¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

Guerra Civil entre Marcianos.

editado mayo 2013 en Poesía Fantástica
Guerra Civil entre Marcianos.

Arde Marte rojo como un ascua granate,
Y violentos escorpiones sus colas agitan,
Cardos iracundos de sangre se irritan,
Y frenéticos ganchos con más ganchos se baten.

Hay espolones curvos y poliedros filos,
Desolla el aire puro la arista poliedra,
Y crecen espinosas y púrpuras las hiedras
Sobre estatuas de reyes de cien crisoberilos.

Los atlantes desnudos la bacanal prosiguen
Fumando el opio dulce y la atroz marihuana,
Y la orgía prosigue indolente y malsana
Y alacranes viciosos a alacranes siguen.

Embocados en el desierto los guerreros de Marte
Acechan la ciudad de las torres ciclópeas
Con afán destructor ellos odian el arte
Y odian iracundos las figuras marmóreas.

La caravana va, el desierto marciano,
Rojo como un ascua de brasas carmesíes,
Ni un gota de agua deja al eterno verano
Eclipsado de fuego y pálidos rubíes.

Los ojos verdes verdes de los rubios marcianos
Miran rojos oásis, y rojos espejismos,
Y bermellón sangrante el salvaje verano
Se ocupa a dentelladas de cualquier silogismo.

Escondidos los rostros en los negros vestidos
Solo se ven los ojos muy verdes y muy fríos,
Y la púrpura negra de los sangrantes ríos
Escuece con dañino y violento ruído.

Atacan los guerreros la larga comitiva
Que tiene una princesa marciana deslumbrante
Cuatrocientos esclavos que llevan los diamantes
En cestas de oro puro y de serpientes vivas.

A ella la violan, primero le desgarran
Las ropas a girones, y descubren su rostro,
Y la Venus Marciana a un esclavo se agarra
Y el esclavo está muerto, los guerreros son monstruos.

Es verde la mirada de la bella marciana,
Los guerreros la cogen y le muerden los pechos,
Y ella grita y araña altanera e insana
Pero pueden los lobos contra todo derecho.

La abren de los muslos, la azotan con ortigas
Rojas como el desierto, la muerden en la boca,
Testigos son los muertos y las granates rocas,
Cayó la mariposa en manos de la hormiga.

Se gozan con el cuerpo de la niña marciana
Y una vez satisfechos los marcianos guerreros
La dejan moribunda en la arena Oh sultana
Después de haber probado la carne y el acero.

Para vengar la afrenta el Rey de los marcianos
Dispone que se incendien poblados violadores
Y sus soldados fieles, soldados vengadores,
Arrasan el desierto como un fuego malsano.

Cien niños pequeñitos van a la muerte vivos,
Y la sangre esmeralda de diez mil marcianitos
Tiñe espadas azules y desiertos altivos
Y al delito le sigue delito y más delito.
.....................................................................
Francisco Antonio Ruiz Caballero. (La idea está bien, un guerra civil entre marcianos, pero el poema es una mierda como el sombrero de un picaor). (Pero bueno, por lo menos he matado el tiempo haciendo esta horrorosa porquería. Podía haber sido peor, podía haberme dedicado a enredar en política). (Joder, vaya mierda de poema, es lo peor que he hecho en toda mi puta vida, no hay ni un solo verso que esté bien medido). Ja ja ja.

Comentarios

  • Matias_BMatias_B Anónimo s.XI
    editado mayo 2013
    Jjaja a mi me gustó. Decís que los versos no están bien medidos, y yo que mientras lo leía iba recelando de esa estructura tan "acartonada". Me gusta más el verso libre. Pero me entretuvo, creo que es un buen ejercicio imaginativo.

    Saludos!
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com