspiradores), es porque nos lograron cegar los espejimos.
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com