¡Bienvenido/a!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

¡Atención! Para conocer y opinar sobre la nueva plataforma de Foro de Literatura por favor haz clic aquí.

Cartas de Calima

CalimaCalima Fernando de Rojas s.XV
editado febrero 2015 en Epistolar
En este hilo reuniré las cartas que vaya escribiendo.

Carta I: "El alma se debate"

Querido Elías:
termino de leer la novela “El Lector”, de Bernhard Schlink, ambientada en Alemania,algunos años después de la II Guerra Mundial y, haciendo abstracción del tema principal –el sentido de culpabilidad y la difícil compaginación entre la comprensión de las miserias humanas y su condena— la relación amorosa entre un adolescente y una mujer 30 años mayor que él, tratada con dignidad y ternura, me ha recordado nuestra actual situación, con la diferencia de que ambos somos personas maduras y con el parecido de que soy 20 años mayor que tú.
No sé cómo lo que comenzó con misivas virtuales que no pasaban de ser amistosas, se fue transformando en lo que hoy sentimos el uno por el otro y cuyas sensaciones me turban. Cómo se han creado vínculos afectivos a través de las palabras, sin el impacto de la imagen, de la voz, del tacto...Nos amamos a través de la palabra escrita con la que vamos perfilando, mutuamente, el alma del otro. El amor llega sin preguntar.
Cada vez que sentía tus palabras acariciadoras, te recordaba la diferencia de edad y nunca tomaste en consideración las cifras. Me dijiste que las almas no tenían edad; que tanto si te correspondía como si no, me amabas y te sentías feliz. Me costó aceptarlo, y el día que te despediste con un intenso beso en mis labios, me ruboricé, sentí pudor y te lo dije, ¿recuerdas? Y de nuevo tu risa me desarmó. Ahora yo también me detengo imaginariamente en tus labios y te estrecho entre mis brazos, aunque no dejo de interrogarme sobre esta relación que tal vez solo puede existir virtualmente. No solo nos separa la edad sino la distancia.
Me preguntas por qué siento pudor a causa de los muchos años que nos separan, pues a tus 49 años tampoco eres tan joven y sabes bien lo que haces y lo que represento para ti.Tienes razón, pero la sociedad impone sus modelos sociales hasta para las relaciones personales. Amar a una persona 20 años más joven solo le está permitido a los hombres. Esa es la realidad que pesa sobre las mujeres mayores.
¿Y qué tienes tú de especial que rompes los prejuicios y me tratas con ternura , me añoras y me escribes mensajes amorosos? ¿Y qué me pasa que cada día pienso más en ti y abro mi correo, ansiosa por encontrarte y leer tus cartas? ¡Si supieras cuánto mi alma se debate!...
Y, aunque las dudas van y vienen, no renuncio al goce de pensarte.
Un apretado abrazo, cariño mío.
«1

Comentarios

  • 20 años no son nada, virtualmente se pueden poner o quitar y ni se notan:):p
  • AuxiAuxi Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita s.XIV
    editado junio 2012
    Hombre, si al Elias ese le interesa y es capaz de tragarselo lo mismo hasta ligas y otras cosas. Si lo publicas aquí es que Elias no te entretienen lo suficiente, :D:D:D

    Por otro lado, nada. Tal vez deberías leerte el Werther o por lo menos otras cosas de literatura epistolar más mediocres, para imitarlas, ya sabes, aprender por imitación... Las cartas de Freud no las leas, son un rollo tremendo, literariamente casi tan basura como las tuyas, aunque intelectualmente sean muy interesantes.
  • ArroyoArroyo Juan Boscán s.XVI
    editado junio 2012
    Me ha parecido una carta muy interesante --al margen de si se trata de un caso real o imaginado y que no tiene por qué considerarse personal--porque trata de la complejidad del alma humana y de la presión que los prejuicios sociales ejercen en las relaciones personales.
    No es una carta romántica, de amores ya contados millones de veces, sino un pretexto para hablar de un tema real que trasciende lo personal, porque afecta a la sociedad. De esta manera me has permitido participar.
    Creo que, en las relaciones, más o menos estrechas, que se establecen virtualmente, la diferencia de edad no es un factor relevante puesto que no hay presencia física y, como dice Elías,son dos personalidades,dos almas,las que se comunican.Si ambas son sinceras puede ser una relación enriquecedora a otros niveles. Ahora bien,¿se mantendrá si un día llegan a conocerse , palparse , mirarse, besarse?.No olvidemos que si hay algo con poder de seducción es la palabra y el discurso que se teje con ella.
    En cuanto a los prejuicios sociales desfavorales a la mujer mayor, tienes razón y los condeno.Según he ido cumpliendo años, como hombre no comprendo el porqué se considera importante que la mujer sea más joven.A partir de cierta edad, son más activas,en todos los sentidos, las mujeres.
    Gracias por plantear un tema interesante sobre el que dialogar.

    Saludos.
  • CalimaCalima Fernando de Rojas s.XV
    editado junio 2012
    amparo bonilla escribió : »
    20 años no son nada, virtualmente se pueden poner o quitar y ni se notan:):p

    Martes, 12 de junio,012

    Hola, Amparo:
    Me llega el tono jocoso de tu misiva con el que tratas de aligerar o disipar las dudas que expongo en mi carta.
    Tienes razón en que, amparados en el anonimato,se puede falsear la edad, la personalidad y la vida entera, pero ¿de qué serviría construir una amistad basada en el engaño?.Sería también engañarme a mí misma y acabaría por perjudicarnos.Ya sabes eso de que "se pilla antes a un mentiroso que a un cojo".
    Nosotros hemos puesto las cartas bocarriba sobre la mesa virtual, cada uno seguro de sí mismo. Atribuirse cualidades que no se poseen, es síntoma de complejos, de baja autoestima, de creer que mostrándonos como somos no conseguiremos la aceptación y el cariño de los demás.

    Elías y yo llevamos 10 meses escribiéndonos y descubriendo mutuamente nuestras cualidades y defectos.Disfrutamos de esta relación en el presente y, el futuro... ¡quién sabe lo que nos deparará!.

    Agradezco que hayas leído mi carta y el buen humor con el que respondes.

    Un afectuoso saludo.
    Calima
  • Ayy juemadre, nunca me habian respondido en forma de misiva, que chévere, pues me parece muy bien que no haya engaños y si es así pues a disfrutar lo que más se pueda de esa relación, hasta que los dos quieran, me parece genial:):p
  • CalimaCalima Fernando de Rojas s.XV
    editado junio 2012
    Auxi escribió : »
    Hombre, si al Elias ese le interesa y es capaz de tragarselo lo mismo hasta ligas y otras cosas. Si lo publicas aquí es que Elias no te entretienen lo suficiente, :D:D:D

    Por otro lado, nada. Tal vez deberías leerte el Werther o por lo menos otras cosas de literatura epistolar más mediocres, para imitarlas, ya sabes, aprender por imitación... Las cartas de Freud no las leas, son un rollo tremendo, literariamente casi tan basura como las tuyas, aunque intelectualmente sean muy interesantes.
    Martes, 12 de junio, 012
    Sra. o Srta. Auxi:
    Gracias por leer y responder mi carta, a pesar de que se muestra usted arrogante sin causa ya que su comentario es mediocre en lo que pretende aportar e ignora las características del género epistolar al creer que lo que expongo en mi carta y sus personajes son reales.Tenga por seguro que cuestiones personales íntimas nunca las publicaría en un foro.
    En sus orígenes, ya se definía el género epistolar por lo siguiente:
    1-El autor es parte de la ficción.
    2-Requiere un destinatario,real o ficticio.
    3-Los temas suelen ser ensayísticos, reflexiones,críticas,etc.que el autor expone para dialogar con su interlocutor.
    Usted, en su arrogancia, afirma y aconseja sin antes preguntar.
    Quiero decirle que conozco bien este género: desde las cartas escritas en el Renacimiento por Petrarca y Erasmo de Rotterdam, las de los siglos XVII y XVIII, destacando las inigualables "Cartas Persas" de Montesquieu, de fina ironía y de agudas críticas sociales, y las de épocas más recientes:las de Ciorán, Miguel Hernández,Aleixandre,Stefan Zweig etc. etc.
    Usted cita a Freud --excesivamente recurrente para quienes ignoran otros autores--; Freud, para los freudianos, que no es mi caso.
    Usted pierde fueye por su arrogancia sin causa.¡Haga usted un repasito del género epistolar y después hable!.
    Y, para terminar esta carta como es debido, me despido de usted con un saludo.
    Calima.
  • CalimaCalima Fernando de Rojas s.XV
    editado junio 2012
    Edité la carta anterior para corregir algunos errores y me olvidé este:
    "Usted pierde fueye".Lo correcto es fuelle.
    Lo siento.
  • CalimaCalima Fernando de Rojas s.XV
    editado junio 2012
    Arroyo escribió : »
    Me ha parecido una carta muy interesante --al margen de si se trata de un caso real o imaginado y que no tiene por qué considerarse personal--porque trata de la complejidad del alma humana y de la presión que los prejuicios sociales ejercen en las relaciones personales.
    No es una carta romántica, de amores ya contados millones de veces, sino un pretexto para hablar de un tema real que trasciende lo personal, porque afecta a la sociedad. De esta manera me has permitido participar.
    Creo que, en las relaciones, más o menos estrechas, que se establecen virtualmente, la diferencia de edad no es un factor relevante puesto que no hay presencia física y, como dice Elías,son dos personalidades,dos almas,las que se comunican.Si ambas son sinceras puede ser una relación enriquecedora a otros niveles. Ahora bien,¿se mantendrá si un día llegan a conocerse , palparse , mirarse, besarse?.No olvidemos que si hay algo con poder de seducción es la palabra y el discurso que se teje con ella.
    En cuanto a los prejuicios sociales desfavorales a la mujer mayor, tienes razón y los condeno.Según he ido cumpliendo años, como hombre no comprendo el porqué se considera importante que la mujer sea más joven.A partir de cierta edad, son más activas,en todos los sentidos, las mujeres.
    Gracias por plantear un tema interesante sobre el que dialogar.

    Saludos.
    Jueves, 14 de junio, 012

    Hola, Arroyo:
    Aprecio mucho sus opiniones y el tiempo que me ha dedicado en responder.
    En cuanto a las relaciones virtuales , estamos bastante de acuerdo;Internet ha agilizado las relaciones entre personas distantes --lo que antes se hacía mediante carta en papel--,pero añade la posibilidad de contactar con gente invisible y desconocida y convertirla en amiga, o provocar sentimientos íntimos solo a través de las palabras, y sentir que nos hacen bien.
    Dudo, como tú, de en qué quedaría esa relación si se llegaran a conocer,pues en la presencia física entran en juego otras sensaciones que pueden ser coincidentes o no.Debe de ser por esto que,según me han comentado,no hay interés en conocerse personalmente.

    En cuanto a lo que dice de que "a partir de cierta edad las mujeres son más activas",estoy de acuerdo contigo. Me gustaría analizar esta cuestión, pero, discúlpame, en este momento no tengo tiempo, por lo que quedo pendiente de hacerlo otro día.

    Muchas gracias por sus opiniones.Hasta otro momento.

    Un cordial saludo.

    Calima.
  • CalimaCalima Fernando de Rojas s.XV
    editado junio 2012
    Viernes, 15 de junio,012



    Hola, Arroyo:
    continúo lo que ayer dejé pendiente por falta de tiempo. ¡Ah!, y me decido a tutearte como a un amigo; ayer estuve indecisa y unas veces lo hacía y otras no.Disculpa.

    Bueno, pues entrando en el tema del porqué del tópico de que en una relación el hombre busca una mujer más joven, cuando “a partir de cierta edad ellas son más activas”...encuentro dos motivos:

    a) puramente biológico; para la reproducción de la especie.La mujer tiene un período fértil mucho más corto que el hombre; a pesar de la prolongación de la fertilidad por métodos artificiales, se aconseja a la mujer evitar la maternidad a partir de los 40-45 años.
    Pero, por diversas circunstancias, muchos hombres no desean tener hijos a partir de una edad madura y, sin embargo siguen pretendiendo una mujer mucho más joven, lo que me lleva a otra interpretación:

    b) Los modelos sociales que, desde tiempos remotos, obligaba a tener en
    cuenta la edad,la clase social, educación, nivel económico, creencias religiosas, etc. para contraer matrimonio.Pues bien, estos prejuicios aún existen en mucha gente aunque, afortunadamente, se van debilitando.

    Pero lo que persiste con fuerza es la idea de predominio del hombre sobre la mujer y este predominio tiene que estar representado por la diferencia de edad, entre otras cosas. Muchos hombres toman a la mujer como objeto que satisface, no solo sus deseos sexuales sino su vanidad dentro de su entorno social.Un hombre mayor emparejado con una mujer joven, la exhibe como trofeo ante sus congéneres. Por el contrario,la pareja de una mujer mayor y un hombre más joven, suscita comentarios maliciosos y curiosidad malsana, y no "prestigia socialmente" al hombre.

    Tienes razón en que las mujeres mayores son, generalmente muy vitales, son más optimistas y, en cuanto al sexo y a los efectos, algo más activas que el hombre mayor.

    Arroyo, gracias por darme la oportunidad para dejar aquí estas reflexiones.
    Espero que no sea la última carta que nos cruzamos.Será un placer intercambiar opiniones.
    Gracias por escucharme.
    Recibe un cordial saludo.

    Calima
  • CalimaCalima Fernando de Rojas s.XV
    editado junio 2012
    Querido Elías:
    Hoy tu aroma ha perfumado el aire y te respiro, sin buscar razones que no necesito repetirme una y otra vez. Nadie sabe qué sentimientos me producen tus palabras, pájaros invisibles que no cesan de cantar en el valle solitario de mi alma. Tú eres la caracola en la que oigo el mar.
    He leído en alto el poema de Carlos Marzal que me envías, y he notado en mi voz un temblor emocionado, como si tú lo hubieras escrito para mí.(Que Marzal me perdone la impostura.)Dicen que, una vez publicado un poema, es un regalo a los lectores y pasa a ser algo así como copropiedad de ambos cuando uno lo hace suyo. Nada tiene esto que ver con la obscenidad del plagio cuando se reconoce la fuente de donde brota el agua fresca que sacia la sed del espíritu.
    ¿No te ocurre que, a veces, los versos se graban en tu memoria y los recitas mentalmente? Yo, aún puedo recitar de memoria poemas que me impactaron en mi juventud, como “Caronte: yo seré un escándalo en tu barca”... de Juana de Ibarbourou; versos de Miguel Hernández, Celaya,Machado, Garcilaso, Góngora, Rubén Darío, y otros muchos, pues era costumbre mía dedicarlos a mis amigos en ocasiones especiales y sigo siendo fiel a aquellos sentimientos que me suscitaron. Será porque soy mujer de fidelidades; no reniego del pasado y, en el presente, voy añadiendo fidelidades como la tuya, que sellas, no solo con palabras amorosas sino con hechos.

    Me gustaría saber qué poemas te gustan de estos autores y de otros. La poesía es algo muy nuestro. Nos conocimos a través de los poemas y cuentos de mi blog, ¿te acuerdas?; en tus comentarios sentí tus pasos aproximarse a mí ; llegamos a encontrarnos y nos dimos un espacio privado en el que comunicarnos más íntimamente. Descubrí que también tú escribías e hicimos intercambios provechosos, sugiriendo correcciones y disfrutando mutuamente de una misma afición.
    Y para terminar, te dedico esta estrofa del poema “Las cosas han cambiado” de C.Marzal :

    “Las palabras no ofrecen
    la llave que abre el mundo, ni hoy ni entonces,
    pero algunas palabras, al trazar una historia,
    con su amarga belleza, que no nos abre el mundo,
    nos lo hacen habitable”.

    Así son tus palabras para mí: me hacen habitable el mundo.
    Y por eso...Te abrazo muy fuerte.

    Calima
  • ArroyoArroyo Juan Boscán s.XVI
    editado agosto 2012
    Hola, Calima:
    He vuelto a tu correspondencia porque las cartas anteriores me dejaron "el gusanillo" de la curiosidad.

    De esta última, destaco el elogio que haces de la palabra, apoyado en los versos de Carlos Marzal, autor que me parece interesante.Las palabras tienen una fuerza increíble; caen sobre uno como una lluvia que lo mismo puede abonar la tierra que malograr sus frutos; las palabras hieren,animan,aman,crean esperanza, ilusiones y también sus contrarios; una sola palabra dicha a tiempo puede salvarnos del hastío de vivir. En fín, creo que las palabras de Elías son de esas que te ayudan a vivir con ilusión.Las palabras, como los sentimientos, no tienen edad. Disfruta mientras su música te llegue al corazón.

    Un afectuoso saludo.
    Arroyo
  • CalimaCalima Fernando de Rojas s.XV
    editado agosto 2012
    Arroyo escribió : »
    Hola, Calima:
    He vuelto a tu correspondencia porque las cartas anteriores me dejaron "el gusanillo" de la curiosidad.

    De esta última, destaco el elogio que haces de la palabra, apoyado en los versos de Carlos Marzal, autor que me parece interesante.Las palabras tienen una fuerza increíble; caen sobre uno como una lluvia que lo mismo puede abonar la tierra que malograr sus frutos; las palabras hieren,animan,aman,crean esperanza, ilusiones y también sus contrarios; una sola palabra dicha a tiempo puede salvarnos del hastío de vivir. En fín, creo que las palabras de Elías son de esas que te ayudan a vivir con ilusión.Las palabras, como los sentimientos, no tienen edad. Disfruta mientras su música te llegue al corazón.

    Un afectuoso saludo.
    Arroyo

    Estimado Arroyo:
    Me alegro de que "el gusanillo", pacientemente, haya abierto una galería en ti que te conduce a mi carta.
    Todo cuanto dices sobre las palabras me parecen reflexiones muy interesantes.Hay en la historia de la literatura excelentes muestras de amistades profundas forjadas a través de las cartas y, en nuestro tiempo, con la comunicación que hace posible Internet, se puede también establecer una amistad provechosa, con el calor necesario para mantenerla largo tiempo.

    Gracias por escribirme y ampliar el tema de mi anterior epístola.

    Un afectuoso saludo.

    Calima
  • CalimaCalima Fernando de Rojas s.XV
    editado noviembre 2012


    Querido Elías:
    Comprendo, y sufro contigo, la angustia que te produce el difícil pago de la hipoteca para no perder la casa que con tanta ilusión adquiriste y amueblaste.Te ruego que no te dejes derrotar por las duras consecuencias que el impago llevaría consigo.Defiende tu vida -que es también parte de la mía- uniéndote al colectivo contra los desahucios. No desesperes, ni caigas en el victimismo que solo crea pasividad y ha llevado a otros a poner en riesgo su vida e incluso a acabar con ella.De nada sirve este sacrificio individual , a un " sistema", que carece de alma y se nutre de nuestra sangre.Solo la lucha colectiva dará sus frutos. ¡Ánimo, mi amor! Cuando cobre la extra de Navidad, podré ofrecerte una pequeña ayuda, porque, aunque no tengo ahorros, tampoco tengo hipotecas.Nunca me gustó tener deudas porque son ataduras, trampas en las que se pierde la libertad.

    Y no está de más, amigo mío, reflexionar sobre la responsabilidad que cada uno tiene en esta tragedia. Cada cual sabe qué ingresos tiene al final de mes y qué es lo que con ellos puede comprar.Y aquí, en nuestra sociedad de consumo irracional, todos se vieron tentados de comprar pisos millonarios, coches, viajes exóticos, bodas presuntuosas, ropas de marcas carísimas, etc. etc. para sentirse bien y también para competir con el entorno social. Todo a crédito,hipotecando su vida durante 40 años.Sí, hay que reflexionar sobre el modo de vida que nos vendieron y muchos compraron.

    Pero, ahora no puedo sino estar al lado de vosotros -de ti especialmente-porque sufrís las consecuencias del engaño y porque apoyar vuestra demanda es oponerse al sistema económico-social que nos devora.

    Cuída tu vida, que es lo único valioso que tienes.No quiero perderte.

    Un apretado abrazo y un beso cargado de esperanza.

    Calima

  • SinrimaSinrima Miguel de Cervantes s.XVII
    editado noviembre 2012
    Estimada Calima:

    quiero felicitarte por esta carta-reflexión sobre un problema tan actual.
    Estoy de acuerdo en que se debe reflexionar sobre la responsabilidad individual de quienes aceptaron alegremente este tipo de vida, hipotecándose no solo los bienes materiales, sino los morales.Gente que, con 800 € al mes,quiso vivir por encima de sus posibilidades, imitando el modelo burgués solo por aparentar. Y, si bien no es el momento de reprocharles por qué se tiraron al agua sin saber nadar, esto debe tener una profunda reflexión por su parte.Son víctimas de su propio engaño además de la usura de los Bancos.
    ¿Qué se creían que era el sistema capitalista? Te explotan y cuando no pueden sacar provecho de ti, ¡ a la calle! y con el apoyo de la ley.

    Me parece excelente tu opinión de que no sirven de nada los sacrificios individuales. Quitarse la vida solo produce tristeza y compasión en la gente de buena fe, pero no soluciona nada.Se debe hacer frente a la situación colectivamente.

    Gracias por exponer este tema con realismo, huyendo de la demagogia, del populismo y del victimismo. Es una tragedia por no saber gestionar razonablemente nuestra vida y dejarla en manos de los lobos.

    Saludos.
    Sinrima
  • CalimaCalima Fernando de Rojas s.XV
    editado noviembre 2012
    Estimada Sinrima:

    Me ha llenado de satisfacción tu respuesta.Primero de todo, por contar contigo en esta conversación;te considero persona amable y con criterio.En segundo lugar, las aportaciones que haces al tema de las hipotecas y el drama humano que están causando,completan la opinión expuesta en mi carta.No hay inocentes, pero sí mucha incultura. Hay contratos que llevan de firma la huella dactilar; o sea gente analfabeta,que se deslumbró con las engañosas ofertas que le hacían los Bancos, para entrar en el paraíso de los ricos.

    La reflexión que haces sobre que no se sabe gestionar la propia vida y se pone en las garras de los lobos", es excelente.

    Gracias por compartir conversación e intercambiar ideas.

    Un afectuoso saludo.

    Calima
  • LeosLeos Fernando de Rojas s.XV
    editado noviembre 2012
    Calima, tus cartas me parecen interesantes por los temas que planteas.No son declaraciones de amor, ni de rupturas, ni de recuerdos nostálgicos.Son cartas que tienen su filosofía.
    En la primera, tratas un tema digno de debate: las relaciones sentimentales entre personas de muy diferente edad, con la novedad de que la mujer es la mayor, cosa que constituye un prejuicio social.

    La segunda, me pareció muy poética; haces un elogio a la palabra, cosa que comparto contigo.

    En la última abordas la tragedia de los desahuciados por no poder pagar la hipoteca.Me gusta mucho la defensa que haces de la vida.Mientras hay vida hay esperanza, hay lucha, podemos ser agentes de un cambio social si nos unimos a colectivos que se mueven para promover cambios.

    En fin, que me gustan estas cartas y espero que abordes nuevos temas.

    Un cordial saludo.
    Leos
  • JenofonteJenofonte Fernando de Rojas s.XV
    editado noviembre 2012
    A propósito de El alma se debate.
    El tema es algo antiguo, de varios meses ha, pero como estuve alejado por más de un tiempo no lo leí en su momento.
    No estoy de acuerdo con Arroyo, que dice que la carta no es romántica. No, que no sea sensiblera no significa que no sea romántica.
    Ahora, a lo del tema de la carta, efectivamente tiene que ver con una amor que se enfrenta a un prejuicio, el de la diferencia de edad entre una mujer mayor que el varón.
    ¡Qué problema!, pero no es un problema poco frecuente, los prejuicios son la dificultad más importante que tiene que enfrentar el amor. La distancia puede ser una dificultad, enamorarse de una persona que vive a 10 mil kilómetros de distancia sí que es un problema, pero de alguna manera se puede solucionar, se puede viajar durante años si es necesario y algún día se llegará, el idioma también puede ser una dificultad, pero un idioma se puede aprender.
    Pero los prejuicios, estos separan más que la distancia.
    Y es allí cuando el amor es realmente puesto a prueba, el mundo de los enamorados se remece, porque deberá enfrentar no solamente las dificultades propias de las relaciones entre las personas sino que también deberá enfrentar a los demás, al entorno.
    Dependerá entonces de la fuerza real del amor el que pueda sobrevivir y florecer aun en el medio difícil que tendrá que enfrentar.
    Pero he dicho ya que no es un problema poco frecuente, y puedo decir que he visto parejas que han encontrado la felicidad juntos a pesar de la diferencia de raza, de nacionalidad, de estatura, de religión, de clase social y, por supuesto, de edad, como la de este caso.
    Entonces, es posible, y si el amor es verdadero no habrá nada que pueda destruirlo, solo se necesitan el valor y la determinación para llevarlo adelante, sin vacilaciones, porque la felicidad no se consigue con temor sino con esperanza, esa esperanza que da la confianza en el otro, en uno mismo y la convicción de que el amor, de todas maneras, es más fuerte que el prejuicio.

    Jen-O
  • CalimaCalima Fernando de Rojas s.XV
    editado noviembre 2012
    Leos escribió : »
    Calima, tus cartas me parecen interesantes por los temas que planteas.No son declaraciones de amor, ni de rupturas, ni de recuerdos nostálgicos.Son cartas que tienen su filosofía.
    En la primera, tratas un tema digno de debate: las relaciones sentimentales entre personas de muy diferente edad, con la novedad de que la mujer es la mayor, cosa que constituye un prejuicio social.

    La segunda, me pareció muy poética; haces un elogio a la palabra, cosa que comparto contigo.

    En la última abordas la tragedia de los desahuciados por no poder pagar la hipoteca.Me gusta mucho la defensa que haces de la vida.Mientras hay vida hay esperanza, hay lucha, podemos ser agentes de un cambio social si nos unimos a colectivos que se mueven para promover cambios.

    En fin, que me gustan estas cartas y espero que abordes nuevos temas.

    Un cordial saludo.
    Leos

    18 de noviembre, 012

    Leos, he leído con interés tu carta y destaco de ella el "mientras hay vida hay esperanza", y lo estamos viendo, aunque con recelo.¡Tantas veces hemos sido engañados!...Pero vemos que ahora ya no es un tema sordo; ha salido a la calle, ha entrado en los despachos de los jueces y ha llegado al Congreso de los Diputados, para paliar -que no solucionar- la tragedia humana de los desahucios.
    La movilización colectiva debe continuar porque la nueva normativa sobre ejecución de hipotecas, es solo un parche; un tiempo de espera de dos años y que no afectará a todos los que se encuentran en situación de impago.Pero, creo que es un primer paso, un respiro para algunos y debemos conseguir que sea para todos los afectados.

    Ha sido un placer conversar contigo.Espero que sigamos comunicándonos.

    Hasta la próxima, un cordial saludo.

    Calima
  • CalimaCalima Fernando de Rojas s.XV
    editado noviembre 2012
    Jenofonte escribió : »
    A propósito de El alma se debate.
    El tema es algo antiguo, de varios meses ha, pero como estuve alejado por más de un tiempo no lo leí en su momento.
    No estoy de acuerdo con Arroyo, que dice que la carta no es romántica. No, que no sea sensiblera no significa que no sea romántica.
    Ahora, a lo del tema de la carta, efectivamente tiene que ver con una amor que se enfrenta a un prejuicio, el de la diferencia de edad entre una mujer mayor que el varón.
    ¡Qué problema!, pero no es un problema poco frecuente, los prejuicios son la dificultad más importante que tiene que enfrentar el amor. La distancia puede ser una dificultad, enamorarse de una persona que vive a 10 mil kilómetros de distancia sí que es un problema, pero de alguna manera se puede solucionar, se puede viajar durante años si es necesario y algún día se llegará, el idioma también puede ser una dificultad, pero un idioma se puede aprender.
    Pero los prejuicios, estos separan más que la distancia.
    Y es allí cuando el amor es realmente puesto a prueba, el mundo de los enamorados se remece, porque deberá enfrentar no solamente las dificultades propias de las relaciones entre las personas sino que también deberá enfrentar a los demás, al entorno.
    Dependerá entonces de la fuerza real del amor el que pueda sobrevivir y florecer aun en el medio difícil que tendrá que enfrentar.
    Pero he dicho ya que no es un problema poco frecuente, y puedo decir que he visto parejas que han encontrado la felicidad juntos a pesar de la diferencia de raza, de nacionalidad, de estatura, de religión, de clase social y, por supuesto, de edad, como la de este caso.
    Entonces, es posible, y si el amor es verdadero no habrá nada que pueda destruirlo, solo se necesitan el valor y la determinación para llevarlo adelante, sin vacilaciones, porque la felicidad no se consigue con temor sino con esperanza, esa esperanza que da la confianza en el otro, en uno mismo y la convicción de que el amor, de todas maneras, es más fuerte que el prejuicio.

    Jen-O

    18 de noviembre, 012

    Estimado Jeno:
    permíteme que utilice este diminutivo con el que firmas;el hecho de que respondas a mi primera carta, me hace verte como un amigo con el que charlar un rato.

    ¡Qué razón tienes al afirmar que los prejuicios sociales, en el amor, son los que más separan!Más que las distancias en km.; más que la diferencia de idiomas, más que cualquier cosa.Y tú opinas que los prejuicios sobre la diferencia de edad,cuando la mayor es la mujer,son salvables por la calidad del amor, por la fuerza de los sentimientos.¡ Muy optimista te veo!. Los prejuicios del entorno social en el que viven los afectados, son una barrera férrea, un corsé que los constriñe y asfixia la voluntad.
    Esos amores solo pueden vivirse como lo viven los amantes, a escondidas, disimulando,temiendo ser vistos, etc. Pocas veces normalizados; ni siquiera la familia lo acepta y sus críticas corroen el ánimo, aunque dices que el amor siempre es más fuerte que el prejuicio.Lo es en el interior; nadie dejará de amar por prejuicio, pero es difícil que un hombre viva al descubierto su amor con una mujer mucho mayor que él, por la presión social que le supondría.
    Bueno,en un enamoramiento ciego,loco, fulminante, obsesivo...los hombres han hecho verdaderas locuras, pero...¿por una mujer mayor que ellos?...No conozco ningún caso, ni siquiera en la literatura.

    Jeno, ha sido un auténtico placer hablar de este tema contigo.Gracias.Espero que no sea la última vez.

    Un cordial saludo.

    Calima
  • JenofonteJenofonte Fernando de Rojas s.XV
    editado noviembre 2012
    Hola Calima:
    La verdad es que no deja de causarme asombro lo que dices: Esos amores solo pueden vivirse como lo viven los amantes, a escondidas, disimulando,temiendo ser vistos, etc.
    No lo creo así, es verdad que la presión social puede ser fuerte, es verdad también que muchas veces la peor presión llega de la familia. Pero que el amor es más fuerte, y que es capaz de sobreponerse a los prejuicios, lo creo porque lo he visto y de cerca.
    Conozco una pareja formada por una mujer mayor que el varón, y que vivieron felices hasta que la muerte los separó (primero en contra de la familia, luego a pesar de la familia y después con la familia). También a dos personas de diferente clase social, también la familia tuvo que rendirse a la evidencia, no fracasaron en su matrimonio. Y por último, una pareja en la que ella era una prostituta ¿puede imaginar una presión mayor? sin embargo pasaron diez años y ahí seguían, luego veinte y ahí están ¿habrán tenido problemas? claro que sí, pero el hecho que sobrevivieran a todo es una demostración de que no era un imposible.
    Que la crítica y la maledicencia corroen es cierto, pero debemos ponernos por encima de esas bajezas, si comenzamos a regir nuestras vidas por lo que dirán podemos terminar no solo negándonos lo que queremos sino también obligándonos a lo que no queremos. Y eso no es bueno, de ninguna manera.
    Saludos, Calina, ¿conversación...? cuando quieras.
    Jen-O
  • CalimaCalima Fernando de Rojas s.XV
    editado noviembre 2012
    Jenofonte escribió : »
    Hola Calima:
    La verdad es que no deja de causarme asombro lo que dices: Esos amores solo pueden vivirse como lo viven los amantes, a escondidas, disimulando,temiendo ser vistos, etc.
    No lo creo así, es verdad que la presión social puede ser fuerte, es verdad también que muchas veces la peor presión llega de la familia. Pero que el amor es más fuerte, y que es capaz de sobreponerse a los prejuicios, lo creo porque lo he visto y de cerca.
    Conozco una pareja formada por una mujer mayor que el varón, y que vivieron felices hasta que la muerte los separó (primero en contra de la familia, luego a pesar de la familia y después con la familia). También a dos personas de diferente clase social, también la familia tuvo que rendirse a la evidencia, no fracasaron en su matrimonio. Y por último, una pareja en la que ella era una prostituta ¿puede imaginar una presión mayor? sin embargo pasaron diez años y ahí seguían, luego veinte y ahí están ¿habrán tenido problemas? claro que sí, pero el hecho que sobrevivieran a todo es una demostración de que no era un imposible.
    Que la crítica y la maledicencia corroen es cierto, pero debemos ponernos por encima de esas bajezas, si comenzamos a regir nuestras vidas por lo que dirán podemos terminar no solo negándonos lo que queremos sino también obligándonos a lo que no queremos. Y eso no es bueno, de ninguna manera.
    Saludos, Calina, ¿conversación...? cuando quieras.
    Jen-O


    19 de noviembre, 012

    Estimado amigo:
    no puedo dejar de admirar tu fe en el amor; es más, me gustaría tenerla, pero carezco de esa cualidad -o tal vez ingenuidad- que lo antepone a todo convencionalismo social.
    Tu rotundidad al respecto, me ha hecho reflexionar sobre hasta qué punto creo en el amor como algo definitivo.Tal vez sea la idea de fugacidad la que me lleva a pronosticar que los prejuicios se imponen.

    El que conozcas casos similares, no me aporta convicción, ya que depende de cuánta diferencia de edad hablamos.Dudo de que un hombre acepte cierta cifra porque lo relaciona con los eternos "valores" que afectan a su masculinidad.

    Bueno,celebro que tengas una mentalidad abierta, poco común tratándose de este tema.

    Ha sido un placer, Jeno.

    Un saludo.
  • JenofonteJenofonte Fernando de Rojas s.XV
    editado noviembre 2012
    ¿Qué podría decir? que no trataba de convencer, quizás, sino de plantear que puede ser difícil pero no imposible, nada más.
    ¿Que el amor es fugaz? claro que sí, lo del amor eterno es un espejismo, es solo una imagen, pero aunque el amor sea fugaz ¿por qué rechazar ese instante de felicidad?
  • LeosLeos Fernando de Rojas s.XV
    editado noviembre 2012
    Calima, quiero preguntarte si puedo participar en este espacio utilizando el género epistolar, sin que sea una intromisión a tus cartas a Elías.Supongo que será un personaje de ficción y, por tanto, no se sentirá celoso.
    Bueno, aparte de la broma, ¿Puedo?.

    Saludos.
  • CalimaCalima Fernando de Rojas s.XV
    editado noviembre 2012
    Jenofonte escribió : »
    ¿Qué podría decir? que no trataba de convencer, quizás, sino de plantear que puede ser difícil pero no imposible, nada más.
    ¿Que el amor es fugaz? claro que sí, lo del amor eterno es un espejismo, es solo una imagen, pero aunque el amor sea fugaz ¿por qué rechazar ese instante de felicidad?

    26 de noviembre, 012

    Estimado Jenofonte:
    Ya sé que no tratas de convencer sino de conversar, lo mismo que yo pretendo.
    Nada es imposible y tal vez exista algún caso en nuestra sociedad, que no conozco; de los que tengo noticia, son siempre hombres mayores quienes se emparejan,incluso se casan, con jóvenes.
    Pero lo interesante del tema, en mi opinión, es a qué es debido este comportamiento masculino que excluye como objeto de su amor a la mujer mayor.

    Gracias por conversar y aportar tu opinión.

    Un afectuoso saludo.
  • CalimaCalima Fernando de Rojas s.XV
    editado noviembre 2012
    Leos escribió : »
    Calima, quiero preguntarte si puedo participar en este espacio utilizando el género epistolar, sin que sea una intromisión a tus cartas a Elías.Supongo que será un personaje de ficción y, por tanto, no se sentirá celoso.
    Bueno, aparte de la broma, ¿Puedo?.

    Saludos.


    26 de noviembre,012

    Hola, Leos:
    Claro que puedes participar en la forma que quieras.Me parece una buena idea intercambiar opinión mediante el género epistolar, siempre que sea como respuesta al tema planteado,para, sin cortar el hilo, seguir intercambiando pareceres.

    Por Elías, no te cohibas.Si surgen celos, hablaremos de ellos, que también es un buen tema.Te dejo con la intriga de si es un personaje de ficción o real.

    Un cordial saludo.

    Calima
  • CalimaCalima Fernando de Rojas s.XV
    editado enero 2013
    Querido Elías:
    Las obligaciones familiares y sociales que nos imponen estas fiestas, muy a nuestro pesar, no han impedido nuestros mensajes amorosos, nuestros juegos dialécticos y el ir y venir de furtivos mensajes cómplices, lecciones de amor en tiempos de crisis.

    Me ha gustado mucho el vídeo que me adjuntas sobre los amores de Edith Piaf.No sabía que después de varios amores con hombres célebres como Aznavour,Yves Montand, Moustaki, Marlon Brando,Marcel Cerdan, y alguno más, se casara,en 1963, a los 46 años -y con la salud muy deteriorada- con el guapísimo joven griego, Théo Sarapo, 20 años menor que ella.Casi como la diferencia entre tú y yo. ¿Es para acallar mis prejuicios por lo que me envías este vídeo?.La verdad es que no conocía casos así, ni en la literatura.

    Como suele ocurrir, a él le tomaron por "gigoló", persona sin escrúpulos,que perseguía la fortuna y fama de la Piaf, y esas suposiciones maliciosas tan comunes cuando la gente no comprende las cosas del corazón.

    Cuando un año más tarde, ella muere y Théo queda como único heredero, se reavivan las suposiciones maliciosas y se dan por confirmadas.Es increíble que durante seis años Théo se mantuviera silencioso pagando la grandísima deuda que la enfermedad de su amada había dejado y que cuando saldó hasta el último céntimo, se suicidara, dejando una nota en su mesilla de noche: "Pour toi, mon amour". Una preciosa lección de amor contra la maledicencia de una sociedad inquisitorial, incapaz de creer en una historia de amor sincero.

    A veces hay relaciones que parecen extrañas porque no se ajustan a los modelos impuestos socialmente, pero hay que atreverse a vivirlas.

    Elías, gracias por esta "Lección de amor" que, en nuestra situación tiene especial significado. Claro que nosotros no somos personas famosas, pero en nuestro entorno tampoco se comprende esta relación y las críticas merodean a nuestro alrededor.
    Escribamos nuestra lección de amor para los que necesitan aprender sobre estas cosas.

    Un abrazo. Procuremos ser felices,preservando nuestra relación del vendaval de la crisis.

    Un beso.

    Calima
  • SinrimaSinrima Miguel de Cervantes s.XVII
    editado enero 2013
    6 de enero, 2013

    Estimada Calima:
    es una historia de amor muy compleja. No por la diferencia de edad y la juventud de Théo, sino porque acabó en suicidio, cosa que nunca aceptaré.

    Tengo entendido que durante esos seis años que sucedieron a la muerte de Edith Piaf, Théo no se defendió desmintiendo las acusaciones contra él, que se hacían públicas sin pudor alguno en varios medios.Tal vez era para no descubrir las deudas que su amor había dejado pendientes y que hubieran afectado al halo mítico que la sociedad le había otorgado; admiro este sufrimiento en silencio, pero que se suicidara no es un buen final para una historia de amor, pues no vio la rehabilitación de su nombre que se produjo tras su muerte.

    Un afectuoso saludo.

    Sinrima
  • CalimaCalima Fernando de Rojas s.XV
    editado febrero 2013
    18 de febrero, 013

    Hola, Sinrima:
    primero de todo disculparme por mi demora en responderte.Comento siempre tus poemas, pero no me percaté de que me habías dejado aquí tu comentario.

    Yo tampoco acepto el suicidio y menos en una historia de amor.Hay que hacerse notar con la palabra, defendiendo la vida. Creo que los suicidas no llegan a esto por una causa concreta, sino por un cúmulo de cosas, entre ellas su inestabilidad emocional, u otras perturbaciones, sobre todo si son jóvenes.

    Tus reflexiones me llevan a detenerme en este tema tan complejo.Por ejemplo, ha habido casos de gente ya muy mayor que da su vida por terminada, por diferentes motivos de salud, de pesimismo profundo en el futuro, etc, que con plena consciencia deciden quitarse la vida antes de esperar mayor deterioro. Esta es una elección madura, muy diferente de la desesperada, irreflexiva, impulso destructivo de uno mismo.

    El suicidio de gente joven me estremece; no lo comprendo; no concibo que no encuentren algo con que aferrarse a la vida con tantas posibilidades existentes fuera y dentro de nosotros.

    En fin, Sinrima, gracias por permitirme entrar en esta reflexión.

    Un afectuoso saludo.
  • SinrimaSinrima Miguel de Cervantes s.XVII
    editado febrero 2013
    Calima, gracias por responder y ampliar el tema del suicidio.
    Esa decisión que dices de "madurez" cuando una persona muy mayor que ya no espera nada de la vida ni puede disfrutar de ella, la respeto y la comprendo, pero es muy dura para los que se quedan; pueden provocar sentimientos de culpabilidad al pensar que si hubieran actuado de otra forma con él, tal vez la vida se le habría hecho digna de vivirse.

    Lo peor es que he leído un estudio que dice que el mayor índice de suicidios en España se da en adolescentes y jóvenes. Eso si que es terrible.
    Te seguiré leyendo.
    Un abrazo.
  • CalimaCalima Fernando de Rojas s.XV
    editado marzo 2013
    2 de marzo, 013

    Querida amiga:
    permite que te trate así, pues voy viendo en tus comentarios y en la relación que me has permitido a través de tus poemas, algunas afinidades; puntos de vista parecidos y, sobre todo, que eres una persona dialogante.

    El tema del suicidio volveré a tratarlo porque Elías me plantea algunas cuestiones que me preocupan. Y, como tú me recuerdas, el porcentaje más alto de suicidios se registra entre gente joven, algo escalofriante.

    Gracias por tu misiva. Es un placer dialogar contigo.
    Un afectuoso saludo.
Accede o Regístrate para comentar.


Para entrar en contacto con nosotros escríbenos a informa (arroba) forodeliteratura.com