¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

Cuentanos aquella vez que...

KalaKala Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
editado julio 2015 en Relatos Encadenados
A ver como lo explico,yo, por ejemplo, digo: Cuentanos aquella vez que luchaste contra a un ejército de monos enrabietados y los venciste con una canica.
Ahora alguien tiene que inventarse una historia, con él de protagonista ,contando lo que pasó,y por supuesto, cuando lo haya escrito,hacer una nueva propuesta de Cuentanos aquella vez que...

Comentarios

  • FileFile Garcilaso de la Vega XVI
    editado junio 2008
    Vale vale...lo pillo..pues os explicaré aquella vez que estaba tan tranquila en casa haciendo mis labores y de repente se me ocurre inventarme una pastilla que haga a las personas buenas de corazón. Salía a la calle y la iba repartiendo, me la quitaban de las manos, porque, ya sé que muchos me atacaréis..pero yo creo que las personas son malas por naturaleza.
    No harían falta cárceles porque la gente se volvería inocente y bondadosa...los pederastas de mierda dejarían en paz a los niños, y los violadores y asesinos verían que es más bonito hacer el bien y dar la vida que quitarla. No se maltrataría a los animales, al contrario....permitirían que los animales estuvieran con nosotros en todas partes, con respeto.
    Los terroristas llorarían por todo lo que han hecho y nunca más sentirían odio.
    Ah, cómo aquel día estaba super inspirada, y vomo soy genial...:cool: también me inventé una pastilla para hacer que vuelvan a la vida aquella gente que murió por culpa de la maldad humana. Todos vivos, y la gente desaparecida apareciera!! y ver la cara de las familias reencontradas!!! volver a ver a la niña Maryluz por ejemplo...

    Bufffffffffffffff ojalá. Luego me desperté porque me había quedado dormida haciendo la cama...

    Ahora tú, cuéntame aquella vez que...;)
  • FileFile Garcilaso de la Vega XVI
    editado junio 2008
    me he puesto triste
  • KalaKala Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado junio 2008
    Está claro que no sé explicarme...lo intentaré de nuevo. Lo que hay que hacer es escribir un relato contanto cómo pasó aquello que se nos dice,si yo digo cuentanos aquella vez que paraste el tiempo con una cuchara,alguien tiene que contarnos ,en forma de relato ,como lo hizo ,y luego proponer otra. Siento explicarme así de mal,cualquier duda me la preguntais.:p
  • WerewolfWerewolf Fernando de Rojas s.XV
    editado junio 2008
    Hola amigos, sentaos y escuchad la historia del día en la que paré el tiempo con una cuchara.

    Sucedió un día cálido de verano, igual que hoy, nada mas levantarme.

    Como todas las mañanas me disponía a desayunar mi vaso de leche con cacao, cuando al empezar a removerlo sucedió algo increíble. En un principio, no me di cuanta, la verdad, porque al estar todavía medio dormido, pues no miraba otra cosa que no fuera el remolino de leche con virutitas de cacao formando un pequeño remolino en el vaso, pero al levantar la vista del la taza y fijarme en la jaula Pippe, mi periquito amarillo, me di cuenta que este estaba suspendido en el aire.

    Rápidamente dejé la cuchara encima de la mesa y me fui corriendo a verlo mas de cerca, pero al acercarme, el pájaro se encontraba estupendamente, y me dedicó un gracioso graznido, dándome los buenos días a su manera.

    -Me habré quedado dormido y lo habré soñado.-Me dije. Y continué con mi rutina, volviendo a remover. Esta vez, volví a fijarme en Pippe, el cual se había vuelto a quedar congelado, esta vez cabeza abajo.

    Pero Pippe no era lo único que se había quedado de piedra. Petra, el galápago de mi hermano, también estaba mas quiero que de costumbre, y tras unos segundos de observación, comprobé que también estaba congelado.

    Solté la cuchara y me di cuenta que nada mas hacer esto, todo volvía a la normalidad. La volví a coger para comprobarlo y nada ocurrió.

    -Qué extraño!-Me dije. Volviendo a batir la leche, y viendo como se volvían a quedar petrificados, tanto Petra como Pippe.

    -Interesante.- Dije sacando la cuchara de la taza sin parar de moverla, para comprobar como todo seguía inmóvil.

    Sin dejar nunca de moverla, corrí las cortinas del ventanal de la cocina, y lo que vi me dejó sin aliento:

    Una señora mayor, con un bastón y un pañuelo negro en la cabeza, se había quedado parada en medio de la carretera, como si fuera un policía encargado de regular el tráfico. Dos pájaros habían quedado suspendidos en el aire mientras volaban alegremente el uno junto al otro, mientras, justo debajo de ellos, unas niñas saltaban a la comba, solo que la acción se había congelado en mitad de uno de los saltos. Todo estaba detenido, como en una fotografía, y todo volvió a fluir al cesar de mover la cuchara.

    Increíble, ¿verdad?. Pues eso no es nada, porque ahora va a venir un amigo para contarnos el día en el que cruzó un océano en una cáscara de un pistacho.
  • Les voy a contar la vez que atravesé el océano en una cáscara de pistacho, seguro no me lo van a creer, tampoco lo cuento para que lo hagan , pues yo a veces ni me lo creo:rolleyes:

    Pero sucedió tal como lo voy a narrar:

    Estaba paseando en el crucero por todo el oceáno pacífico, con mi marido, con el cual estábamos de luna de miel, asi que todo era idilico y parecía estar flotando en el aire, no me cambiaba por nadie, cuando pasó lo increible y es algo que aún no me cabe en la cabeza haber visto, pero sucedió, sino no estaría contando el cuento, pues que de entre el océano vi aparecer una hermosa visión, era un chico alado y transpartente que me hacía señas de que lo siguiera por el agua, la curiosidad pudo más que la prevensión y yo me lance al agua, cayendo en una cáscara de pistacho que el ser irreal me puso al bajar al agua, coguiéndome de la mano, fuímos andando encima de las aguas, como la historia de la biblia, donde Jesús andaba encima de ellas, no sentí ningún temor de caerme, yo seguia embelesada a este ser de otro mundo, con curiosidad de saber a donde me iría a llevar, atravesamos todo el océano caminando o más bien flotando, pero la cáscara de pistacho seguía pegada a mis pies, cuando de pronto me despertaron los ronquidos de mi marido, ahh, que despertar tan desagradable, me provocaba cogerlo a golpes, no se vale que salga del paraiso para caer a la rutina diaria donde no había crucero ni nada:eek::eek::eek:


    Cuéntanos aquella vez..........cuando fuiste a la Luna
  • MedeaMedea Miguel de Cervantes s.XVII
    editado noviembre 2011
    Pues verán, estaba yo cayéndome de borracha un 24 de diciembre cuando de pronto mi árbol de navidad cobró vida y se salió de la casa, entonces yo dije

    -a ver hijo de puta, tú no me vas a arruinar la puta navidad imbécil

    y lo empecé a seguir, pero el árbol obviamente era mágico y salió volando, volando, volando hacia la luna y yo dije:

    - Estúpido pino diabólico, no te vas a librar hijo de puta!!

    Y yo naturalmente salí volando tras él (con la gracia de un unicornio)... y lo seguí, y lo seguí, y lo seguí hasta que llegamos a la luna (estúpida luna deforme ¬¬) y ahí lo atrapé... y me lo fumé... pero como estaba muy ebria no me hizo bien y vomité (la mancha quedó en forma de conejito)... decidí quedarme un rato para espiar a Menzies y luego volví a casa...

    Cuéntame de la vez que ganaste las elecciones presidenciales de tu país....
  • Ah, pero es que eso si fué memorable, se pueden imaginar yo manejando a toda Colombia, pues les contaré como pasó tan insólito suceso:)

    Resulta que me lance para la presidencia, sin prometerle nada a nadie, sólo que votaran por mi y entre todos gobernaríamos, ahí mismo recibií el apoyo unánime de toda la población, primera vez que tendrían la libertad de cada uno gobernarse asi mismos, y yo feliz, pues era mucha la carga que me quitaba de encima, no tenía que cargar con ninguna responsabilidad, la idea era que trabajaran ellos, mientras yo sólo aprobaba todo lo que dijeran, el pueblo siempre tiene la razón.;)

    Fueron 4 años espectaculares de bonanza y prosperidad, pues cada uno miraba por su bienestar, para todos había, la platica no se perdía en ninguna parte, mientras llegaba a su destino, pues todo era repartido equitativamente, las carreteras fueron arregladas con premura y en mi gobierno no quedó ni un hueco sin tapar.:)

    En 4 años no hubo desastres naturales, las inundaciones y los derrumbes fueron abolidos de tajo.:rolleyes:

    La guerrilla y los insurgentes soltaron a todos los secuestrados, liberándose ellos mismos de tantos años de cautiverio, pues ahora si tenían quién los escuchara y con quién dialogar sus problemas, era una armonía y una paz que la gente ya se moría era de felicidad, no por balas perdidas ni plomonía.:eek:

    Fué tan buena la idea y dió tan buenos resultados que querían que siguiera indefinidamente en el puestico, reclamaban mi reeleción una y otra vez, pero no acepté, no es bueno acaparar el poder:):):p:D


    Cuéntanos de la vez que fuiste de paseo y te encontraste con tu antiguo [email protected]:):)
  • Laura_de_azulLaura_de_azul Anónimo s.XI
    editado enero 2012
    Eso sí que es fácil. Una sale a la calle y siempre corre el riesgo de encontrarse con su antiguo novio, sobre todo si tuvo muchos, porque entonces aumenta el número de posibilidades.
    La última vez que me encontré con mi antiguo novio, él venía por la vereda de enfrente en dirección opuesta a la que yo llevaba, o sea, que en sólo unos minutos iba a tener que decidir si miraba hacia la pared, buscaba unas monedas en el monedero o me arriesgaba a mirarlo para comprobar si él también me miraba, o justo en ese momento recibía un mensaje en su móvil, o estaba interesado en mirar los jardines de las casas. Aunque parezca increíble, ninguna de esas cosas llegaron a ocurrir, porque en ese momento apareció mi amiga Rosita como caída del cielo (nunca supe si fue mi poder de convocatoria o el destino quien la trajo) y nos pusimos a conversar animadamente. Cuando quise mirar, ya mi viejo amor había seguido de largo y casi doblaba la próxima esquina, así que me quedé con las ganas de saber si ese encuentro podía haber cambiado mi vida haciendo resurgir de las cenizas lo que la vida quiso llevarse. Fin.


    ¿Qué hiciste el día en que tu nombre apareció escrito en todas las paredes de la ciudad, justo debajo de tu foto?
  • Pues eso sucedió justamente al ser elegida presidente, era la locura, todos me querían tener así sea en fotos:)

    Me sentía un poco rara al ver mi foto en cada poste, en cada puerta de cada casa, cuando se desteñía por el agua y el sol, ahí mismo la cambiaban por otra, nunca me vi mal tenida en ninguna parte, las poses eran variadas, cada quien escogía la que más le gustaba.:p

    Como que luego de terminar el periodo presidencial, la próxima profesión era la de modelo, me dí cuenta que era bastante foto génica.:):):p:D:D


    Cuéntanos que pasó el día que te dejaron [email protected] en la puerta de la iglesia......
  • megamenonmegamenon Anónimo s.XI
    editado abril 2012
    No es algo que me haga especial gracia porque esto que escribiré me ocurrió realmente. Si, me dejaron plantado a la entrada de la iglesia. Y aún hoy, aunque esto ocurrió hace muchos años, me duele enormemente...


    Todo empezó a torcerse a eso de las doce de la mañana. Yo llevaba como tres horas intentando meterme en un esmókin alquilado. Casi lo había conseguido a fuerza de tensar las costuras cuando llamó Marisa.
    Marisa era mi novia, casi mi esposa. Podría haber sido la mujer perfecta si no hubiera sido por un mal humor crónico.

    - Oye, ¿qué coño estás haciendo?, -me soltó de buenas a primeras- que todavía tienes que pasar a recoger a tu madre. Que falta media hora y sigues en casa.

    Colgué lo más rápido que pude con un "sicariñosalgoparaallátequiero" para que no tuviera tiempo de endosarme una bronca. Bueno, también lo hice porque me había explotado la costura del sobaco de la chaqueta.

    Había quedado con el Micaelo para que me llevara hasta la iglesia, pero como llevaba tanto tiempo preparándome, el Micaelo se había dedicado a darse lingotazos de ginebra para no aburrirse. Ahora todo lo que quedaba de él era un continuo y desequilibrado concierto de canciones populares.

    - Fale tio, que guapos tás, machio, paeces una modcilla buggos, -me soltó cuando bajé al salón-. Hala famos p´allá, codegui, que tu dchati sestadá gasando ya con odro.

    El Micaelo sereno es un conductor pésimo, borracho es un conductor suicida. Mientras cruzábamos a toda velocidad la ciudad iba sacando la cabeza por la ventanilla cada dos por tres para soltar un -quitaos odtias, que lledo prisa-, o -mariconaso, pohque llefo tadde, sino te comías dos odtias-.

    Perdimos mucho tiempo metiendo a la fuerza a mi madre en el coche. Casi había conseguido convencerla diciéndole que me hiciera ese último favor, que a partir de entonces ya me aguantaría otra, cuando el Micaelo sacó una botella y le dió un trago enorme. Tuve que atarla en el asiento trasero con dos cinturones de seguridad para que no se me escapara.

    Además, con la última bronca se me había abierto del todo la zona de la bragueta del esmókin. Bueno, mientras caminara un poco agachado no se me notaba casi nada.
    - Andando - le dije a mi bebido chófer.

    Como la entrada de la iglesia estaba llena de gente, el micaelo intentó esquivar al gentío con la mala suerte de que al hacerlo, se empotró contra el audi a8 de mi futuro suegro.

    - Zuznommales, mia que afandoná er buga pod la nochie sin luced ni ná, -siseó mientras se quedaba dormido-.

    Por el cristal divisé a mi Marisa. Me intentaba decir algo pero los gritos de mi madre no me permitían oírla bien, así que bajé la ventanilla. Hice mal, creo, porque la Marisa intentó estrangularme.

    Bueno, no quiero aburrirles más. Ya supondrán que no hubo boda. A partir de ese día juré no casarme jamás. A menos que sea sin esmókin, claro.


    Ah, se me olvidaba, cuéntame cómo hiciste para llenar todo el cielo de nubes.
  • Pues eso si es un poco más complicado, no es como llenar otra cosa de algo, sin embargo me di mis mañas.:)

    Cogí mi Jet privado y me remonté más allá de la nubes que se veían a simple vista, entonces en una bolsa grande de papel cogí las nubes que andaban desperdigadas y perezosas retozando un poco separadas de las demás, las eché en la bolsa y luego las fui dejando en los espacios donde no habían nubes, hasta conseguir que el cielo quedara toda llena de ellas y desde arriba parecían motas de algodón, daban ganas de dejarme caer encima como si fuera una mullida cama, que espectáculo más bonito se veía y que reconfortante pensar en estar acostada encima de ellas, por poquito y lo hago, sino es porque pensé que podría dañar lo bien acomodadas que me quedaron:p


    Cuéntanos de aquella vez que te fuiste de vacaciones:
  • marta012marta012 Pedro Abad s.XII
    editado julio 2014
    Recuerdo que era un dia del mes de mayo y apesar de estar en primavera, aun tenia guardadas mis bermudas y camisetas de tirantes en el ático.
    Así pues, cogi una mochila y meti literalmente cinco cosas: dos camisetas, un vaquero largo, mi pasaporte, una novela de Danielle Steel y 5000€
    Tomé el viejo ascensor impaciente, y me crucé en el descansillo con Conchita, la esposa de Mariano, el vecino del 5º.
    Más segura que nunca, salí a la calle y tomando aire fresco emprendi camino al aeropuerto. El trayecto se hizo algo pesado, y el taxista no paraba de mirarme a través del espejo retrovisor, eso me incomodaba, asi que le saque tema de conversación al cuál extrañado contestó.

    Aterrizamos a las 13:00 horas, el clima era muy diferente y la gente parecía molesta con todo el mundo. Pero yo tenía una mision y no podia andar parandome a ver el mercado o las tiendas de souvenirs. El rey de Bulgaria me esperaba en el palacio.

    **Cuentanos aquella vez que ... entraste en una tienda de artículos de magia**:eek::confused::-D:o:-O:D:rolleyes2:
  • cehicehi Miguel de Cervantes s.XVII
    editado noviembre 2014
    ...en una noche de verano que sin embargo llovía, leía un libro sin hojas la siguiente oración: "una banda de mariposas iba de fosa en fosa y una volada de cochinos iba de flor en flor; al ver este bonito desastre, me fui para mi casa, llegué sin darme cuenta y entonces, apagué la puerta, atranqué el candil, puse mi ropa en la cama y me acosté en la percha
  • LoboLobo Pedro Abad s.XII
    editado marzo 2015
    ...a olvidar ni qué contar" :eek:

    **Cuéntanos de cuando olvidaste que olvidabas :D
  • JMLMJMLM Anónimo s.XI
    editado marzo 2015
    La farmacéutica o boticaria me dio el cambió y me fui. Al día siguiente, al bajar de nuevo por la leche en polvo del crío, ella me sonrió: "Ayer te dejaste esto sobre este mismo mostrador". Era una caja de pastillas para la memoria. "Esto no es mío, ¿cuánto es la leche?".

    ¿Y cómo fue cuando les abriste la puerta del recibidor y viste que entre ellos venías tú?
  • LoboLobo Pedro Abad s.XII
    editado marzo 2015
    ...descubrí que no era bipolar: tenía el don de la ubicuidad. Lo primero fué mover mi percepción del recibidor para guiar las gentes que llegaban, no fuera una cuestión síquica solamente. Entrando me saludé agradeciendo abrirnos la puerta y del recibidor contestaba el "no es nada, bienvenidos" de rigor. No, no era fenómeno síquico nada más: físicamente estaba en dos espacios a un tiempo. Subí por mi revólver.

    Dejando la multitud salí a comer con la policía bancaria, mientras llegaba armado afuera del Banco para asaltarlo. Con el cuerpo de policía comiendo alrededor mío, ni podrían acusarme de aquel asalto. Desgraciadamente, los mismitos que acompañaban mi gastronomía en la fonda, se encontraban defendiendo al banco: me arrestaron sin botín, sin terminar mi platillo y fuimos a dar con la misma celda, al mismo tiempo.

    Ahora, cuéntanos de aquella vez que te crecieron los cuernos:
  • JMLMJMLM Anónimo s.XI
    editado marzo 2015
    Amé a Carmen y a Triana incluso mucho después de aquella mañana de marzo en que las sorprendí amándose...
  • JMLMJMLM Anónimo s.XI
    editado marzo 2015
    Cuéntanos aquella vez que convertiste el vino en agua y dividiste los peces...
  • shizumakishizumaki Anónimo s.XI
    editado julio 2015
    Estaba yo en la fiesta de mi amiga la Jenny con unos colegas del bar y nos quedamos con un cuarto de litro de vino. Al ver que no nos quedaba dinero, y que todavía nos quedaba algo de pescado frito, decidí multiplicar la cantidad de vino.
    Entonces tuve una inspiración divina. En mi mente se apareció la IDEA. Esa IDEA que impulsa a los moteles de mala muerte y a los jóvenes garrafoneros. La IDEA era multiplicar la cantidad de vino añadiendo agua. Todo parecía perfecto hasta que hablé con mi colega Jesús, que me soltó un sermón del copón sobre la bondad. El caso es que, mientras le atendía, estaba echando el agua y...me pasé, lo que hizo que se derramara el vino y solo quedara agua.
    Así las cosas no nos quedo otra que dividirnos el pescao y beber vino aguao, que no era más que agua.
    Cuentanos aquella vez en la que fundaste tu propio partido político.
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com