¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

El Comedor del Lector

GadesGades Garcilaso de la Vega XVI
editado julio 2008 en Debatiendo
Si el escritor tiene su particular cocina, en la cual guisa los textos, los condimenta bien, es de suponer que el lector tendrá un comedor donde degustar tan excelentes platos. Supongo que todos tenemos nuestras pequeñas manías, costumbres, hábitos a la hora de ponernos a leer. No es sólo un lugar o un momento del día. Yo tengo que tener a mano papel y lápiz, aunque tal vez no los use, para anotar cosas que luego consultar, frases que me gustaron, ideas en la que profundizar... Busco el silencio, con lo cual suelo leer de noche, porque además suelo leer junto a una ventana que da a la calle, y los ruidos habituales del vecindario durante el día no me lo permitirían. Una silla cómoda en ese rincón del salón, frente a la estantería. Nunca tomo un libro que en ese momento no pe apetezca leer, aunque tenga libros empezados. Me guío por lo que en ese momento "me llama", lo haya leído cien veces, ninguna o esté a medias, pero tiene que apetecerme eso. Tengo tantos marcadores de página como libros, pues nunca me deshago ni de los más insignificantes y vulgares. Cuando el libro me parece especial por algún motivo (por ejemplo llevar mucho tiempo deseando leerlo) utilizo uno de los tres marcadores metálicos que tengo. No puedo leer en la cama. Antes lo hacía, pero ahorita, en cuanto mi cuerpo roza las sábanas cae rendido. Tampoco suelo leer con música.

¿Cómo hacen los demás?

Comentarios

  • AMANDOAMANDO Juan Boscán s.XVI
    editado julio 2008
    Mi mejor lugar en mi cocina-despacho, En él, enciendo mi portátil, abro mi libreta, saco punta al lápiz (me gusta escribir con lápiz) y empiezo a leer mi novela.

    Normalmente intento hacer una síntesis de todas las novelas que escribo, temas principales, personajes, narrador, clasificación y un largo etc. (recopilo para realizar un informe de lectura). Luego anoto aparte acotaciones de diálogos y palabras rebuscadas para crear mi propio diccionario. En fin, cuando leo es todo un poema.

    Cuando no estoy en mi despacho-cocina, leo en la piscina, en la playa, o en cualquier otro lugar. No puedo leer mientras estoy de viaje, ni en avion, tren, barco, etc., me resulta imposible, necesito estar sentado, bien sentado y tranquilo, y si es posible con mi libreta al lado.

    En fin, eso es más o menos.
  • FileFile Garcilaso de la Vega XVI
    editado julio 2008
    A mi me gusta leer en el tren....me encanta el "chacachá del tren" jajjjaa como a Mocedades...pero el trayecto es muy corto, 15 min y me bajo!!! Así que casi siempre acabo leyendo en la cama, que me encanta.No me gusta tener música de fondo, ni la tele ni nada...en silencio y si es de noche mejor que mejor .
  • febadefebade Fernando de Rojas s.XV
    editado julio 2008
    Por el día suelo leer cerca de mi apartamento, al lado de un río. Me subo al coche (me encanta leer dentro del cohe) y me acerco hasta allí. Me gusta sentir el viento que se desliza en su interior, el sonido de las ojas (¿os acordais de Tigre y Dragon, cuando los dos protagonistas mantienen una conversación en una salita, mientras se escucha, como un susurro, las ojas de bambú?) También leo en la cama y siempre con un lápiz en mano, preparado para asaltar cualquier frase o palabra interesante.
    Un saludo
  • mariaelenamariaelena Francisco de Quevedo s. XVII
    editado julio 2008
    File...a mi pasa lo mismo que a vos...(conoces esa canción...de Palito Ortega...)jaja..
    Yo tengo una hora de viaje en tren todos los dias..(1-de ida y otra de vuelta)y me viene barbaro para leer, escribir, corregir..; el paisaje que es el mismo pero distinto...me seduce.., a pesar del ruido de la gente.
    Cuando me voy a acostar siempre lo hago con un libro...pero confieso..., que mas de una vez me he quedado dormida con el libro en la mano y continuandolo en mis sueños.

    un abrazote,
  • PilarPilar Fernando de Rojas s.XV
    editado julio 2008
    Yo leo en mi habitación, al despertar, al acostarme, de noche y de día. En el salón, sola o acompañada, con la tele puesta o quitada. Con música o sin ella. Me gusta la luz natural, pero también leo con artificial. Tengo un rincón de lectura en el salón, me encanta, pero también leo en la cocina mientras hacen chup chup las cacerolas. En el campo, en la playa, lo mejor, al empezar a caer el sol me bajo a la playa y allí paso tiempo hasta que oscurece del todo. La brisa del mar, el sonido de las olas...mmmmm!!. Pero también leo en el metro, repleto de gente, en el autobús, en avión o en tren.
    Solo hay dos lugares dónde nunca, nunca leo. En el baño, jamás. En el coche mientras circula, me mareo, igual que en barco.
    Cuando leo me pierdo entre las hojas del libro. Me aislo casi al 100 x 100. Leo mucho menos de lo que me gustaría. Por eso no pierdo momento ni lugar.

    Un abrazo.
  • GadesGades Garcilaso de la Vega XVI
    editado julio 2008
    Pilar, podrías haberlo resumido en un par de palabras: YO LEO. Por lo que dices parece que todo lo demás en tu vida es puro accesorio, mero acompañamiento de la actividad de lectura.
  • PilarPilar Fernando de Rojas s.XV
    editado julio 2008
    Uuuuffff Gades, pues visto así, releyendo lo que escribí, parece que realmente no hago otra cosa, o, como muy bien dices, parece que todo lo demás es accesorio. Lo que realmente quería trasmitir es que "cuando leo" puedo hacerlo en cualquier lado (menos los excluidos). Sí es cierto que la lectura está muy por encima de bastantes otras actividades. Por eso, como tengo muy poco tiempo en general, he desarrollado un poder de concentración que me permite leer sin problemas de lugar y horario.
    Pero imagínate lo que es llevar una casa de cuatro personas, mi marido, dos hijos veinteañeros y yo, cinco animales maravillosos, y tropecientasmil plantas. Entre compras, cocina, limpiezas, lavadoras, planchas, administración, médicos, enfermería, psicología, mediadora, peluquera, asesora de imagen, agencia de viajes... en fin, que no te aburro. Lo de la mayoría de las amas de casa dedicadas casi en cuerpo y alma a la familia. Solo hace un año que no trabajo, y esto es toda una experiencia. Antes hacía lo mismo pero con ocho horas menos. Ahora comprendes porqué necesito buscarme las vueltas para leer?
    Quiero disfrutar de mi vida familiar, pero también necesito disfrutar de mis libros.

    Un afectuoso saludo a todos, principalmente a las amas de casa que me lean. Algún día podríamos tocar este tema tan interesante.
  • GadesGades Garcilaso de la Vega XVI
    editado julio 2008
    Descansa Pilar que hasta yo me agoté leyendo. Enhorabuena por conseguir sacarlo todo adelante, a ti y a todas las que se dedican a ese difícil arte de ser amas de casa y familia sin dejar de lado su propia persona.
  • PilarPilar Fernando de Rojas s.XV
    editado julio 2008
    ;);););););););).
  • Alois BoergesAlois Boerges Fernando de Rojas s.XV
    editado julio 2008
    Lees mientras conduces Febade?, psst!!! horror de horrores :eek: (por lo menos eso es lo que entendí), no sabes que está prohibido hablar por celular, tener sexo, maquillarse (las damas, claro), ver videos entre otras cosas mientras uno maneja un auto.... esto es causa de accidentes :mad:. En fin ;).
    ***
    *
    No sé pero cuando viviamos con mi familia en la finca me concentraba mejor, el silencio y el sosiego que se respiraba eran mis complices para sumergirme de lleno en la lectura. Ahora que estamos en un departamento, leo en mi alcoba, sentado contra el escritorio. También me gusta leer en mi cama ya por la noche. Ya dije en otro tópico que trato de abarcar un determinado número de páginas diarias para así terminar un libro en un determinado número de dias. casi siempre me gusta terminar un libro en una semana o dos máximo, dependiendo de su extención.
  • LARALARA Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado julio 2008
    Wenass¡¡. A mí me encanta leer en mi terraza junto al cerro que me rodea y los pinos. Incluso en invierno bien tapadita con una manta por encima, leo en el porche, este año he disfrutado mucho porque ha llovido casi todos los días de mayo y junio y leer era una gozada añadida.
    También me he comprado una cheslonge, (o como se escriba), que puesta debajo de una ventana de la buhardilla me hace igualmente leer encantada en ese sitio tan cálido.

    O sea, todo un placer leer, al igual que entrar en este Comedor.

    Saludos.
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com