¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

propongo un ejercio literario

pessoapessoa Gonzalo de Berceo s.XIII
editado octubre 2015 en Juega escribiendo
En treinta líneas crear un relato con un mínimo argumento. Seguro que a cada uno de nosotros nos saldrá el mismo argumento pero la historia,la trama, el estilo será diferente en cada caso. Ahora sólo tengo tiempo de crear el posible argumento. Luego construiré el relato.
El argumento mínimo que me he inventado es este: un joven llega a una ciudad, allí conoce a una chica/o. Este/a le engaña y le deja arruinado. Tras diversos avatares, consigue volver a su lugar de origen.
El próximo día crearé mi relato y os animo a que creéis el vuestro. Creo que habrá muy pocas coincidencias.

Comentarios

  • MedeaMedea Miguel de Cervantes s.XVII
    editado septiembre 2014
    Me gusta la idea, en la tarde trataré de hacer algo para pegarlo acá.

    Pd. Amparo, mueve el tema al foro ese de "juega escribiendo"
  • odmaldiodmaldi Fray Luis de León XVI
    editado septiembre 2014
    1. Día jueves, 3AM, Filomeno llegó a ...
    2.
    3.
    4.
    5.
    6.
    7.
    8.
    9.
    10.
    11.
    12.
    13.
    14.
    15.
    16.
    17.
    18.
    19.
    20.
    21.
    22.
    23.
    24.
    25.
    26.
    27.
    28.
    29.
    30.

    Intenté y no me salió nada. Ni siquiera la ciudad. Al menos me felicito por sacar nombre del personaje.
  • MedeaMedea Miguel de Cervantes s.XVII
    editado septiembre 2014
    Pero tienes que hacer 30 líneas tú sola, no seas perezosa
  • odmaldiodmaldi Fray Luis de León XVI
    editado septiembre 2014
    Y por esooooo, las dejé en blanco porque no me salió ná de ná. Necesito práctica.
  • Pues practica para ti sola y cuando tengas el resultado lo muestras, si es que te sale algo, como quieren que no nos tilden de antiliteratos si todo lo volvemos recocha, el que quiera participar en la propuesta, bien, sino quieren hay otros sitios para lorear:)
  • odmaldiodmaldi Fray Luis de León XVI
    editado septiembre 2014
    Oooooops! Se enojó Amparo.:D
  • No me enojo tan fácil:) sabes que me encanta la recocha, pero de vez en cuando hay que ser serios:(-(:)
  • pessoapessoa Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado septiembre 2014
    Bueno. Como dije, voy a escribir una historia peculiar con arreglo a un argumento seleccionado como puede ser otro:

    De taxista en Madrid me iba bien y quería independizarme pero lo hice pero en el peor momento: la burbuja y demás. Menos mal que estaba soltero y no metí a ninguna chica en este follón. No pude pagar la hipoteca y el banco me comió. Les dije a mis padres que me iba a Berlín. Aquí el sector del taxi ya no daba para más. Cuando llegué a Berlín, me manejé con el inglés que adquirí de una chica de Liverpool con la que estuve unos meses. Me establecí de taxista por un salario en la zona turística de Berlín. Con el inglés iba a casi todas partes, si no, con el gps; si no, no iba. Parece mentira el montón de alemanes que conoce el inglés. La noche era divertida, aunque siempre un borracho manchaba el cuero del asiento. Un día conocí a una chica italiana de origen croata y me gustó. No le cobré. Ella me dio su teléfono. Al mes, estábamos viviendo juntos. Decía que trabajaba de publicista. La verdad es que solo nos veíamos los sábados y en la cama por las noches. Debí sospechar el día que me dijo que tenía que irse de Berlín tres días por asuntos de trabajo. Vino más delgada y con un centelleo extraño en los ojos. Se repitió otra vez la escapada. Daba vagas explicaciones de su estado físico pero luego se recuperaba y recobrábamos la sucia rutina. Yo estaba enamorado de ella. Era muy guapa, simpática y alegre los sábados cuando salíamos y era buena en la cama. Un día me pidió dinero para un negocio que nos haría ricos. Le di todos mis ahorros y huyó. No la volví a a ver. Su teléfono no contestaba. Pasé de la policía. Seguí con mi taxi pero estaba muy abatido. Decidí regresar a Madrid. Mis padres lo supieron todo de mi boca. Mi siguiente destino fue Merlburne.

    No espero que os guste. ya lo hje hecho . Espero que me guste loq ue publiqueis vosotros.
  • Bueno, pongo mi granito de arena, :)

    Ejercicio, no sé si literario.

    Ahora que por Internet se consiguen amigos, amantes, maridos y hasta lo que no se nos ha perdido, sucedió un caso muy normal, dos chicos se conocieron por este medio y se enamoraron, aparentemente, tanto que el chico extranjero, quiso viajar a conocer a su amada, para ver si era tal como la veía por cámara, llegó a la ciudad donde vivía la chica, fue recibido por la familia de ella, lo hospedaron en su casa, no hubo desilusión por ninguno de los dos, pues eran tal para cual, al menos así lo pensaba él que quedó deslumbrado por la belleza tropical de perla.

    Pero ella ya tenía su encanto en su ciudad, solo quiso jugar a ver si pescaba quien la sacara de pobre y el gringo iluso cayó en su red, con todo y sus dólares.

    Los primeros días todo fue un paraíso para Jhon, lo llevaban a pasear, conoció todo lo que quiso, al principio, pagaban los familiares de Perla, pero cuando fueron tomando confianza era John el que corría con todos los gastos y él feliz.

    Seis meses duró la luna de miel, tanto que John se quería venir a vivir a Colombia, pero los planes de Perla era viajar y conocer, al menos con ese cuento la había ilusionado, pero otra cosa pensó él, como era pensionado y ya había viajado tanto, quería descansar y pasar unos años quieto, lo que para nada les gustó a Perla y su familia, compuesta por padre, madre , tres hermanos y dos tías que ya se veían volando al otro lado del charco.

    Al verlo tan acomodado se reunieron a ver la forma de sacarle todo el dinero, le hicieron comprar casa, carro, montar un negocio y cuando vieron que ya no daba más leche, lo echaron de la casa, Perla le dijo que ya no lo quería, que lo mejor era que se volviera para su tierra, pero como, si todo lo tenía invertido allí.

    Pues le tocó llamar a sus familiares para que le enviaran dinero para el tiquete, regresar con una mano adelante y otra atrás, con el corazón roto y los bolsillos pelados, mientras en Colombia se quedaba la mujer de su vida, que le resultó en bajada.

    Y eso que no le dí un final macabro a la historia, pues muchos que han llegado no han vuelto a salir por sus propios medios.
  • pessoapessoa Gonzalo de Berceo s.XIII
    editado septiembre 2014
    Lo cuentas como lo contaría un compadre a otro, con la sencillez del pueblo llano. Voy a probar yo otro cuanto. Gracias por participar.
  • perutiendaperutienda Anónimo s.XI
    editado octubre 2015
    pessoa escribió : »
    En treinta líneas crear un relato con un mínimo argumento. Seguro que a cada uno de nosotros nos saldrá el mismo argumento pero la historia,la trama, el estilo será diferente en cada caso. Ahora sólo tengo tiempo de crear el posible argumento. Luego construiré el relato.
    El argumento mínimo que me he inventado es este: un joven llega a una ciudad, allí conoce a una chica/o. Este/a le engaña y le deja arruinado. Tras diversos avatares, consigue volver a su lugar de origen.
    El próximo día crearé mi relato y os animo a que creéis el vuestro. Creo que habrá muy pocas coincidencias.

    Voy a preparar algo bonito y en la noche lo subo.

    Saludos,

    tienda online peru
  • pessoa dijo:
    En treinta líneas crear un relato con un mínimo argumento. Seguro que a cada uno de nosotros nos saldrá el mismo argumento pero la historia,la trama, el estilo será diferente en cada caso. Ahora sólo tengo tiempo de crear el posible argumento. Luego construiré el relato.
    El argumento mínimo que me he inventado es este: un joven llega a una ciudad, allí conoce a una chica/o. Este/a le engaña y le deja arruinado. Tras diversos avatares, consigue volver a su lugar de origen.
    El próximo día crearé mi relato y os animo a que creéis el vuestro. Creo que habrá muy pocas coincidencias.

    La situación no podía ser más compleja. Fernando estaba solo, en una ciudad desconocida y más encima, sin un peso.
    La culpa era toda suya, por supuesto. 
    Había seguido el típico sueño adolescente de amor eterno y había fracasado. No sólo había perdido el orgullo, sino también, el poco dinero que tenía ahorrado para comprar una casa.
    Recordó con tristeza el día en que la conoció. El viento acariciaba su cabello y hacía resaltar el dorado iridiscente  de éste con suaves matices rojizos, que recordaba a los primeros días de otoño, cuando el sol aún calienta, pero sin quemar la piel. Su sonrisa tan agradable y el brillo en sus ojos, que parecieran dar vida a todo su rostro. ¡Cuánta mentira!
    La amargura tenía al joven al borde del colapso. Había perdido las ganas de comer y de dormir. Pasaba las noches en vela pensando en ella y en el mágico momento en que se conocieron.
    Ahora sabía que todo había sido un engaño. 
    Suspiró con resignación. Al menos iba camino a casa. Había encontrado un alma caritativa que lo llevaba sin cobrarle. 
    Esperaba que sus padres no lo criticaran mucho por el dinero perdido. Tendría que esforzarse más que antes en recuperar lo perdido y aprender que el amor es más que una pasión adolescente.

    Creo que justo 30 líneas si no conté mal...
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com